MUSICA Y NOTICIAS DEL MUNDO DE LA SALSA
27 may 2022 0 comentarios

El lado B de Víctor Manuelle

 


Víctor Manuelle está en Lima para presentarse el sábado 28 de mayo en el concierto  Salsa Gold Edition y se dio un tiempo para conversar con un grupo de seguidores de la salsa en Perú.

Hace un mes, el sonero "moderno y tradicional" publicó su más reciente propuesta titulada Lado A Lado B, en la que ofrece dos propuestas: el sonido moderno que lo ha mantenido como uno de los cantantes más populares de la salsa (Lado A) y una selección de temas al estilo de la salsa gorda de los "años dorados" del género.

En la tertulia, Víctor Manuelle compartió sus conceptos sobre la actualidad de la salsa y los motivos que lo impulsaron a grabar los temas de su Lado B. Se trata de un fanático de la salsa dura, conocedor y admirador respetuoso de los grandes maestros que abrieron el camino.

La idea del nuevo álbum surgió durante el encierro por la pandemia del COVID-19. Unir los dos conceptos, el moderno y el tradicional. Para el Lado B contó con el respaldo de un grupo de maestros como Luis "Perico" Ortiz, Sammy García, Richie Bastar, entre otros. Mención especial para Lenny Prieto, quien fue el principal colabrador para el resultado musical del cual disfrutamos.

El boricua compartió tres de los temas del Lado B: el fiero son montuno "La disputa", el bolero "Si es cuestion de imaginar" y el corte "La vida del artista" y obsequió un acetato, edición para coleccionistas, del Lado B de su nueva producción.

En lo personal, tuve la chance de obsequiarle un ejemplar de mi libro Eddie Palmieri, La Historia del Sol Mayor, en el cual se detalla su junte con el pianista para su disco Decisión Unánime.

Si duda, fue una gran iniciativa de la promotora Tropimusic de Jano Mejía, convocada por Agustín Pérez Aldave. Esperamos más de estos encuentros que reafirman que la salsa es mucho más que música para bailar.

12 abr 2022 0 comentarios

Eddie Palmieri y su histórico concierto en Sing Sing cumple medio siglo


 HISTORIA: Un día como hoy, hace 50 años, Eddie Palmieri llevó su música a la cárcel de Sing Sing y se convirtió en el primer artista afrocaribeño en publicar un disco desde una prisión.

A continuación presentamos un extracto del libro EDDIE PALMIERI LA HISTORIA DEL SOL MAYOR en el cual recordamos este histórico momento.


SING SING CANTÓ

Durante la producción del álbum Harlem River Drive de 1971, Morris Levy, el mandamás de Tico, ya pensaba retirarse del negocio de la música latina, lo que incluía poner a la venta su disquera. Tal situación impactó a varios de sus artistas, incluido Eddie Palmieri quien, después de Vámonos pa’l monte no grabaría otro álbum en estudio con el sello.

Ismael Quintana, cantante de la banda, recibió la propuesta de grabar como solista para la United Artists y, con permiso de Eddie, hizo para ellos Punto y aparte (1971, con arreglos de Charlie Palmieri y Javier Vásquez), y Dos imágenes (1972), producido por Bobby Marín y con arreglos de Louie Ramírez, Javier Vásquez y Héctor Garrido.

A pesar de esta situación, la actividad de la orquesta de Eddie Palmieri se mantuvo constante. Imbuido siempre de aquella inquietud social, apoyaba causas como las del líder campesino mexicoamericano César Chávez (tocando en un evento de apoyo a su lucha sindical) y llevaba su música a las prisiones, sin cobrar un centavo. De aquellas presentaciones salieron dos volúmenes grabados en la cárcel de Sing Sing que Tico sacó al mercado en 1972 y 1974. Participaron varios músicos del Harlem River Drive, los locutores Paquito Navarro y Joe Gaines y el activista social Felipe Luciano.

Palmieri no solo tocaba su música a los internos de las cárceles. Les llevaba poesía y un mensaje de esperanza. En su opinión, ellos debían tener la oportunidad de crecer y aprender durante su encierro y llevarles música era su manera de ayudarlos. Eso le causaba una gran satisfacción personal. Asimismo, era invitado a las Universidades para dar charlas a los alumnos y presentar su música. Uno de sus conciertos sería en la Universidad de Puerto Rico, que también dio motivo, más adelante, a un álbum doble.

En una ocasión, tocando con su orquesta en la prisión de Rikers Island con el trompetista de jazz Dizzy Gillespie, éste bromeó al presentarlo: “antes de que traiga a mi hermano del alma Eddie Palmieri ... Eddie, ¿alguna vez has visto una audiencia tan cautiva?" El auditorio no lo tomó bien y casi los botan de la tarima.

The Sing Sing Correctional Facility fue construida en 1825 por cien presos de la prisión de Auburn, que fueron confinados ahí cuando la obra acabó. Fue la tercera cárcel de New York y fue famosa por sus cientos de ejecuciones en la silla eléctrica.

Para los latinos, dicha prisión era también célebre por el tema La cárcel de Sing Sing, en la que el compositor dominicano Bienvenido Brens narraba la historia de un recluso condenado a muerte por haber matado a su mujer infiel y al amante. La canción llevó a la fama al invidente vocalista puertorriqueño José Feliciano.

Por aquellos años, las leyes contra las personas que vendían drogas habían sido endurecidas y se empezó a castigar con cárcel. Ese fue el motivo por el cual, muchos amigos y conocidos de Palmieri (y de otros músicos) que fungían de dealers en los salones de baile, fueron llevados a las prisiones federales, Sing Sing incluida. Gente cercana al pianista, como Tony “Gorilla” o Calvin Clash “Snookie” (autor de varios temas del disco Harlem River Drive) habían sido internados ahí y Eddie, con la inquietud de visitarlos, propuso a las autoridades realizar un concierto para todos los internos.

En 1971 Sing Sing había iniciado un ciclo de actividades culturales como esparcimiento para los convictos. Palmieri llevó a dicha prisión el siguiente plantel musical:

Piano y líder: Eddie Palmieri. Trompeta: Ray Maldonado. Trombón: José Rodrigues. Saxo: Ronnie Cuber. Guitarra: Harry Viggiano. Bajo: Andy González. Conga: Ray Romero. Percusión: Jerry González. Timbales: Charlie Santiago. Bongó: Nick Marrero. Batería: Reggie Barnes. Fender bass: Hank Anderson. Guitarra: Cornell Dupre. Voces y coros: Ismael Quintana, Arturo Campa y Arturo Franquiz.

El concierto, que Eddie quiso dedicar los internos y especialmente a “Snookie”, fue programado para el miércoles 12 de abril de 1972 con un hecho anecdótico: Cuando llegó la fecha, el amigo había sido trasladado a otra cárcel.


Como estrellas invitadas figuraron Charlie Palmieri (órgano) y Jimmy Norman con los cantantes del Harlem River Drive, Lorene Hanchard y Alvin Taylor. Además de Felipe Luciano y su poesía, estuvieron los comediantes Chavetita y Pirigón, que eran internos del penal. El ingeniero de sonido fue Vicente Cartagena de Mastertone Studios (donde se grabaron los primeros LPs de Alegre Records), y el productor fue Joe Cain.

Algunos escépticos le advirtieron que el concierto no tendría éxito ya que el ochenta por ciento de los reclusos eran afroamericanos que no gustaban de la salsa. “Solo abran la cortina, no se preocupen” les respondió el pianista.

El disco representó fielmente la energía y rebeldía que Eddie emitía con su música. Su comienzo no pudo ser más vibrante: Joe Gaines presentaba a “Mister Swing Eddie Palmieri en Pa’ la ocha tambó”, composición inspirada por la lectura de El Santo (La Ocha) Secretos de la Religión Lucumi, libro escrito por Julio García Cortez en 1971 y que Eddie compró en una botánica. La canción era una agresiva declaración de principios de más de diez minutos de duración (“Hace tiempo que vengo tocando y sonando el tambor”) con la voz “perfecta” de Quintana y el piano eléctrico (en todo el sentido de la palabra) de Palmieri. Al escucharlo, no dudo que los internos de Sing Sing, aunque estaban entre rejas, debieron sentirse libres, gritando a todo pulmón. ¡Y eso que el tema se escribió apenas en la víspera del concierto!

