30 sept. 2010 0 comentarios

"Saludando" a Héctor Lavoe

“No creas que me he olvidado”, fue lo que le dije a Gerardo cuando me llamó esta mañana para “recordármelo”.

Es imposible que lo haga porque hoy, 30 de Setiembre también es cumpleaños de Milagros, mi esposa.

Ocurre que tanto se ha hablado y escrito sobre Héctor, que parece difícil decir algo nuevo sobre él.

Esta vez solo diré (de nuevo) que en el Perú hay un antes y después de la Feria del Hogar de 1986, cuando Lavoe llegó por única vez a para esas seis noches ya legendarias en el Gran Estelar.

Mi recuerdo y tributo a El Cantante, con uno de sus últimos hits (1987) “Plato de Segunda Mesa” y, a continuación, lo que escribiera a comienzos de semana Rafael Vega para El Nuevo Día de Puerto Rico






Una voz que nunca enmudece
Fuente: El Nuevo Día, Puerto Rico. Por Rafael Vega Curry

El 29 de junio de 1993, ya casi llegando a mi casa, encendí la radio del viejo Jetta. Lo que escuché me dio mala espina. Mi emisora favorita de aquel entonces no paraba de tocar las canciones de Héctor Lavoe, una tras otra. Sin interrupciones, sin anuncios.

Sentí que el pecho se me apretaba.

Al cabo de un rato, el locutor confirmó con voz inusualmente pausada lo que ya yo presentía: el que llegaría a ser conocido como el Cantante de los Cantantes, el hombre que una vez alegó que respiraba debajo del agua, había muerto a los 46 años, víctima de un ataque cardiaco. La radio simplemente estaba rindiéndole homenaje.

Era el desenlace inevitable de una vida dedicada a dar alegría, pero a la vez increíblemente marcada por la tragedia.

Héctor Juan Pérez Martínez nació el 30 de septiembre de 1946 en el barrio Machuelo de Ponce. A los 17 años, en contra de los deseos de su padre, se marchó a Nueva York. Fue la personificación del jibarito que se va a la gran ciudad buscando ser alguien.

No tenía manera de saber que terminaría siendo uno de los principales iconos de la salsa -ese fenómeno cultural que se forjó en Nueva York a fines de los años 60 con las aportaciones de puertorriqueños, cubanos, dominicanos y norteamericanos-, el cantante más admirado después de Ismael Rivera, el Sonero Mayor. Muchos de mi generación, de hecho, nos identificamos más con él que con Maelo. Crecimos juntos, por así decirlo.

Crecimos disfrutando el júbilo que transmitía su voz cremosa en canciones que grabó junto a Willie Colón como “Ah-ah, oh no” (“Si yo te pido un besito / y te toco la manito”...), su sagacidad callejera en “Te conozco (bacalao)” o “Barrunto”, su agudeza soneril en “La banda”, su despliegue de humor en “Qué bien te ves”, un tributo a su ídolo de juventud, Chuito el de Bayamón. “Mi gente” siempre ha sido un homenaje a la alegría, una canción para subirle el ánimo a cualquiera. Y la Navidad no merece su nombre sin escuchar “Canto a Borinquen”, o mejor, los dos volúmenes completos de “Asalto Navideño”, los discos más vendidos de la Fania.

Héctor Lavoe, quien hubiera cumplido 64 años el próximo jueves 30, personificó una mezcla de sandunga y despreocupación que probó ser irresistible para generaciones de melómanos.

Pero había una sorpresa que el cantante y Willie Colón -quien siguió siendo el productor de sus discos a pesar de que Lavoe ya tenía su propia banda- le tenían guardada a su público. Esa sorpresa llegó en 1976.

Para ese tiempo yo vivía con mis padres y solía escuchar música por las noches en un medio bastante modesto. Era un radio pequeño, un humilde artefacto que no tenía muy buena recepción que digamos. Una noche, mientras le daba vueltas al dial de aquel radio para ver qué estación se escuchaba mejor, sonó una canción nueva de Lavoe. Decía algo sobre un periódico de ayer. Jum, está chévere ese coro, pensé.

Luego llegó lo que en el argot musical se conoce como el mambo, o la moña, esa parte instrumental en la que cantante y coro callan y la sección de vientos hace su parte. En este caso, arrancaron primero los dos trombones y la trompeta que Lavoe solía emplear en aquel tiempo.

Y de momento, sin que nada lo hubiese anunciado, surgen esos violines, arremolinándose primero debajo de los trombones y la trompeta, elevándose después sobre ellos, entrelazándose, volviendo a subir hacia las alturas y sosteniéndose allí, coloreando la melodía como nunca antes había ocurrido en la salsa, imprimiéndole a aquel mambo una melancolía inaudita que sin embargo es poderosamente seductora, de esas que se quedan en la memoria.

Era como si un milagrito hubiese ocurrido en mi pequeño radio.

En estos tiempos globalizados que vivimos, en los que cualquier combinación de sonidos es posible, puede parecer pueril la fascinación de un muchacho de catorce años con el uso de cuerdas en un tema salsero. Pero lo cierto es que fue una innovación que estableció tonalidades nuevas en la música, y a la que Lavoe quedó asociado para siempre. “Periódico de ayer”, compuesta por Catalino Curet Alonso, se convertiría en el sencillo más vendido de la salsa.

Sin embargo, las sombras que acabarían con él ya estaban ahí. Justamente antes de grabar “De ti depende”, su segundo álbum como solista, que incluye “Periódico de ayer”, el cantante desapareció durante un tiempo durante el cual abundaron los rumores. Se decía que había perdido la voz, que había muerto. Su maltrecha voz en “Periódico” evidenciaba que su vida de excesos -marcada por el uso de drogas- había empezado a pasarle la cuenta.

Él se recuperó, al menos durante un tiempo, y en grabaciones posteriores como “El sabio” hace gala de una voz que suena hasta más juvenil que antes.

Pero su suerte ya estaba echada.

La cadena de desgracias que se sucedieron rápidamente a partir de 1987 desafía la credibilidad: el incendio de su apartamento en Queens, del que escapó saltando al vacío; el asesinato de su suegra; la muerte de su hijo mayor a causa de un disparo accidental. Deprimido, Lavoe acentuó su uso de drogas.

En junio de 1988, luego de la cancelación de un concierto en Bayamón, el cantante intentó suicidarse, lanzándose desde el noveno piso del Hotel Regency, en el Condado. El caer sobre una lona evitó su muerte. Poco después vendría el diagnóstico de VIH positivo, que no fue divulgado en el momento.

La soledad, la estrechez económica y el avance inexorable del sida marcaron los cinco años que le restaban de vida.

¿Qué cosas estaría haciendo Héctor Lavoe si viviera? ¿Grabaciones a dúo con Calle 13, con Juan Luis Guerra? ¿Un álbum de interpretaciones de algún autor, digamos Serrat? Imposible saberlo.

Yo prefiero recordar al cantante vivaracho y feliz que tuve la oportunidad de conocer una vez, en el Coliseo Roberto Clemente, hacia 1976.

Inmediatamente después del final de un concierto de las Estrellas de Fania, me acerqué a la tarima -en aquel entonces las tarimas no estaban protegidas por vallas de seguridad y ver a la Fania, en primera fila, costaba $10- para retratar a los músicos con una camarita que mi madre me había prestado.

Y ahí estaba Lavoe, a punto de irse. Le pedí que se detuviera un momento para sacarle una foto. Él puso cara de burla.

“Mira, Cheo”, dijo virándose hacia Cheo Feliciano, quien se aproximaba, “este me quiere retratar con ese camarín”. Y entonces, dirigiéndose a mí, “mira, ¿y tú estás seguro que ese camarín funciona? ¿No es de juguete?”.

No, no era de juguete. Las fotos que le hice aparecen en estas páginas.
0 comentarios

Willie Colon en homenaje a El Gran Combo

Fuente: Inter News Service

La fuerza melódica del trombón de Willie Colón adereza una de las melodías que comprende el especial musical “Salsa: Un homenaje a El Gran Combo”, que produce el Banco Popular de Puerto Rico y que se emitirá este próximo 5 de diciembre.

La participación del músico, recordado por su mote de “El Malo”, se produce en la interpretación del clásico “Desenfunda el cuatro”, un tema que evoca en sus tonalidades la rítmica musical jíbara.

El creador de éxitos como “El Gran Varón”, “Simón”, “Fantasmas” y “Siembra”, entre otros, grabó su segmento de este especial esta tarde, en las instalaciones del Teatro en el Parque que ubica en el condado de Queens, en la ciudad de Nueva York.

Su parte en este proyecto artístico corrió bajo la dirección musical de Isidro Infante y la producción del argentino David Impelluso.

“Es un honor para mí porque (Rafael) Ithier ha sido un ejemplo y un mentor en mi carrera, desde que era chamaco. El Gran Combo siempre fue un símbolo musical para nosotros, que a finales de los años 60 comenzábamos a desarrollarnos en la salsa”, apuntó el artista previo a tomar escena en la grabación.

Willie Colón, que ha bajado 50 libras en menos de cinco meses con sólo imponerse una dieta baja en calorías, reconoce que “Los Mulatos del Sabor” guardan distancia del entorno musical que se desarrolló en la ciudad de Nueva York bajo el imperio de la discográfica Fania.

De la misma manera, sostiene que la orquesta de salsa puertorriqueña es parte de la “enciclopedia obligada a la que acudimos en nuestra época cuando componíamos”.

“Son ejemplo de profesionalismo y una plataforma de hacer cuentos en la música”, arguye.

Para Willie Colón, interpretar un tema de El Gran Combo por primera vez en su carrera musical, es un elogio e ineludiblemente lo lleva a recrear sus años de infante cuando correteaba en la cuesta de la calle 139 del Bronx, donde se crió.

Por eso, en sus soneos, procuró rememorar anécdotas de esa época, reviviendo la fortuna de festejar entre vecinos “en la casa de Toro y Carmen”.

“Es un elogio que me pongan a hacer este número jibaro. Que hayan tenido confianza en mí que hacer esta interpretación”, dice.

Concluida su participación en este especial, el versado músico y compositor partirá de gira a Europa, donde se presentará en las ciudades de Amsterdan, Bruselas y París. Luego visitará Chile y en noviembre actuará en varias ciudades colombianas.


Sella riñas con Rubén Blades Fuente: Primera Hora, Puerto Rico. Por: Héctor Aponte Alequín
Willie Colón está convencido de que, para ser un triunfador en la industria musical, hay que ser un buen artista, pero también un buen administrador y, hasta cierto punto, un buen político.

El pianista boricua Rafael Ithier, director de El Gran Combo de Puerto Rico, es uno de los pocos salseros que tienen esas tres cualidades, analiza Colón. A él, en cambio, le falta el don político y a Rubén Blades, el talento administrativo.

