29 jun. 2012 0 comentarios

Blades: "Gaudí, Picasso, Miró, Dalí.... todos bailaron Salsa"



Fuente: El País, España. Por: Joan Foguet

El incombustible Ruben Blades (Panamá, 1948) no para de cantar y de hacer bailar. Está de gira por España bajo el paraguas del Salsa y Latin Jazz Festival 2012 que le lleva hoy a A Coruña y mañana a Avilés, junto al gran pianista Eddie Palmieri. Dentro de este certamen de música latina con cuatro paradas en España, Blades actuará junto a Calle 13 el próximo 26 de julio en el Palacio de Vistalegre de Madrid, y el 27 de julio en La Farga de L’Hospitalet (Barcelona). Es más, el 28 de julio estará en Cádiz en el marco de la Regata de Grandes Veleros. El artista panameño no ceja en su empeño de realizar el proselitismo de la salsa. Tiene ganas de seguir contando historias, sobre todo ahora en un mundo que parece que se mueve en lo social y lo político.

Pregunta. ¿Hoy en dí­a se puede hablar de salsa o hay demasiadas influencias para poder referirse a un solo estilo musical?

Respuesta. La salsa esta definida por, primero, la necesidad de una clave que oriente al bailador y, segundo, una sonoridad con ribetes de jazz. Eso, y el idioma español en que se manifiesta la letra la distingue de otras fusiones.

P. ¿Uno se puede cansar de temas como Pedro Navaja?, ¿qué convierte una canción en un clásico?

R. Creo que la descripción cinemática del hecho y el humor intrí­nseco en la narración han mantenido fresca la canción permitiendo una continua sorpresa al escucharla, aunque ya sepamos su contenido. Es lo que explica que veamos pelí­culas que ya hemos visto una y otra vez, como El Padrino.

P. ¿Qué le parece que Barcelona acoja un festival de música latina?

R. ¿Por qué no? Barcelona siempre ha sido un lugar de criterio cultural amplio y de experimentación artí­stica. Tienen una curiosidad intelectual probada por las décadas, eso justifica plenamente esta actividad del festival. Gaudí­, Picasso, Miró, Dalí,... ¡todos bailaron salsa!

P. Ha hecho más de 20 pelí­culas, 25 álbumes, ha liderado un partido político, fue candidato a la presidencia de Panamá, ¿qué le queda por hacer?, ¿cuál es su próxima ilusión?

R. Me interesa escribir sobre mis experiencias, me interesa la pintura, la fotografí­a, me interesan la paleontologí­a, la arqueologí­a. Tengo muchas cosas por tratar. Lo que nunca se sabe es si tendremos tiempo para todo. Pero hay que tratar de seguir siendo curioso.

P. ¿Tiene buen recuerdo de la política? ¿Volvería a trabajar en la administración pública?

R. Absolutamente. Mi experiencia fue buena y aprendí­ que es posible producir cambios desde el gobierno.

P. ¿Y volvería a aspirar a la presidencia de su país?

R. Eso no lo sé. En cualquier caso, dependerá del nivel de voluntad que crea que existe en un paí­s para cambiarse a sí­ mismo. Una sola persona no puede producir el cambio, tenemos que reformar todo empezando por nuestras actitudes, si es que verdaderamente deseamos transformar a la sociedad de la que nos quejamos.

P. ¿Conoce los movimientos ciudadanos de Occuppy Wall Street o el de los indignados en España?, ¿qué opinión le merecen?

R. La indignación por la mediocridad y la corrupción de nuestro sistema, y el hacerla pública me parecen actos correctos y necesarios. El problema es que estos movimientos, no plantean propuestas concretas para sustituir lo que no sirve y tampoco presentan métodos para aplicar tales argumentos de cambio. Es más, en mi opinión, no crean lideres dirigidos a organizar un planteamiento político que sustituya lo que criticamos. La indignación debe ser seguida por un planteamiento para reemplazar lo que no sirve. ¿Qué esperamos?, ¿qué lo podrido se reemplace solo, asustado por nuestra indignación? Hay que trabajar.
0 comentarios

"Es chévere ser grande, pero es más grande ser chévere"


Lo dijo el Héctor, siempre en el recuerdo (a 19 años de su partida)


28 jun. 2012 0 comentarios

Mañana "Descarga en el Barrio" para Lavoe



Como sabemos cada edición de DescarGa abarca un tema en especial. Es por este motivo que, a 19 años de su partida, y por significar una fecha importante para la Salsa, dedicamos el evento al hombre que está de frente pero parece que está de lao', al orgullo de la cantera de Ponce: El jíbaro Héctor LaVoe!!


¿Por qué DescarGa para LaVOE?
Porque DescarGa en el Barrio es y será un homenaje a la música Afrocaribe y a sus héroes musicales. DescarGa es un espacio de culto para estos personajes y su legado.
Definitivamente Héctor LaVoe fue, es y será una de las figuras más representativas en la historia de la música latina. Sus seguidores, en el cual nos incluimos todos, no solo aprecian su don de intérprete, cantante e improvisador, sino que esa admiración más allá de lo musical. Héctor, de talento irreverente, es uno de los pocos que ha podido asociar esa dualidad "salsa-sentimiento". Héctor es como nosotros... Su obra forma parte del acervo musical del barrio, la vida y la cotidianidad. Lo mínimo que debemos hacer nosotros es recordarlo como se debe.

ENCUENTRO
Viernes 29 Junio en SCENCIA de la Molina (Entre Javier Prado y Av. La Molina cda.11)
Desde las 7:00 p.m.
27 jun. 2012 1 comentarios

Unity: The Latin Tribute to Michael Jackson






Miami, FL  – El Productor basado en Miami, Tony Succar, ha unido a algunos de los artistas más reconocidos y respetados en el mercado Latino para un proyecto único, que le rinde tributo a un ícono de la música Pop, al Rey, Michael Jackson. Unity: The Latin Tribute to the King of Pop (Unity: Un tributo Latino al Rey del Pop) , le ofrece al mundo de la música, una experiencia diferente. Este disco esta compuesto de una fusión de ritmos y sonidos latinos, que le ofrece al oyente, un sabor Tropical a las canciones clásicas de Michael Jackson, mientras conservan su esencia original.

Participan en este proyecto, 80 músicos mundialmente reconocidos, con un concepto muy fresco y una perspectiva innovadora al mensaje de Unidad que siempre comunico Michael, compartiendo su visión fundamental, en arreglos musicales excepcionales.

Tito Nieves, India, Obie Bermúdez y Jennifer Peña son algunos de los artistas consagrados, que han colaborado en esta gran producción, prestando su voz para homenajear a uno de los artistas mas queridos de todo el tiempo. Michael Stuart, Kevin Ceballo y Jan están entre los cantantes de la nueva generación que fueron al igual inspirados por el Rey del Pop.

Este disco histórico, promete una experiencia única, uniendo culturas musicales, mientras se recuerda la memoria y el mensaje fundamental de la música y vida de Jackson. A través de la diversidad, hermandad, amor, y respeto, este proyecto sorprenderá y encantara a los seguidores de la música de todas las generaciones alrededor del mundo.


Aprovechando la coyuntura del tercer aniversario de la muerte de Michael Jackson (que se recordó el pasado lunes), el músico y productor peruano Tony Succar anunció el lanzamiento del disco Unity: The Latin Tribute to the King of Pop.

Curiosamente, el disco lleva por título el mismo nombre de la gira internacional que recientemente iniciaron los Jackson 5.

Pero realmente lo que Succar busca con este título es poner en perspectiva el mensaje de unidad que siempre comunicó Michael Jackson, compartiendo su visión fundamental con arreglos musicales muy distintivos, a juzgar por el teaser que dio a conocer el productor peruano a través de la red social YouTube.

La producción discográfica reúne a un puñado de destacados artistas latinos en un tributo musical al “Rey del Pop”. Entre los que prestaron su voz para rendirle un homenaje salsero a Jackson se encuentran Michael Stuart, Tito Nieves, India, Obie Bermúdez, Jennifer Peña, Jan Rodríguez (el hermano de Luis Fonsi) y Kevin Ceballo.

La selección de estos artistas no fue casualidad. Todos ellos, en algún momento de su carrera, han manifestado la influencia de la voz de Billie Jean en su música.

Unity: The Latin Tribute to the King of Pop está compuesto por una fusión de ritmos y sonidos latinos que le ofrece al oyente un sabor tropical a las canciones clásicas de Michael Jackson, mientras conservan su esencia original.

Para lograr el resultado deseado, el productor Tony Succar contó con la participación de 80 músicos reconocidos a nivel mundial. Esta propuesta se viene tejiendo desde hace más de un año y medio. Gran parte de las grabaciones y las mezclas se realizaron en Miami, Florida.

A través del disco, Succar quiere escribir una página más en la historia de Jackson uniendo culturas musicales mientras se recuerda la memoria y el mensaje fundamental de la música y vida del renombrado artista.

Michael Stuart, uno de los artistas que puso su voz en esta propuesta, reveló que a él le tocó grabar el único tema en español que se incluye en la producción discográfica.

“La canción que grabé para el disco fue popularizada por los Jackson 5. Se llama Blame It on the Boggie. Lo espectacular de este disco es que sus sonidos son originales. Tony Succar tiene un talento bestial y el sonido se oye bien bravo”, destacó ayer Stuart en entrevista con Primera Hora.

“Unity es un excelente tributo a todo lo que es la trayectoria de Michael Jackson desde la perspectiva latina”, agregó el salsero con la emoción de un niño con juguete nuevo.

Además de su colaboración para este disco en homenaje a Jackson, Stuart continúa realizando presentaciones en el exterior. De hecho, recientemente se presentó en Panamá y en San Francisco, California. El cantante, quien contrajo nupcias el 29 de enero de este año con Mónica Pérez, también aparecerá en la película Broche de oro.

Unity: The Latin Tribute to the King of Pop no se quedará sólo en disco. Hay planes de lanzar este producto en otros formatos, como devedé.

26 jun. 2012 0 comentarios

Maestra Vida y la Seguridad




Música con mensaje es lo que trae "Maestra Vida y la Seguridad", el espacio que desde hace dos semanas tiene Luis Delgado Aparicio en Radio San Borja.

Ayer nos comunicamos, vía e-mail, con el reconocido difusor de la Salsa en el Perú, quien nos comentó lo siguiente:

"El próximo 20 de julio se cumplen diez años de la desgracia de Utopía. Debido a que la Fiscalía y el Poder Judicial esconden y encarpetan nuestro caso (Segunda Sala Constitucional y Civil) y que no podemos lograr que el juicio a los principales responsables se reinicie, un grupo de padres tenemos ahora esta última puerta para hacer valer nuestros derechos"

"Maestra Vida y la Seguridad" es un espacio no comercial en Radio San Borja - 91.1 FM, donde pasamos buena música pero alertando al oyente que debe saber a que lugares concurre (si irá a un lugar seguro, con permisos y autorizaciones), a los padres (que sepan donde van sus hijos menores).

Denunciamos discotecas, bares y otros que son clandestinos, la venta de droga y alcóhol a los menores, además de solidarzarnos y ayudar con nuestra voz a personas que han sufrido una desgracia y que la corrupción de las autoridades judiciales impide que sus expedientes tengan el debido curso".

