19 ago. 2010

Los Hijos de Los Reyes del Mambo estuvieron en Carolina

Tito Puente Jr., Luis "Perico" Ortiz, Jan Duclerc, entre otros músicos en el Festival de Jazz de Carolina en Puerto Rico. Foto por: Félix Ayala "Guayciba" (www.guay-ciba.com)


Fuente: El Nuevo Día, Puerto Rico
Por José Rodríguez

Hace 60 años, sus padres reinaban en la escena del mambo, pero la noche del sábado fue para los hijos de Tito Rodríguez, Tito Puente y Frank Grillo “Machito”.

Como parte del 6to Festival Internacional del Jazz de Carolina, en lo que se denominó como “Tributo a los gigantes del mambo”, Tito Rodríguez Jr, Tito Puente Jr. y Mario Grillo se unieron al “big band” liderado por Luis “Perico” Ortiz para comprobar una vez más ese viejo adagio de que quien lo hereda no lo hurta.

La velada arrancó con la participación de la banda de estudiantes de la escuela libre de música de Carolina, que con su interpretación de clásicos de Celia Cruz y La Lupe, metió rápido en ambiente al público que abarrotó el Centro de Servicios Municipales de Isla Verde. Los jovencitos tocaron bien al preparar a la audiencia para lo que estaba por acontecer.

Cada uno de los timbaleros inició una participación individual de tres o cuatro números con un clásico de su padre. Así, Machito Jr. fue el primero en tomar la tarima y con ‘Cuban Fantasy’ inició una intervención excelente y bien “afincá” en términos de los arreglos musicales que presentó.

Tito Puente Jr. subió al escenario al ritmo de ‘Oye como va’ y gracias al gran parecido físico que guarda con su padre y a sus gestos le puso la carne de gallina a más de uno.

Pero no hay duda que la nota sobresaliente de la noche la dio Tito Rodríguez Jr., quien con el tema ‘El mundo de las locas’ anunciaba que venía en serio. Y, de hecho, su junte en tarima con Gilbertito Santa Rosa, un gran apasionado de la música de su padre, era lo más esperado por un público ansioso por bailar.

El “Caballero de la Salsa” también dejó claro que venía en serio al seleccionar ‘Yambú’ como su primera interpretación.

La velada, que ya prometía con lo que se había visto hasta el momento se puso mejor cuando Santa Rosa divisó entre el público a Cheo Feliciano y luego de hacer el relato de la entrada de su colega a la música como “band boy” de la orquesta de Tito Rodríguez, lo invitó a subir a escena.

Y en lo que fue otro de los grandes momentos de nostalgia del espectáculo, Cheo cantó el primer tema que tuvo la oportunidad de cantar profesionalmente: ‘Chango ta veni’.

Como cierre no podía faltar la unión en tarima de todos los músicos, momento que aprovecharon el alcalde de Carolina, José Carlos Aponte Dalmau, un apasionado de la música, y su esposa Mabel para sumarse a la “jam” final.

El del sábado en la noche fue uno de esos juntes históricos que cada vez se dan con menos frecuencia en la Isla. Realmente fue un gran momento que, si las condiciones lo permitieran, sería prudente repetir.

Un resumen fotográfico del Festival, gracias a Félix Ayala "Guayciba"

Comments (0)