El trombonista llegó a esta conclusión tras reflexionar con Primera Hora sobre la manera en que concluyeron sus desavenencias legales con Blades, y sobre el hecho de que este año recibió su decimoséptima nominación al Grammy Latino sin que todavía se haya ganado ninguno de estos premios, según contó.

“El señor Ithier siempre ha sido ese gran ejemplo en nuestro ámbito. Él y El Gran Combo siempre han sido muy paternales y cariñosos con nosotros. Él es una persona importante, un modelo de cómo nos debemos comportar”, expresó Willie Colón desde Nueva York.

En esta ciudad se encontraba anoche grabando su parte del especial del Banco Popular de Puerto Rico Salsa: un homenaje a El Gran Combo, cuya emisión ocurrirá en diciembre, bajo la dirección de David Impelluso. Esta producción está dedicada a esa veterana orquesta salsera en su cuadragésimo octavo cumpleaños.

Fuera de las cortes
Colón informó a este diario que en mayo pasado decidió retirar la demanda de cobro de honorarios , la cual había sostenido durante tres años contra Blades por su participación en el concierto Siembra... 25 años después, escenificado por ambos artistas en el estadio Hiram Bithorn, en Hato Rey, en 2003.

“El socio de Rubén (Robert Morgalo) hizo un arreglo conmigo y yo lo acepté. Yo siempre lo que quise era que me pagaran por mi trabajo. Y acepté lo que me dieron”, indicó Colón sin precisar la cifra.

Añadió que su colega panameño intentó demandarlo por $250,000 para cubrir los pagos de abogados. “Pero era una demanda frívola y no procedió. Si no hubiera gastado tanta plata, si me hubiera llamado desde el principio y negociaba, no hubiera pasado esto. Pero las personas, por ser testarudos, se consiguen esto”, manifestó Willie.

“Ahora eso es agua pasada para mí, pa’ alante. Es más, si quiere guisar conmigo, que me llame, pero que él no bregue con el dinero, porque podrá ser tremendo artista, pero ese talento de manejar dinero no lo tiene”, remató el instrumentista.

Le falta “venderse”
El cantante reconoció, por otro lado, que él también tiene carencias como hacedor de música. “Hay que tener un poco de actitud de político, hacer una campaña con toda su parafernalia para ser reconocido y ser simpático”, opinó luego que este periódico le cuestionara a qué adjudica su fracaso en los premios de la Academia Latina de Artes y Ciencias de la Grabación.

“Es un problema porque hay gente votando que solamente se deja llevar por el nombre y no saben nada de la música por la que están votando”, denunció.

“Yo tengo ya 17 nominaciones y no me he ganado ni uno. Le deseo suerte” , dijo en referencia al cantautor colombiano Fonseca, con quien está nominado en la categoría de mejor canción tropical por Estar lejos.

Honra sus raíces
En el especial del Banco Popular, Willie protagonizará una secuencia titulada Desenfunda el cuatro, además de sonear e interpretar éxitos de El Gran Combo con su voz y el trombón, detalló.

Aunque su participación es grabada en La Gran Manzana, aún no se sabe si habrá visuales de esta ciudad.

“Seguramente, todos los grupos de salsa que han surgido en Nueva York hayan, en algún momento, recibido la influencia de El Gran Combo, así que sería bueno destacar a los puertorriqueños que vivimos acá y sentimos este legado como nuestro, y nos encargamos de llevarlo de un lado a otro”, enfatizó.

Observó que las nuevas generaciones de salseros “chamaquitos” están en un proceso de “redescubrimiento de las raíces del género”. “Me parece genuino, un buen camino”, atisbó.

En el especial participarán también Michael Stuart, India, Issac Delgado, José Alberto “El Canario”, Tito Rojas, Edgar Daniel, Carolina La O, Luisito Carrión, Ismael Miranda y Sabor de Puerto Rico, entre otros.

Colón dará shows en Europa esta semana, y espera visitar Puerto Rico en diciembre.
29 sept. 2010 0 comentarios

Más sobre Max Salazar

Hace más de una semana falleció en New York el gran historiador de nuestra música Max Salazar. Entre lo publicado en los días recientes acerca de su figura nos sorprendió el dato que aparece en la entrevista que le realiza el colombiano César Pagano (aparecida en el portal Herencia Latina) respecto a que los antepasados de su padre provenían del Perú.

Por otro lado, en su libro Recordando a Tito Puente, El Rey del Timbal (Random House Español, 2000) Steven Loza entrevistó a Salazar, gran amigo de Puente y conocedor de su obra.

A manera de introducción y dando inicio al capítulo 3 del libro, don Max dice lo siguiente:

Déjeme hacer una exposición de apertura. La música ha sido parte de mi vida desde que tengo memoria. Me ayudó de muchas maneras, psicológicamente, a pasar el día, a sobrellevar etapas; pues cuando discos como mambo o son montuno, siento algo adentro. Me emociona y creo que esa es una de las razones para haber estado casado por un largo tiempo, por 40 años con la misma mujer. Mi esposa murió hace tres años. Era una dama irlandesa. Me casé con ella cuando ella tenía quine años. A esta dama irlandesa yo la “volví puertorriqueña” y bailaba el mambo como latina de “hueso colorado”. Por esto puedo decir que el mambo ha sido una parte muy importante de mi vida; cuando regresé del servicio, estaba en la división aerotransportada 82 en Carolina del Norte. Allí fue donde la conocí, ella era del sur. En esos días y aún hoy, para que un matrimonio durara tenías que tener suerte. Y yo creo que la música fue una de las cosas que nos ayudó.

La música siempre ha estado en mi vida y cuando conseguí ese trabajo de disc jockey fue accidentalmente, pues este sujeto Carlos de Jesús, quien hoy en día trabaja en AM radio y era mi compañero de universidad, un novato del Columbia University y tenía dos shows, uno en WBAI y otro en WKCR y me dijo: “ Mira, yo no puedo cubrir los dos, ¿qué pensarías en hacerlo?” Y yo dije “claro, seguro”, pero sabe, tenía miedo pues yo no sabía improvisar. Bueno, pues lo hice tal como dije, sólo que no tenía a nadie que hablara como Machito, así que yo comenzaba: “Bueno el 3 de setiembre de 1943, bla-bla-bla”. Les contaba un poco la historia de la que había aprendido con Machito, algo así y luego esa era la tonada popular en el momento la tocábamos con Machito y Miguelito Valdés; así comenzaron a llegar algunas cartas a la estación – les encantaba, así me lo decían “Hey, dejen al tipo al aire”. Así es como comencé, el 25 de octubre de 1974.

En 1989 yo era muy popular. Ahora estoy aquí en la radio no comercial, la estación de City College, pero aún así, era mencionado en los periódicos- El Show de Max Salazar, el show del sábado, aquel de dos horas, llamado el Show de los Músicos Latinos. Aparecía en el New York Times y dirían de mi show del sábado, “Max va a entrevistar a Mongo Santamaría, Cal Tjader”, o cualquier otro que fuera a estar; así que tuve un show muy importante y mucha gente quería sacarme, pues querían mi lugar, lo que yo había desarrollado. Era tan popular que la gente enviaba muchísimo dinero. Les encantaba- no había otro show como el mío (en la actualidad yo solo escribo).

Lo que he hecho , Steve, es- aún antes de 1974, que fue cuando comencé en la radio- algunas personas coleccionan estampillas o cualquier otro recuerdo, yo colecciono discos y conversaciones. Podría decir que yo era como un fisgón ¿sabe? Para recolectar información sobre Noro Morales, lo oiría contando y anotaría todo al respecto, pues sería de primera mano, luego lo archivaría. Estos archivos fueron creciendo con el tiempo. Ahora tengo suficiente, toda esa información sobre Noro Morales, el Spanish Harlem, Cuba , la charanga y conseguí cuatro archivadores de tres gavetas, todos repletos de información- archivos, fotografías, cosas que yo coleccionaba. Era como un adicto. Iba y compraba discos viejos, compraba fotografías, me gastaba hasta $ 25 en una fotografía. Adicto, ¿sabe?.

Así que sin darme cuenta que esa ruptura llegaría, asistía al City College en 1967 y en una de mis cales, creo que era de Literatura Inglesa 102 o Composición en Inglés, la profesora nos pidió que escribiéramos un artículo no menor a 1500 palabras, sobre algo que conociéramos bien y yo seleccioné la música latina. Ella dice, “Oiga, esto está tan bueno que puede ser publicado”. En esos días había una revista recién inaugurada llamada Latin New York. Así que lo envié a Latin New York y ellos dijeron “Hola, queremos que venga”. Así fue que comencé en 1967. Desde ese día he entregado más de 200 artículos para esa y otras revistas. Me refiero a Nuestro, a Latin Beat y muchas otras. Y mi reputación comenzó a crecer. Oyeron de mí en Europa. La gente de Melodie Maker oyeron también y creció la circulación de Latin New York. Estuvieron en el negocio por trece años y ahora Latin Beat llega a Colombia, Venezuela, Holanda, Alemania y hasta Cuba.

A la gente le encanta la historia. Yo la conocía pues fue lo que me mantuvo en WKCR. Les encantaba. Oír a Miguelito Valdés decir algo y luego oír sus discos. Luego él hablaría sobre Cugat y de cómo Cugat trató de engañarlo y luego seguíamos- esa es la historia desconocida de los días de radio de antaño. Así que usé esas mismas historias. Recolecté todas esas conversaciones grabadas y comencé a utilizarlas para la revista Latin Beat.

Gracias a la gentileza de Israel Sánchez Coll, del portal Herencia Latina, presentamos a continuación la muy interesante entrevista de César Pagano a Max Salazar


Realizada en la ciudad de Nueva York en el mes de julio de 1996
Por Cesar Pagano
Colaborador de Herencia Latina
Bogotá-Colombia
Cedida especialmente para Herencia Latina

CESAR PAGANO: ¿A qué se dedica actualmente?

MAX SALAZAR (MAX): Realmente estoy disfrutando de la vida. Escucho música, leo bastante y frecuento a mi nieto, familiares y amigos. Y sobretodo sigo escribiendo para historiar como ha sido el desarrollo de la música latina en los Estados Unidos.

CESAR PAGANO: ¿Y se retiró de que profesión?

MAX: Yo trabajaba en un hospital, allí era operador de computadoras y recibía toda la información relacionada a los pacientes, su seguro, sus ahorros en el banco, todo eso.

CESAR PAGANO: ¿Durante cuánto tiempo?

MAX: Durante 19 años. Antes de eso trabajaba para la ciudad de Nueva York. Yo era un comisionado en el Departamento de Comercio desde 1968 hasta 1975. Fui el director de un servicio de Asistencia Comercial; la oficina que ayuda a los negociantes que tienen problemas con la administración de la ciudad.

CESAR PAGANO: ¿Usted nació donde?