"Maestra Vida y la Seguridad" ya viene saliendo al aire todos los sábados, hasta fines del mes de Julio, de 8 a 10 pm.
0 comentarios

Eddie Palmieri reinó en Caracas


Fuente: Prodavinci.com Por: Albinson Linares


Eddie Palmieri es uno de los últimos grandes innovadores de la música latina. Pianista exquisito que propone una rara mixtura entre la herencia musical afrocubana y el jazz estadounidense tiene más de cinco décadas deleitando a los bailadores y salseros del mundo entero. Más de 35 discos, Nueve Premios Grammy y la adoración de fanáticos en todo el orbe lo convierten en un ídolo vital para la música caribeña.

“Yo no adivino que te voy a excitar
con la música, yo lo sé”
Eddie Palmieri.

Para Armando Coll e Ibsen Martínez,
maestros en el raro magisterio
de la crónica caribeña sonora.



El hombre frente al teclado, mira a la multitud y esboza una sonrisa amplia. Como le sucede desde hace décadas, su mirada se pierde con ternura hacia el infinito. La plaza “Diego Ibarra” del centro de Caracas está plena, es un organismo vivo, un hormiguero sonoro de miles de personas que aparcan sus autos, motos y autobuses en cualquier parte, que andan a pie desde muy lejos sólo para escuchar a la leyenda.

“Hoy pasé un día inolvidable viendo la preparación musical que tiene Venezuela, estoy muy contento de tocar para ustedes en esta tarima”, dice el músico al que llaman el “Molestoso” y arrancan los acordes potentes de “La Malanga”, pieza que calentó los bailes de generaciones enteras.  Vestido de gris oscuro, camisa clara y jeans, un pañuelo colorado refulgía en su atavío mientras iniciaba el rito: las manos recorrían el teclado separadas del cuerpo, y las dos pantallas gigantes de la tarima se enfocaban en los dedos morenos que se movían con una agilidad insólita. Los dedos del pianista acarician con frenesí las teclas, hasta arrancarles gemidos en clave sonora.

La luz cenital se cernía sobre su calva y “El Emperador” sigue oficiando los salmos del ritmo desde los teclados mientras ve a Herman Olivera, su sonero, roncar como un león: “Yo le digo a mi mujer, mami hierve el agua, pícala en pedacitos, me voy a sentar a esperar, voy a tomar ajiaco caliente malanga, malanga, malanga, Palmieri viene a cocinar: cocina papá”.

La “Perfecta 2”, esa banda majestuosa plena de metales y percusión, acata el llamado del hombre, también conocido como “El Rompeteclas” quien se entrega a hacer lo que hace como nadie en el mundo: aparear sus falanges con los teclados creando armonías poli rítmicas que a ratos se regodean en el montuno, a ratos en el son y en muchos momentos sublimes en el más puro jazz.

De la noche nublada de ese 22 de mayo, pendía una luna delgada y los edificios aparecían iluminados por grandes reflectores con el logo de Cantv, empresa estatal que celebraba su nacionalización con este concierto gratuito. Los cuerpos explotaban, la gente se mareaba, los jóvenes se movían con cadencia lasciva, los mayores bailaban con destreza y donaire, al tiempo que los ríos ambarinos del ron corrían por doquier en la Plaza Diego Ibarra y la multitud miraba, arrobada, a ese sumo sacerdote del baile que es Eduardo “Eddie” Palmieri.

El resto de la noche fue eterna para los melómanos que batían palmas, lloraban diciendo que Eddie se estaba despidiendo de Venezuela y que era la última vez que lo veían mientras danzaban en trance al escuchar temas como “Tirándote flores”, “Muñeca”, “Lázaro y su micrófono” y “Ritmo caliente”.

El correcto dictado del ritmo requiere estudios, disciplina, maestría y un sabor sonoro especial, una habilidad instintiva para entretejer armonías y metales que los entendidos llaman con aire misterioso “guataca”.  Eddie Palmieri bien lo sabe, no en vano es el sobreviviente de una época dorada donde músicos y cantantes excepcionales tomaron, redefinieron y crearon su propia música. “Our latin thing, you know?”, dice Palmieri con picardía.

Johnny Pacheco, Tito Rodríguez, Ray Barretto, Rafael Cortijo, Ismael Rivera, Barry Rogers, Mon Rivera, Cachao, Vicentico Valdés, Richie Ray, Pete Rodríguez, Joe Cuba, Tito Puente, Willie Colón, Rubén Blades, Celia Cruz, Ismael Miranda, Héctor Lavoe, Mongo Santamaría, Patato, Manny Oquendo, Chocolate Armenteros, Alfredo de La Fé, Mike Collazo, José Rodríguez, Ismael Quintana, Lalo Quintero, Oscar D’León….son sólo algunos de los nombres de músicos que son deidades o súper héroes para los fanáticos que atesoran, cultivan y poseen un conocimiento enciclopédico de la “salsa brava”. Algunos vivos, otros muertos, algunos amigos de Palmieri, otros sus acérrimos competidores pero todos forman parte de la cartografía sentimental que el pianista desliza en cada entrevista.

“Hay directores de orquesta que no permiten que sobresalgan sus músicos. Para mí eso es una locura porque si le pago al mejor músico quiero verlo junto al pueblo para que lo conozcan. Que vean quien es y por qué está ahí. No basta con ser los mejores, tienen que destacarse, por eso me llena de orgullo cuando se van a tocar solos o con otras orquestas como pasa con Giovanny Hidalgo o Anthony Carrillo”, sentencia.

A sus 75 años de edad, posee un palmarés brillante en los atestados santorales de la música popular caribeña, 36 producciones discográficas, colaboraciones en decenas de otros discos y nueve premios Grammy, son un legado inmenso para el bajito músico nacido en el Harlem Hispano neoyorquino en 1936. Discos clásicos como “The Sun of Latin Music”, “Champagne”, “Palo Pa´Rumba”, “Vámonos Pa´l monte”, “Mozambique” y “Solito” son fruto de sus excepcionales dotes para la composición musical.


Palmieri no para, es uno de esos maratonistas vivaces que se mueve a velocidad constante con una fuerza pasmosa. Y no come, ni deja de pensar en su música. Los organizadores deben recordarle constantemente que debe bajar al restaurante, parar las declaraciones y descansar un poco. Palmieri vive como toca; o vive para tocar. La pasión que lo atiza frente al piano lo solivianta en su rutina diaria.

En tres días que estuvo en Venezuela dio ruedas de prensa, concedió varias entrevistas largas y polémicas, visitó el Centro de Acción Social por la Música donde casi llora al ver a unos jovencitos tocar “Lo que traigo es sabroso”, se encontró con viejos amigos y tocó más de dos horas para el público.

Su gran bonhomía sólo se contrarresta cuando oye que alguien confunde su música con la  “salsa”, término que el célebre pianista detesta: “Esa palabra no representa nuestros patrones rítmicos. Del género tropical sale la rumba, el guaguancó, el yambú, el mambo, el cha cha chá, qué tiene cada uno su propio nombre y ponerlos a todos bajo el nombre de salsa es faltarle el respeto a los patrones sagrados. Yo pongo salsa a los espaguetis”, declara enfurruñado cuando se le llama salsero.

Sentado en la fresca terraza cubierta de un opulento hotel caraqueño, bebía unos tragos largos de cerveza mientras echaba a andar la máquina de sus recuerdos. Hay que estar atento porque Palmieri habla como toca. Ha hecho de la divagación un arte oral, las anécdotas se conectan en su propio mapa que toca las orillas del caos, hasta que llega al tesoro que son sus experiencias como experimentador sonoro y albacea del proceso de formación de la gran música tropical bailable.


“Óyelo que te conviene”

Ese Harlem Hispano de los cincuenta, mítico, surge cuando rememora: “Yo nací en el barrio, en la 112 pero me mudaron de ahí cuando tenía seis años y mi hermano mayor 14. Nos fuimos al Bronx pero Charlie ya tocaba en el Plaza, era un genio al piano”. Los hermanos Palmieri, aparte de la sangre puertorriqueña y corsa que llevaban en las venas, tenían aptitudes natas para la música. Eduardo y Carlos Manuel se criaron en el South Bronx, en la calle Kelly. Muy cerca Ray Santos y Manny Oquendo, grandes músicos, también crecieron.

“El único problema que tenía mi hermano era que tocaba bravo y cuando terminaba la noche le decían. ‘Charlie, te están esperando afuera’. Y cuando salía era papi que lo estaba buscando y le decía. ‘Bueno, vámonos a casa’”, confiesa con picardía. Sus padres tenían una tienda en la calle 163 donde los tíos maternos tocaban guitarra y cantaban los fines de semana.

La precocidad de ambos hermanos era pasmosa: a los cinco años Charlie tocaba piano con envidiable soltura y Eddie cantaba boleros de Daniel Santos tocando las maracas, con tan buen resultado que ganaron varios premios amateurs. “En el Bronx nos la pasábamos jugando ‘Stickball’, que era béisbol con una pelota de goma y bateábamos con escobas. Siempre estábamos corriendo en la calle. Pero lo que más recuerdo, vivamente, era estar escuchando constantemente en las radios comerciales la música de Machito, Tito Puente, Tito Rodríguez y las grandes orquestas de New York continuamente. Eso no existe ahora. Tú pones la radio ahora y te quieres tirar por la ventana y eso en un día que no te sientas mal. Ahora si te sientes mal, te metes un tiro”, explica con decepción.

El Harlem de esa época, fue el barrio latino por antonomasia. El escenario clásico para la gesta heroica de los “guapos” de barrio que se convirtió en el imaginario predilecto del Caribe. Como bien apunta, Leopoldo Tablante en un sesudo ensayo sobre los orígenes y la evolución de la salsa: “Puesto que la salsa es una música forjada según la sensibilidad del barrio, será en primera instancia una música de la pobreza y la solidaridad. Esta música preferirá evitar toda reflexión —cuando reflexionará lo hará sobre el barrio y sobre su gente— y comunicará el espíritu de su espacio social por medio de una estética musical amargamente entusiasta pero siempre festiva”.

No hay que ahondar para saber que fue difícil crecer en ese entorno. Los inmigrantes puertorriqueños forjaron nexos indisolubles y solidarios ante la hostilidad de una metrópoli babilónica como Nueva York. A los 12 años Eddie, vendía jugos y caramelos para ayudar en casa mientras estudiaba en el Carnegie Hall donde dio su primer recital interpretando a Bach.


Las vocaciones primeras, nos marcan para siempre. En el caso de Eddie, su máxima ambición de niño era ser el timbalero de su hermano Charlie. La madre, devota del talento de sus retoños le regaló un enorme portaequipaje para que guardara los instrumentos y el diminuto Eddie arrastraba los timbales como un caracol su casa: “Mi mamá me decía: ‘Mira que bien se ve a tu hermano cuando sale a trabajar para tocar el piano sin tener que cargar ningún instrumento; y mírate tú’. Me compró una caja de metal que pesaba como tres timbales y con ese peso encima le decía: ‘Estoy aprendiendo, mami’. Duré como dos años tocando con mi tío que tenía un grupo llamado el ‘Chino Gueits y su alma tropical’ hasta que le hice un gran negocio que no podía rehusar: le di los timbales y todo lo que tenía para empezar a tocar el piano”, recuerda jocosamente.