Sin tregua, V.P. blues mantuvo la tensión en el auditorio. Instrumental compuesto por Eddie junto al bajista Víctor Venegas (el título hacía referencia a los apellidos de los autores) y en el cual los hermanos Palmieri ofrecieron un contrapunto de infarto.


El lado B del volumen uno, publicado por Tico el mismo 1972, incluyó el clásico Muñeca y una versión bilingüe de Azúcar (con la actuación de Jimmy Norman y los vocalistas del Harlem River Drive) que empezó con el arreglo normal y, luego, cambió a funk para terminar nuevamente del modo latino. También se incluyó el poema Jíbaro/My pretty nigger por parte de Luciano, cabeza visible de The Young Lords en New York y quien escribió las notas del LP que tuvo un diseño de Izzy Sanabria.

José Massó, una de las personalidades boricuas más reconocidas en Boston (donde radica desde 1973) y productor del show radial “Con Salsa”, recuerda el gran impacto de ese disco y, en especial, del poema de Luciano que la mayoría de los universitarios boricuas en Estados Unidos recitaban de memoria, orgullosos de sus raíces.

Otros momentos del concierto en Sing Sing fueron publicados dos años más tarde en el segundo volumen Eddie Palmieri recorded live at Sing Sing Vol. II que, en realidad, fue publicado por Tico y Joe Cain para competir con el propio pianista que ya pertenecía a otra disquera. Este segundo volumen incluyó una versión de Vámonos pa’l monte y el tema Somebody’s son escrito por Palmieri con Jimmy Norman, además de dos poemas: Calle de la Vera Cruz, recitado por Paquito Navarro y Un rifle oración, a cargo de Felipe Luciano, quien también lo había declamado en el documental ¡Right on! de The Last Poets, dirigido por Herbert Danska en 1970.


Como no quedaba más material del concierto para publicar, Cain rellenó el Sing Sing 2 con Mi mujer espiritual que, en realidad, era el tema My spiritual indian, del LP Justicia y con Diecisiete punto uno (17.1), la descarga de Superimposition.

Estos serían los últimos dos LPs que Eddie Palmieri publicaría en Tico Records, disquera que estaba a punto de caer en “los tentáculos” de Fania, cuyo mandamás -Jerry Masucci- iría luego en pos del contrato del “hombre de la barba”. 

Los discos de Sing Sing fueron otra prueba del carácter innovador de Palmieri. Fue el primer artista de música afrocaribeña en publicar un disco grabado en una prisión. Dos años después, el 16 de enero de 1974, Larry Harlow grabaría (también en Sing Sing) el disco Live in quad con el cantante Junior González y en 1975, inspirado por Palmieri y desde la cárcel Oso Blanco de Puerto Rico, Bobby Valentín grabaría los dos LPs Bobby Valentín va a la cárcel, con los que inauguraba su propia disquera, Bronco Records. En aquel concierto, los cantantes fueron Frankie Hernández y Marvin Santiago.

Años más tarde, Marvin sería internado en la cárcel regional de Bayamón, Puerto Rico, donde grabó (en 1981) el LP Adentro. Valentín “regresaría” a la prisión de Oso Blanco en el 2002 con un gran concierto titulado Bobby Valentín vuelve a la cárcel.

En los discos de Sing Sing se puede escuchar el desborde sonoro que solo Eddie Palmieri podía generar, frenesí que puede verse en YouTube, en videos de la época, filmados en el Central Park de New York, de Muñeca y Vámonos pa’l monte.


Desbordado, jadeando, moviendo la cabeza, golpeando el teclado, parándose y sentándose continuamente. Palmieri era una “fuerza de la naturaleza”, representante fiel de la psicodelia musical de los 70. Su orquesta explotaba, mejor que ninguna, toda la energía de los tambores para el goce del cuerpo que respondía bailando. Si a eso sumamos las letras contestatarias para la época, reclamando justicia o libertad (lógico), estamos ante un fenómeno especial: Nadie mejor que Eddie Palmieri para representar el “latin music power”. Rebeldía con causa y con salsa.

5 abr 2022 0 comentarios

Anuncian festival de salsa en Venezuela

 

Maelo Ruiz saluda a Nicolás Maduro. El presidente venezolano anunció la realización de un festival salsero a realizarse en junio en Venezuela

Fuente: Ultimas Noticias, Venezuela. Por: Robert Araujo

El Poliedro de Caracas será el escenario donde se llevará a cabo el próximo 11 de junio el Festival Mundial de la Salsa Caracas 2022, en el marco del Día Internacional de la Salsa.

La noticia la dio a conocer este lunes el presidente de la República, Nicolás Maduro, desde el Palacio de Miraflores, donde recibió al salsero puertorriqueño Maelo Ruiz y a los artistas nacionales Omar Enrique y Omar Acedo.

«Hay que llenar El Poliedro. Vamos a hacer un gran festival de la salsa. Salva brava, salsa romántica, salsa moderna», dijo el jefe de Estado.

Al respecto, Omar Enrique explicó que se tiene pensado hacerlo el 11 de junio, una fecha que fue bien vista por el mandatario. «El 11, 12, 13, 14 y 15 de junio Festival Mundial de la Salsa Caracas 2022. Más nada», celebró el Presidente.

En medio de la conversación, en la que también participó el presidente de la Asamblea Nacional, Jorge Rodríguez, Maduro destacó la influencia que tiene el género de la salsa en Venezuela, sobre todo en los sectores populares, y valoró el trabajo que hace Corazón Salsero para promover este género musical.

Además, destacó que Puerto Rico ha dado grandes músicos como es el caso de Maelo Ruiz, quien recordó que Venezuela siempre ha sido un país que lo ha recibido en varias oportunidades desde 1995.

«Que sigas llenando de amor, de sueños y alegría a los pueblos de América Latina y el Caribe y el mundo», dijo Maduro al cantante estadounidense de ascendencia puertorriqueña.

«Mientras Dios me dé vida y salud estaré haciendo música para el mundo entero, en especial para Venezuela», expresó el artista por su parte.

Ruiz es considerado como uno de los embajadores mundiales de la salsa, por su trayectoria en el género. En el año 2007 obtuvo una nominación al Grammy Latino con el disco “Puro corazón”.

0 comentarios

Una noche de salsa 11: La crónica


 Fuente: El Comercio, Peru. Por: Kattia Roca

La noche del dos abril tiñó de salsa y sabor el Estadio Nacional. Más 20 mil personas vibraron al ritmo de la Sonora Ponceña, el Gran Combo de Puerto Rico, David Pabón, Tony Vega y más agrupaciones que dejaron en claro que el Perú es un país salsero.

Casi todo a un solo llamado: Dejar de lado por un momento los malos recuerdos de la pandemia de COVID-19 y añorando más espacios donde divertirse al ritmo de la música.

Es que temas como “Lo mío es amor”, “Aquel viejo motel”, “Vete con él”, “Fuego en el 23”, ”La Fiesta de Pilito”, “Una aventura” y más demostraron que los peruanos siguen siendo uno de los mejores públicos para las estrellas de la salsa.

La salsa romántica de Tony Vega

La hora de los artistas internacionales emocionó al público. La llegada de Tony Vega con “Lo mío es amor”, hizo vibrar a los amantes de la salsa romántica.

La gente llegaba con más prisa, en búsqueda de un mejor lugar para poder disfrutar a los grandes del género.

Minutos después, Vega invitó al escenario a la peruana Amy Gutiérrez para que canten su dueto “Tú y yo”. Además, contó con la participación del boricua Gerardo Rivas, quien tuvo su propia presentación un poco más temprano.