MAX: Aquí en Nueva York. Mi madre y mi padre son de Puerto Rico, pero sus familiares son originarios de España y Francia. Mi padre nació en Puerto Rico pero su familiares son del Perú.

CESAR PAGANO: ¿Ocupación de sus padres?

MAX: Mi mamá trabajaba como camarera, hablaba inglés y terminó la escuela acá. En el tiempo en que ellos vinieron a este país 1920-21, llegaron muchos de Puerto Rico y no tenían trabajo por ser latinos. Se les tenía un odio fuerte a los puertorriqueños. Nosotros vivíamos en el Barrio, El Harlem hispánico. Yo le preguntaba a mi mamá por qué los puertorriqueños, los cubanos y los suramericanos no tenían buenos trabajos. Había una discriminación evidente contra los latinos. Aunque es el país de ellos y no de nosotros, de todas maneras yo estuve en el ejército cuatro años.

CESAR PAGANO: ¿Le tocó alguna guerra?

MAX: Si, la Guerra de Corea. Yo fui un paracaidista. Todos los latinos ayudaron de alguna manera a este país.

CESAR PAGANO: A veces no se reconoce, hay mucha discriminación.

MAX: Yo creía que eso se había superado con las marchas que hizo Martin Luther King en el 1964 pero yo noto que eso persiste. Por ejemplo el problema que tiene el presidente Clinton con Mónica Lewinski, es un enredo que los republicanos fraguaron porque Clinton puso gente hispana y mujeres de piel morena en el poder por primera vez y ellos no pueden soportar ese cambio. Ellos se rién contigo o te abrazan, pero definitivamente no nos quieren.

CESAR PAGANO: ¿Y su padre en que trabajaba?

MAX: Mi padre trabajaba en los barcos. Fue un marino mercante como mis tíos. Ellos llegaron aquí en los 30 cuando Franklin Roosevelt fue presidente y abrieron la puerta para los latinos que trabajaban aquí. Ellos necesitaban hombres para los barcos, pues nadie quería ir a Europa por el miedo a los torpedos de los submarinos alemanes. Mi padre se quedó allí 35 años, ganó dinero y compró su casa. Pero las cosas cambiaron con la depresión del 29. La situación se puso muy mala. Sin embargo del 36 al 37 dejaron que los latinos que trabajaban de marinos escogieran otros trabajos, lo que dio cierta amplitud laboral.

CESAR PAGANO: ¿Qué música escuchaba usted en su niñez, cual era la música del ambiente?

MAX: La música de los tríos de Puerto Rico. A mí no me gustaba ese sonido. Cuando yo fui a la escuela en el barrio había gente italiana, judía y latina y ahí aprendí a hablar inglés con un amigo italiano, y también escuchaba el jazz, cuando me llevó a su casa y oí los discos de Benny Goodman y me encantó. Mi mamá y mi abuela siempre fueron al Teatro de Hispanos y al Teatro San José para ver las películas de Carlos Gardel y de Jorge Negrete pero ese cine no me interesaba.

CESAR PAGANO: ¿Y de Puerto Rico quienes venían?

MAX: Daniel Santos, Davilita, Rafael Hernández, Cuarteto Marcano, Pedro Flórez, Cuarteto Mayarí Esos fueron los grandes de los hispanos. Cuando yo oí el jazz me enloquecí con esa música. Me gustaba la música latina también pero no como el jazz. La primera vez que yo oí a Miguelito Valdés con la orquesta de Xavier Cugat en 1940-41, con una canción que se llama " Ana boroco tinde”, en ese momento me enamoré, cambié. Seguí escuchando jazz pero ahora estaba oyendo encantado también la música latina. El siguiente año se reafirmó con "Sopa de Pichón" de Machito y más aún con Noro Morales y su "Serenata Rítmica". Mi hermana conocedora de la música latina me decía que oír y la mamá de Willie Colon, Aireceles Román que estudió conmigo, me introdujo con sus discos latinos en el gusto por Bobby Capó, Caney y Noro Morales, entre otros.

CESAR PAGANO: ¿Cómo podría resumir lo valioso que le pareció Miguelito Valdés?

MAX: Fue el primero que cambio el ambiente de la música latina. A mí me dio un impacto que nunca pude olvidar. El fue muy importante para todos nosotros los de ancestro latinoamericano. Miguelito Valdés tenía una serie de cualidades, de emisiones de la voz nunca oídas en el jazz. El hacia cosas que llamaba rutinas, frases que lo identificaban como "mamacita de mi vida" y podía cambiar trozos enteros de la música. Todo lo hizo primero y bien, así se tratara de un afro, de cuban jazz, de una rumba, un son o un bolero lo hacía de manera excelente. Miguelito Valdés fue alguien importante y diferente. El tenía poder, la capacidad de llamar la atención con su maestría y su arte.

CESAR PAGANO: ¿Y Noro Morales?

MAX: Un puertorriqueño importante. Se dio conocer con "Serenata Rítmica". Vivió con esplendor la época de la guaracha, la rumba. Poseía un ritmo excitante, así como yo lo había encontrado en el jazz.

CESAR PAGANO: ¿Y Xavier Cugat? El ha sido muy controvertido

MAX: El tenía música buena pero para los muchachos de ese tiempo, así como hoy en día, los jóvenes no saben quién es Machito o Tito Rodríguez. Sólo saben de Tito Nieves y Marc Anthony. En los años 1930 había muchos músicos importantes que las nuevas generaciones han olvidado tales como: Alberto Socarrás, Alberto Iznaga, Nilo Meléndez, Vicente Sigler que fue el primero en tocar la música latina con una orquesta grande. Es un poco triste pero es así.

CESAR PAGANO: Sobre Cugat había una polémica, que era muy comercial, que deformaba o simplificaba la música latina para que la entendieran más fácilmente los norteamericanos.

MAX: La primera vez que el cambió fue en 1940, cuando Miguelito vino aquí y le enseñó como tocaban en Cuba con La Orquesta Casino de la Playa. Después de eso Cugat subió de popularidad con la gente latina. Antes de eso tocaba música buena, pero más dirigida hacia los oídos americanos que para los latinos. Después de Miguelito entró Tito Rodríguez en 1942 a la Orquesta de Cugat y siguieron otros buenos cantantes (Carlos Ramírez, Luis del Campo, Vitín Avilés Ima Sumac) quienes ampliaron el repertorio con guarachas, canciones, boleros, rumbas, guajiras, mambos, merengues fantasías y cosas así hasta los años cincuentas y sesentas.

CESAR PAGANO: ¿Qué valoración hace usted de Machito y Mario Bauzá?

MAX: Machito fue el hombre que me ayudó. Si no fuera por él, yo no sería el escritor que hoy en día soy. El abrió las puertas para mí. Es un buen cantante y un hábil negociante. Mario Bauzá era un músico brillante, pero complicado y caprichoso. El sabía de música pero no se expresaba bien y si Machito no estaba detrás de él se perdían sus trabajos. Machito fue un empresario con un toque más diplomático y que salvaba los contratos. Mario fue un músico genial que inventó el Latín Jazz en el 43 cuando escribió "Tanga".

CESAR PAGANO: Y qué opina de la afirmación de algunos puertorriqueños que a su vez opinan que fue Juan Tizol el que fundó el latin jazz con "Perdido" y con "Caravana".

MAX: Esas piezas son muy importantes y famosas, pero no tiene nada de latino. Solo lo mencionan porque era un puertorriqueño el que lo escribió, pero sin recurrir a argumentos musicales. Debe quedar claro: La música latina y del Caribe se define especialmente por la clave y por la percusión que va dentro de un ritmo.

CESAR PAGANO: ¿Y se trataba de cuál pieza?

MAX: Es como el caso de Chico O´Farrill, un cubano que escribió bebop y le dió a Benny Goodman, una obra en 1949 que se llamó "On the corner blues" y que lo dejó sorprendido. "Perdido" lo grabaron en el 1943 y "Caramelo" lo grabaron en 1938. Cuando se graba el disco de Manteca de Gillespie y Chano Pozo la gente no podía bailar eso porque era más jazz que música latina. No hay que dejarse confundir porque en una pieza musical tocan congas y bongoes y creer que es música latina.

Uno de los mejores músicos en los 40 y 50 era Stan Kenton y cuando el oyó por primera vez la música de Machito en 1946, cuando la orquesta estaba en los Ángeles para una temporada de doce semanas, exclamó sorprendido que no sabía que existiera algo así. De allí en adelante fue todas las noches a hablar con Machito, con Mario Bauzá y con Rene Hernández para saber cómo podía aprender y grabar esa música. Fue así como trajo a su arreglistas, Gene Roland y Pick Rabelo para que orquestaran para sus 27 músicos (seis de los cuales eran percusionistas) y la primera canción latina que ellos grabaron se llamaba "Machito". ¡Qué casualidad!

Después grabaron también un famoso Manisero con Machito y Bongó rítmico y muchas más, pero en términos generales no era música cubana, ni siquiera latín jazz, era una cosa diferente que vendió muchos discos.

CESAR PAGANO: ¿Quién fue la persona que hizo un ensamble bien logrado y bien equilibrado del ritmo cubano con la armonía del jazz?

MAX: Fue Mario Bauzá cuando concibió y grabó "Tanga" en Mayo de 1943,cuando le dieron un espacio para tocar en la calle 110 que se llamaba Park Palace y durante un lunes que emplearon para un ensayo. El nombre ―me contó Mario― se lo puso Pedro Flórez, quien estaba en el ensayo y dijo: «Eso es tan excitante como la yerba africana que se llama Tanga».

Atrás de Tanga se puede sentir el ritmo de rumba que llevaba el conguero que era Polidor Allende. Dizzi Gillespie estaba ese día allí y también se mostró muy gratamente sorprendido con la fusión que escuchó. Ambos sabían que en Cuba tanto en la Orquesta Charanga de Arcaño, como en el Conjunto de Arsenio Rodríguez empleaban tumbadoras. Por eso Dizzi ―cuando oyó la fusión de Bauzá en Tanga― quería un conguero para realizar algunas ideas similares y fue sí como pudo lograrlo en 1946, cuando Mario Bauzá le avisa que desde Cuba acaba de llegar a Nueva York un gran percusionista y compositor que se llama Chano Pozo. De allí salieron Manteca y Cuba be y Cuba bop etc, que adelantaron el jazz cubano o el latin jazz en los Estados Unidos.

CESAR PAGANO: ¿Y había congueros en la primera versión? ¿ Socarrás e Iznaga no fueron pioneros de algo?

MAX: Yo escribí hablé y escribí sobre la vida de Socarrás y él me dijo que no se le había ocurrido mezclar la música. Ellos tocaban jazz y tocaban latino. La Orquesta de Socarras tocaba en los lugares latinos y en El Savoy. El me contó que en 1935 Noro Morales llegó de Puerto Rico por primera vez y que él le dio trabajo y que Noro Morales tocaba muy bien la música antillana, pero cuando había que tocar jazz Noro no podía, le tocaba contratar otro pianista.