Pese a odiar la “salsa” como rígida nomenclatura, como corsé temático sonoro, Palmieri estuvo sometido a la potente influencia sociocultural que originó este movimiento y fue actor de una brillantez periférica pero duradera ante fenómenos masivos como la Fania All Stars por su rebeldía ante el sistema, actitud que lo obligó a recluirse en sendas oportunidades en su casa, tres años cada vez, ante la negativa a producirle a las disqueras lo que ellas querían. Hasta la bancarrota llegó, para preservar su música.

Tablante, con agudeza advierte nuevamente: “Los creadores del sonido de la salsa son a menudo artistas marginales que incorporan su experiencia de vida a su música. Por ejemplo, se considera uno de los creadores más importantes de la salsa al pianista Eddie Palmieri, ex miembro de un grupo violento del Harlem hispánico y admirador del pianista de jazz McCoy Tyner. Paradójicamente, Palmieri casi nunca trabajó para el sello Fania. Palmieri adquirió su estatura de estrella gracias a su capacidad de recrear en su música los ruidos del barrio, aludiendo directamente a la sensibilidad y a las vivencias de quienes comparten ese espacio social”.

Desde la neblinosa materia del recuerdo, Palmieri sacude, ¡aprieta!, como si estuviese dirigiendo a su banda y se mira a sí mismo. Salta al pasado para dejar claro que es un gallo, que no se equivocó pero el sistema sí. Y contra eso nadie: “Cuando me gané el Grammy por primera vez, en el ‘75, fue una época interesante. Antes era imposible ganar nada porque sólo había un premio para todos los músicos latinos, competíamos hasta con los tigres del monte. Luego me gano otro Grammy con Unfinished Masterpiece, un disco que se iba a llamar distinto como el oráculo de tirar los caracoles, pero no me dejaron terminarlo. Le dije a la compañía: ‘Si tú sacas ese disco más nunca te vuelvo a grabar’. No me creyeron y me encerré por tres años en mi casa quedé casi en bancarrota”.

No sería la primera vez que su postura sería incómoda para la industria aficionada a los hits cortos y sabrosos para comercializar sin riesgos. Palmieri se convirtió en persona non grata como relata César Miguel Rondón, en su indispensable Libro de la Salsa: “La condición vanguardística de Palmieri, progresivamente lo fue alejando del trabajo habitual del músico de salsa (…) si el año 1971 representa un corte en el mundo salsoso de Nueva York, Eddie Palmieri, que desde una justa perspectiva fue un factor demasiado determinante en ese corte, no figura en el mismo porque él, ya desde ese entonces, era una suerte de personaje vetado e incontrolable por los que dirigen las menudencias de la industria”.

Con una amplia sonrisa, el pianista se toca la gorra y prosigue como si estuviese contando una travesura: “Luego se hizo un negocio de medio millón de dólares con CBS, a mi sello anterior le dan 225 mil dólares en efectivo y a mi 50 mil porque estaba fuera de balance, entre otros pagos. Entonces grabo para Epic Lucumi, Macumba, Voodoo pero no se vende. Ellos no sabían qué hacer con el disco y como querían presionarme me encerré en casa tres años más, hasta que me declaré en bancarrota. Salí y firmé con la Fania en 1980, que ya no era la agrupación brillante de 1964 en sus inicios. Sin embargo grabé Palo Pa ´rumba que iba a ser para Celia Cruz pero hubo un choque allí. Ella siempre firmaba sus trabajos como “Celia Cruz con Tito Puente”, “Celia Cruz con Johnny Pacheco”, “Celia Cruz con X” y yo no tengo nada en contra de eso pero le dije a la compañía que si ella grababa en mi sello, que eran los discos “Bárbaro” en homenaje a Benny Moré, tenía que ser “Eddie Palmieri y su orquesta cantando la diosa Celia Cruz” o si no, no me metía a grabar y ahí fue el fin de la propuesta. Grabé sin ella Palo Pa´ rumba y me gané el Grammy. Fue una cosa increíble”.

Jerry González formó parte de esa historia oculta de los “rebeldes de la salsa”. El cronista y perfilador Daniel Centeno tuvo la fortuna de entrevistarlo para su libro “Retratos Hablados”, allí el puertorriqueño traza un retrato fiel de “El Molestoso”: “Ahora Palmieri se quiere ir en una onda más jazz con su nueva banda, pero él podía hacerlo cuando estaba en su antiguo grupo. Cuando yo tocaba con él, no me dejaba seguir mis instintos. Ahora está más abierto que antes. Me acuerdo cuando le hablaba y le hacía sugerencias, pero, como yo era joven, me trataba como un niño: ‘¿Qué sabes tú?’ – me decía, y yo pensaba: ‘Está bien, tú no me respetas, pero vas a darte cuenta de lo que tengo aquí’. Cuando salió mi primer disco, “Yo ya me curé” (1979), Eddie me trataba distinto, con mucho más respeto. A Palmieri le gustaba mezclar los músicos con diferentes disciplinas. A veces pasaban cosas buenas; otras, era un mojón – ríe como si hubiese hecho una travesura -. Pero todo sus discos con Barry Rodgers son mis favoritos”.

Centeno recoge con la agudeza de los grandes entrevistadores los aportes inestimables de Barry Rodgers a la música tropical: “Palmieri tocaba la forma típica y lo soltaba para la improvisación –murmura. Rodgers era más jazzista. Utilizaba acordes de Thelonious Monk. Con Palmieri siempre me preparaba el mismo montuno. Para mí te encerraba en una situación en la que debías tocar típico, muy básico. Yo le decía a Eddie: ‘Vamos a cambiar el montuno, vamos a explorar porque da más colores, vamos hacerlo más interesante’. Le pedía más reto, y se negó. Dijo que sus acordes eran dominantes y que movían gente. ¿Pero qué comida le das a los músicos sin una base para improvisar? Barry Rodgers era mejor. Fue la influencia primaria de todos los jóvenes que tocaron trombón. Willie Colón lo imita muy mal. Él puede tocar el básico, pero no como Barry”.

Al igual que le pasaba a Palmieri, Jerry no gustaba del fenómeno Fania. De hecho, lo despreciaba: “A mí la Fania no me interesaba ni una gota – apresura con desprecio -. No me gustaba la forma cómo se aprovechaban de los músicos: les pagaban mal, les robaban las regalías… No respetaban ideas ni talentos nuevos. Si uno de esos discos caía de hit, se quedaban en esa onda para seguir grabando. Si no le gustabas a Jerry Masucci, no ibas en el disco”.

¿Cómo un grupo de hijos de inmigrantes latinos en Nueva York, mezcla genética, mixtura de razas, credos y colores que iban desde el níveo gallego al oscuro mozambiqueño iban a originar el aporte musical más importante de la música popular tropical? Eso sólo puede explicarse por la fuerza innegable de la periferia, del margen devenido vanguardia que se apropia, expropia, adueña, mejora y recombina sonidos para reinventar el Caribe en cada baile.

Tan duradero y genuino fue su aporte que ahora nuestro trópico se nos antoja irreconocible sin la vista de una playa infinita donde se escuchan las congas, los metales potentes del trombón, el piano acaballado, los diálogos argentinos de la flauta y, por supuesto, el sonero. Hombre devenido máximo oficiante de ese rito caótico, esa ceremonia mágica que es el baile.

Rondón escribía en los 80´s, con aire profético: “Si la salsa ha de ser la música que representa plenamente la convergencia del barrio urbano de hoy, pues entonces ella ha de asumir la totalidad de ritmos que acudan a esa convergencia. La salsa, pues, no tiene nomenclatura, no tiene por qué tenerla (…) la salsa es una forma abierta capaz de representar la totalidad de tendencias que se reúnen en la circunstancia del Caribe urbano de hoy; el barrio sigue siendo la única marca definitiva”.

Como es natural Palmieri, ya mediando la setentena, sigue siendo el “enfant terrible” de oreja caliente, un viejo “Young Lord” de Harlem cuando atiza: “Muchos jóvenes no tienen nada que hacer con la música bailable nuestra. Marc Anthony canta Latin pop, por ejemplo. Me molesto cuando dicen ‘salsa’ porque es una falta de respeto tremenda para nosotros. Esos patrones tienen sus propios nombres y hubo mucho sufrimiento para llegar a desarrollar esos tambores, esas armonías y escalas rítmicas que vienen de la rumba, el guaguancó y el son”.


The Sun of the Latin Music

¿Qué es lo que hace tan especial a Eddie Palmieri? ¿a quién se le ocurre llamar a su primera banda “La Perfecta” en un gesto de arrogancia insólito? ¿Por qué los expertos le consideran el “sol” de la música latina?, ¿cuáles son los atributos que le han valido Grammys, gloria y una rara fama si no es el más popular de los músicos, ni el más conocido de los arreglistas, ni fue parte de la Fania en su momento de gloria?

Primero, lo primero. Eddie volvió al piano y demostró aptitudes sobresalientes para los teclados. Al crecer, en 1955, se incorporó a la orquesta del notable bajista Johnny Seguí donde empezó a escuchar como poseso a las figuras legendarias del jazz. Su exiguo sueldo se le iba comprando placas de Herbie Hancock, Thelonious Monk y McCoy Tyner.

Eran los años donde los cabarets se convirtieron en extravagantes salones, lujosos y llenos de bailadores elegantes. Los salones del Waldorf Astoria, el Havana-Madrid, Zanzi­bar, Latin Quarter, Chateau Madrid (en el Hotel Lexington), Morocco y Copacabana, junto con el célebre Palladium eran los templos de la música.

“Pancho Cárdenas, un cubano tenía el sobrenombre de ‘El rompeteclas’, pero luego me quedé con el apodo. Yo tocaba con Johnny Seguí  y le daba duro a las teclas de un piano de cola de un local cuyos dueños eran bien ‘macetas’ (tacaños) pero la gente siempre les llenaba el sitio. Nunca respetaron a los músicos, nos trataban como sirvientes y yo era muy jovencito. Me acusaron de que les estaba desbaratando el piano, entonces amenazaron a Johnny: ‘O se va el pianista o se va la orquesta’. Entonces le dije a Johnny: ‘No te apures que yo me voy’. Él se quedó y un tiempo después se fue a Puerto Rico donde tuvo un éxito enorme”, narra el músico.

Sin embargo algo le faltaba a Eddie. Sentía que su formación estaba incompleta y era un chico muy ambicioso. Sabía que el jazz era una fuente pero no sería el único camino, por eso se une a la orquesta de Vicentico Valdés y bebió de las fuentes del rico folclore afrocubano. La rumba como concepto se le incrustó en el alma y agotó todas sus variantes: guaguancó, columbia y yambú.

Malcolm Gladwell advierte en su controvertido ensayo “Outliers” que la genialidad parte de unas aptitudes innatas excepcionales junto a la dedicación exclusiva del cultivo del talento por un mínimo de 10.000 horas, entonces Eddie agotó y sobrepasó sus horas por aquellos años. La emoción es evidente cuando recuerda sus inicios.

