11 nov. 2019

Chamaco Rivera: "mientras ustedes existan, la salsa no morirá"


El próximo fin de semana se realizará en Lima el Primer Encuentro Internacional de Melómanos y Coleccionistas que tendrá como atracción principal al sonero boricua Chamaco Rivera.

Antes de empezar a “hacer sus maletas” con rumbo a Perú, Chamaco se dio un tiempo para conversar con EL SALSERO.

EL SALSERO: ¿Por qué ha tenido que pasar medio siglo para que llegues por primera vez a Perú?

Chamaco Rivera: Antes que nada, déjame darte las gracias por la oportunidad que me das. Cuando grabé con José Feliciano el tema “Consuelo” alguien de Perú estuvo interesado en llevarme, pero algo pasó y no se concretó. Pero todo ocurre “en el tiempo de Dios”. Ahora estoy cumpliendo cincuenta años de trayectoria artística y que premio más bonito que poder celebrarlos en Perú el próximo sábado 16. Será la primera vez que estaré lejos de mi familia en el día de mi cumpleaños, pero sé que estaré celebrando con otra familia que son ustedes, los peruanos.

E.S.: Va a ser entonces, un doble motivo de celebración

Ch.R.: Así será

E.S.: ¿Quién te bautizó como Chamaco Rivera?

Ch.R.: Es una historia simpática. Yo empecé en New York con la Sonora Casino de Mike Hernández y era el más joven del grupo. Había un trompetista que le decían “Chiripa”, QEPD, a quien no le gustaba mi nombre verdadero y que, cuando se refería a mí, decía: “vamos a poner al chamaquito a que cante esto, y que cante esto otro”. Entonces al escucharlo, Mike Hernández me dijo: “espérate, aquí tenemos tu nuevo nombre. Te llamaremos Chamaco Rivera” Desde entonces y hasta el día de hoy, así me conocen en el ambiente artístico. Mi nombre es Cristóbal Senquis Rivera, Senquis por mi mamá y Rivera por mi papá.

E.S.: Si bien empezaste en La Casino, tu carrera despega con la orquesta de Willie Rosario…

Ch.R: Todos los días le doy gracias a Dios por haber estado en el camino de Willie Rosario. La noche que me vio cantando con la Sonora Casino, él me preguntó si me atrevería a subir a la tarima y cantar uno o dos temas con su orquesta. Cuando le dije que sí, me preguntó qué temas conocía de su banda. Le respondí que tres meses atrás había ganado un concurso de baile en el canal 41 de televisión de New Jersey, cuyo premio había sido un LP de su orquesta, por lo que ya me sabia varios temas de ese álbum. Un poco nervioso me subí al escenario e hice dos canciones, creo que fueron “La Esencia del Guaguancó” y “La Cuesta de la Fama”. A Willie le gustó lo que oyó, hice con ellos un ensayo y el resto es historia. El hit más grande que ha tenido esa orquesta ha sido el tema “De Barrio Obrero a la 15” y tuve la suerte de cantarlo. No lo digo yo, lo dice el propio Maestro y lo dice la historia.


E.S.: ¿Alguna anécdota que te haya traído este tema?

Ch.R: La canción la escribió Trini Clemente, QEPD, pensando en Puerto Rico donde está La Parada 15 y el Barrio Obrero en Santurce. Sorpresivamente, cuando llegamos a Colombia, me pude dar cuenta que el tema era muy querido en Cali. Eso fue un “boom”, no me imaginé que había estado tan pegado. Vi como dos mil personas en el teatro Jorge Isaacs cantaban “De Barrio Obrero a La 15”. Fue una experiencia muy bonita.

E.S.: Hace dos años te reencontraste con Willie Rosario y grabaron el tema “Se Volvieron a Juntar"

Ch.R.: Esa fue una inquietud de mi hijo menor Christian, quien me preguntó el por qué no había vuelto a grabar con mi Maestro.  Él me animó: “no te preocupes, yo correré con toda la producción”, por lo que decidí llamarlo. Cuando le expliqué la idea, Willie solo me respondió: “ya era tiempo”.

Entonces hablamos con Juan José Hernández, el joven y talentoso compositor cubano, le explicamos el proyecto y con una tremenda rapidez nos dijo: “no hay ningún problema, ya tengo el tema”. Esa misma tarde nos envió por whatsapp la maqueta, se hizo el arreglo y lo grabamos. Esa canción me llevó de nuevo a Puerto Rico y nos dedicaron el Día Nacional de la Zalsa junto a Willie Rosario. Ahí cantamos “Se Volvieron a Juntar” ante cerca de 55,000 personas.