CESAR PAGANO: ¿Y qué nos puede decir de Alberto Iznaga?

MAX: Iznaga tocaba jazz y música cubana pero no se puede llamar latín jazz o afro cuban jazz. Mario me dijo que existían músicos de Colombia, de Venezuela, de Panamá que tocaban jazz y lo tocaban bien como los americanos pero no hicieron una fusión entre lo suyo y el jazz, pero cuando Mario introdujo el jazz cubano con "Tanga" la situación cambió radicalmente.

CESAR PAGANO: ¿En este tiempo de grandes orquestas figura un colombiano, Nano Rodrigo, tiene información sobre él?

MAX: No, de él no sé nada. El primero que tocó música latina acá por los años 1919 o 1920 fue Rafael Hernández cuando vino con su hermana Victoria, fue en una colonia en la calle 99 en El Barrio. El no tocó en ninguna orquesta grande, la primera orquesta grande fue la de Vicente Sigler un cubano que tocaba la trompeta al igual que Augusto Cohen que salieron de la orquesta de Sigler y Socarrás para los años 50.

CESAR PAGANO: ¿Y Antonio María Romeu también estuvo por acá con su orquesta?

MAX: Si estuvo con Bauzá grabando danzones por los Estados Unidos., ahí fue cuando Bauzá vio que la gente morena vivía mejor que en Cuba y por esa razón se vino a vivir aquí en 1930. En Cuba a los negros los trataban muy mal. No podían andar libremente por los parques o los hoteles.

CESAR PAGANO: En términos generales uno tiene entendido que era mayor la discriminación aquí...

MAX: Eso es verdad si se trata del sur del país, pero no acá, en la ciudad de Nueva York es diferente. Acá tenían sitios como el Savoy Club. Todos los negros iban a bailar allá para los años 1938 y 39, los domingos y por 25 centavos para bailar swing. Cuando terminaba se iban después a la 110 como a las 7 de la noche, los morenos iban al Park Palace y por otros 25 centavos podían bailaban música latina.

CESAR PAGANO: ¿Y en qué año fue esto?

MAX: Entre 1939 y 1940. Ahí fue donde Machito encontró a su esposa Hilda Torres que es puertorriqueña, se conocieron en el Park Palace y se casaron al año de noviazgo. En ese tiempo se bailó mucho la conga.

CESAR PAGANO: ¿Y Mario Bauzá?

MAX: Mario se casó con la hermana de Machito y Graciela, que se llamaba Estella. Se conocieron en Cuba desde niños y en el 1932 Mario se regresó para casarse con ella y traerla aquí a vivir con él. Cada vez que Mario regresaba a Cuba le contaba a Machito que aquí estaba trabajando, ganando dinero y que lo trataban bien, así fue como en Octubre de 1937 Machito se vino para acá. Dicen que Machito nació en Tampa pero eso no es verdad, él hizo algún registro de papeles para no tener problemas en Estados Unidos.

En los años 1930 y 40 los puertorriqueños y los cubanos siempre estaban peleando en los bailes, pues peleaban por todo, por los apartamentos para alquilar, por los puestos para trabajar. Cuando las cosas mejoraron Machito cantaba con Daniel Santos, Miguelito Valdés con Noro Morales. La situación mejoró hacia el año 1944.

CESAR PAGANO: Además los cubanos no tenían entrada libre.

MAX: No. Los cubanos que venían a grabar sólo tenían permiso por 29 días y debían devolverse, pero claro muchos se quedaban pues había más oportunidades de trabajo.

CESAR PAGANO: Existe una canción de Tito Rodríguez con Arsenio Rodríguez que se hizo en una sesión memorable que organizó el mismo Arsenio Rodríguez.

MAX: ¿Pasó en Tampa? Tampa fue una ciudad que recibió muchos cubanos y suramericanos que huían del clima frío. Allí desde los años 40s sólo se escuchaba música cubana y había varias tabaquerías.

Primero Macho me dijo que habían tratado de ir a vivir a Miami y Tampa pero que ahí no querían a los morenos. Dicen que trataron muy mal a Arsenio y tanto fue así que él se vino para Nueva York.

CESAR PAGANO: ¿En Miami no lo querían?

MAX: Machito me dijo una vez que en 1945 Miguelito Valdez habló con un hombre que lo contrató para un Club y le dio trabajo pero le recomendó que no hablara ingles porque como era de Cuba lo iban a tratar diferente, que ellos no querían gente negra estadinense. En la orquesta tenían negros americanos pero a Machito lo trataban diferente. En los 50 cuando Beny Moré era famoso y viajó a Miami, no podía caminar tranquilamente por la calle por ser moreno. Sus amigos lo escondían en un carro para evitarle problemas.

Aquí en 1954 tenían un show la orquesta de Machito y Joe loco que se llamaba "Mambo US”, y también Tito Puente en plena fama donde tocaba Mongo Santamaría, se buscaban problemas porque tenían músicos negros que se los rechazaban en los hoteles o cuando intentaban comer en los mismos restaurantes para los blancos.

Todo esto cambió cuando vinieron los cubanos en masa en los años 70s y votaron a los judíos. Ahora sí los cubanos podían caminar por las calles de Miami. Ahora Rolando Laserie podía caminar con más tranquilidad por las esas calles.

La mejor orquesta de esa época fue La Broadway. En los años 70s, nadie podía tocar como ellos, ni Pacheco, ni Machito, ni Harlow, ni Tito Puente. Ellos llenaron los bailes, tenían un feeling típico cubano, ellos eran los reyes de la fiesta, los más calientes junto con la Fania All Stars. Cuando la orquesta Broadway fue a Miami a vivir en el año 1975, regresaron al año siguiente y ya no podían trabajar allí porque la gente cubana no quería escuchar la música cubana. Ahora estaban sintonizados con el Rock and roll y esa fue la razón por la que Gloria Estefan subió. No fue por la música cubana que actualmente ella la incluye y a la gente le gusta. En aquellos tiempos los cubanos de Miami no querían saber nada de Cuba. Ellos se sentían americanos y hablaban inglés.

Una de las mejores charangas, La Charanga América, se fueron a vivir el año pasado a Miami y tuvieron que volver. No encontraron trabajo; los pocos que están tocando como Willie Chirinos y Hansel y Raúl, y Johnn Secada, cantan salsa en ingles, porque ahí está el dinero. Y aunque estos son músicos no son de la calidad de La Broadway o de Machito, yo estoy esperando el día en que Miami sea como otra Habana con Tropicana y todos esos lugares. Quizás eso suceda algún día, pero lo cierto es que ahora pasa otra cosa.

CESAR PAGANO: ¿Quién era el Rey de los 40?

MAX: Tenían dos, el primero de 1940 al 46 fue Noro Morales y después Machito lo tumbó hasta el 53 cuando coexistían con sus seguidores repartidos en simpatías. Después Tito Puente con su nuevo sonido fue el número uno hasta los años 1960-61, cuando estrenaron la pachanga con las Orquestas de charanga de Johnny Pacheco, Charlie Palmieri, Joe Quijano, Lou Pérez y La Broadway. Eso cambio en el 66 cuando irrumpió el boogaloo de Pete Rodríguez, Ricardo Ray y Johnny Colón. Y todo eso terminó en 1970 regresando al sonido típico cubano, el guaguancó, el son, pero con un sonido nuevo que se creó aquí en Nueva York con la orquesta de Larry Harlow y de Johnny Pacheco, especialmente.

CESAR PAGANO: ¿Y Palmieri tiene algún aporte importante ?

MAX: Claro, El siempre estuvo caliente y fue por eso que ganó 5 premios Grammys. Ahora trabaja mucho en giras por Europa, Los Ángeles y muchos lugares más. Podemos resumir que en los años 70s los grandes y fuertes eran La Broadway, Eddie Palmieri y La Fania All Stars.

CESAR PAGANO: ¿Y el boogaloo logra constituirse en un nuevo ritmo?

MAX: Sí, pero fue una fusión de la música cubana con la música de los negros y la iniciativa llegó de parte de estos últimos. Ellos estaban tocando antes que los latinos y la idea vino de ellos. Se agrupaban en un Club de la calle 50 un club que se llamaba Palm Garden, y como a los negros les gustaban los ritmos cubanos como la salsa, invitaron a Palmieri, Johnny Colon y Joe Cuba. Como muchos de los negros americanos no podían tocar algo con soul, con algo de sabor; pero tenían sus orquestas negras que estaban tocando boogaloo, Joe Cuba y Pete Rodríguez aprovecharon para darles ese elemento y pusieron una conga y un bongó. Así se creó el boogaloo que pegó inmediatamente. Grandes orquestas como la de Machito, Palmieri y Tito Puente no podían tocar boogaloo y se disgustaron mucho porque esos niños tenían el “marketing”.

Ciudad de Nueva York 1996.
28 sept. 2010 0 comentarios

India reclama respeto por su arte

Fuente: Agencia EFE

La cantante puertorriqueña India aseguró en entrevista con Efe que no acudirá a la próxima ceremonia de los premios Grammy Latino porque aún "no existe respeto" por su arte, a pesar de estar nominada al mejor álbum de salsa con "Única".

Sin embargo, la artista aclaró que existen otras razones por las que no asistirá al evento en Las Vegas el próximo 11 de noviembre, aunque recibió con alegría su nominación.

"Es importante que el público sepa por qué India no va a los premios. Quizás es porque no me quieren", dijo Linda Bell Viera Caballero, también conocida como la "Princesa de la Salsa", para quien la industria musical no ha reconocido su trayectoria como es debido.

"El día que exista un respeto para mi persona, para mi arte, que sé que soy una de las mejores cantantes que tenemos en la industria, voy", aseveró.

La artista que creció en el Bronx, Nueva York, apuntó que "si no se le invita a la India a una ceremonia, no voy a ir" a los premios que organiza la Academia de la Grabación Latina y cuya entrega transmite la cadena Univisión.

Además, por razones económicas prefiere invertir el dinero que gastaría en asistir a la ceremonia a los compromisos que tiene con su familia.

"Ese dinero que yo voy a gastar para ir a otra nominación que me dieron, no va a pagarme la renta, ni va a cuidar a mi mamá y mi gente que me necesita", dijo la cantante, quien aseguró que en años anteriores había gastado hasta 50.000 dólares en trajes, boletos y hoteles para asistir.

Nominada varias veces tanto al Grammy Latino, como el anglosajón, India agradeció la nominación en la que compite con Huey Dunbar IV y Gilberto Santa Rosa, así como Guayacán Orquesta y Mario Ortiz All Star Band.

"Agradezco que la Academia pensó en mí. Que hay gente que dijo: nomina a esa mujer. Nomínala porque ese disco está bueno. Eso a mí, me llegó muy grande".

Destacó que es la única la única mujer nominada en su categoría, lo cual agradece, pero si no se hace con el premio nadie la verá protestando porque "yo soy una mujer de caché".