Al pianista le brillan los ojos y enronquece la voz mientras detalla la pasión erudita que siente por el ritmo: “La rumba nace de un prejuicio. Cuando el ‘mandingo’, el mulato de Cuba, le quita la palabra flamenco a la rumba que trajo el español, de ahí se origina la música cubana. Enseguida que hacen eso nace el prejuicio de que era música para gente baja, pero de ahí es que se desarrolla el tambor y se originan los patrones rítmicos que ponen al mundo a bailar. El guaguancó reina hasta que llega el mambo y después el chachachá, todos esos ritmos los aprendí con Manny Oquendo que me ayudó a saber quién es quién. Toqué piano con Vicentico Valdéz en el 56 quien me enseñó: ‘Recuérdate de esto siempre: es un peligro estar vivo, pero muerto no se puede vivir’”, y estalla en carcajadas.

Los sótanos de las casas, los garajes, los áticos eran refugios donde los jóvenes se encerraban a escuchar música y hacer descargas. Hablaban, oían y respiraban música como recuerda Eddie: “Empecé escuchando en la casa de Manny Oquendo donde me juntaba con Mike Collazo, que era el timbalero de la orquesta y luego empecé a comprar hasta que me hice tremendo estudiante. Cuando hice mi orquesta en el 61, ya yo tenía esa preparación más que estar interesado en el jazz. En esa época no lo entendía porque siempre que escuchaba algo preguntaba ¿dónde está el mambo?, ¿dónde está la moña?, ¿dónde está el montuno? Pero hoy día para mí, el jazz tiene de todo pero en esa época estaba más interesado en el tambor y la música bailable”.

Consciente de su talento, el joven seguía formándose interesado en los ritmos caribeños, la herencia antillana y las incipientes mezclas experimentales hasta que fue llamado por Tito Rodríguez para que fuese un pianista estrella. Dos años estuvo junto a él (1958-1960) aprendiendo del durísimo ambiente musical, las miserias del negocio y la gerencia musical: “Era lo más cerca que teníamos los latinos de un Frank Sinatra”, musita con admiración hasta el día de hoy.

El azar favorece a una mente preparada por lo que en 1961, a los 24 años decide dejar el brillo y la fama con Rodríguez para cosechar su propia gloria. Nacía “La Perfecta”, una especial agrupación que marcó el inicio de las innovaciones del sonido tropical, eso que los entendidos llaman con reverencia “la variante Palmieri”, como si de una fría ecuación se tratase.


En una Nueva York de feroz competencia, Eddie tenía pocas opciones para marcar distancia. Estaba la formación tradicional del conjunto de son con su instrumentación básica de trompetas en los metales, la charanga, flauta y violines. La añorada “Big Band” que hizo clásicos arreglos y temas de grandes como Tito Rodríguez era una locura porque estaba pasando de moda.

Eddie decide presentar una variable que sería histórica: usar la formación del son pero sustituir las trompetas por los trombones boricuas que Mon Rivera había hecho célebres en sus “plenas”. Incluir trombones y flauta fue, en palabras del musicólogo Jorge Pérez Rolón, “develar un misterio musical histórico, hasta el presente inadvertido”.  Estos  instrumentos variarían los usuales patrones rítmicos para siempre.

A mediados de los 60, bandas como el sexteto de Joe Cuba, la orquesta de trompetas de Richie Ray y “La Perfecta” de Palmieri dominaron la escena musical neoyorquina con nuevos estilos como el “Bugalú”, el “Jala-Jala” y otros. Los bailes en plena ebullición tenían al “Palladium” de Broadway como uno de sus campos de batalla.

Pocas veces en su vida este músico fue tan feliz. La pura alegría de competir, dejar tirada a la otra orquesta e improvisar sets sabrosos que dejaban temblando a los bailadores, sin pensar en el negocio, ni en los sellos disqueros son un grato pasado que el compositor añora con dulzura: “Cuando empecé había saoco en las tumbadoras, como dice una canción de la Sonora Matancera con Celia Cruz. Estaba ‘Machito y su Afro-Cuban Orchestra’, Tito Puente y Tito Rodríguez. Cuando empecé con “La Perfecta” subíamos a la tarima para acabar con todas las orquestas porque no había nada igual. Cuando inicié mi banda cambia todo, nunca se había visto una orquesta así”.

Modestia aparte infla el pecho y prosigue como los guapos: “Porque trombones existían tocando en orquestas grandes del jazz: dos saxofones, cuatro trompetas, cuatro trombones, en fin….pero NADIE ponía dos trombones al frente con una flauta de madera, un cantante y el ritmo de un Manny Oquendo, Tommy López, José Rodríguez y yo, en el piano. Éramos ocho pero cuando el mazacote de esa orquesta apretaba en tarima, sonábamos como 16. Y nadie quería meterle mano a mi banda en la tarima. Cuando preguntaban ¿quién va a tocar en tarima? Y le decían que Palmieri y La Perfecta, respondían: ‘Eso va a ser una jodienda’. Pero eso es respeto para los que tocan, si no tienen eso, no tienes nada”.

Hay leyes de vida, reglas inmanentes que se aprenden en el barrio. Entre golpizas y juegos, los hermanos Palmieri tuvieron sus primeras iniciaciones. Como si hablara de un ritual antiquísimo el compositor asevera: “Tú tienes que venir y montarte con los mejores y meterle candela a quien sea, a quien sea pero con orgullo. Cuando tocaba en el “Palladium”, hacía cuatro o seis sets por noche por 72 dólares para los músicos y cuando hubo problemas con la licencia llegamos a ganar 18 dólares por cuatro sets. La rutina era simple pero durísima. Cuando empezamos a tocar los primeros dos sets, solos con “La Perfecta”,  luego llegaba Tito Puente y tocaba un set. Cuando venía el tercero mío, ya estaba apretando, luego Puente tocaba su segundo set, pero cuando llegaba al cuarto mío era para cortarle la cabeza y joderlos a todos. Pero eso nos pasaba con cualquier orquesta, menciono a Tito porque era el más grande”.  Por esos años, la leyenda del pianista se incubaba y los fanáticos salmodiaban: “El montuno de Palmieri es el montuno de Palmieri, y nadie lo pone y lo suelta como él”.

“Gavilán come pollo y nada más”

Pasaron los años, la fama y las crisis, las bancarrotas y los tratos millonarios pero el tiempo ha sido generoso con el legado de este músico. La Fania que parecía inexpugnable, ahora es un recuerdo más de la tradición afrocaribeña y a Palmieri le llovieron los Grammys. Su herencia como compositor experimental se renueva constantemente con giras donde hace gala de sus aportes al Latin Jazz y cuando quiere “hacer bailar al pueblo”, revive “La Perfecta II” o cualquier otro grupo para entonar sus éxitos.

Cuando este pianista quiere demostrar que alguien es especial en su vida suele decir “vive en mi corazón y no paga renta”, muchas veces su entrega ha sido tal que los fanáticos sienten esa energía con fervor religioso. Pasa en Nueva York, Panamá, San Juan, San José, Lima, Bogotá, Medellín, París, Berlín, Tokio y también pasó en Caracas este mes.

Durante su concierto, una mujer se me acercó jurando que era el final, que los orishas le habían permitido venir a despedirse de nosotros porque “el sapo”, como también le dicen, ya estaba ido. Vi a un hombre, ron en mano y cargado de oro, enumerar las incontables veces que lo había visto gemir, gritar y bailar en el escenario desde que en 1967 lo vio por primera vez en “El Rodeo”, local caraqueño devorado por la urbe.

Se puede escuchar cualquiera de sus discos y automáticamente comenzar a contar el ritmo con los pies que empiezan a moverse solos. Sin embargo, Palmieri es un lenguaje. Debes ser introducido, iniciado. Tuve la suerte de verlo en vivo hace unos años en un concierto inolvidable en el Festival Internacional de Tradiciones Afroamericanas en Maracay, una ciudad cercana a Caracas.

Esa noche la magia imperaba en los ánimos. Era un homenaje a Oscar D’León y Palmieri tocó junto a Jimmy Bosch, legendario trombonista que conmovió hasta las piedras con su potencia. Parecía que los cultores de todas las religiones africanas hicieron acto de presencia para llenar de una singular energía esa noche. La gente musitaba con reverencia que Yemayá, había bajado para bailar con “el sapo” Palmieri.

El clasicismo que emana de cada canción compuesta por Palmieri es dable advertirlo en su afán investigativo y jamás saciado. No en vano, Rondón aventuró en su libro: “Bien podríamos decir que fue a la salsa lo que Miles Davis al jazz en la década de los 60. Así como Davis sirvió de factor aglutinador para los principales personajes que desarrollarían el jazz típico de los años 70, asimismo Eddie reuniría bajo su influencia las principales vanguardias que se destacarían en la salsa”.

Cuando escucha la comparación, Palmieri estalla en carcajadas. Ríe como un niño y confiesa como si fuese una travesura quién es su influencia principal: “A Miles Davis le cerré un show en Suiza you know? Lo conocí y fue genial. Pero quiero hablar de la música clásica de un grande como Cachao. Era un jovencito cuando salió de la Orquesta Sinfónica y entra con la orquesta de Antonio Arcaño quien se maravilla al escucharlo. La propuesta de ellos era traer la música clásica al pueblo de Cuba, fuera quien fuera  el compositor. Por eso cuando Cachao escucha Rhapsody in Blue de George Gershwin hace un arreglo con montuno y después le ponen el mambo. Cachao hizo un modelo de ritmo para ponerle el mambo al danzón, el mambo tiene una cosa endiablada que es un swing cabrón. Por eso es que la gente se enloquecía bailando”.

Como pasa con el mambo, cualquiera puede moverse al son del ritmo frenético de la “variante Palmieri”. “El emperador” se revela cuando lo escuchamos con atención. Hay uno y varios, es hermético y popular.  El tiempo inexorable llega junto a la organizadora del concierto que grita escandalizada al ver que, nuevamente, Eddie no ha comido nada. Palmieri dice con picardía: “Nadie me cree pero mientras menos como, más fuerzas me da. Es así: el cuerpo trabaja con oxígeno, entre más te llenas de comida menos le das a las células lo que necesitan. Entonces lo que estas acumulando es lo que llaman el “bocoso” y eso te quita la fuerza, te pone de mal humor”.

Chefi Borzacchini, organizadora del evento y célebre periodista cultural del país, lo mira horrorizada y le hace un gesto maternal para llevárselo. Antes de entrar al ascensor, Eddie se voltea y advierte: “Una vez oí que preguntaron: ‘¿Oye Eddie Palmieri está loco?’ Por supuesto que estoy loco, pero loco como dijo Platón que le explicó a sus alumnos que un músico es un loco inspirado ¡Voy a ver si puedo comprarme una camisa de fuerza!”.
25 jun. 2012 0 comentarios

Foto Histórica: El Gran Combo y la Sonora Ponceña


Ocurrió el sábado pasado en Quibdó, Colombia, donde El Gran Combo de Puerto Rico llegó para celebrar sus 50 años.