Tras varios temas de Vega, el artista peruano Alvaro Rod llegó al escenario con un buen elenco de baile y un breve homenaje a Jerry Rivera, sin dejar de lado sus propios temas. “Vamos a Escapar”, “Somos dos” al lado de Farik Grippa, y “Escúchame mi amor”, demostró el talento de Rod, voz que iba a sorprender horas después.

El generoso David Pabón

Al final de Alvaro Rod, llegó unas de las voces más esperadas, la de David Pabón quien estremeció en Nacional con sus icónicos y sensuales temas.

Canción tras canción dejó en claro que Pabón es un clásico del género. “Caradura” abrió su presentación y con ello un corillo de aplausos. “Vete con él”, “Y nos amamos” y “Aquel viejo motel” fueron los temas que los peruanos entonaron al ritmo del puertorriqueño.

Un hecho que llamó la atención del salsero fue su predisposición a acabar sin joyas y hasta sin vestimenta. Todo con tal de engreír a su público. Es que durante su presentación, Pabón regalo su cadena, su casaca, su brazalete, unos aretes y varios discos.

Cuba dijo “Presente”

Alexander Abreu y Havana D’Primera llegó al escenario para encender a los presentes con su timba de primera. Un show que demostró todo el talento del cubano.

“Qué sorpresa” fue el tema que llamó la atención de todos. Esta servidora, no tan actualizada en la timba, se sorprendió al ver cuántas personas entonaban “Voy a publicar tu foto en la prensa” al unísono.

Sin embargo, al final entonó un clásico “Carita de pasaporte”, tema que estremeció al público. El cubano aprovechó para mostrar su bandera y, también, la peruana.

La salsa elegante de la Sonora Ponceña

Pappo Lucca llegó junto a su Sonora Ponceña y con ello todos sus clásicos temas.

El público se levantó ante un compilado de “Boranda”, “Fuego en el 23″ y “Yare”. El usó de recursos como fuego y humo prendió el escenario.

Si bien muchas personas llevaban varias horas en el show, que inició oficialmente a las 3 de la tarde, el dolor de pies no parecía ser una molestia para los asistentes, quienes bailaban y cantaban a todo dar.

“Lo bueno se queda, lo malo se va”, repitieron al final como una frase de despedida a las cuarentenas que se vivió por la pandemia de coronavirus en todo el mundo.

Gran Combo de tradición

La pandemia no dejó de lado la alegría en los miembros del Gran Combo de Puerto Rico, quienes se arrancaron su presentación con “La Fiesta de Pilito”, poniendo a bailar a su público de manera inmediata.

El hecho que llamó la atención fue la invitación al peruano Alvaro Rod para que los acompañe al escenario a cantar “El Aguacero”, tema que llenó de orgullo a todos. Al finalizar Rod mantuvo un fuerte abrazo con Rafael Ithier, miembro icónico del Gran Combo.

Ithier es una fuente de energía, mantiene la dirección de la agrupación musical a sus 95 años. En un momento se dirigió a los peruanos para agradecer que le permiten seguir con su música.

Un compilado de clásicos

Una de las agrupaciones más esperadas por el público fue el Grupo Niche. “Sin sentimiento”, hizo cantar al público, pero también sus clásicos “Hagamos lo que diga el corazón”, “Una mirada bastó” “Una Aventura”, “Me sabe a Perú”, “Nuestro Sueño”, “Nunca te podré olvidar”, “Gotas de lluvia”, “Entrega”, “Cali Pachangero”, “Pajaritos en el aire” y más.

Pese a que salieron a las dos de la mañana, el público estaba más que encendido para poder recibir a la agrupación colombiana.

El homenaje a Frankie Ruiz

Con un alegre homenaje a su padre Frankie Ruiz, Frankie Ruiz Jr. (38) encantó al público con los temas que llevaron al estrellato al estadounidense de ascendencia puertorriqueña.

Pero no quedó ahí, sino que también cantó una canción de Jerry Rivera. “La Cura”, “La Rueda”, “Imposible amor” y más, invocó al salsero que falleció en 1998, pero cuya música sigue presente.

7 ene 2022 0 comentarios

Jerry Rivas y El Gran Combo, un legado salsero

Fuente: El Espectador, Colombia

La famosa agrupación se presentará en la Feria de Manizales, que empezó el pasado 2 de enero y se realizará hasta el 10 de este mes. Rivas, quien ha sido miembro del grupo por 44 años, habla sobre su trayectoria y el importante legado de la orquesta.

En su larga trayectoria con El Gran Combo, Jerry Rivas se convirtió en un reconocido sonero y uno de los integrantes más antiguos de la agrupación salsera. / Getty Images

En su larga trayectoria con El Gran Combo, Jerry Rivas se convirtió en un reconocido sonero y uno de los integrantes más antiguos de la agrupación salsera. / Getty Images

¿Tiene alguna expectativa sobre la presentación que realizará El Gran Combo en la Feria de Manizales?

Estamos ansiosos y muy agradecidos con Dios por todas las bendiciones. También estamos contentos, porque, a pesar de todas las dificultades que el mundo ha atravesado por cuenta del covid-19, hemos podido ir retomando poco a poco.

¿Cómo hizo una agrupación tan grande para sobrevivir en estos tiempos de pandemia?

Cuidándonos mucho, siguiendo todos los protocolos, y aunque no pudimos vernos por un tiempo, cada uno aprovechó para estar con la familia. Extrañábamos mucho hacer música, pero las circunstancias no lo permitían en ese momento… queríamos montarnos en un avión y visitar distintos países, pero poco a poco pudimos ir saliendo de la isla y presentarnos en un escenario con público presencial.

¿Cuál fue el contexto salsero en el que usted llegó al grupo, hace más de cuarenta años?

Eso fue en la época de la Fania y las casas disqueras. Recuerdo mucho que uno de los grandes de la salsa en ese momento era Cheo Feliciano, también Tito Puente, Héctor Lavoe, Ismael Miranda… y luego como cantante fue otra historia. En ese momento el vocalista era el director, y nosotros hicimos un grupo conocido como el Conjunto Chaney, fue ahí cuando me tocó empezar a cantar, siempre rodeado de estos grandes maestros de la salsa.

¿Fue discriminado de alguna manera por ser el único hombre blanco rodeado de talento afro?

Sí, los primeros meses con el grupo fueron difíciles, a veces recibía comentarios de que era muy blanco o que no iba con la esencia de la agrupación, porque la mayoría eran de raza negra, aunque en El Gran Combo no fui el primer cantante blanco: estuvo Andy Montañez, que no es tan blanco como yo, pero igual lo es. No fue fácil al principio, esa es la verdad.

¿Cuál cree que ha sido el aporte y el legado de El Gran Combo a la salsa?

Debo decir que entiendo que probablemente El Gran Combo no es el mejor grupo del mundo, pero aun así es una de las orquestas más admiradas de la historia; es un gran ejemplo. Llevo 44 años siendo parte de ella y solo puedo decir que estoy agradecido con la vida por ser una pieza clave. Nuestras canciones nunca han tenido letras hirientes, y son fáciles de entender… la identidad musical del grupo es muy importante también, al igual que la disciplina.

¿Cómo identifica la salsa en cada etapa que ha tenido el género?

Debemos aceptar que la salsa, originalmente son cubano, porque nació en Cuba, es un género que ha tenido cambios y que los soporta. Nosotros como El Gran Combo hemos tratado de entrar en esos cambios sin perder la identidad del grupo; por ejemplo, en la salsa romántica grabamos nuestro sencillo “Ámame” y “Acero”, que fueron temas que la gente aceptó. Los cambios que ha tenido el género, a mi parecer, lo han favorecido, porque lo sacan de lo monótono y todo el tiempo está innovando. Yo siempre digo que El Gran Combo debe morir de la manera en la que nació, con su identidad intacta.