Porque para la intérprete de "Sedúceme" el ganar o perder una nominación no le quita el sueño porque la carrera artística no se trata de "ganar, sino de mantenerse".

"Olvídate que yo no pierdo sueño por esto", rompió en risas quien aceptó que la industria musical está dominada por los hombres y que ha visto en el pasado como algunos ganan un Grammy por ser "el artista del momento", pero luego no pueden mantener su carrera.

Muchos de los artistas "jefes de estos premios ganan a cada rato, pero no venden ni un disco, ni un concierto", continuó entre risas.

"Bob Marley, Elvis Presley y los Beatles, que son mis ídolos, nunca se ganaron un Grammy y son leyendas musicales", añadió.

Para la artista lo más importante ha sido la aceptación y el apoyo del público y colegas artistas en diferentes partes del mundo.

Un cariño y un respeto que se hicieron evidentes cuando cantó con el mexicano Juan Gabriel el pasado mes de agosto y cuando una calle fue bautizada con su nombre en El Bronx.

"Estas son las cosas que me dan fuerzas para poder entrar y obviamente representar lo que yo represento; las emociones de las mujeres", dijo.

India, que recordó que fue una de los artistas que promovió más categorías latinas en los Grammy anglosajones antes de que se creara la versión latina, ha recibido otros premios como el Billboard Latino por su disco "Sola" y es la mujer con más éxitos número uno en el Tropical Billboard Chart.

La última canción con la cual se mantiene líder en esa categoría es "Estúpida", la que confesó es "también historia".

"Es una canción donde le explico a la gente que lo fui. Un tema súper personal que quise compartir con las mujeres para que sepan que tienen que escoger un hombre que te dé amor", recomendó quien dice que una mujer inteligente es aquella que también trabaja y no está esperando dinero del hombre.

Y aunque la dependencia económica no fue su caso, India comentó que fue maltratada físicamente y hasta le robaron su dinero.

"Mejor me quedo sola. La India nació para cantar y morir en una tarima. Mi éxito no es tanto la voz. Mi éxito es ser sincera con quien soy y con los demás y agradecerle al pueblo que me ha puesto donde estoy", dijo la cantante que se presentará el próximo 2 de octubre en Panamá junto al músico boricua Cucco Peña como director de su orquesta.
27 sept. 2010 0 comentarios

Mañana en el mercado: Viva la Tradición de la Spanish Harlem Orchestra


Mañana martes 28 sale al mercado Viva la Tradición, la cuarta producción de la Spanish Harlem Orchestra, la primera bajo la disquera Concord Picante.

Conversamos al respecto con el director de la orquesta, nuestro amigo el Maestro Oscar Hernández, quien nos comentó que el disco trae doce temas y presenta, además de los reconocidos soneros Ray de la Paz y Marco Bermúdez, el debut con la orquesta del vocalista Carlos Cascante.

Un invitado muy especial figura también en Viva la Tradición: el vocalista cubano Isaac Delgado (voceado a presentarse pronto en Lima), quien interpreta “El Negro Tiene Tumbao” (nada que ver con el tema de Celia Cruz), composición que Cascante grabara originalmente en su disco Recuerdos.



El disco abre con “La Salsa Dura”, versión del tema “La Raspadura” de Manolito Simonet y trae dos boleros de la “vieja guardia”: “Nuestra Canción”, escrita en 1948 por el cubano César Portillo de la Luz y “Linda” (arreglada en Salsa) del boricua Pedro Flores. Los tres temas son interpretados por Ray de la Paz.

Como ha ocurrido en todos sus discos, en esta nueva producción Hernández hay también una serie de temas originales con los que la Spanish Harlem, que estará el próximo 9 de Octubre en Guayaquil (Ecuador), nos demuestra que la Salsa “sigue viva” en el 2010.

El lanzamiento de Viva la Tradición tendrá “release parties” en New York y Los Angeles y ha tenido cobertura en importantes medios norteamericanos como el popular espacio “The Tavis Smiley Show” (en inglés)

Al momento solo hemos escuchado algunos avances del disco. En pocas horas el disco ya estará disponible en el mercado y esperamos disfrutarlo pronto.

Acá tenemos a la Spanish Harlem Orchestra en el escenario del Montgomery County Community College, en una emisión del espacio On Canvas, del pasado mes de Abril, de la emisora WHYY










Ficha técnica del disco:

Viva la Tradición (Concord Picante, 2010)
La Salsa Dura
Mi Herencia Latina
Son De Corazón
Como Baila Mi Mulata
Si Me Quieres Te Quiero
Baila Latino
La Fiesta Empezó
Nuestro Canción
Linda
Regalo De Dios
Rumba Urbana
El Negro Tiene Tumbao

Músicos:
Vocalistas: Ray De La Paz, Marco Bermúdez, Carlos Cascante
Coros: Ray De La Paz, Marco Bermúdez, Willie Torres
Vocalista invitado: Isaac Delgado en "El Negro Tiene Tumbao"
Líder, piano: Oscar Hernández
Trompetas: Hector Colon, John Walsh, Raul Agraz
Trombones: Jimmy Bosch, Daniel Reagan
Saxo y Flauta: Mitch Frohman
Timbales: Luisito Quintero
Congas: George Delgado
Bongo: Jorge Gonzalez
Bajo: Gerardo Madera, Máximo Rodríguez
26 sept. 2010 0 comentarios

El Gran Combo en Cartagena

Fuente: El Heraldo, Colombia. Por Elvis Martínez Bermúdez

CARTAGENA.
El maestro Rafael Ithier está feliz. En Cartagena se siente como en el viejo San Juan y aunque en Puerto Rico le llamen tostones, en La Heroica, los patacones le saben más sabrosos. Toma uno bien crujiente, lo moja con suero sabanero traído de Córdoba, se lo lleva a la boca y hace un gesto de aprobación con su dedo pulgar y sonríe con la misma efusividad de hace 48 años cuando fundó la orquesta más importante que ha parido la isla, el Gran Combo de Puerto Rico, considerada la ‘Universidad de la Salsa’ en todo el mundo.

A ‘Donde Fidel’, el bar salsero más popular de Cartagena, Ithier llegó ayer al finalizar la tarde acompañado de los cantantes Jerry Rivas y Papo Rosario, quienes lo han acompañado de por todo el mundo durante los últimos 35 años.

Allí, en medio del asombro de los cartageneros que a esa hora llegaba a tomarse una cerveza después de una semana agitada, subieron al mezanine del bar, donde los recibió el anfitrión Fidel Leothau, un reconocido coleccionista y amante de la salsa de toda la ciudad.

Leothau preparó un menú costeño para recibir al Gran Combo con mucho patacón con queso y suero, además de una variedad de ensaladas y licor del más fino. Las sillas plásticas donde se sentaron fueron adornadas con los colores de la bandera de Puerto Rico. Como si se tratara de un día como cualquier otro, Fidel se vistió como de costumbre. Se puso un suéter blanco de rayas azules y naranjas, su tradicional “mocho” de jeans y unas abarcas de cuero.

“Fidel es un gran amigo y amante de la salsa. Quien viene a Cartagena y no visita su bar es como si no hubiera estado. Aquí estamos bien chéveres recordando la cara de los muchachos que estaban finitos. Este calorcito de la ciudad y el ambiente es como si estuviéramos en casa”, dice Rafael Ithier, mientras observa en un video que se reproduce en un televisor de pantalla plana y donde se ve cantar a Jerry Rivas en un Festival de Orquestas del Carnaval de
Barranquilla unos 20 años atrás.

Rivas también observa la proyección. Ahí estaba más joven, delgado y con una abundante cabellera color ceniza. Está concentrado viéndose cantar el tema musical Los tenis, uno de los más recordados por todos los colombianos, junto a otros como Brujería, Hojas blancas, Milonga sentimental, Aguacero, Ojitos negros, Ojitos chinos, La muerte y Un verano en Nueva York.

“Son muchos años que pasó eso y estamos aquí todavía gracias a Dios, a los salseros de Cartagena, Cali y Barranquilla. Ahora viendo estos videos es un poco difícil decir ahora cuál es la canción que más no piden porque son casi todas, como Que le pongan salsa, El Menú, Brujería”, comentó Rivas, quien llegó al Gran Combo cuando reemplazó a Andy Montañez.

El cantante confesó que gracias a Colombia, el Gran Combo y la salsa siguen vivos y vigentes. “Aquí estamos para participar en un concierto privado y aprovechamos para asistir a una invitación que nos hizo Fidel que es un hombre de salsa con el que siempre hemos tenido una gran amistad”, dice Rivas. Junto a él, Papo Rosario, sigue la clave del tema musical con sus palmas como hace 30 años, cuando ingresó al combo de constelaciones de esta orquesta que está en el corazón de todos los colombianos.

La Orquesta puertorriqueña tocó anoche en el cierre del congreso colombiano de la construcción que se desarrolló en Cartagena y hoy en la mañana tomará un avión hacia la Florida, Estados Unidos.

Volverán a La Heroica para presentarse el próximo 31 de diciembre en la fiesta de fin de año de un hotel del norte de la ciudad. Y el dos de enero estará en un concierto público en el municipio de Turbaco, a 10 minutos de la capital de Bolívar, junto a otras grandes estrellas de la música.
25 sept. 2010 0 comentarios

Víctor Manuelle, "El Sonero de la Juventud" nuevamente en Lima


Anoche se realizó la presentación, en la Discoteca Vocé de Lince, del cantante puertorriqueño Víctor Manuelle y su Orquesta (en la cual destacan los experimentados Chago Martínez al timbal y José Luis "Chegüi" Ramos en los coros).

La siguiente es la crónica del show de anoche, que llega de El Salsero para todos Ustedes por cortesía de mi amigo Octavio Gutiérrez Espejo.

El texto, las fotos y el video de "Dile a Ella" son de Octavio a quien agradezco ésta, su primera colaboración para el blog y la radio de El Salsero. GRACIAS OCTAVIO.





Víctor Manuel Ruiz Velázquez, mas conocido como Victor Manuelle, brindó un gran show, frente a un amplio número de salseros y sobretodo salseras en la discoteca Vocé de Lince.

Jamás tuve la oportunidad de escuchar en tarima al "Sonero de la Juventud", ya que mi gusto fue, es y será siempre la salsa dura, con puro trombón y campana, sí esa, la del 67 hasta el 85, aunque debo confesar mi debilidad por la cadencia y romanticismo de la salsa sensual y la cubana (no timba), igual quedé gratamente sorprendido con su performance y sobretodo con el timbre de voz tan característico y potente, realmente "se la comió" en el escenario, al igual que su Orquesta y Coros, realmente todo un manjar sonoro.


Me di tiempo, como pude, para realizar unas buenas tomas y claro también disfrutar del concierto, puesto que Vocé estaba literalmente lleno de gente (cosa que no es tan difícil, por lo reducido del local), pero igual todos pasamos un grato momento musical.

