3 sept. 2019

Papo Lucca: "Héctor Lavoe ha sido el cantante más inteligente de la Salsa"



Fuente: La República, Perú. Por: Luis Miranda

Papo Lucca nos recibe en la casa de su padre, el legendario y ya difunto Enrique Quique Lucca, fundador de la orquesta La sonora Ponceña. El actual director de la gran banda boricua se muestra emocionado al recibir a un periodista del lejano Perú en su propia tierra. Recuerda cuando una vez tocó en un penal de Lima y los propios internos eran sus guardaespaldas. “Eran grandes conocedores de la música”, afirma.

Papo ha transformado el segundo piso de la casa paterna en un museo abierto a todos los fanáticos que quieran pasar un momento en esta especie de templo de la música latina. Es parte de la Ruta de la Salsa en Puerto Rico, país que junto con Cuba figura en la génesis de un género que cobró forma en Nueva York.

Hemos venido con las tonaditas de ‘Fuego en el 23’ y ‘Boranda’ en la cabeza. “Boranda es el dios de la lluvia”, señala Papo, y se le invoca cuando hay sequía. Nacido hace ya 73 años, el maestro estará el 14 de setiembre en el Festival Viva la Salsa que se realizará en el Jockey Club de Lima, junto con Eddie Palmieri, Tito Nieves, Jerry Rivera y otros grandes exponentes de un ritmo que terminó por llamarse salsa, aunque al principio a pocos les cuadraba esa palabra gastronómica que trataba de agrupar varios ritmos afrocaribeños.

Entre discos de oro, afiches históricos y muchas fotos nostálgicas de antes de la época de la Fania y posteriores, Papo recuerda cuando era apenas un niño y quería ser un timbalero. Los timbales que le compraron eran aparatosos y difíciles de trasladar, que pronto los dejaría para centrarse en el instrumento que le daría fama y que lo consagraría como un maestro de la salsa y el jazz latino: el piano.

“A Lima vamos a llevar toda la música que los peruanos han hecho sus favoritas. Y también nuevas canciones que estarán en el disco por el 65 aniversario de La Sonora Ponceña”, afirma quien fue amigo de infancia de Héctor Lavoe, que descansa en el cementerio civil de Ponce, tal como fue su voluntad, a pesar de que murió en Nueva York.

“Héctor antes de cantar salsa, cantaba música jíbara”, señala. “Es el cantante más inteligente que ha tenido la salsa. Era muy hábil. Y por razones que, no vienen al caso, se apartó de esa ruta, pero fue muy querido”.

Cuando le preguntamos por qué pegó tanto la salsa en el Perú, Papo Lucca señala que en parte se debió a la campaña que hicieron los creadores del sello la Fania, que llevaron el nuevo ritmo a muchas partes del mundo.

“¿Cómo quisiera que lo recuerden en el futuro?”

Como un exponente de la salsa que luchó muchos años, desde el primer tema que internacionalizó la orquesta “Hacheros pa’ un palo”. Él le dio a ‘La Sonora Ponceña’ un estilo vibrante al incorporar más instrumentos de viento.

Papo se despide con un sonoro chim pum, Callao, y la promesa de volver a rumbear con el público peruano el 14 de setiembre.

Comments (0)