Para mí, esa fue una bendición muy grande, como lo es el hecho de que Willie Rosario todavía esté con vida, que siga trabajando y tocando. Él es mi gran Maestro, mi gran amigo y mi más fiel consejero.


E.S.: Una curiosidad, uno de tus LPs como solista se llama Mi Chamaco. ¿Quién es el niño que sale contigo en la carátula?

Ch.R: Ese es mi hijo “Chamaquito”. Resulta que mientras grababa ese disco, mi esposa llevó a mi hijo Christopher a los estudios. En un momento al nene le dio por darle “cantazos” a la conga y el fotógrafo que estaba ahí empezó a tomar fotos. Si tú puedes ver esa carátula, notarás que ahí estoy medio feo y barbudo. Parecía “el cuco”. Pero, aunque nunca estuve de acuerdo, una de esas tomas le gustó al presidente de la disquera Borinquen Records que pensaba que la foto se veía simpática y familiar.

E.S.: Ya que hablaste de “Consuelo” ¿Cómo conseguiste que el legendario José Feliciano cantara contigo esa canción?

Ch.R.: Yo en Puerto Rico tenía, con otros socios, una agencia que ofrecía servicios de seguridad a los artistas. Ellos llegaban a Puerto Rico y automáticamente me los entregaban a mí para su seguridad personal. Así hice una gran amistad con Joseíto, como yo lo llamaba. Él no sabía que yo era cantante y un día antes de que regresara a Los Angeles se lo dije y le puse un cassette con los temas de aquel LP. Cuando escuchó “Consuelo”, escrito por Rafy Escudero, le encantó el tema y muy humildemente me dijo:

- “Caramba Chamaco, esa canción me gusta mucho”
- “Gracias José”
- “No, por favor, déjame cantar ese tema contigo a dúo”
- “Pero tú te vas mañana a Los Angeles”
- No, no, no… yo cambiaré el vuelo para tres días después”

De inmediato hicimos los arreglos y al día siguiente me levanté muy temprano y fui al Instituto Loaiza Cordero en Santurce para hacer el braille de la letra. Fue un momento muy bonito porque era la primera vez que Joseíto iba a cantar salsa y nada menos que conmigo. Cuando fuimos al estudio a grabar el tema, no sé cómo se había regado la voz y toda la prensa nos estaba esperando. “Consuelo” fue un “boom”.

E.S.: Tú que has vivido la “época de oro”, ¿qué opinas del momento actual de la Salsa?

Ch.R: La salsa ha cambiado mucho. Ahora cualquier “cara bonita” es cantante, se hacen milagros en los estudios. Los cantantes nuevos no tienen el asesoramiento necesario, no están cantando temas para el público y están utilizando mucho el “doble sentido” crudo. Nunca he auspiciado esa conducta. La salsa ha estado en peligro pues ha habido otros géneros musicales que la han perjudicado.

Tampoco estoy de acuerdo en cantar un número de salsa y meterle un pedazo de reguetón. Mi opinión muy sincera y clara es que el reguetón no es música y le ha hecho un daño fuerte a la salsa. Mucho talento no se ha podido desarrollar porque entran en ese ambiente. Espero no se ofendan, pero no puedo ocultar mi disgusto porque hay mucho talento nuevo que podría estar cantando mejor pero no hay ni un coach ni disciplina como la que ponían Willie Rosario, Tito Rodríguez, Eddie Palmieri, Machito, Cortijo, jamás en la vida eso se va a repetir.

Pero mientras ustedes existan, los que saben y gustan de la salsa de verdad, esto no morirá. El Señor puede llamarme mañana, pero no voy a morirme si él me lleva, yo me voy a morir cuando ustedes no me recuerden y no canten mi música.

E.S.: ¿Qué sabes de Perú y cual es tu expectativa para el encuentro de coleccionistas de este fin de semana?

Ch.R: He podido compartir con peruanos acá en los Estados Unidos. Donde quiera que voy me encuentro con peruanos, colombianos y puertorriqueños. Hace dos meses estuve en Europa y en Madrid el 80 del público era peruano. Estoy loco por conocer su tierra, darles un beso y un abrazo, disfrutar de su comida que me dicen que es riquísima. Ya me puse a dieta para aprovechar y disfrutarla. Estoy muy agradecido con Julito, un caballero muy serio a quien conocí en Armenia y quien me está llevando para allá. Estaré con ustedes desde el 14 hasta el 17 de noviembre compartiendo y dándole gracias a Dios porque conoceré a otra familia más para Chamaco Rivera.

El Encuentro de Coleccionistas tendrá lugar en El Dragón (Nicolás de Piérola 168, Barranco) el próximo sábado 16 de noviembre desde las 3 de la tarde. Las entradas están a la venta vía Joinnus.com

Comments (0)