Siendo la 1:25 am, el sonero hizo su entrada, previos "mixes" de música reggaeton y latin pop, para calentar el ambiente, pero al final solo aburrían a la gente, ya que ni siquiera había espacio como para bailar libremente.

Empezó su show de quince canciones, con “Que Habría Sido De Mi”, luego prosiguió con “Tengo Ganas” y para esto ya tenía cinco anillos de las fans puestos en los dedos, las siguientes fueron “Como Una Estrella” “Apiádate de Mi” (muy coreada), “Nuestro Amor Se Ha Vuelto Ayer”, éxito que lo relanzó a la fama en años donde el reggaeton nos tenia hartos, ja ja ja; luego fue “Dile A Ella”, la mejor canción del show, para la humilde opinión de este servidor.


Victor y la rumba, no tenían cuando parar, era éxito tras éxito. Pasadas las 2:00 am, continuó con “Tu Volverás”, una canción de despecho como el mismo la catalogó, “Asi Es La Mujer” y una versión en balada improvisada con el timbalero “Maldita Suerte” que fue originalmente grabada con el dúo, ahora separado, Sin Bandera donde hizo uso de su melodiosa voz en toda la extensión.

De ahí nos deleitó con “Pensamiento y Palabra”; luego homenajeando y recordando a los inicios de todo esto siguió con “Che Che Colé”, pero con una versión más parecida, respetando las distancias, a la de Willie Colón y Héctor Lavoe, por que la que se grabó para el disco Los Cocorocos en el 2006, era algo “reggaetoneada” junto al gran exponente de ese género, Tego Calderón.


Recibiendo peluches y demás regalos, el boricua continuó con “Por Ella”, “Se Me Rompe El Alma”, “Hay Que Poner El Alma”, finalizando a las 3:00 am con “He tratado” para dejarnos satisfechos con la calidad ritmica de su puesta en escena, aunque nos quedamos con las ganas de oir su último hit “Momentos” junto a Noel Schajiris (ex – Sin Bandera), pese a que el baladista nos lo confirmó para el show, via Twitter.

Cabe resaltar, que antes de cada canción, mencionó a que producción pertenece y el año en que se editó la misma, emulando, respetando las distancias, a Rubén Blades, y algunos más.


Todo terminó en un “volveré pronto, para comer mi Ceviche y Lomo Saltado”, infaltable en la dieta limeña del cantante. Dicho sea de paso, parece que ha estado alimentándose bien porque se le vio algo subido de peso; será que por ahí dicen que ya está comprometido.

Las mejores de las suertes para éste gran sonero, soltero codiciado hace algunos años atrás, quien prometió repetir el show el día de hoy en el IV Festival “Viva Ventanilla”, junto a Tito Nieves, Marisol y la Orquesta Candela.

Por: Octavio Gutiérrez Espejo
24 sept. 2010 0 comentarios

Feliz Aniversario Rincon Caliente


Hoy viernes 24 El Rincón Caliente de Manuel Paredes está cumpliendo su cuarto año. Mi saludo cordial a Manuel y su equipo de producción que todos los domingos conducen el programa a través de los 820 Kcs. AM de Radio Libertad.

Mañana Manuel estará como invitado en Fusión Latina de Román Palacios, vía Radio Ovación (620 Kcs. AM), a partir de las 8 de la noche y el domingo 26 presentará una emisión muy especial de tres horas, desde las 6 de la tarde.

De nuevo un abrazo salsero a El Rincón Caliente y Felicitaciones por los primeros cuatro años
0 comentarios

Granma de Cuba: fábula limeña del tren y la aplanadora


Otro video de la noche del sábado pasado en San Marcos ("Mi Amigo Chichi"), a cargo de Elito Revé y su Charangón.





El diario Granma de Cuba también comentó positivamente la visita de Revé y de Juan Formell y Los Van Van y el trabajo de nuestro amigo, el promotor Johnny Hidalgo



Fábula limeña del tren y la aplanadora
Fuente: Granma, Cuba

Las presentaciones conjuntas de Los Van Van y el Charangón de Revé en Lima este septiembre comienzan a ser recordadas por los bailadores de la capital peruana con una metáfora: el feliz encuentro del tren y la aplanadora de la música cubana en los predios andinos.

Foto: Raúl LópezPrimero compartieron un concierto en el Centro de Convenciones de La Molina, presenciado por unas 800 personas, pero al día siguiente —sábado 18— fue el acabose en el estadio deportivo de la Universidad de San Marcos.

"Perú está viviendo un momento de auge de la música bailable que se identifica como salsa" —apuntó Juan Formell, fundador de Los Van Van, al comentar la reciente experiencia.

En los últimos meses es frecuente que allí se programen conciertos de El Gran Combo, Gilberto Santa Rosa y otras figuras y orquestas de primera línea en el movimiento salsero de Nueva York y Puerto Rico.

"Pero la música cubana —comentó el compositor y contrabajista— tiene un público fiel y resulta muy competitiva por nuestra tradición, nuestra energía rítmica, nuestra idiosincrasia. Yo encuentro legítima la competencia y la confrontación. Cada vez son más los bailadores que disfrutan nuestros temas."

A Elito Revé, quien desde hace más de una década recogió el testigo legado por su padre al frente del Charangón, le sorprendió el territorio previamente abonado en la promoción de ambos conciertos.

"Nosotros no habíamos estado en Perú —explicó—, y sin embargo la gente pedía temas de reciente creación; los conocían. Conversando con aficionados a la música cubana me di cuenta de que existe un interés creciente por nuestra realidad musical. El trabajo que desarrolla el promotor Johnny Hidalgo fue muy profesional al reforzar la presencia de las dos orquestas en la actualidad peruana. Él mismo al escucharnos dijo: la gente de Formell es un verdadero tren; ustedes son como una aplanadora."

A los espectadores no escapó la relación de continuidad entre las dos agrupaciones: Formell estuvo en los años sesenta con la orquesta del veterano Elio Revé Matos a la que aportó obras imprescindibles en el repertorio de la música popular bailable de la segunda mitad del siglo pasado.

"Mi padre siempre respetó mucho el talento de Formell —acotó Elito Revé—; y es por ese vínculo entrañable que para mí constituye motivo de orgullo compartir el mismo escenario con Los Van Van y defender en el exterior las banderas de la cultura cubana."

"Pienso que lo que está sucediendo en Lima —significó Formell— debe ser estudiado por la industria cultural cubana. Desde ahí se puede expandir nuestra producción hacia otros países del Sur". (P. de la H)
23 sept. 2010 0 comentarios

Bruno Macher: Sabrosísimo sin Control


Sabor y Control tendrá una nueva presentación este viernes 25, celebrando su décimo aniversario y presentando su cuarto disco Barrio Bendito. Esta vez será en el C.C. La Noche de Barranco (Av. Bolognesi 307, Barranco)

Ellos estuvieron esta semana en el programa Jammin' de Plus TV. Aquí los videos:











A continuación una entrevista a Bruno Macher, realizada por Luis Torres Montero para el Diario La Primera


Sabrosísimo sin control
Fuente: La Primera, Perú. Por Luis Torres Montero

Conversamos con Bruno Macher, saxo tenor, voz y director musical de Sabor y Control, banda de salsa dura que acaba de sacar su cuarta placa: Barrio Bendito.

-Después de la trilogía de salsa de Sabor y Control ¿cuál es la diferencia con Barrio Bendito?
-Hemos cerrado una serie de discos con un tipo de arreglo determinado, que han guardado cierto ensamble. Este es nuevo comienzo, la forma de los temas, es rescatar el bolero, el tema la Suite, por ejemplo, con tambores de la religión cubana, de Aruba, elementos espirituales, elementos de procesión, tirados a la fusión, tribales, tambores y cortes de vientos más espirituosos.

-10 años haciendo salsa dura en un país salsero ¿cómo reinventarse?
-Ahora estamos más elegantes para nuestra vestimenta (risas). Aunque siempre seguimos siendo los mismos, con la cosa callejera. En los conciertos hay cada vez más acogida, en las descargas del Callao, Lince. Rescatamos la cultura callejera de hacer salsa en los barrios, en el piso, a nivel de todos. Como una forma de vida, tocamos temas marginales, la delincuencia…

-Los temas se relacionan con el próximo proyecto del grupo: hacer salsa en las penitenciarías…
-No hemos llegado a concretar nada. El INPE todavía no nos da el permiso, pero debemos decir que se han portado muy bien con nosotros. Mientras tanto queremos hacer más salsa en la calle. Por ejemplo en Barrios Altos, Surquillo…

-¿Esta onda de hacer la salsa más urbana es propia?
-Es un proyecto nuestro, con nuestros ahorros, sin auspicios; las tocadas son gratuitas. Es lo que sentimos por la gente del barrio, con letras sobre ellos.

-¿El mercado de salsa hecho por peruanos no es chico?
-Puede ser así, pero no lo vemos por el lado del mercado. Nuestra Música no es comercial. No nos reciben en las programaciones radiales.

-¿Por qué?
-Es todo un mundo. No quieren arriesgarse por la Música cruda, no encaja. Pero no nos interesa. Seguimos con lo nuestro.
0 comentarios

Gilberto Santa Rosa inicia las celebraciones del Grammy Latino

Fuente: Agencia EFE

Las "fiestas de las calles", que forman parte de las celebraciones de la entrega de los Grammy Latino, comienzan este domingo en Nueva Jersey con la actuación del salsero puertorriqueño Gilberto Santa Rosa, se informó hoy.

Santa Rosa estará entre las calles 54 y 60 de Boulevard East de West New York, en Nueva Jersey, acompañado de otros artistas tropicales.

"Estamos extremadamente emocionados y orgullosos de brindar tanto nuevos como artistas ya establecidos a varias ciudades del país y ofrecer estos festivales gratuitos a todos los fanáticos de la música por octavo año consecutivo", dijo Gabriel Abaroa Jr., presidente de la Academia Latina de la Grabación en un comunicado.

Las "fiestas de las calles" continuarán con las actuaciones de Horóscopos de Durango y Montez de Durango en Chicago el 3 de octubre y en Las Vegas el 7 de noviembre.

Tito "El Bambino" estará en el sur de Florida el 10 de octubre, en Dallas el 17 y en Los Ángeles el 24, donde le acompañará Horóscopos de Durango.

Otras actuaciones serán anunciadas en los próximos días.

La entrega de los premios Grammy Latino se llevará a cabo el próximo 11 de noviembre en el Mandalay Bay Events Center de Las Vegas.
22 sept. 2010 0 comentarios

Víctor Manuelle y Tito Nieves en "Viva Ventanilla"


Este fin de semana se realizará el IV Festival “Viva Ventanilla”. La fecha es este sábado 25, a partir de las 6 de la tarde, en el complejo deportivo Antonia Moreno de Cáceres y entre los artistas anunciados están los salseros Víctor Manuelle y Tito Nieves.