¿Le ve un punto final al grupo? ¿Cree que en algún momento caducará?

Creo que El Gran Combo podría seguir si nos ponemos de acuerdo en el grupo, pero de lo contrario sería muy difícil, porque así como está conformado es exitoso, es la esencia, y si no seguimos el mandato de su fundador, Rafael Ithier, no creo que haya futuro.

¿Cómo define la sensación de estar en el estudio haciendo música y la de estar en el escenario frente al público?

Soy honesto, en el estudio la gente de afuera pensará que es muy fácil, pero no es así. Aunque uno va preparado, siempre se encuentra con algo que no cuadra. Siempre digo que el estudio de grabación es como el polígrafo, y lo comparo con eso porque ese espacio es la hora de la verdad, aunque hoy en día es mucho más fácil hacer música, pero sigue siendo tedioso y no es lo mismo que estar en un escenario. El escenario es mágico, tú tienes un público al frente y sabes que tienes que hacerlo bien, el escenario es más relajante y el estudio es más frío.

¿Cómo escogen los temas que interpretan en un concierto?

Nosotros tenemos bastantes canciones, es un consenso en el que todos escogemos cuáles son las que queremos incluir en el repertorio. Rafael es quien elige quién de nosotros puede cantar determinada canción por el registro, por el tono de voz; es un proceso.

13 dic 2021 0 comentarios

Eddie Palmieri quiere grabar con Bad Bunny

El legendario pianista Eddie Palmieri forma parte de un grupo selecto de músicos que se dieron a conocer en la década de 1960 y 1970 dentro de los sonidos tropicales y que, a pesar de haber nacido en Estados Unidos de padres puertorriqueños, no solo rompieron con el molde lo que se escuchaba en esos momentos, sino que enarbolaron la bandera de Puerto Rico en todos los rincones del planeta tierra. Tan reciente como el fin de semana pasada, Palmieri fue incluido entre las leyendas de la música puertorriqueña en el emotivo vídeo que sirvió como apertura del concierto de Bad Bunny “P Fkn R”, celebrado en el Estadio Hiram Bithorn.

“Le doy las gracias a Bad Bunny por el gesto y por incluirme en el vídeo. Es un orgullo para mí ser considerado entre tantas luminarias en de la isla. Lo aprecio desde mi alma. Verdaderamente espero que todo le siga yendo bien en su carrera y en su vida”, indicó el músico, no sin antes hacerle una invitación pública al exponente de música urbana para grabar juntos un tema de su autoría. “A ver si nos encontramos algún día para grabar algo juntos. Tengo un número que se llama ‘Condiciones que existen’, que lo grabé en el 1974 en el disco ‘Sentido’, donde incluí los temas ‘Puerto Rico’ y ‘Adoración’, que se lo ofrezco a Bad Bunny para grabarlo, ya que sería un palo”.

Concierto en Puerto Rico

Aquellos que quieran disfrutar del talento creativo, la energía y la buena música que ha creado este músico a través de su larga carrera, pueden ser parte del espectáculo “Eddie Palmieri and Friends”, el próximo sábado, 18 de diciembre a las 8:00 p.m., en el Anfiteatro Tito Puente, en San Juan, que además de celebrar la trayectoria musical de esta súper estrella de la música tropical, tendrá un significado muy especial para el músico conocido como “El Rompeteclas”.

Justo tres días antes de celebrarse el concierto, Palmieri celebrará sus 85 años de vida, por lo que este espectáculo también lo considera como una celebración de cumpleaños. “No hay mejor manera para mí, que celebrar mi cumpleaños en el lugar donde nacieron mis padres, mi suegro y mi esposa”, expresó el pianista en una entrevista telefónica realizada desde su residencia en Hackensack, en Nueva Jersey. “Además de eso, para mí va a ser tremendo orgullo el poder tocarle a los fanáticos puertorriqueños que sé que van a llenar la casa, razón por la cual desde ya me siento bien contento espiritualmente”.

Durante la velada, el arreglista musical asegura que el público verá un gran espectáculo donde podrán cantar y bailar canciones clásicas que encabezaron las listas de éxitos a nivel mundial y que, a su vez, lograron premiaciones destacadas. En el espectáculo, el pianista compartirá tarima con grandes amigos y artistas como Charlie Sepúlveda, el grupo Batacumbele fundado por el fenecido Ángel “Cachete”, Arlene González y Michael Stuart, entre otros.

“Vamos a empezar con música de latin jazz, donde inicialmente estará tres metales con el trompetista Brian Lynch, el saxofonista Louis Fouché, quien es familia mía, y quien forma parte de la orquesta del Stephen Colbert Show, así como el trombonista Jimmy Bosch”, explicó Palmieri. “Ese primer tema ‘Novel Cruise’ dará paso a las participaciones de Hermán Oliver y Charlie Sepúlveda. De ahí, el ritmo del espectáculo pasará directamente a música afrocaribeña, utilizando cinco metales”.

Más adelante subirá a escena la novel cantante Arlene González, quien interpretará el tema “Para que sepan quién soy yo”, de la autoría de Palmieri. “Este tema es como una explicación de lo es la música afrocaribeña, pero con ritmo y un sabor espectacular. Si hay algo de lo que estoy seguro, es que yo nací para poner a la gente a bailar y yo se poner a la gente a bailar. Y eso es algo verá el público en este tema”, mencionó el ganador de ocho premios Grammy. De hecho, Palmieri fue el primer músico latino en ganar un Grammy en 1975.

Por otro lado, el salsero Michael Stuart acompañará a la orquesta para interpretar uno de sus temas y, según Palmieri podría ser acompañado por los cantantes Víctor Manuelle y Gilberto Santa Rosa, aunque todavía estos están por confirmar su asistencia.

Energía envidiable

A su edad, Palmieri tiene una energía y vitalidad envidiable, que se lo achaca a una estricta dieta japonesa de arroz integral, unos suplementos vitamínicos, la práctica de yoga y el tomar, de vez en cuando, coquito puertorriqueño. “Algunas de estas prácticas las aprendí de mi suegra, que era muy espiritual. Pero siempre recuerdo un dicho del maestro Vicentico Valdés cuando yo empecé con a tocar en su orquesta en el 1956. Él me dijo ‘recuérdate de esto Eddie: es un peligro estar vivo, pero muerto no se puede vivir’”, explicó entre risas la razón por la cual el músico cuida su salud.

Actualmente, el pianista está enfocado en la producción del álbum de música tropical de la cantante Arlene González, quien participará del concierto. La manera en que Palmieri conoció a González fue sumamente curiosa, ya que la joven boricua tenía como objetivo conocer al pianista porque lo admiraba como artista y buscaba una oportunidad como cantante. Fue así como González compró su boleto para asistir al Día Nacional de la Zalsa, de hace unos años atrás, y luego de eso llegó hasta el Hotel San Juan en donde logró conocer al artista. En ese momento, la joven le pidió la oportunidad a Palmieri de cantarle en medio del lobby ante un grupo de personas. Una vez terminada, el compositor quedó super sorprendido con su talento, a tal punto que decidió producirle un álbum.

Próximos pasos

El próximo año, Palmieri quisiera trabajar en un álbum continuación de su clásico “Harlem River Drive” que grabó en 1971 y que se convirtió en un canto de protestas ante la pobreza y la inequidad que había en ciertos barrios en Nueva York a principios de la década de 1970, además de crear otros proyectos de jazz latino.

“Pero de lo que estoy seguro es que en algún momento voy a componer y grabar mi ‘Requiem’, como Mozart, mi canción final, que se llamará “Soy el rumbero del piano”, mencionó entre bromas el músico para hablar de lo que sería su inevitable muerte. “Pero siempre me viene a la mente una grabación del velorio de uno de los integrantes del Trío Matamoros de Cuba, donde la viuda dice a la cámara ‘¿La muerte? la muerte va contigo todo el día. Tú te levantas todos los días y la muerte está ahí, al mediodía y en la noche’. Pero yo me aprendí un son que dice: ‘La muerte me viene buscando para llevarme para el cementerio, pero cuando me vio tan serio, me dijo que estaba jugando’”, concluyó entre risas este irrepetible artista.