El testimonio grafico es histórico, pues aparecen juntos "Los Mulatos del Sabor" junto a La Sonora Ponceña. Sabor boricua....(cortesía de Richie Bastar)


0 comentarios

José Alberto El Canario regresa a Perú


Nota de Prensa respecto a la próxima llegada de José Alberto El Canario, este fin de semana, a nuestro país



JOSE ALBERTO EL CANARIO
CELEBRA  SU 35 ANIVERSARIO CANTANDO EN EL PERU

Una de las figuras más importantes de la escena salsera mundial, José Alberto El Canario, retorna a nuestro país en el marco de una extensa gira internacional con motivo de celebrar su 35 aniversario de vida artística. “Perú ha sido uno de los países que mas me apoyó a lo largo de mi carrera y no podía faltar en esta gran celebración”,  anotó la estrella de la salsa.

José Alberto Justiniano Andujar nombre completo del cantante, nació el 22 de Diciembre de 1958 en Santo Domingo, ha principio de los 70 se trasladó  a New York, donde comenzó su carrera profesional junto a agrupaciones como la Típica 73, en 1988 ingresa como artista estelar de la compañía RMM RECORDSS  consolidando su nombre en el mundo de la salsa con éxitos como “Sueño contigo”, “Mis amores”, “La gitana”, “Hoy quiero confesar”, entre otros.

El sonero dominicano se reencuentra con su público peruano en dos exclusivas presentaciones viernes 29 de junio El Estribo Internacional de Trujillo y sábado 30 Kimbara vip de lince, las entradas ya están a la venta en TELETICKET de WONG y METRO.

TRUJILLO
Dìa :     Viernes  29  de junio del 2012
Lugar :  EL ESTRIBO INTERNACIONAL.
             San Martin  N° 809, Trujillo.

LIMA
Dìa :     Sábado  30  de junio del 2012
Lugar :  KIMBARA  VIP  DE LINCE
             Av. Petit Thours  N° 2481, Lince.
0 comentarios

Comunicado oficial de la Familia Toro (24 Junio 2012)



Comunicado oficial de Aurora Flores, enviado ayer por la tarde, acerca de Yomo Toro

New York, NY – June 24, 2012 – El guitarrista Boricua Yomo Toro conocido como el "Rey del Cuatro" se encuentra descansando en un hospital de Nueva York en un abrazo espiritual y familiar cerca a sus seres queridos que lo están velando las 24 horas. Los rumores contrarios son falsos.

La esposa del gran cuatrista Puertorriqueño Yomo Toro, Minerva junta a su hija Denise Toro aprecian el sentimiento de amor que sus amistades vienen brindado durante este tiempo en el cual Yomo se encuentra combatiendo insuficiencia renal por causa de la alta presion. Los doctores han determinado que Yomo se encuentra muy fragil para un transplante. El pronóstico no es bueno. Sinembargo, Yomo, en estos dias, ha respondido mejor que nunca saludando a sus amigos, haciendo chistes y hablando en español e ingles!

Su protegido, el joven cuatrista Pucho Alamo sigue al lado del músico todo los dias en el hospital tocándole el cuatro que Yomo le regalo mientras le pregunta:
"¿Te acuerdas Yomo cuando me enseñaste a montuniar?"

El dramaturgo David Gonzalez trajo su guitarra y le tocó las piezas que ambos tocaron a duo en la obra "Sofrito" donde Yomo participa. Hasta el alcalde de Ensenada ha estado vigilante ocupando un puesto cerca del cuarto del gran cuatrista desde la semana pasada.

Mientas la familia arropa a Yomo en una sábana de amor y alegría le piden al público que espere noticias oficiales a través de Aurora Flores y su agencia Aurora Communications. Los rumores causan mucho dolor a la familia que continúan velando al legendario músico.

Mientras tanto le piden que respeten sus sentimientos en estos tiempos difíciles y simplemente le envíen mensajes de amor, amistad, salud y oraciones a Yomo Toro a su direccion electronica: ytor66_toro@aol.com que está respondiedo muy bien a los comunicados del corazon.

En estos momentos Yomo se encuentra en el abrazo de Dios y solamente El puede decir si se va o si se queda.

Gracias a todos por su preocupación de parte de la familia Toro.
23 jun. 2012 0 comentarios

Entrevista a Don Roberto Angleró


En dos partes, una muy interesante charla con el compositor boricua Roberto Angleró. Tomada del programa Ponte en Clave de Radio Laud de Colombia

Parte 1

Parte 2


0 comentarios

Salud de Yomo Toro sin cambios



Fuente: El Diario La Prensa, New York


La salud del cuatrista Yomo Toro, quien fue trasladado a un centro de cuidado ya que según los doctores no se le puede hacer el trasplante de riñón que necesita, sigue sin mejorar.

Su esposa Minerva y su hija Denise están muy agradecidas con todos los admiradores del mítico músico ex integrante de la Fania por todos sus mensajes de aliento, así como sus oraciones enviadas a través de la dirección de correo ytor66_toro@aol.com. Minerva asegura que lee a su esposo los mensajes que recibe.

Hasta su lecho de enfermo se acercó el guitarrista David González quien le tocó música clásica y Pucho Alamo llevó su cuatro y le dijo, "Yomo acuérdate cuando tu me enseñaste a tocar el cuatro", y segúntestigos Yomo lo miró y sonrió.

Toro sufrió un fallo renal y los doctores explicaron a sus seres queridos que su salud está muy frágil, y que debido a su edad no se le puede realizar el trasplante de riñón que necesita.
0 comentarios

Una gran cruzada salsera: Traer a Eddie Palmieri a Perú



¿Eddie Palmieri en Perú? Parece difícil por muchos factores, entre ellos la poca difusión de su música, que haría poco atractivo para un empresario el embarcarse en la tarea.

Pues bien, desde hace semanas un grupo de salseros viene esbozando la idea de "tomar el toro por las astas" e intentar lo que ningún empresario peruano se ha decidido a hacer: que Palmieri y su orquesta regresen a Lima.

Quienes han tomado la batuta de este sueño son Enrique Vigil, director de la página web Mambo-inn y Anthony Lázaro, ambos compañeros de muchas aventuras salseras.

Con el entusiasmo de varios otros salseros, la difusión a esta idea ya viene creciendo. Hoy día, nuestro común amigo Martín Gómez, le da un espacio a esta "cruzada" en el diario El Comercio.

Desde El Salsero saludo la iniciativa de Enrique y Anthony y pongo a disposición esta pequeña ventana musical para sumar en pos de esta aventura que espero se concrete.

¿Eddie Palmieri en Perú? No es fácil pero bien vale la pena.

Los salseros peruanos merecemos gozarlo. Yo sé por qué se los digo....


0 comentarios

"Oye lo que te conviene" (22 Junio 2012)

Si no pudiste verla, esta es la segunda parte del especial a El Gran Combo de Puerto Rico que presentamos ayer en "Oye lo que te conviene" vía La Mula TV

También estuvo Omar Córdova, quien nos invitó a su próxima Descarga en el Barrio en homenaje a Héctor Lavoe



Video streaming by Ustream
22 jun. 2012 0 comentarios

Beyond Salsa: El Gran Combo de Puerto Rico


Hoy en "Oye lo que te conviene", vía La Mula, la segunda parte de nuestro homenaje a El Gran Combo de Puerto Rico. A las 7 de la noche...




Fuente: Primera Hora, Puerto Rico. Por: Mariella Fullana Acosta

La música de El Gran Combo de Puerto Rico es como un libro abierto al que muchos puertorriqueños y ciudadanos del mundo han tenido acceso a través de sus discos y de las emisoras radiales que transmiten su sonido.

Es difícil imaginar a alguien en este país que no tenga al menos una referencia de esta agrupación. Pero ¿qué se conoce de los integrantes de El Gran Combo de Puerto Rico, más allá de su director Rafael Ithier y de los cantantes principales? ¿Cómo es la dinámica del grupo que este año celebra su 50 aniversario?

Algunas de estas interrogantes sirvieron como punto de partida para la creación del proyecto especial El Gran Combo de Puerto Rico: Beyond Salsa, un documental que hace tres años desarrolla la casa productora puertorriqueña Sentido Común TV y que podría estar listo a finales de este año.

El presidente de la productora, Miguel Zayas, explicó que hace varios años leyó un libreto de Orlando Guzmán en el que el grupo era la figura central de la historia. El proyecto le gustó mucho, pero en ese entonces no tenía los recursos para llevarlo a cabo.

Luego de los años y ya con su casa productora funcionando, Zayas se reencontró con Guzmán y le propuso desarrollar un documental sobre El Gran Combo de Puerto Rico.

Fue así como se puso en marcha el proyecto que se realiza en la actualidad con la ayuda de un equipo de trabajo compuesto por jóvenes y veteranos de la industria de la producción en Puerto Rico.

“Beyond Salsa surge como un trabajo de presentarle al (Gran) Combo una estrategia donde nosotros desarrollamos un concepto documental sobre la trayectoria del grupo, que a lo largo de los años se le han dedicado trabajos, pero ninguno con un enfoque completo de su trayectoria”, explicó Zayas.

Este trabajo incluirá entrevistas con los integrantes de la agrupación, así como con músicos, académicos, musicólogos y fanáticos, quienes hablarán sobre el legado y la importancia de El Gran Combo de Puerto Rico. El documental irá acompañado de la discografía del grupo, un póster, un diploma de la “Universidad de la Salsa”, entre otros elementos que estarán recogidos en una caja especial o box.

“Esto es un trabajo con el que queremos comunicarle al mundo: ‘Miren, si les gustó Buena Vista Social Club, prepárense porque esto es El Gran Combo de Puerto Rico’”, manifestó Zayas.

El director agregó que, aunque el conjunto es reconocido a nivel internacional por su gran trayectoria artística, sí es importante realizar un trabajo visual que le haga justicia a su legado musical.

“Estamos hablando de El Gran Combo de Puerto Rico, así que esto tiene que ser un legado, una pieza bien hecha, no es algo que uno pueda hacer de la noche a la mañana. Llevamos años trabajando en este proyecto, haciendo investigación, buscando en archivos, trabajando las entrevistas, estando con ellos en grabaciones, conciertos... Ha sido un proyecto bien complicado, pero lo que queremos ahora es consolidarlo y que se complete”, precisó Zayas, quien espera documentar en el futuro a otros artistas y agrupaciones salseras del país.

Sentido común

Hace alrededor de 10 años, el puertorriqueño Miguel Zayas decidió desarrollar su propia casa productora. En ese momento, la idea era para muchos algo descabellado, tomando en cuenta que la industria de la producción no vivía su mejor momento.

Pero Miguel Zayas actuó con “sentido común” y fue poco a poco desarrollando su propia empresa, en la que cuenta con un equipo de trabajo compuesto por jóvenes y veteranos de la industria. Esta mezcla de talentos le ha permitido a Zayas desarrollar proyectos innovadores y creativos, como lo es Vianimados, que combina canciones populares infantiles con animaciones. La casa productora también estuvo a cargo de desarrollar el especial que el pianista Yanny llevó a cabo en Puerto Rico, entre otros proyectos.

