11 feb. 2017

Murió Enrique "Nené" Alvarez, ícono del son cubano



El cantante, arreglista y compositor camagüeyano Enrique “Nené” Álvarez, director y cantante del Conjunto Soneros de Ca­macho, murió el pasado martes 7 a los 90 años en Camagüey, indicó el Instituto Cubano de la Música.

La mayor parte de su vida la dedicó a la música cubana, está considerado uno de los cultivadores profesionales más activos del son y un defensor incansable de la música tradicional que expresaba a través de su voz y la dirección del Conjunto Soneros de Ca­macho, considerado un baluarte de la identidad musical cubana.

Este gran artista, padre de varios músicos como Adalberto Alvarez, Enrique Álvarez, Román Alvarez cuidó con mucho celo la identidad sonora propia de la orquesta. Sus arreglos le otorgaron mayor riqueza al conjunto imponiéndose a ritmos foráneos que invaden el mercado; defendiendo así los valores genuinos identitarios e hizo vibrar los corazones de muchos cubanos.

Colocó el repertorio de los años 1940 y 50 con un lenguaje más contemporáneo de manera tal que llegaba a todas las generaciones con temas como Dónde tú irás, Paran pampam, Igualita que tú, Con amor todo se olvida, Plazos traicioneros, Cienfuegos y Cómo suena el cuero.

Sonriente y vital, este gran músico dejó un legado musical no solo en sus arreglos musicales sino también en la vida.