29 nov 2021 0 comentarios

Fallece el historiador Robert Farris Thompson

Lima 2009: Héctor de la Cruz "Mambito", profesor Robert Farris Thompson y Cástulo Zegarra. De la Cruz y Zegarra participaron en el primer concurso de mambo en Peru, realizado en 1951 con motivo de la llegada a Lima de Pérez Prado. De la Cruz resultó el ganador.

Nuestro amigo Jairo Grijalba ha escrito que ha muerto el investigador e historiador norteamericano Robert Farris Thompson.

Fue uno de los más reconocidos estudiosos de la cultura y el arte africanos y de su influencia en nuestro continente. Además, fue un enamorado de la música afrocaribeña.

Nacido en 1932, estudió en la Universidad de Yale y escribió su primer artículo sobre música en 1958.

En 1967, escribió el pequeño ensayo New Voice From The Barrios (Una Nueva Voz desde el Barrio), donde repasaba la música de Eddie Palmieri y su Conjunto La Perfecta, desde sus inicios hast, por aquel entonces, su disco El Sonido Nuevo.

El destacaba el trabajo musical de Eddie Palmieri y Barry Rogers: "Los principales proponentes de esta música, una nueva solución al problema de las formas afrolatinas, son dos inteligentes newyorkinos llamados Eddie Palmieri y Barry Rogers. Pienso que no es una exageración sugerir que el conjunto de Eddie Palmieri es artísticamente la más promisoria de las bandas de baile que se encuentran actuando ahora en los Estados Unidos. Para resumir, "El Sonido Nuevo" es una nueva forma de música latina en New York, basada es una percusión fresca, un bajo "astringente", un piano mezclando formas en contrapunto y un trombón que extrae el máximo de emoción con un mínimo de notas. Palmieri y los miembros de su banda han demostrado, en la sofisticación de su estilo, el poder de cambiar el curso de la música afrolatina para siempre".

Este artículo fue luego incluido en su libro Aesthetic of the Cool (2011).

35 años más tarde, el maestro Palmieri recibió, de manos de Farris Thompson, el reconocimiento The Chubb Fellowship otorgado por la Universidad de Yale University. Al año siguiente, el 2003, el profesor Farris Thompson escribió el texto del álbum Ritmo Caliente de Palmieri, publicado por Concord Records.

En agosto del 2009, Mr Farris llegó a Lima, Perú, invitado por la Asociación Cultural Beny More para participar del conversatorio "Mambo en el Peru, entre Perez Prado y Beny More", donde se recordó el primer concurso de mambo que se hizo en nuestro país, ganado por Héctor de la Cruz "Mambito", quien también fue parte del evento.

Descanse en paz, profesor Robert Farris Thompson.

28 nov 2021 0 comentarios

Fallece El Gran Meñique


Ha muerto Miguel Barcasnegras, sonero panameño, conocido como El Gran Meñique. Cantó con Kako, Tito Puente y Charlie Palmieri. Grabó con Santos Colón, hizo parte del proyecto Noche Caliente e hizo varios discos como solista.

Cuando hacíamos La Radio de El Salsero, en más de una ocasión lo entrevistamos telefónicamente. Cuando Arnaldo Aliaga lo trajo a Perú, pudimos conocerlo personalmente y entrevistarlo en La Mula.

Desde hace varias semanas se encontraba muy delicado de salud, hospitalizado. Hoy llega la triste noticia de su muerte.

Para recordar facetas de su vida, compartimos el video de aquella entrevista del año 2012 y una entrevista del año 2014, realizada por el colombiano Juan Carlos Angel para su revista El Sonero de Barrio.

Descanse en Paz, Meñique!

Meñique en Lima, Perú, interpreta "Negro Soy"

La salsa, independiente de las controversias existentes sobre sus orígenes, ha mostrado las diferentes concepciones de la música bailable del Caribe valiéndose, entre otros aspectos, de diferentes artistas ya sea instrumentistas o vocalistas, quienes han tenido una figuración destacada y han enriquecido el movimiento musical de esta región. Cada país, sin duda, ha aportado personajes y ritmos representativos. Panamá no ha sido la excepción, sus músicos han sido claves en el movimiento salsero; basta recordar a Camilo Azuquita, Víctor Paz, Mauricio Smith, Armando Boza, Máximo Rodríguez, Rubén y Roberto Blades y Manito Johnson Busch, entre muchos otros.

Nuestro invitado, proveniente precisamente del «Puente del Mundo», es el Gran Meñique, un cantante que nació el 30 de diciembre de 1933 -que según nos cuenta es graduado del Instituto de Arte y Confección como Sastre Diseñador (de hecho fue sastre oficial de Pellín Rodríguez y de importantes artistas para quienes confeccionó los uniformes de sus orquestas)- y que ha mantenido una prolongada y exitosa vida musical, llena de anécdotas, que hoy comparte con el director de El Sonero de Barrio.

Juan Carlos (J.C): ¿Cuáles fueron sus inicios musicales?

Meñique (M): Yo acostumbraba a cantar mientras me bañaba y en alguna ocasión me escuchó mi cuñado que era cantante y me invitó a cantar con él en la orquesta en que trabajaba, o sea que mis inicios como cantante fueron en el baño; para los incrédulos que critican a los que cantan en el baño (comenta jocosamente el maestro Meñique). Empecé a cantar profesionalmente a los 16 años, mis principales influencias fueron mi madre Rosa E. Díaz y mi padrastro César Cantoral, que lo hacían muy bien cantando en las fiestas populares, yo los acompañaba en las presentaciones que realizaban en mi barrio donde interpretaban canciones de la época a dúo. Creo que ahí empecé a nutrirme musicalmente; para mí, la música es como el oxígeno.

J.C: ¿De dónde proviene el apelativo de «Meñique»?

M: Mi apodo de «Meñique» nace en la ciudad de Penonomé (Panamá) donde cantaba con la Orquesta Master. El trompetista Chicho Cáceres fue quien me empezó a llamar así, por mi baja estatura, y así me quedé.

J.C: Cuéntenos ¿cómo se inició en la composición?

M: Fue casi iniciando como cantante profesional. Mi primera composición fue Colón, pieza que se la dediqué a la segunda ciudad de Panamá.

J.C: ¿Qué significado tiene para usted haber trabajado con músicos tan prestigiosos como Kako, Willie Rosario, Arsenio Rodríguez, Charlie Palmieri?

M: Para mí, cantar con músicos como Kako, Willie Rosario, Tito Puente, Arsenio Rodríguez, Charlie Palmieri y además grabar con ellos, fue primero una gran sorpresa… yo ni siquiera soñaba que, como cantante, saldría de Panamá y mucho menos tener esa gran suerte de colarme entre esas grandes figuras, pues antes de mí había muchos y buenísimos cantantes en espera de esa gran oportunidad. Siempre me sentí cómodo con todos los directores de orquesta con los que canté, y aunque tuve algunas diferencias con alguno no fue nada importante.

J.C: ¿Cómo se dio la reunión con Santos Colón para grabar el LP «Long Live the King»?

M: La oportunidad se dio primero, porque los dos cantábamos con Tito Puente y llegó el momento de salir de la orquesta y Jerry Massucci nos sugirió grabar ese LP para hacerle un homenaje al Rey (Tito) sólo con su orquesta, sin Tito Puente.

J.C: Durante los seis años que integró la orquesta de Tito Puente ¿qué aprendió de él?

M: Aprendí mucho, especialmente con los consejos de Santos Colón, y mucha disciplina, pues el maestro Puente era muy estricto.

J.C: Maestro y ¿qué puede contarnos de la grabación con Rolando Valdés y la Charanga Sensación?