“Una vez le dije a un joven que me preguntó qué había que hacer para echar pa’alante en este país y en esta industria, que tenía que hacer dos cosas. Una, que cuando te pidan algo, corre, no camines, y dos, que hay que tener mucho sentido común. Aquí no importan los títulos”, puntualizó Zayas sobre el lema por el que rige su profesión y su vida.
20 jun. 2012 0 comentarios

Grave el estado de Yomo Toro



Fuente: Primera Hora, Puerto Rico. 
Por: Melba Brugueras

El veterano músico Víctor Guillermo Toro Vega, mejor conocido como Yomo Toro, se encuentra en estado de gravedad, confirmó esta tarde vía teléfonica a Primera Hora, Minerva “Minnie” Toro, esposa del cuatrista.  

“La semana pasada él comenzó a quejarse de que se sentía mal, estaba reteniendo agua y  luego de varias pruebas que le hicieron nos dieron la noticia de que tenía cáncer”, relató Minerva Toro sin poder contener el llanto.

Se reveló que el reconocido músico sufre de cáncer avanzado.

La esposa del instrumentista reveló actualmente él se encuentra recluido en el Montefiore Medical Center, en el Bronx, en Nueva York, pero que próximamente será trasladado al Calvary Hospital, también ubicado en el Bronx, área donde actualmente reside la pareja que lleva 31 años casada.

A Yomo Toro se le reconoce por ser uno de los primeros músicos en ejecutar el cuatro en el género de la salsa.

El músico comenzó su carrera profesional tocando para Bury Cabán y los 4 Ases junto con Tito Lara. Además tocó con José Antonio Salemán, con el Trío Universitario de San Juan, con Los Antares y con Felipe Rodríguez.

También ha grabado con Larry Harlow, con Willie Colón y con la Fania All-Stars.

Yomo Toro ha viajado en repetidas ocasiones a Asia y a Europa  tocando el cuatro, el instrumento nacional de Puerto Rico.

Actualmente Yomo Toro, natural de Guánica, tiene 78 años. Cumpliría 79 años el próximo 26 de julio.
18 jun. 2012 0 comentarios

Puerto Rican Power en problemas con empresarios

Según su último mensaje, a través de su cuenta de Facebook, Luisito Ayala ya se encunetra con su orquesta en Houston, después del mal rato pasado.


Fuente: Primera Hora, Puerto Rico


Luisito Ayala y la Puerto Rican Power se encuentran de gira en el estado de Texas y fueron víctimas de la racha de sucesos maliciosos que invade a las agrupaciones en sus presentaciones en el exterior. Esta vez el hijo del senador Larry Seilhamer, es el contratante.

“Estamos varados en Killeen, Texas. David Seilhamer estaba supuesto a encargarse de nuestra transportación hasta Houston y no aparece. Los choferes indicaron que él les ordenó la entrega de las llaves para no realizar el viaje de cuatro horas que faltaba por cumplir. Me sospechaba que iba a tener problemas porque ayer en nuestra presentación tuve un enfrentamiento para la entrega del restante del dinero. El no aparecía. Siempre fue mediante un intermediario la comunicación. Además, él es el dueño del lugar donde nos presentamos (Mi Patria). El Pub estaba lleno totalmente”, sostuvo Ayala en comunicación telefónica.

El hijo del senador fue el empresario que contrato la agrupación para la actividad de la noche de ayer, sábado. Colegas de Ayala le han notificado haber tenido problemas anteriormente con Seilhamer, propietario del Club Latino Mi Patria.

El contrato estipula que Seilhamer se haría cargo de la transportación, estadía, pasajes y pago de la presentación de la PR Power.

La agrupación se encuentra de gira en este estado desde el pasado viernes cuando se presentaron en San Antonio. La noche de ayer sábado viajaron a Killeen y hoy están supuestos a culminar esta serie de presentaciones en Houston, Texas.

Al momento de la comunicación, el director y trompetista de la PR Power se encontraba a la espera de que una compañía de transportación subcontratada por él, llegara al hotel para llevarlos hasta Houston para su última presentación de esta noche
16 jun. 2012 0 comentarios

"Oye lo que te conviene" (15 Junio 2012)


Si no pudiste verla, esta es la emisión de ayer (viernes 15 Junio) de "Oye lo que te conviene" que tuvo como invitado especial a Isidro Infante



Video streaming by Ustream
0 comentarios

Doble celebración para Andy Montañez


Fuente: Primera Hora, Puerto Rico. Por: Frances Tirado


Andy Montañez no sólo celebra que pasará este domingo, Día de los Padres, junto con su familia luego de salir con vida de un accidente de tránsito en Colombia, sino también celebrará que se siente estar preparado para su concierto en el Choliseo, tras irle bien con su pie en un show privado que ofreció este jueves en Fajardo.

Tras la herida que sufrió en el empeine de su pie derecho, que le fue operado cuatro veces y se le puso un injerto de la piel de uno de sus muslos, revela emocionado a Primera Hora que pudo estar de pie cantando con una leve molestia, tras haber salido del hospital el pasado 31 de mayo.

De regreso de Fajardo al área metropolitana en compañía de su inseparable esposa, Xiomara Acuña, Andy Montañez comenta vía telefónica que “hice mi primer trabajo porque ya tenía ese compromiso. Tocamos en una fiesta privada y el público nos recibió muy bien”.

“Hice mucho tiempo parado y no me dolía (el pie) y no me cansé y eso me demuestra que estoy preparado para el concierto”, revela a Primera Hora el músico que estuvo apoyado de un bastón y acompañado en la actividad por su bajista Carlos Martínez, su pianista y director musical Pedro de Jesús y su hijo Harold.

“El Niño de Trastalleres” iniciará la semana próxima los ensayos para su espectáculo Los 50 años de Andy Montañez en la salsa que será el sábado, 14 de julio en el Coliseo de Puerto Rico, en Hato Rey.

Entre sus invitados figuran Victoria Sanabria, Julio Voltio, Daddy Yankee y Johnny Ventura, quien según el salsero le manifestó que “va a hacer anécdotas mías, ojalá y no las haga (ríe)”.

La voz de Las hojas blancas asegura que “tengo unos deseos bien grandes de hacer el concierto y estoy preparado para dar gracias a Dios”.

En ese espectáculo le rendirá homenaje a su hermano Marcos Montañez, quien falleció de cáncer del cerebro varios días antes de que Andy sufriera el accidente en Colombia el pasado 30 de abril.

“Marcos fue mi compañero en El Gran Combo y lo voy a recordar en ese concierto. Espero que el público esté conmigo ahí”, sostiene con el carisma que lo caracteriza.


Chistes, recuerdos y canciones

Andy aprovechará este domingo para no sólo hacer chistes y cantar junto con sus familiares y sus hijos gemelos Alfredo y Andrea, sino para también recordar a su fenecido padre, Andrés Montañez, a quien describe como un hombre bohemio que le encantaba la música y el tango.

Además, compartirá junto a su madre Celina Rodríguez aprovechando que la tiene con vida y con salud. El punto de encuentro será en un apartamento de su hermana Guadalupe, quien reside en Estados Unidos, pero visita la Isla.

“Mi papá era un bohemio empedernido y le gustaba tocar guitarra y el tango. Los fines de semana en casa siempre había una reunión de amigos y eso lo recuerdo con mucho cariño”, relata el vocalista que tiene 74 años de edad.

Recuerda, asimismo, que su procreador “era un obrero, un trabajador. Trabajaba en una compañía que transportaba la miel en Puerta de Tierra, trabajaba horas extras y noches enteras y sacaba su tiempo para compartir con la familia y sus amigos. Era un tipo muy recto y tenía un sentido de lo que era la responsabilidad como hombre que nos la inculcó a sus hijos”.

“Mi padre era un bohemio y lo recuerdo con mucho cariño y mucho amor. Es una de las personas más significativas en mi vida”, precisa el sonero.

Agrega que quizá se lleve el domingo su guitarra para “cantar las canciones que él cantaba y los tangos, y recordar las cosas que hacía”.
15 jun. 2012 0 comentarios

Hoy Isidro Infante en "Oye lo que te conviene"




¡Cambio de planes en la programación de hoy!

Gracias a Angel Chaname, quien me llamó casi al filo de la medianoche de ayer, hoy estará en "Oye lo que te conviene" el maestro Isidro Infante, recién llegadito a Lima.

Isidro lleva más de tres décadas en la música, al lado de nombres grandes como Celia Cruz, Héctor Lavoe, Willie Colon, Louie Ramirez, Marc Anthony, India y no sigo porque no termino.

Por si fuera poco, Isidro fue el Director Musical de Fania All Stars el año pasado en Perú.

Bueno, Isidro Infante estará con nosotros esta noche en "Oye lo que te Conviene", desde las 7:00 pm., vía La Mula TV
0 comentarios

En Radio Capital


Gracias a César Bedón y a Jesús Véliz por la invitación el pasado lunes a su sintonizado espacio en Radio Capital para hablar un poco de Salsa.

Si no la pudieron ver, acá está la entrevista.








11 jun. 2012 0 comentarios

Hoy en Radio Capital




Esta noche estaré en Radio Capital (96.7FM de Lima) para conversar sobre Salsa, especialmente del nuevo disco de Cheo Feliciano y Rubén Blades "Eba Say Aja".


La entrevista será a las 8:00 de la noche durante el programa de César Bedón y Jesus Véliz
8 jun. 2012 0 comentarios

Una buena noticia: El Latin Jazz recupera su categoríoa individual en los Grammys

Congratulaciones a todos los que "cabildearon" por esta restitución, en especial a mi amigo Bobby Sanabria. Celebremos...




Fuente: Agencia EFE

El jazz latino volverá a tener un galardón propio en los prestigiosos Grammy después de que la Academia de las Artes y las Ciencias de la Grabación de Estados Unidos (NARAS) diera hoy marcha atrás a la decisión hace un año de excluirlo de esos premios.

Tras una larga batalla en un tribunal de Nueva York, el músico Bobby Sanabria, al frente de las críticas contra la decisión inicial de la Academia, aseguró a Efe que hoy es un día de celebración y para “festejar que con el esfuerzo de todos fue reinstalado el jazz latino” y otras dos categorías.

Sanabria y sus compañeros músicos Mark Levine, Gene Marlow y Ben Lapidus presentaron una demanda en 2011 contra NARAS en la que exigían la restitución del jazz latino en los premios, en la que estuvieron representados por el abogado Roger Maldonado.

La organización del Grammy anunció en abril del año pasado que reduciría de 109 a 78 el número de premios que entrega a partir de febrero de 2012, en la primera gran reforma de estos galardones desde su creación en 1959.

Además del Grammy al mejor álbum de jazz latino, NARAS restituyó hoy también el premio al mejor álbum urbano contemporáneo y al mejor compendio de música clásica, con lo que a partir del próximo año entregará 81 galardones.

El anuncio de hoy llega dos semanas después de que Sanabria, Levine, Marlow y Lapidus notificaran al Tribunal Supremo de Manhattan (Nueva York) su intención de apelar la decisión que tomó unas semanas antes avalando la eliminación del jazz latino de esos premios por parte de la Academia.

“Nosotros íbamos a seguir la pelea”, afirmó Sanabria a Efe, y agregó que con el fin del litigio podrá dedicarse de lleno a la música, que hoy le llevará al Lehman College en El Bronx, para un concierto junto a su Big Band en homenaje al pianista de jazz y compositor Duke Ellington (1899-1974).

