17 sept. 2017

Indestructible noche musical con Diego El Cigala




“Los gitanos sí tienen sabor” cantaba décadas atrás Celia con Tito. Lo que Diego El Cigala hizo anoche en su show en Lima fue, ni más ni menos, refrendar aquella cita. Para cumplir con aquello no fue necesario que soneara, solo bastó que le cantara a sus ídolos: a Cheo, Barretto o Lavoe bajo el marco perfecto de La Cali Salsa Band y también que intercalara un puñado de sus temas clásicos y listo, la noche de sábado limeña se llenó de sabor gitano.

Curioso el caso de El Cigala. Alargaba las introducciones de sus temas y daba espacio suficiente para el lucimiento de los músicos que lo acompañaban pero el público se impacientaba un poco porque no empezaba a cantar. Mas, bastaba que arrancase para que la gente se rindiese a ese estilo desgarrador que Diego transmite de manera natural.

Fueron poco más de dos horas y quince minutos, no solo con la presencia de Eva Ayllón como invitada especial, sino también con un segmento muy íntimo en el cual Diego estuvo acompañado únicamente del piano de Jaime Calabuch, otro gitano del barrio catalán de Gracia que hacía con sus manos lo que El Cigala hacía con su voz. La súplica en “Vete de mí” y la insinuación sutil de “Cóncavo y Convexo” matizaron un repertorio que trajo clásicos como “Corazón Loco”, “Inolvidable” y “Lágrimas Negras”, el regalo que el legendario Bebo Valdés le hiciera incluir en su discografía para siempre.

Ahora bien, por si alguien dudaba que haría pocos temas de Indestructible, El Cigala en su show limeño cantó “Nací Moreno”, “Juanito Alimaña”, “El Paso de Encarnación”, “Periódico de Ayer”, “El Ratón”, “Hacha y Machete” e "Indestructible". Es decir, música para todos sus seguidores, los salseros y los que no lo son.




Diego El Cigala cumplió con el público limeño, cantando acomodado en su silla y saboreando entre y durante cada tema un trago que parecía entonarlo. Yo le conté hasta cinco o seis vasos y fueron tales sus efectos que estoy publicando esta nota bebiendo un trago de ron. No podía ser distinta la manera de cerrar una noche musical e indestructible. Salud!

Comments (0)