M: En cuanto a esa grabación fue, como se dice, un accidente, ya que faltó uno de los cantantes de la orquesta para la grabación y me llamaron para que yo cubriera ese espacio.

J.C: ¿De dónde proviene su estilo de voz y cómo la define?

M: Mi estilo de voz nació por la influencia de dos grandes soneros: Benny Moré y Cheo Feliciano -Cuba y Puerto Rico – integrando esos dos estilos en uno. Ellos han influenciado mi estilo para cantar durante toda mi carrera profesional.

J.C: ¿Cuál es su secreto para mantener el mismo tono de voz durante 59 años de carrera musical?

M: Mi secreto es sencillo: Siempre he caminado por el camino sano y recto, además, me sé cuidar de las malas tentaciones y de eso por supuesto, le doy gracias al Todopoderoso que me inculcó esa forma de ser. Igual están las enseñanzas de mis padres y quiero aclararte que ahora son 59 años de trayectoria, el año que viene cumplo los 60 años de estar cantando a mi gente.

J.C: ¿Algún hijo o familiar vinculado al mundo musical?

M: Tengo un hijo trompetista y uno saxofonista, otros cantan en fiestas caseras pero nada profesional, aunque cantan muy bien

J.C: ¿Cómo está constituida su familia actualmente?

M: Mi único vicio han sido las mujeres, por eso tengo dieciocho hijos, once varones y siete mujeres, todos ya mayores de edad y por supuesto, también muchos nietos y bisnietos.

J.C: ¿Por qué no perteneció a las llamadas Estrellas de Fania?

M: No entiendo por que no me incluyeron en la Fania All Stars, aunque allí no estaban todos los buenos soneros, muchos como yo incluyendo al Sonero Mayor Ismael Rivera, nos quedamos afuera.

J.C: ¿Qué puede contarnos de Héctor Lavoe de quien sabemos fue su gran amigo?

M: De Héctor Lavoe te diré que, para mí era como un hermano, compartíamos muchas veces tarima. Al respecto quiero aclarar que, aunque no todo el mundo sabía de su vida privada, creo que fue injusto hacer esa película creí que se trataba de su gloria musical, su esfuerzo, su empeño en cantarle a su gente y de ese espíritu de deleitar a cuantos lo escuchaban; no lo que se hizo. Esa película sólo puso en descubierto la vida que llevaba, su privacidad, su segunda vida, esa que muchos no conocían. Lo que más me molestó fue que se ensañaron en insistir en las drogas que usaba, no tanto en su triunfo.

J.C: ¿Qué proyectos musicales ha realizado y adelanta actualmente?

M: Tengo un CD que grabé en el 2004,”Meñique Sonero Añejo”, 55 años de trayectoria, música y salsa, son mis composiciones nuevas. Ahora tengo un nuevo proyecto musical que acabo de terminar llamado Meñique con Salsa y Bembé, todos los temas son inéditos, de mi autoría, temas de salsa clásica. Ya pronto estará en el mercado

J.C: ¿Cuál fue o ha sido su relación con Rubén Blades?

M: De Rubén Blades te puedo decir que cuando yo vivía en Panamá, éramos amigos y jugábamos pelota. Yo me fui a New York y cuando tocaba con Tito Puente, los músicos iban a mi casa en el día libre -que eran los jueves- y Rubén Blades, una vez llegó a esta ciudad, me visitaba todo el tiempo y se relacionaba con todos los músicos, así se dio a conocer. Después que se hizo famoso no volvió a relacionarse conmigo, pero supe que en una entrevista dijo, que estaba agradecido conmigo porque en mi casa conoció a Barreto.

Nunca me ha llamado y menos para grabar con él. Sería muy buena idea. He ido varias veces a Panamá y nunca lo he visto, pero me gustaría tener alguna comunicación con él.

J.C: ¿Por qué razón estuvo retirado tanto tiempo de los escenarios?

M: Estuve casi 10 años fuera de la música porque mi esposa Titi se enfermo de cáncer y yo debí cuidarla tiempo completo, pues no tenía quién se quedara con ella mientras yo cantaba, así estuve hasta que ella murió. Estuvimos casados por 32 años. Volví a la música porque apareció un «angelito» vestido de mujer que me vino a consolar, ella había pasado por el mismo trance y, sin darnos cuenta, terminamos enredados. A Dios gracias, ella me hablaba que debía seguir mi carrera y por ella sigo cantando por el mundo. Ya llevamos siete años de estar felizmente juntos.

J.C: ¿Tendremos Meñique para muchos años?

M: Con la Gracia de Dios, tengo la misma energía, el timbre de voz y el deseo de seguir cantando para todos mis seguidores. Creo que voy por la ruta de los cubanos viejitos que volvieron a ser famosos después que ya no tenían esperanza ninguna, creían que ya estaban en lo último de su carrera musical y sorprendieron a muchos con su talento y su vitalidad.

Lima, 2012: Carlos Loza y El Gran Meñique

Notas del Sonero de Barrio

La información obtenida sobre los inicios profesionales de Meñique, lo sitúan en la orquesta de Guillermo Cantillo, La Sonora Panameña la cual, a pesar de no haber realizado grabaciones, le da a conocer y le abre espacio en otras agrupaciones como la Orquesta de Raúl Ortiz, la Orquesta Universal y La Perfecta, del maestro Armando Boza, considerada en su época la más importante de Panamá.

Por el año 1968, Kako y su orquesta son invitados a los carnavales de Panamá, presentación en la que su cantante estelar Camilo Azuquita abandona al timbalero puertorriqueño dejándolo maniatado. Para resolver tan penosa situación y después de acudir al maestro dominicano Rafael Labasta, éste le surgiere como solución a Beto Dubois y a Meñique, quien realizaba por esos días presentaciones en Chiriqui, una población distante de la Ciudad de Panamá. Previas audiciones el timbalero decide llevarse a los dos, pero finalmente por dificultades en los trámites, sólo viaja a New York el «pequeño» sonero panameño.

Una vez en New York, su estadía con Kako no fue muy prolongada, pero quedo un testimonio discográfico importante, el álbum “Suck It To Me Latino”. Cuenta Meñique que en alguna presentación la orquesta de Kako alterno con la de Tito Puente quien, previa autorización del otro timbalero boricua, le propuso incorporarse a su orquesta. La primera estadía con Puente fue relativamente corta.

Luego, en una anecdótica situación y después de escucharlo cantar, Arsenio Rodríguez lo invita a participar en la que sería la última producción del Ciego Maravilloso: Arsenio Says, en la que quedan consignados tres temas de Meñique. Acosado por un clima invernal severo y unas extenuantes jornadas de trabajo el cantante panameño decide partir hacia Puerto Rico, esta vez con otro director timbalero, el maestro Willie Rosario, unión de la que surge otro testimonio discográfico: “El Bravo de Siempre”, en que un tema de Meñique, “La cuesta de la Fama”, se convierte en el éxito de esta producción. Posteriormente, regresa a la orquesta de Tito Puente en una relación que se prolonga por seis años y deja exitosas producciones.

El Maestro Meñique ha narrado en varias oportunidades que su salida de la orquesta de Tito Puente fue casi un acto de solidaridad con su colega y amigo Santos Colón, y que abandonó la orquesta para consolidarse como bolerista en solitario.

Luego, Meñique -también como solista- graba para el sello Coutique tres producciones, una de ellas con el Maestro Charlie Palmieri como invitado y quien fue presentado en el álbum: «Charlie Palmieri & Meñique con Salsa y Sabor». Después, también con el virtuoso pianista graba «The Heavyweight», aunque ya en calidad de miembro de la orquesta.

Vale anotar que en 1995 había grabado con la Orquesta Tropical de Chicago y había participado en la producción de la Tico All Star, en el Carnegie Hall Vol. 1., realizado en 1974.