“Ojalá que la decisión anunciada hoy abra el camino para reinstalar las otras categorías que quitaron. Lo bueno es que ahora tendremos (nuevamente) la oportunidad del reconocimiento en un género que nos representa como latinos en la Academia al más alto nivel”, afirmó.

Para Sanabria, la decisión de la Academia es un reconocimiento a músicos latinos propulsores del género y al pianista Eddie Palmieri, que durante 17 años luchó para que se creara la categoría, que finalmente se instituyó en 1995.

Dijo además que le sorprendió y reconoció que es el esfuerzo “de la batalla de todos” los músicos de diferentes partes del mundo que los apoyaron, así como organizaciones y del público que firmaron la petición pidiendo a la Academia que reconsiderara su decisión.

“Lo positivo también de esta decisión es que los jóvenes que están estudiando y son fanáticos de esta música tienen la oportunidad de ser reconocidos” con un Grammy, afirmó Sanabria, de origen puertorriqueño, nominado en cinco ocasiones a ese premio.

“La única pena es que los que hicieron grabaciones el año pasado no tuvieron la oportunidad de competir” en esta categoría, lamentó.

Por su parte, el abogado Maldonado aseguró a Efe que la Academia “tomó la decisión correcta” pero no le sorprendió porque en mayo pasado supieron que la junta de directores estaba considerando reinstalar algunas categorías, aunque habían indicado “que mientras estuviera el pleito legal, no lo harían”.

“Ya no hay que seguir con la apelación. Al tomar la decisión (de reinstalar el jazz latino a los premios) nos otorgó lo que estábamos pidiendo”, dijo.

Maldonado espera que el resto de las categorías eliminadas “puedan negociar” con la junta de directores de la Academia “para que reconsideren igual que hicieron con el jazz latino” y las otras dos que no tuvieron que ir a un tribunal para que fueran incluidas nuevamente en los premios.
0 comentarios

Hoy El Gran Combo en "Oye lo que te conviene"



La de hoy será una edición muy especial en "Oye lo que te conviene" puesto que tendremos de invitados especiales a varios de los integrantes de El Gran Combo de Puerto Rico, que mañana celebrará en el Estadio Nacional de Lima sus Bodas de Oro, 50 Años haciendo bailar a su pueblo.

Los invito a ver esta noche, a partir de las 7:00 p.m., "Oye lo que te conviene", vía La Mula TV
7 jun. 2012 0 comentarios

Cesar Miguel Rondón entrevista a Eddie Palmieri


El autor de "El Libro de la Salsa" entrevista a "El Sol de la Música Latina"


0 comentarios

El Genio Louie Ramirez


La primera nota que escribí para El Comercio de Lima (Diciembre 1993) fue dedicada a él.

Productor, multi-instrumentalista, arreglista, director musical, Louie Ramírez fue uno de las grandes figuras de aquellos tiempos en que cada disco de Salsa o Latin Jazz valían la pena.

Ramírez falleció un 7 de junio (como hoy) diecinueve años atrás.

Para recordarlo, un tema de su Tribute to Cal Tjader de 1987 (que "curiosamente" años después una disquera lo sacó en CD pero dándole el crédito principal a Paquito D´Rivera ¿¿¿¿¿¿¿¿¿??????)

El vibráfono de Louie y la flauta de Fajardo (¿o de MArio Rivera?) en la versión de "It Could Happen To You".

0 comentarios

Juan Luis Guerra llega a los 55 años en la cúspide de su carrera



Juan Luis Guerra cumple este jueves 55 años encaramado en una popularidad que le sitúa, sin dudas, como el más internacional de los artistas dominicanos a golpe de candentes y seductores ritmos populares aderezados en los últimos años con temas salidos de su fe cristiana.

Este larguirucho soñador que un día dejó los estudios universitarios de filosofía para seguir su pasión por la música y que ha sabido llevar con éxito el merengue y la bachata a lugares como Japón y Australia ha logrado conquistar a medio mundo.

En 1984 con la salida de su primer álbum, "Soplando", no era fácil vaticinar que este tímido cantautor al frente de su grupo 4-40 alcanzaría la dimensión mundial de la que hoy goza por lo raro que se hacía escuchar merengue mezclado con el jazz que Guerra estudió muy bien en el Berklee College of Music de Boston, en Estados Unidos.

Eran los tiempos del "boom" del merengue, del refinamiento del ritmo a través de jóvenes maestros como Manuel Tejada, quien le produjo un disco de antología al cantante Alex Bueno capaz de competir de "tú a tú" con Fernando Villalona, "El Mayimbe", el merenguero dominicano más carismático de la historia.

Pero Juan Luis Guerra supo enganchar con el gusto popular con ese estilo suave y diferente que dio un giro más comercial con su segunda producción, "Mudanza y acarreo" (1985) y después con "Mientras más lo pienso... tu" (1986), que definitivamente marcaron el surgimiento de un artista de muchos quilates.

La consagración le llegó a Juan Luis con la emblemática "Ojalá que llueva café" (1990) y especialmente con "Bachata rosa" (1991), que el propio intérprete cree que ha sido su marca de fábrica.

"En la etapa creadora de los artistas se toma una obra como la más completa (...) quién podría decir que haya una producción más acabada dentro de la magnífica música de Joan Manuel Serrat que Mediterráneo", dijo Guerra la noche que presentó en 2007, su penúltimo álbum "La llave de mi corazón".

De seguro que esa apreciación es compartida por muchos de los seguidores del "maestro" -como le llaman consagrados artistas como Juanes, Enrique Iglesias o Miguel Bosé-, pues ese disco contiene algunas de sus más afamadas creaciones: "La bilirrubina", "Burbujas de amor", "Estrellitas y duendes", "Como abeja al panal", "Bachata rosa"...

Después de 28 años establecido como una estrella de la música latinoamericana, con premios y reconocimientos por doquier y vendido millones de discos, Juan Luis Guerra sigue siendo un hombre de bajo perfil al que en pocas ocasiones se le ve en lugares públicos.

Su vida gira en torno a su devoción hacia Jesucristo, al que agradece constantemente el "don" que le ha dado, y el haberlo rescatado de momentos críticos que le apartaron de la música y de los escenarios.

Guerra ha sabido mantener un equilibrio entre su producción secular y la de alabanza dedicando a Dios las entregas "Para ti" (2005) y la más reciente "Colección cristiana", de febrero pasado, en el que destaca el corte "En el cielo no hay hospital".

"Siempre he dicho que las canciones no cambian las cosas, las cosas las cambian los hombres que escuchan las canciones", opinó recientemente Guerra sobre su manera de interpretar los problemas sociales que su voz ha denunciado en varias ocasiones.

El autor, quien también ha alcanzado fama por sus baladas, tiene en la "Fundación Juan Luis Guerra" un vehículo para asistir a los necesitados en República Dominicana y que sirvió de plataforma para el concierto "Un canto de esperanza por Haití", en favor de los afectados por el terremoto de 2010 que azotó esa nación.

El cantante y compositor se prepara estos días para presentar en Santo Domingo el concierto de su gira mundial "AsondeGuerra", que desde el año pasado pasea por tres continentes.

Y como deseo recientemente desveló un anhelo de lujo: quiere grabar una bachata con Paul McCartney.
5 jun. 2012 0 comentarios

Charlie Aponte: "Las drogas son un callejón sin salida"



Fuente: Diario 16. Por: Ana Lucía Silva


Hablar de salsa es hablar de El Gran Combo. Son 50 años de son, ritmo y sandungueo que nos entregan en una carrera llena de éxitos y reconocimiento. Los puertorriqueños llegan al Perú para deleitar a sus fanáticos este sábado 9 de junio en el Estadio Nacional que se abrirá para recibir a la salsa colosal. Una de las voces principales, el sonero Charlie Aponte, nos cuenta cómo se mantuvo alejado de las drogas, sobre su relación con el recordado Héctor Lavoe y el gran amor que le tiene a nuestro país.

-¿Cómo celebran estos 50 años de exitosa carrera?
Nuestra regla es complacer a la gente, y por eso en los conciertos estamos tocando los temas que quieren oír. Habíamos desarrollado un show en el que se presentaban los temas de acuerdo a las diferentes décadas, pero nos dimos cuenta de que nuestro público también está integrado por gente joven y debimos acoplarnos a ellos. Es algo que nos llena de mucho orgullo, es increíble cómo, a pesar de tener 50 años de formados, hay tanta gente joven que nos sigue. Eso nos da felicidad.

-Nuestro país les tiene un gran cariño. ¿Cómo es tu relación con el Perú?
El Perú ha sido una de las plazas más importantes que hemos tenido en muchos años. El público es muy especial, se desvive por el artista, nos miran como en un plano casi no humano y El Gran Combo simplemente trabaja haciendo música para complacer al público. Aparte de lo chévere de la gente, está su comida. Yo amo la comida peruana, lo primero que hago al llegar es comer.

-Su último disco “Si no hay salsa, no hay paraíso” fue todo un boom. ¿Ya hay planes de un nuevo lanzamiento?
Muchas gracias. Sí, tenemos una recopilación de casi 30 temas, pero está en veremos si lo sacamos o no. El aniversario pudo ser un motivo, pero por cuestión de tiempo no se pudo hacer; esperamos hacerlo pronto. Estamos usando un método para hacer las canciones como si fueran en concierto, los temas de antes, pero más larguitos, más arregladitos.

-Se sabe que en el mundo de la música corre mucha droga. ¿Cómo te mantuviste alejado de los vicios?
Yo desde siempre tuve a la droga muy cerca de mí, conocí a mucha gente que perdió todo por este mal vicio, gente que perdió hasta la vida. Yo sabía que la droga era un callejón sin salida, un mundo horrible en el que no se puede estar. Teniendo eso claro, gracias a papá Dios, jamás caí en drogas. Claro que la tentación siempre estuvo, y así como la hay en el ambiente de la música, la hay en todas partes.

-Héctor Lavoe, otro salsero muy recordado, consumió drogas. ¿Cómo fue tu relación con él?
Yo lo conocí muy bien y puedo afirmar que la persona que presentan en la película que trata sobre su vida no es para nada lo que realmente fue. Presentaron a otra persona porque solo preguntaron a su esposa, solo tenían la versión de una mujer enojada y llena de resentimientos. El Héctor que conocí fue un gran padre y un gran amigo. Nuestra relación era muy cercana.

-¿Cuál es el recuerdo más grande que tienes de Lavoe?
Cuando estuvimos en el Madison Square Garden, Héctor me dio un consejo que nunca olvido. Me dijo que al llegar a casa abrace a mi familia. Me lo dijo porque estaba muy dolido por la pérdida de su hijo, y poco tiempo después ocurrió su muerte. Eso es algo que jamás olvidaré.

Dato: El sábado 9 de junio, El Gran Combo dará un gran concierto en el Estadio Nacional para celebrar sus 50 años de éxitos. Las entradas están a la venta en Teleticket de Wong y Metro.
4 jun. 2012 0 comentarios

Cano Estremera: el showman de la Salsa




Fuente: Primera Hora, Puerto Rico. Por: Mariela Fullana Acosta

La descarga que ofreció ayer en la tarde Cano Estremera en su concierto de aniversario dejó establecido por qué sigue siendo de los más odiados y más queridos de la salsa.

