12 de feb. de 2011

Entrevista a Nicky Marrero



Fuente: Diario Correo, Perú

"Quiero una clase intensiva de cajón peruano"

Dato
Nicky Marrero promete a los peruanos un show inolvidable con la Fania All Star, el 19 de marzo en el Estadio San Marcos. "Será mi primera visita, pero no la última. Estoy seguro de que esa noche será mágica. Allá nos encontramos pronto", expresó.
Cuando los timbaleros eran liderados por el gran Tito Puente hizo su aparición en la escena musical Nicky Marrero, un chamaquito que logró establecer con los años un estilo propio, imitado por muchos artistas en el mundo, convirtiéndose en una leyenda viva.

Nicky vendrá por primera vez al Perú con la Fania All Star y para saludar a sus seguidores conversó ayer telefónicamente con Correo.

"Mis compañeros me han dicho que los peruanos son muy cariñosos y el país una constelación de atractivos. Iré por tres días, pero me gustaría quedarme una semana completa para hacer turismo y conocer Machu Picchu. Tengo grandes amigos de Perú como Carlos Pelusa del Carpio, Lucho Cueto y Álex Acuña, aunque mi comunicación con ellos es más por internet", indicó el consagrado percusionista.

"La crítica especializada me ha tratado muy bien, pero no me considero una leyenda. Soy un humilde servidor del público, así soy feliz. Es cierto que tengo mi propio estilo musical porque desarrollé mi talento junto a prestigiosos maestros que me permitieron ejecutar algunas innovaciones para encontrar un criterio rítmico particular.

MI AMIGO LAVOE
Marrero no quiso olvidar en esta charla a su gran amigo Héctor Lavoe, su cómplice de mil aventuras. "Hemos grabado mucho tiempo juntos, era un tipo muy humilde y con un amplio sentido del humor. Era muy cómico cuando salíamos y gastaba varios bromas", agregó.

DAME UN CAJÓN PERUANO
Su amor por la música lo ha llevado a pasear su talento con varios géneros musicales. Además del jazz y la salsa, también ha practicado con ritmos brasileños, el tango argentino y valses peruanos. "Hace muchos años me regalaron un cajón peruano, pero ahora está medio rajado. Cuando llegue a Lima quiero clases intensivas para ofrecer un pequeño número y de esta manera rendir homenaje a un pueblo con tanta tradición. Yo me adapto con todos los ritmos y el instrumento que ustedes tienen ofrece melodías intensas que me fascinan�, sostuvo.

ALEJADO DE VICIOS
Pese a la formalidad que exige su trabajo docente en conservatorios, Nicky Marrero siempre tuvo una imagen divertida e informal. Durante una época enfrentó a fuertes tentaciones como las drogas y el alcohol, pero supo salir adelante y vencer a estos vicios que lograron desaparecer de la escena musical a muchas estrellas. "A veces nos desviamos con cosas que no tienen importancia en la vida. Traté de buscar un equilibrio y salir del lado oscuro. Ahora mi corazón está entregado a Dios y escucho consejos de gente que me ama. El respeto volvió a mi vida y vivo en paz", enfatizó.