El maestro Meñique muestra su grandeza participando en diferentes proyectos, mas allá de su intervención en “La Sensación” de Rolando Valdés; forma parte del boom de la salsa romántica con su aparición en “La Noche Caliente” Vol. 3; aparece con el Conjunto Chaney de Nicolás Vivas, con Papo Colón, Carlos Barbería y la Kubavana y ”Los Pleneros de la 21″, agrupaciones en las que muestra su versatilidad y afinque del «Sonero Añejo».

27 nov 2021 0 comentarios

Fallece Mario Galagarza

El pasado miércoles 24 se anunció en redes la muerte de Mario Galagarza, percusionista que fuera el primer conguero que tuvo la banda de Willie Colon. Con él, grabó el álbum  El Malo.

La familia de Galagarza escribió

Con gran pesar anunciamos el fallecimiento de nuestro querido, Mario. Gracias a todos los que se han puesto en contacto con la familia, apreciamos su apoyo durante este tiempo. 

Con amor,

La Familia Galagarza

RIP Mario Galagarza

0 comentarios

Muere Michi Sarmiento

 


Fuente: El Heraldo, Colombia. Por: Jonathan Díaz

Esta semana la música tropical colombiana ha sufrido dos bajas importantes.

El pasado lunes 22 perdió la vida el guitarrista y compositor cienaguero Aberlardo Carbonó, piedra angular de la champeta, y este viernes 26 murió otro peso pesado, el clarinetista y saxofonista Blas ‘Michi’ Sarmiento Marimón.

Su deceso ocurrió en su vivienda ubicada en el barrio la Esperanza hacia las 11:30 a.m., debido a un cáncer de estómago.

El músico que el pasado 1° de noviembre había llegado a los 83 años, desde inicios de octubre, permanecía internado en la Nueva Clínica de Bocagrande.

En septiembre del año pasado sus seguidores realizaron una cruzada por redes sociales para recaudar fondos que permitieran practicarle una cirugía en los ojos por la aparición de cataratas.

A nivel musical Michi es uno de los grandes músicos que ha emergido de nuestra costa Caribe. Este precursor de la salsa y la música tropical colombiana, escribió páginas doradas con su Combo Bravo, fue miembro fundador de Los Corraleros de Majagual y la Orquesta La Verdad de Joe Arroyo. Con esta última se bañó de gloria al realizar los arreglos de éxitos bailables como: Rebelión, Mary, Musa original, A fulana, entre otros.

Michi, oriundo del corregimiento Labarcé, jurisdicción de San Onofre, Sucre, se crió desde muy pequeño en Soplaviento, Bolívar, desde donde comenzó a erigirse como un referente de los instrumentos de viento.

Allí tuvo como maestro a su padre Clímaco Sarmiento, quien con su férrea disciplina lo llevó a convertirse en director artístico del desaparecido sello disquero Felito Record en Barranquilla. Desde allí lideró proyectos como el de la agrupación de La Niña Emilia.

“Mi padre me enseñó a ser muy innovador con el clarinete. Él me metió de lleno en el tema de armonía, me puso en la Escuela Musical de Cartagena para estudiar a Beethoven; pero la vida me unió a Rufo Garrido y me metí de lleno al folclor. He sido polifacético, paseándome también por la salsa, el jazz y Bossa nova”, contó Sarmiento en 2019 a EL HERALDO.

Su talento lo llevó a formar parte de destacadas agrupaciones como la Orquesta de Pedro Laza, la Sonora Cordobesa, Pacho Galán, Rufo Garrido, Lisandro Meza y Alfredo Gutiérrez.

Posteriormente creó su proyecto musical que bautizó Michi y su Combo Bravo. Con este realizó 14 álbumes y participó en el primer Festival de Orquestas en la categoría Conjunto, organizado en el Coliseo Cubierto ‘Humberto Perea’ el 17 de febrero de 1969. En esa ocasión recibió una mención especial tras medirse ante Los Blanco de Venezuela y a la Billo’s Caracas Boys.

“Es obligado repasar su legado”.

El juglar Alfredo Gutiérrez, en diálogo con EL HERALDO, contó que Michi fue el encargado de realizar los arreglos a los tres primeros álbumes de Los Corraleros de Majagual. “Además de ser nuestro arreglista de cabecera, le metió el saxo a éxitos como La muerte del jilguerito, Muchachita y una cumbia de su autoría llamada No te vayas”, rememora el trirrey vallenato.

El también fundador de Los Corraleros de Majagual lo catalogó como “un talento irrepetible” e invitó a las nuevas generaciones de músicos a “repasar su legado”.

“Era un hombre muy propositivo, uno le entregaba la letra de los temas y primero con la boca sacaba varios sonidos, y luego los trasladaba a la partitura”.

En el plano personal lo definió como un “hombre juicioso” al que siempre veía llegar temprano y en su sano juicio a los estudios de Discos Fuentes.

El maestro prometió recordarlo siempre por su espíritu alegre. “Era muy dicharachero, se la pasaba echando chistes y poniendo sobrenombres, todo un personaje”.

El también saxofonista y clarinetista Juventino Ojito, que lo reemplazó tras su salida de la Orquesta La Verdad, también coincidió con Gutiérrez en que su legado debe ser una consulta constante para quienes se inician en este arte.

“En los años 50 y 60 se ganó el respeto de muchos al pertenecer a La Sonora Cordobesa, la Orquesta de Castillita, de José Ramón Herrera y Pacho Galán. Siempre fue innovador, hacía cosas distintas en esos grupos y con su Combo Bravo marcó un verdadero hito musical. La primera versión de Cum Cumbelé que se bailó por acá fue la que hizo Michi y su Combo Bravo, acá le decíamos ‘La olla’”.

Ojito agregó que en sus últimos años realizó una fusión con música alternativa, de la mano de Jorge Gaviria y Pedro ‘Ramayá’ Beltrán.

“Estuvo girando por el mundo antes de la pandemia, se le veía muy entusiasmado. Él era un hombre muy alegre, compartimos tarima pocas veces, pero fue grandioso. Un momento histórico fue el que protagonizamos en el Carnaval de las Artes en 2014, esa vez actuamos junto al maestro Carlos Piña y Justo Almario”.

Otras reacciones

El cantautor cartagenero Juan Carlos Coronel fue uno de los primeros en lamentar su partida a través de las redes sociales.

“Te voy a extrañar mi hermanito Michi Sarmiento, gracias por tanta música, gracias por las enseñanzas, oportunidades y momentos que me regalaste. Dios te reciba en sus brazos”.

El Ministerio de Cultura, que este lunes le realizó un reconocimiento a su vida y obra, también lamentó el deceso del músico.

“Desde el Ministerio de Cultura lamentamos la muerte de Michi Sarmiento, compositor, intérprete y arreglista, conocido en el mundo de la música tropical colombiana como ‘Michi’. Uno de los grandes maestros de la música en nuestro país”, escribió la entidad a través de su cuenta de Twitter.

El 14 de febrero de 2019 realizó una de sus últimas presentaciones multitudinarias ante el público barranquillero. En esa ocasión actuó en el Parque Cultural del Caribe, en el espacio denominado ‘Así suena Sarmiento’, un tributo a su padre. Este evento ocurrió en el marco de la edición 14 del Carnaval Internacional de las Artes, evento en el que Michi participó en tres ocasiones.

26 nov 2021 0 comentarios

25 años de Bamboleo



Fuente: Granma, Cuba. Por: Ricardo Alonso Venereo.

¿A quién que haya escuchado las interpretaciones de la orquesta de música popular cubana Bamboleo, que desde hace 25 años fundó el pianista, compositor y arreglista Lázaro Moisés Valdés Rodríguez (Lazarito Valdés) no se le han ido los pies tras disfrutar de la excelencia de sus temas y orquestaciones y de su cubanía, en cualquiera de sus presentaciones?

Y es que, como afirma el musicógrafo Emir García Meralla en las notas discográficas de su más reciente producción Mira como se te van los pies: «…la orquesta timbera Bamboleo sigue tan vigorosa como aquella lejana noche de 1996 en que fuera bautizada en el Palacio de la Salsa, consciente de que en cada puerto un bailador la espera…».