El artista llevó a cabo su concierto 30 años: La profecía ante casa llena en el Centro de Bellas Artes de San Juan, donde lejos de dar rienda suelta a su carácter irreverente y tirarle con to’ a sus colegas músicos, lució más comedido en sus comentarios y en sus soneos.

Desde el principio del evento, el Cano le pidió al público que no lo agitaran porque eso le “costaría” muchos bailes y guisos, pero al final, el público seguía tentando a su artista. Algunos de los presentes le gritaban: “Viene, vamo’ a lo que vinimos”, mientras otros lo agitaban con comentarios como: “Haz lo que Bobby (Valentín) te enseñó” o “Cano, abusador”.

Cano Estremera le contestó a su público enviándole un caluroso saludo: “Un saludito a los que están sentados allá arriba, que es toda esa gente que tiene Internet gratis en San Juan. Y a los de abajo, también, que son los que tienen pillo de luz en la casa, por supuesto”, expresó el solista, provocando la risa de los presentes.

“Yo sé que muchos de los que están aquí no me quieren mucho, pero la mayoría de los que vinieron sé que sí me quieren”, confesó el cantante al principio del concierto, que arrancó a las 4:00 de la tarde.

Los fanáticos del sonero se gozaron de principio a fin la presentación, a juzgar por los gritos, aplausos y comentarios que sazonaron la velada.

Cano Estremera dio cátedra de buen ritmo y fue tremendo showman, al echarse al público al bolsillo con su jocosa personalidad, buena interpretación y una que otra tiraera.

“Sé que muchos están aquí porque quieren saber quién es ‘Boca de burro’”, comentó sobre uno de sus soneos en el que hace alusión a un colega salsero. El nombre del músico no lo reveló el vocalista, pero sí “Papo Swing”, personaje interpretado por el actor Raulito Carbonell, quien fue el invitado del concierto.

“¡Ay, Rafael Ithier!”, se limitó a exclamar “Papo Swing”, después que Cano Estremera le dijera “el secreto”.

El repertorio del concierto incluyó temas como Avísale a mi contrario, El caimán y Muñeco, que fueron magistralmente orquestados por un grupo de músicos dirigidos por José Lugo. A estas canciones les siguieron las versiones salsersas de Me va a extrañar, Ámame en cámara lenta y Pero me hiciste tuyo.

“Ya se pueden ir todas las románticas que vinieron acompañadas de sus maridos. Para ustedes, ya el show se acabó”, comentó después de estos números.

Seguido vino un set de canciones que popularizó cuando fue cantante de la orquesta de Bobby Valentín, siendo de las más aplaudidas La boda de ella.

Un popurrí de boleros y Boranda, con la que Cano aprovechó para cambiarse su traje de seda gris por uno violeta, tampoco faltaron.

“Esto para la segunda parte del juego, papi... Ahora me dicen Pepto-Bismol”, bromeó.

Uno de los momentos emotivos del concierto fue cuando el artista presentó a su madre, Juanita Colón, de 86 años, por quien pidió un aplauso.

“Supiste sacar la comida de la boca para dárnosla a nosotros”, expresó emocionado sobre su progenitora.

El evento continuó con buen ritmo con la canción El toro, en la que el cantante aprovechó para tirarles a los alcaldes del país que no lo contratan.

“La mejor manera de saber qué municipio es corrupto en Puerto Rico es cuando el Cano Estremera no toca en ese municipio”, enfatizó el cantante para soltar su “toro”.

El final del concierto vino con las canciones La profecía, su nuevo sencillo en promoción, y Mi gente, que interpretó acompañado de Raulito Carbonell, quien personificó al cantante Héctor Lavoe.

“Mi frustración fue que no pude cantar con los mejores soneros porque ya están muertos. Pero en esta ñapa imaginen que estoy con mi sonero favorito”, concluyó el vocalista albino oriundo de Barrio Obrero, quien ayer cumplió su profecía de ser el mejor.
2 jun. 2012 0 comentarios

"Oye lo que te conviene" (1 Junio 2012)


Si no pudiste verla esta es la edición de ayer, viernes 1, de "Oye lo que te conviene", el programa salsero de televisión que ha cumplido seis meses en La Mula y que contó con la presencia del gran Pablo Villanueva "Melcochita", quien conversó con nosotros sobre su faceta salsera



Video streaming by Ustream
1 jun. 2012 0 comentarios

Celia Cruz elegida ícono de la cultura americana




Fuente: Agencia EFE

La cantante cubana Celia Cruz fue elegida por el público como ícono de la cultura americana y el artista Robert Weingarten realizará un retrato biográfico, que será exhibido en el Museo Nacional de Historia del Smithsonian en Washington.

El museo ofreció la posibilidad a los internautas de elegir entre otras cuatro figuras históricas para este retrato, que será presentado en otoño, según informó la institución.

Audie Murphy (1925-1971) uno de los más famosos y condecorados combatientes estadounidenses en la II Guerra Mundial; Alice Paul (1885-1977) que pasó a la historia como activista por los derechos de las mujeres; Samuel Morse (1791-1872) inventor del telégrafo, y Frederick Douglas (1818-1895) reformador social y escritor.

Pero Cruz se convirtió en la ganadora con más de 11.000 votos, según la institución, que destacó que la vida de la Reina de la Salsa ilustra múltiples facetas de la inmigración, la música y el entretenimiento.

Weingarten compone sus obras superponiendo capas de imágenes significativas que representen la esencia de su personaje, por eso el museo pide la colaboración del público para que opine en su página web qué es lo que no puede faltar para describir la vida de Celia Cruz. Sin duda, ¡azúcar!
0 comentarios

Rafael Ithier: " La Salsa está en auge, la crisis es de la economía"



Fuente: Peru21. Por Gonzalo Pajares


El Gran Combo es una de las orquestas salseras más importantes de la historia. Dirigida por el gran Rafael Ithier, llega desde Puerto Rico a celebrar sus 50 años. Hoy estarán en Ica; mañana, en Chiclayo; el 4 de junio, en Huancayo; el 8, en Arequipa, y el fin de fiesta será este 9 de junio en el Estadio Nacional, donde serán secundados por Los Adolescentes y por Maelo Ruiz. A bailar. Entradas: Teleticket.

¿Qué siente cuando escucha la palabra ‘salsa’?
Me siento un ciudadano del mundo. Lo que hoy llamamos salsa siempre ha sido música tropical. Solo se le ha cambiado el nombre, pero la música es la misma. La música, además, es un idioma universal, y la salsa, al ser una de sus manifestaciones, también lo es.

Su instrumento es el piano…
Empecé tocando el contrabajo pero, como era un hombre muy finito y el contrabajo pesaba mucho, cambié de instrumento gracias a una hermana que me compró un piano. La verdad, más que tocarlo, le daba de macetazos (ríe). Aprendí un poquito y, poco a poco, me familiaricé con el instrumento. Soy un autodidacta y hago lo que se me ocurre. Eso sí, al piano yo no lo conozco ni creo que lo sepa tocar (risas). Lo hago solo para llenar el expediente (ríe).

¿Qué tan importante ha sido el piano para la salsa?
Alrededor de 1936-1937, en la orquesta cubana Casino de la Playa, se destacó el gran Miguelito Valdés, quien fue quien introdujo los solos de piano en la música tropical. Estos se pusieron de moda y, así, el piano se integró a la orquesta salsera.

Si no es un buen pianista, reconocerá que sí es un buen director de orquesta…
Soy un buen organizador. Estuve dos años en el Ejército y allí me hice muy disciplinado. Y esto lo he aplicado en mi vida y en la música. Esto caló en mis compañeros, quienes tienen un gran sentido de responsabilidad.

Discúlpeme el prejuicio, pero yo no me imagino a un salsero como el rey de la disciplina…
(Ríe). Ese prejuicio va en contra de todos los músicos, no solo de los salseros. Sucede que nuestro trabajo está vinculado con el placer, por eso damos la impresión de que las cosas no nos importan mucho. Pero no es así, nuestro oficio es como cualquier otro. También es una cuestión de juventud pues cuando uno crece se da cuenta de que hay que ser responsable con uno mismo y con los demás.

La salsa está asociada al baile, a la fiesta, a la diversión, a territorios placenteros…
Seguro. En nuestro ambiente se invitaba a las mujeres para que estas atrajesen a los hombres a los locales donde tocábamos. La música, pues, se presta al placer, pero no es solo la salsa, es la música (ríe).

¿Cuál es el aporte de El Gran Combo a la música?
Nuestro aporte a la música latinoamericana, a la música popular, es nuestra gran organización, nuestra disciplina, nuestra permanencia. Nosotros somos un grupo responsable con su trabajo. No en vano estamos cumpliendo 50 años. Esta carrera ha sido bastante difícil, pero hemos sabido compaginar nuestras afinidades, tanto así que aquí no hay figuras individuales. Aquí, la estrella es la orquesta. Además, para nosotros, vacilarnos es trabajar. Claro, nos tomamos unos traguitos de pisco, pero siempre salimos a tocar… y a tocar muy bien (ríe).

Don Rafael, no negará que han hecho buena música…
(Ríe). Gracias. Muchos dicen que es buena, pero también tenemos nuestros detractores. Somos unos agradecidos pues el premio más grande que hemos recibido es el cariño de la gente. Trabajamos para satisfacer al público, pero nunca fuimos chabacanos, hirientes. Tocamos para divertir a la gente, hablándole de su mundo cotidiano, evitando el panfleto, hablándole a su sensibilidad, no hiriéndola.

¿Ya pasó el mejor momento de la salsa?
Te respondo así: acabamos de hacer una gira por todo EE.UU. Esta semana estaremos en Perú; luego vamos a Colombia, a Ecuador. Más tarde vamos a Puerto Rico y a México. Después estaremos en Australia, Singapur, Corea, Japón, Hong Kong. De regreso pasamos por Madrid, Estocolmo y Estambul. Dime, ¿esto muestra una crisis de la salsa? Lo que está mal es la economía. Hoy no hay promoción, no se graba ni se sacan discos como antes por la piratería. Esto impide que las orquestas nuevas, muchas de ellas fabulosas, tengan el impacto que merecen. Y los malos tiempos no son solo para la salsa… ni Madonna vende como antes. La música está bien, lo que está en crisis es el negocio. Y a nosotros nos va bien, primero, porque somos El Gran Combo; segundo, porque cumplimos 50 años.

¿Cómo ve a la gente y a la música peruanas?
Ustedes tienen un folclor que es una maravilla y unos músicos fabulosos. Si me ponen dos guitarras y a Eva Ayllón cantando, soy feliz y no me muevo del lugar jamás (risas).

AUTOFICHA

- El Gran Combo cumple 50 años. Tiene músicos que están aquí hace 42 años, hace 38, hace 32. Y estamos vigentes porque somos una figura colectiva, no individual.

- Hemos tocado en Trujillo, en Iquitos, en Ica, en Arequipa, en Lima, y hemos comprobado que los peruanos conocen de salsa. Esto nos emociona.

- Tito Puente, Tito Rodríguez, Santos Colón, Miguelito Valdés, Arsenio Rodríguez y la Fania son algunos de los pioneros de la salsa, unos grandes. Por ellos estamos aquí.