También habrá cumbia a cargo de los nacionales Orquesta Candela y Marisol. El programa incluye también a otros grupos locales.

Tito Nieves estuvo hace pocas semanas en Lima y repite presentación, mientras que Víctor Manuelle, quien acaba de presentarse en Newark (New Jersey), estará el viernes 24 en la discoteca Vocé de Lince.
21 sept. 2010 0 comentarios

Willie Rosario en Cali en el Festival Mundial de la Salsa

El pasado domingo 19 por la noche se cerró el V Festival Mundial de la Salsa Cali 2010. Este cierre contó con la participación de Willie Rosario y su Orquesta.

El Salsero transmitió la presentación de Rosario. Si no lo pudieron ver, acá les dejamos dos de los temas de anteanoche: "Del Barrio Obrero a la Quince", todo un himno en el público caleño y "Preparen Candela", tema con el cual cerró su presentación








Con la presentación de Willie Rosario y su orquesta, Cali coronó a sus 'Reyes de la salsa'
Fuente: El Tiempo, Colombia

Siete parejas y siete grupos en la modalidad de cabaret (la salsa espectáculo, la que se adorna con las acrobacias), más otros siete grupos en la modalidad de ensamble (donde la cadencia va marcada por la música en vivo), se disputaban anoche el título de los 'Reyes de la salsa' en Cali.

Todos eran de Cali, excepto 'El balcón de los artistas' de Medellín, uno de los grupos que logró clasificar para la gran final en la modalidad cabaret. En la semifinal ocuparon el sexto puesto con una calificación de 84,67.

La pareja conformada por Kevin Alzate y Saray González, con una calificación promedio de 90,17, llegaba como la máxima favorita a la final que tenía como escenario la plaza de toros de Cañaveralejo.

En la modalidad de grupos estilo cabaret el más fuerte competidor era 'Fiebre Latina' con una calificación promedio de 91,17, seguido de 'Nueva juventud', con 90,50.

En la modalidad ensamble, que por primera vez se introdujo en el Festival Internacional de Salsa' de Cali, el más opcionado para ganar era el grupo 'Estilo Sabor', acompañado de la orquesta 'Cali Latino', tenían un promedio de 92,2.

La técnica, el acople con la pareja, el vestuario y la sincronización eran claves para poder coronarse como los 'Reyes de la salsa'.
19 sept. 2010 1 comentarios

Muere el historiador Max Salazar


Hace instantes nos llegó la triste noticia de la muerte, el día de hoy domingo 19 por la mañana, del historiador, periodista, musicólgo y escritor Max Salazar, una de los conocedores e investigadores más importantes de la música del Caribe de todos los tiempos.

De padres puertorriqueños, Max nació y se crió en El Barrio. Su fecha de nacimiento fue el 17 Abril 1932. El propio Max recordaba que su gusto por la música afrocubana empezó cuando a los nueve años de edad escuchó temas como "Anna Boroco Tinde" por Xavier Cugat cantando Miguelito Valdés y "Sopa de Pichón" de Machito con Graciela.

Desde muy joven se dedicó a escuchar, aprender y luego transmitir todo el legado de la música afrocubana, tanto de las figuras más consagradas, como de aquellos menos conocidas.


Willie Colon, Bob Moll, Max Salazar y Joe Bataan


Respetado y siempre consultado por su contemporáneos y por los más jóvenes, Salazar escribió más de 400 artículos que incluían biografías, reseñas y comentarios en torno a la música del Caribe. En 1968 empieza a colaborar con la original revista Latin New York y luego publica sus artículos en otras revistas como Melody Maker, Clave, Mira, Latin Times, Impacto, Nuestro, Musician, Billboard y, especialmente, Latin Beat.

Max también fue toda una personalidad en la radio latina, ya que fue conductor durante quince años (entre 1974 y 1989) en la emisoras WKCR y WBAI de New York, de espacios musicales muy documentados.

Dictó conferencias en distintos escenarios interesados en saber parte de la cultura musical latina en los Estados Unidos.

El año 2002 publicó su libro "Mambo Kingdom: Latin Music in New York" (Schirmer).

En los últimos meses su salud se deterioró al punto que en Abril pasado fue internado en cuidados intensivos en el Holy Name Hospital en Teaneck, New Jersey.

Descanse en Paz Maestro, Don Max Salazar
0 comentarios

Los Van Van y Elito Revé en el cierre del Festiva Cubanissimo



Ultima fecha del Festival Cubannisimo 2010, ante un regular marco de espectadores en la explanada del Estadio de san Marcos.

Conocedor de la calidad musical de Los Van Van (los había podido ver en su última presentación peruana de meses atrás), me causaba expectativa poder ver en tarima a Elio Revé Jr., el hijo del recordado pailero quien tomó la batuta del Charangón hace ya algunos años.

Eran las 11:45 de la noche cuando Elito Revé prendió los motores de esa “máquina musical” que es su Charangón. Versiones extendidas de una docena de sus temas, en una secuencia de dos horas con cinco minutos.

Escuchando el concierto, me vino a la mente el video de Canal 7 (por ahí debe estar) con la primera presentación del Charangón con Elio padre el año 1987 en la recordada semana del CICLA. Otra cosa.....

Con Elio papá el Changüí era más protagonista del repertorio que con Elio hijo. ¿Bueno o malo?. Diferente diría; han pasado más de dos décadas y Elito ha "aggiornado" la música del grupo a estos tiempos y el público mayoritariamente joven los conoce y los acepta.

Revé con la camiseta de Alianza Lima


De los cantantes de la "aplanadora" destacó Dagoberto Vásquez, quien alternó con Susel “La China”, Pascual Matos “El Sinsonte” y Emilio Frías “El Niño”. Revé por su parte calentaba el ambiente con su constante movimiento en tarima, en una noche donde se declaró hincha del club de fútbol “Alianza (de) Lima”, anunció que regresaba e nMarzo del 2011 y donde repartió buena vibra y “agua bendita”, como es su costumbre en el tema “Agua Para Yemayá”.

Elito Revé, "roceando bendiciones" al público


“Fresquecito”, “Ya sé Cantar, Ya Sé Bailar”, “Mi Salsa Tiene Sandunga”, "Esa Mujer", “Mi Amiga Chichi” y “Se Sigue Comentando (Uyuyuy Qué Veo) fueron otros de los temas que Revé y su Charangón ofrecieron al público.

Yenisel, la voz femenina de Los Van Van


Tras media hora de espera, a las 2:20 de la madrugada empezaron a tocar Los Van Van por breves segundos, ya que el sonido y las luces se fueron del escenario apenas empezada su secuencia.

Corregido el desperfecto y con el sonido recuperando poco a poco su nivel saludaron al público con "Permiso que Llegó Van Van".

Es definitivo que los peruanos ya los tienen como uno de sus favoritos.

Nuevamente en Lima, Juan Formell y sus cantantes (Yenisel Valdés, Mario Mayito Rivera, Robertón Hernández y Abdel Rasalps “Lele”) dieron cuenta de temas como “Soy Todo”, “Si Tú No Te Quieres” o “Después de Todo”, ante la algarabía del público asistente, aún a cuenta de lo avanzado de la hora (aunque, según me comentaron, la víspera en el Scencia empezaron más tarde).

Pude quedarme hasta las 3:30 am y la rumba con Los Van Van continuaba. Así cerraba el Cubanissimo 2010 que ofrece seguir trayendo más música cubana para el público peruano. Que así sea.

Mayito Rivera interpretando "Soy Todo"





18 sept. 2010 0 comentarios

Televisora PBS presenta el lunes: "Cachao, Uno Más"

Cachao & Andy García, dos para la música

Fuente: El Nuevo Herald, Miami. Por: Sarah Moreno

En una de sus escapadas como delivery boy del negocio de su padre, Andy García --entonces de 16 años y obsesionado por la música cubana-- dio con un disco que le cambió la vida, Cachao y su ritmo caliente (Descarga, 1957). ``Contiene la mejor sección de ritmo que ha existido en la historia de Cuba, es una biblia para todos los percusionistas'', afirma el actor cubanoamericano en entrevista desde Los Angeles con motivo de su rol como productor del documental Cachao, uno más, que el canal PBS presenta el lunes a las 9 p.m, en la serie American Masters.

García cuenta que después de ese descubrimiento detuvo muchas veces el van Dodge verde, que entonces conducía, en alguna de las tiendas de la Calle Ocho para volver por más discos de Israel López ``Cachao'' (La Habana, 1918-Miami, 2008).

``Cachao fue mi padre musical, antes de conocerlo ya llevaba mucho tiempo estudiando su música'', señala García, que a principios de los años 90 rescató del olvido en su exilio de Miami al compositor y virtuoso del contrabajo, con un histórico concierto en el James L. Knight Center.

Con el documental Cachao... como su ritmo no hay dos (1992), dirigido por García, comenzaron varias colaboraciones con las que el actor se propuso ``documentar la vida'' del músico cubano y las sesiones de grabación de producciones como Master Sessions I y II, Cuba Linda y ¡Ahora así!, que le valieron a Cachao varios Grammy y una estrella en el paseo de Hollywood.

Tomando como eje un concierto en el club Bimbo 365 de San Francisco en el 2004, Cachao, uno más --dirigido por Dikayl Rimmasch-- se remonta a los orígenes de la carrera de Cachao, quien a los ocho años de edad se integró a un septeto infantil y un poco después acompañaba con su instrumento películas silentes. Con imágenes de archivo se sigue su trayectoria en los años 30, cuando junto a su hermano Orestes, revolucionó la música cubana al crear un nuevo ritmo, el mambo. Continúa con la época de ``las descargas'' en los años 40, y también se contempla su presencia en la música clásica como miembro de la Orquesta Filarmónica de La Habana.



Cumbre del documental es el momento en que García sitúa a Cachao como ``un maestro de la música americana a la altura de Louis Armstrong, Dizzy Gillespie, Charles Mingus y Charlie Parker''. ``Su influencia es muy fuerte. Los grandes de la música lo reconocen. Pregúntale a otro genio como Bebo Valdés quién es su héroe'', reafirma García, que añadió material a la primera versión del documental, que se estrenó en el pasado Festival Internacional de cine de Miami.

Los testimonios de músicos como Orestes Vilató, Federico Britos, Arturo Sandoval, John Santos, Gloria y Emilio Estefan, y Hansel y Raúl confirman el talento y disciplina de Cachao. Una de las escenas fundamentales para recordar la generosidad de Cachao se da en el Cigar Bar and Grill de San Francisco. En una esquina bañada por una luz mágica, Cachao le dice a García y al músico neoyorican Ray Santos que no reclamaría derechos de autor porque sus composiciones se integren a la música de otros.