En ese «constante reto a la vida, a la suerte, a la inmortalidad», como asegura García Meralla, Bamboleo ha dejado una huella imperecedera en la historia de la música cubana, la cual se puede apreciar en el CD +DVD que el pasado viernes 19 de noviembre el sello Bis Music, de Artex S.A., puso a disposición de todos los bailadores de Cuba y el mundo en su sitio digital y en la plataforma musical cubana Sandunga.cu.

Con dirección musical de Lazarito Valdés, la producción musical del propio Valdés y de Bismarck Ochoa Abad,  grabado en los Estudios dBega,  en La Habana, por el ingeniero Carlos de la Vega...., Mira como se te van los pies regala 13 jugosos temas más el oppening aniversario 25 de Bamboleo, entre los que se encuentran: Te descargo, Tu chocolate, Aunque sea sin ti, un popurrí de éxitos de Bamboleo, y obras de otros compositores.

De la realización audiovisual se encargó el avezado productor musical y realizador, José Manuell García, con una vasta y exitosa  carrera profesional en ambas especialidades, toda vez que el CD- DVD es resultado del concierto con el que Bamboleo celebró sus 25 años en el Teatro Karl Marx.

Para este loable empeño, Lazarito invitó a tres imprescindibles cantantes de la música popular cubana contemporánea, íconos en la historia de esta formación musical, al integrar en diferentes momentos de sus vidas esta orquesta que es tan buena haciendo timba como jazz, bolero y canción, entre otros. Ellas son: Vania Borges, Haila María Mompié y Tania Pantoja. Al disco Lazarito invitó, además, a Emilio Frías «El Niño» y a Alain Daniel.

Tanto significaron estas tres mujeres en la historia de Bamboleo que su director reconoce en la actualidad que sin la presencia de al menos una representante femenina en el frente de su formación, no hay Bamboleo. Igual le sucede con la línea de los metales.

Un Bamboleo renovado pero fiel a su historia y público, con mucha sangre joven en su actual formación, bajo la certera  dirección de Lazarito Valdés, está lista hoy  para, una vez que retomemos totalmente la normalidad —después de pasada la pandemia—, salir al ruedo «a darlo todo en la arena» junto a su pueblo y seguidores en el planeta… a ver a quién no se le van los pies.

0 comentarios

Papo Rosario, iluminado por la música



Fuente: Fundación Nacional para la Cultura Popular, Puerto Rico. Por: Jaime Torres Torres

El nuevo sencillo navideño de Papo Rosario, “Esto empieza y no acaba”, es una confirmación de su perseverancia, vocación y deseos de continuar aportando a la salsa.

De manos de su productor Isidro Infante, el ex corista y coreógrafo de El Gran Combo dice presente en la Navidad de 2021 con una letra positiva y alentadora, de un arreglo muy bailable.

“Me inspiré en Benito de Jesús, un íntimo amigo de mi padre Tomás Rosario. Me inspiré en la melodía de ‘Ya se oye el murmullo de una brisa suave’ (‘Brisas de Navidad’) y quise hacer algo parecido y me llegó la idea de ‘Esto empieza y no acaba’, algo positivo a pesar de todos los cantazos que hemos recibido. Escribí la letra y como a la hora Isidro me llamó para decirme que tenía el arreglo”, dijo Papo.

Su primer cd como solista se titulará “Traigo Salsa de la buena”. Su intención era lanzarlo el mes pasado, mas optó por posponer su distribución para inicios de 2022.


Papo, que desde su salida de El Gran Combo y tras su recuperación de una operación de la espalda ha lanzado los sencillos “Gracias”, “Así es la tierra donde nací” y “Salsa de la buena”, jamás se imaginó como compositor.

“Lo juro que no lo entendía. Veía tan difícil componer. En ‘Así es la tierra donde nací’ yo quería una décima y ahí Isidro insistió que si yo quería una décima la debía escribir. Me puse a buscar como riman las décimas en su estructura y me salió. Mi doña escribió unas cositas y le dije que no las borrara”, recordó Papo.

Parte de los versos de una de las décimas de “La tierra donde nací” versan así:

“En una humilde montaña

Donde se vive con maña

Dando lo mejor de mí

Soy boricua, soy de aquí

Su música es locura

Con su cadencia y dulzura

En la tierra donde nací…”

“Esa fue la primera inspiración y hay otro número que es un son montuno. Isidro llegó al estudio cantando ‘Besos, es lo que traigo para ti…’ Y me dijo que me pusiera a escribir y así salió: Ayer pensando en ti/he vuelto a recordar/aquel beso ardiente/nacido del corazón/El que nos hizo temblar/y perder la razón/No hay sentimiento igual/Lo sentimos tan delicioso/y es que nada sabe como besar”.

Papo Rosario se siente iluminado por la música. El veterano de la producción, Isidro Infante lo ha motivado a componer. Excepto “Mi regreso” y “Cuanto gané y cuanto perdí”, de Pablo Milanés, todo el cancionero es de su autoría.

“No sé de dónde me sale la inspiración. Lo digo con sinceridad, pero estoy componiendo. Son cositas que me han salido así. Yo entiendo que no soy compositor ni me las doy de compositor, pero estamos haciendo estas cositas que dedico a la tierra que tanto amo”.

Además, otra inquietud de Papo Rosario es debutar como solista con un sonido diferente al de El Gran Combo. Después de la mezcla de “Traigo Salsa de la buena” Papo se siente complacido con los resultados.

“Ese fue uno de los primeros puntos que Isidro y yo pusimos sobre la mesa cuando nos reunimos. Le dije que deseaba hacer otra combinación diferente a la de El Gran Combo. Isidro tiene una magia al arreglar para el saxofón barítono. Dos trompetas, barítono y trombón y logramos un sonido distinto. Isidro estudió mucho mi voz y me ha hecho hacer cosas que antes no hacía. Estoy entregado en este mi proyecto. Hay que respetar al público. No puedo venir con nada chabacano. Se trata de dar lo mejor de mí”.

Papo reiteró que su salida de El Gran Combo fue por estrictas razones de enfermedad. “No podía bailar como antes, pero ahora venimos a satisfacer al bailador. Fueron cinco operaciones en la espalda. Tuve mi pandemia personal. Y ni hablar del huracán María. Fue un momento bien difícil para mí. Sabía que deseaba hacer algo pero nunca me visualicé como director de mi propia orquesta. Isidro es un productor que me ha llevado de la mano para hacer música”.

El debut de la Orquesta de Papo Rosario podría concretarse en el próximo Día Nacional de la Salsa. Mientras, Papo desarrolla su repertorio pensando en presentaciones o bailes de dos horas. Su repertorio incluirá lo que grabó con El Gran Combo y con Tempo 74.

“Tengo “No me olvides”, “Todo bien”, “Regresa ya” y “Carbonerito”. Con Tempo 74 van “El pie”, “Que se vaya” y “Pa’ la montaña”. Y tengo los nueve números de mi disco con Isidro. Ya tenemos para hacer un baile, con un par de merenguitos y boleritos porque esto es para bailar”.

De Tempo 74 Papo Rosario audicionó con Willie Rosario y aunque fue admitido en sustitución de Junior Toledo y Guillo Rivera, no fue admitido por Mr. Afinque porque primero debía honrar varios compromisos en agenda.

Finalmente entró a El Gran Combo cuando le dijo a Rafael Ithier que era hijo de Tomas Rosario, su gran amigo. Así aterrizó en Los Mulatos del Sabor en sustitución de Mike Ramos, logrando un frente exitoso con Jerry Rivas y Charlie Aponte.

“Estuve 38 años con El Gran Combo. Toda una vida. Tengo mucho que agradecer a Rafael Ithier. Gracias a él se conoce a Papo Rosario. Mi nombre se dio a conocer a través de El Gran Combo. Eso vivirá siempre dentro de mí”.