10 abr. 2020

Andy Gonzalez (1951 - 2020)



La noticia duele: anoche murió Andy González, uno de los bajistas más importantes e influyentes de la música afrocubana.

Nacido en Manhattan, el 01 Enero 1951, su familia se mudó a "los proyectos" en el Bronx cuando el pequeño Andrew tenía dos años. Su padre era Gerardo González, contratista de profesión y cantante aficionado, y su madre era Julia Toyos.

Su hermano Jerry (nacido en 1949) empezó a tocar trompeta y él aprendió violín. Ambos tocaban en la orquesta de la escuela. Un día el bajista faltó y le pidieron a Andy que lo reemplazara. Fue el comienzo de la historia.

En casa habían discos de Puente, Rodríguez, Machito y Cortijo, que servían tanto para las fiestas familiares como para el aprendizaje de los hermanos González.

Uno de sus primeros mentores fue Lew Matthews, que llegó a ser director musical de Nancy Wilson, quien les enseñó a escuchar música de la buena.


Andy tenía trece años cuando tocó por vez primera en un baile en el Embassy Ballroom del Bronx, como parte de un quinteto donde también estaban su hermano Jerry en las congas, Lew Matthews al piano, Andy Langston al vibráfono y Arnold Saunders en los timbales.

Tocó luego en los Catskills con el combo de Augie Meléndez, grupo en el que su padre era el cantante, y entonces ingresó a la orquesta de Monguito Santamaría, el hijo de Mongo, con quien hizo sus primeras grabaciones: On Top, Hey Sister y En Una Nota.

Una vez Monguito coincidió en un baile con Tito Puente y Bobby Rodriguez le pidió que lo reemplazara para poder ir al bar!. Con apenas dieciséis años llegó a tocar con "El Rey del Timbal".

En 1968, la banda de Monguito fue seleccionada para abrir el concierto en el Red Garter que fue el debut de Fania All Stars. Esa noche Ray Barretto lo vio tocar y lo invitó a ser parte de su banda.

Andy y su hermano Jerry

A comienzos de los 70 su familia se mudó al 1963 de Gildersleeve Avenue, en el South East Bronx, en cuyo sótano los hermanos se juntaban a escuchar música y jammear con muchos otros músicos. Ese lugar se volvería legendario por aquellas reuniones informales de las cuales surgieron las ideas del Grupo Folklórico y Experimental Newyorkino y el Conjunto Libre.

También por esos años, Andy y Jerry conocieron a René López, gran estudioso y coleccionista con quien aprendieron y conocieron a profundidad la música cubana. Andy y René, junto a Felipe Luciano, empezaron un espacio radial (los fines de semana) en la estación WRVR.

Antes del Folklórico, Andy tocó con Dizzy Gillespie y Eddie Palmieri. Con Manny Oquendo hicieron historia con el Conjunto Libre. A fines de los 70 formó el Fort Apache Band, icónico grupo de jazz latino.

Andy se convirtió en un referente de su instrumento, mentor de bajistas jóvenes, musicólogo y maestro. Grabó cerca de 800 discos para los nombres más importantes de la salsa. Participó en el film Crossover Dreams (donde el protagonista fue Rubén Blades) y Calle 54.

Es curioso que recién el 2016, Entre Colegas haya sido su primer disco como bandleader, gracias a los hermanos Zaccai y Luques Curtis, dos de sus discípulos.


Recuerdo con mucho cariño este disco, pues Luques tuvo la gentileza de enviármelo apenas salió al mercado. Es una de las joyas que más aprecio en mi colección. Entre Colegas es un disco hecho Entre Maestros. Intimo, extrovertido. Cubano, boricua, newyorrican. Es la música que amo.

Andy fue un gigante humilde. En las últimas dos décadas tuvo varios padecimientos de salud. Cuando, hace dos años, falleció Jerry conversé telefónicamente con él. Fue la única vez que pude hacerlo.

Deja un enorme legado y la tarea de seguir protegiendo y transmitiendo nuestra herencia musical. Me hubiese gustado mucho poder conocerlo en persona, pero la pandemia actual cambió los planes. Nos queda seguir leyéndolo y escuchando su música y, por supuesto, agradecerle por tanto.

Gracias Maestro, Descanse en Paz!


Comments (0)