``Para mí Cachao era la fuente de la juventud de la música. Mucha gente vino a tomar agua de esa fuente, pero él nunca se preocupó por eso, porque la fuente es eterna'', señala García, contando que Cachao podía escribir un tema ``en una noche, en un caja de cartón de comida china'', como el que compuso para Rolando Laserie, el último que grabó el legendario cantante antes de morir.




García también habló de sus próximos roles, uno como el coronel mexicano Enrique Gorostieta en el filme Cristero, sobre el conflicto entre el Gobierno y los católicos (1926-1929). ``Era un gun for hire; no era religioso, sino masón. Había peleado con [Victoriano] Huerta contra Zapata y lo vinieron a contratar para que organizara el ejército cristero'', adelanta García.

Un proyecto independiente en el que alternaría como director y actor sigue en marcha. Hemingway and Fuentes abarcaría los años en que el escritor norteamericano vivió en Cuba, y recogería la amistad con el patrón de su yate Pilar, Gregorio Fuentes. García escribía el guión cuando conoció a una sobrina del escritor, Hilary Hemingway. ``Empezamos a trabajar la historia original de la pesca para añadirle el lado metafórico de que Hemingway tuvo que probarse como escritor una última vez'', cuenta el actor, que interpreta a Fuentes y ha sumado a Anthony Hopkins para el rol de Hemingway y a Annette Bening, como la esposa de éste, Mary Welsh.

Cuestionado sobre esa escena del cine clásico en la que hubiera querido estar presente, responde. ``Me hubiera gustado ser una mosca en la pared cuando filmaban Godfather II; estar allí junto a Marlon Brando y sus hijos'', concluye. •

El documental `Cachao, uno más', se presenta el lunes 20 de septiembre, 9 p.m., en la serie American Masters, de PBS.
0 comentarios

Mañana "El Programa de los Programas" en El Rincon Caliente

En medio de la celebración de su cuarto año en el aire Manuel Paredes presentará mañana, domingo 19, una edición muy especial de su programa El Rincón Caliente, que ha titulado "El Programa de los Programas", donde rendirá homenaje a los espacios salseros radiales de ayer y hoy y a sus productores y conductores.

Manuel ha programado los temas que caracterizaron a aquellos programas, ya sea como cortina y/o presentación, en una emisión de tres horas que comenzará a las 6 de la tarde, siempre a través de Radio Libertad, la "Primera Emisora Musical del Perú" 820 Klcs AM. Ahí estaremos...
17 sept. 2010 0 comentarios

Llegó el momento: Hoy y mañana Los Van Van y Reve

En pocas horas se romperán los fuegos del Festival Cubanissimo 2010 que presentará a Juan Formell y Los Van Van y a Elito Revé y su Charangón.
La expectativa es general ya que se trata de dos de las agrupaciones bailables cubanas más importantes de todos los tiempos.

Esta noche la cita es en el Club Scencia de La Molina y mañana, sábado 18, el espectáculo será en el Estadio de la Universidad San Marcos. Cita obligada....
0 comentarios

Raphy Leavitt: Una Callada Leyenda de la Salsa

Un día como hoy nació en Puerto Rico el pianista y director musical Raphy Leavitt. Con tal motivo, nuestro amigo Héctor Avilés, del blog LatinoMusicCafe.com, nos ha enviado la siguiente nota sobre el creador de la Orquesta La Selecta, quien visitó nuestro país algunos atrás.

Gracias Héctor por la nota y Feliz Día Raphy


Raphy Leavitt: Una Callada Leyenda de la Salsa

Esta semana una callada leyenda de la Salsa celebra su cumpleaños. Raphy Leavitt ha producido de la mejor música de Salsa, y escribo este blog para conmemorarlo al cumplir 62 años de vida.

La historia del director de orquesta puertorriqueño Raphy Leavitt y su orquesta La Selecta esta llena de altibajos. Y en este caso me refiero a subidas muy altas y bajadas casi de muerte. No voy a cubrir aquí toda su ilustre carrera musical; puedes encontrar información completa de su carrera en Salsa Clasica.com o en Music of Puerto Rico (enlaces provistos). Lo que quiero es compartir contigo el porqué Raphy Leavitt es una de las principales razones por las que yo adoro la música de Salsa y porqué él ha influenciado positivamente este género musical.

Perseverancia, profesionalismo, y calidad son los adjetivos que yo utilizo para describir a uno de mis directores de orquesta favoritos. Raphy Leavitt apenas había sacado al mercado su segundo álbum con su orquesta La Selecta cuando él y algunos de los miembros de su orquesta sufrieron un horrífico accidente automovilístico mientras estaban de gira en los Estados Unidos. En el accidente perdió la vida el trompetista Luisito Maisonet, y Raphy sufrió serias lesiones en la cadera además de sostener golpes en la cabeza, por lo cual estuvo hospitalizado 6 meses y aun hoy cojea un poco al caminar. A pesar de las adversidades, La Selecta continúo tocando en contra de los pronósticos y algunos malos deseos.

Después de recuperarse del accidente, Raphy Leavitt compuso la canción “La Cuna Blanca” basada en una visión que tuvo mientras yacía semiconsciente en el hospital. “La Cuna Blanca” se convirtió en un rotundo éxito, y hoy el día todavía se utiliza para conmemorara aquellas personas cercanas que fallecieron.

Yo tenía alrededor de 11 ó 12 años cuando salió “La Cuna Blanca”. En ese tiempo todavía estaba formando mis preferencias musicales, y hubo 3 canciones las cuales me llevaron a convertirme en un fanático empedernido de Salsa:

1. "Ah-ah, Oh-No" de Willie Colon y Hector Lavoe
2. "Dime Por Que" de Ismael Rivera
3. "La Cuna Blanca" de Raphy Leavitt and La Selecta

Yo no me cansaba de escuchar estas canciones. El único LP que acabaron comprándome mis padres fue “El Juicio” de Willie Colon. Me memoricé todas las canciones de ese disco, y podía cantarlas todas (todavía puedo) en el orden en que aparecen en el disco. No tuve discos de La Selecta hasta un par de años después. Un amigo y compañero de equipo de beisbol era un fanático de Raphy Leavitt y tenía casi todos sus discos. Yo le tomaba prestados los discos y así me convertí en fanático de La Selecta.

Antes de un Ruben Blades había un Raphy Leavitt. Las canciones de La Selecta tenían sentido y llevaban un mensaje, el cual podía ser político, social, de amor, o de superación personal, pero siempre eran mensajes positivos. “Le traigo un mensaje, a la humanidad” decía una de las primeras canciones de La Selecta.

“Jibaro Soy” lleva el mensaje de un campesino que añora la libertad pero sin proclamar una revolución ni violencia. “…si he de herir a un borincano, toma aquí tienes mis manos, no permitas que lo intente” le pide a Dios en “Jibaro Soy”. “Amor y Paz” y “El Buen Pastor” son canciones con mensajes religiosos pero sin ser muy “sermonistas” (existe esa palabra?) o “aleluyas”. “Café Colao” lleva el mensaje de cómo beber café es parte de nuestra cultura. “Ambiente” y “Somos el Son” hablan de sentirnos orgullosos por nuestra música y nuestra cultura, y también tiene Raphy Leavitt un montón de canciones de amor, la mayoría con gran swing para bailar (como por ejemplo “Te Arrepentirás”) y otras que se convirtieron en boleros clásicos como “Dueña y Señora”.

Sammy Marrero, el cantante fiel de Raphy Leavitt a través de la trayectoria de La Selecta podía cantarlo todo. Esta era una combinación única, donde Sammy Marrero siempre cantaba con La Selecta y La Selecta siempre tenía a Sammy Marrero, algo poco común si no único en la Salsa. Lo más cercano a esta colaboración fue la de Richie Ray y Bobby Cruz, pero ellos de vez en cuando hacían sus proyectos individuales (como el más reciente disco de Bobby Cruz, el cual lo hizo sin Richie Ray, aunque lo tuvo de invitado en una canción).

Aparte de ser consistentemente bueno y de constantemente haber una canción de “La Selecta” pegada en la radio entre los anos 70 y los 90, Raphy Leavitt era un director de orquesta relativamente callado. No perteneció a ningún “All Star” ni grababa con Fania o algún sello grande, como tampoco hacia cosas extravagantes que lograran ponerlo en algún escándalo en los periódicos. Raphy siempre se ha comportado como todo un profesional el cual solo se ha dedicado a producir buena música.

Raphy Leavitt estudió música a temprana edad, pero no siguió una educación musical. Se graduó de la Universidad de Puerto Rico con un grado en Administración Comercial. Su música, por tanto, no es muy sofisticada; son arreglos relativamente sencillos pero muy efectivos en como utiliza su orquesta para lograr un sonido muy particular. Raphy supo como producir música de salsa dura, con letras con sentido y melodías pegajosas.

El último disco que sacó Raphy Leavitt es un verdadero logro en su carrera musical. El set de CD/DVD titulado “30 Aniversario Live” grabado en vivo en el Anfiteatro Tito Puente en Hato Rey, Puerto Rico, es una joya. Surgió luego de mucho años de silencio disquero por La Selecta, la cual tuvo dificultad durante los años de la Salsa Romántica. Raphy ajustó la orquesta para adaptar su música y estilo a la nueva moda en la Salsa, pero a pesar de lograr algunos éxitos con los cambios bien logrados, La Selecta no fue favorecida en las preferencias del público salsero, y la orquesta enmudeció discográficamente.

Sin embargo, si quieres disfrutar de lleno a La Selecta, no te puedes equivocar con la grabación de “30 Aniversario Live”. No solamente contiene los éxitos más importantes en la trayectoria musical de La Selecta, sino que además nunca había escuchado yo una grabación en vivo de Salsa vieja, donde la orquesta, con pocas excepciones (“La Cuna Blanca” siendo una de ellas) suena mejor que en la grabación original. Raphy reforzó a La Selecta muy hábilmente, añadiendo vientos y un buen coro.

También invito a Prodigio Claudio en el cuatro puertorriqueño, añadió una guitarra eléctrica, y también invito al mimado del publico puertorriqueño en cuanto a canción “jíbara” (campesina) se refiere, Andrés Jimenez “El Jíbaro” como cantante invitado en “Jíbaro Soy”. Que banquete! Los arreglos son fieles a los arreglos originales, aunque los “actualizó” para una orquesta reforzada. La calidad del sonido es excelente y la voz de Sammy Marrero suena como si el “padre tiempo” fuera tan solo un mito.

Cuando la música de Salsa pasaba por su época de gloria durante los años 70, Raphy Leavitt y La Selecta eran una estrella palpitante entre las estrellas, aun sin participar en un “All Stars” ni grabar para un gran sello disquero. Perseverancia, profesionalismo, y calidad fueron las cualidades que siempre alzaron a Raphy Leavitt a la cima.

Feliz Cumpleaños Maestro!

Hector Aviles

http://LatinoMusicCafe.com