6 ene. 2019

Richie Ray y Bobby Cruz: "La música es nuestra vida"




Fuente: El Nuevo Día, Puerto Rico. Por: Camile Roldán Soto

Frente al lente del fotógrafo, Richie Ray y Bobby Cruz cambian de pose en pose haciéndose pasar por reguetoneros. Mientras se mueven, la risa no para. Los dos se están disfrutando este momento, que forma parte de la promoción de su concierto “One Last Time”, para conmemorar  sus 55 años de trayectoria el próximo 23 de febrero en el Coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot.

Es una coincidencia muy especial, ya que este año se celebra el aniversario número 15 de la apertura del Coliseo de Puerto Rico y fueron Ray y Cruz quienes ofrecieron aquel primer concierto abierto al público en septiembre de 2004.

Ahora, regresan a esta importante plaza con entusiasmo y de la mano del productor Rafo Muñiz, quien los ha acompañado en la producción de los eventos previos de aniversario de carrera que han marcado a este dúo.

Y es que mucho ha transcurrido desde el 1963, cuando Ricardo Maldonado y Robert Cruz unieron sus talentos. Se dieron a conocer como “Los Durísimos”. Y en el 1974, luego de ganar una competencia que reunía orquestas de salsa pasaron a llamarse “Los Reyes de la Salsa”. Era una época de amplia competencia musical, pero este dúo logró perfeccionar el sonido que los caracterizó.

No se trata solamente de una larguísima trayectoria. Es que Richie Ray y Bobby Cruz sentaron precedentes en la música tropical cuando decidieron juntarse en Nueva York para aventurarse a hacer un proyecto musical que no imitara a ningún otro de los grandes artistas que en aquella época de los años 60 iban cautivando a multitudes con su ritmo, como Tito Puente, El Gran Combo o Ray Barreto. Juntos lograron 16 discos de oro y tres Grammy. Juntos grabaron 134 producciones y siguen creando.

En dinámicas como la sesión de fotos que acompaña esta entrevista, la complicidad que une a Ray y Cruz es evidente. A medida que la plática fluye dejan claramente establecido el respeto y la familiaridad que existe entre ambos, pieza clave -reconocieron- para su éxito como dos de los exponentes más importantes de la salsa gorda de todos los tiempos.

El Nuevo Día: ¿Qué recuerdan de esos primeros momentos, del inicio?

Richie Ray: “Yo soy nacido en Brooklyn, New York y Bobby es de Hormigueros, del campo. Él había aprendido a tocar el cuatro. Nunca estudió formalmente. Y yo era un concertista de piano. Pero cuando nos juntamos teníamos la misma necesidad de encontrar: quién soy yo, qué voy a hacer con mi vida. A mi padre por poco le da un ataque al corazón cuando decidí dejar la música clásica para irme a inventar con Bobby. Tenía 12 años cuando empecé en esto de las presentaciones en vivo. Luego, me fui a las Fuerzas Armadas y al regresar volví a unirme con Bobby”.

Bobby Cruz: “Yo había pasado mi niñez en Puerto Rico, pero luego me fui a vivir a Nueva York. Ya llevaba varios años tocando con muchos de los músicos más reconocidos del ambiente salsero de aquel momento”.

El Nuevo Día: ¿Cómo ha sido ese proceso creativo a lo largo de estos años?

Bobby Cruz: “Siempre ha sido de negociación constante. Mira, por ejemplo, Richie quería hacer una composición sinfónica para cada canción. Yo agarraba todo lo que él hacía y le decía “con esto vamos a hacer como siente canciones”. (Se ríen ambos a carcajadas).

El Nuevo Día: ¿Cómo son las personalidades?

Richie Ray: “Somos como el agua y el aceite. Y ese contraste de personalidades, esas ideas diferentes han sido importante para lo que hemos logrado juntos”.

El Nuevo Día: Muchos de los temas que han grabado se han convertido en éxitos que trascienden épocas, ¿tienen alguna anécdota que quisieran compartir?

Bobby Cruz: “Para el famoso Jala-Jala, Richie hizo un arreglo y yo le dije: eso no va. Está demasiado extraño. Después trajo el segundo y le dije: no, no, no. A la tercera le dije: tú lo que vas a tocar es esto (tararea la tonada). Y él me dijo: yo no voy a hacer eso. No estudié para ser telégrafo”, contó entre risas.

Richie Ray: “Al final, las aportaciones de los dos lograban la magia. Los dos éramos capaces de admitirlo; de ceder. Solo por eso existen éxitos como ‘Sonido bestial’, ‘Agúzate’ y tantos otros que logramos”.

El Nuevo Día: En esos mismos éxitos  y otros se narran diversas experiencias con las que muchos se han identificado “Señora”, “La zafra” por mencionar algunos. ¿De dónde proviene esa inspiración?

Richie Ray: “La vida de Bobby ha sido más dura. Él me dijo: con los golpes que yo tengo y con lo que tú sabes de música, podemos hacer algo. Yo aprendí que Bobby bregaba con las letras, le sabe llegar al pueblo. Yo tengo como 20,000 cosas en la cabeza y de ahí es que sale nuestra salsa”.

El Nuevo Día: Después de vivir todos los extremos y excesos de la fama los músicos atravesaron una transformación personal al convertirse al cristianismo.

Bobby Cruz: “Durante un tiempo, tuvimos que aceptar que no teníamos 'ni la soga ni la cabra'. Por un lado, los cristianos no nos aceptaban y, por otro, la fanaticada se alejó. Optamos por poner tarimas afuera de la iglesia para empezar a convencer a todos de que ni estaban locos ni eran hipócritas”.

Para Richie Ray, su iniciativa tuvo un impacto grande en la iglesia, pues logró integrar a la práctica religiosa la música que ellos hacían y luego, otros ritmos que atraen a la juventud.

Ambos atribuyen a ese giro espiritual la energía que les permite a sus 81 años (Cruz) y 70 años (Ray), respectivamente, pararse en un escenario cuando muchos artistas de su generación ni pensarían en esa posibilidad.

El Nuevo Día: En esta gira celebran 55 años de carrera, ¿qué es lo próximo?

Bobby Cruz: “Estamos trabajando en dos nuevos discos que saldrán al mercado a principios del año que viene. Uno es instrumental y está a cargo de Richie. El segundo, estará compuesto por ‘la salsa más fuerte que he podido inventar’”.

El Nuevo Día: ¿Qué sentimientos evoca este concierto?

Bobby Cruz: “Regresar a casa es siempre motivo de gran emoción, pero celebrar 55 años en la música y con nuestra gente es un privilegio que disfrutamos como el primer día. Va a ser una noche muy especial”.

Richie Ray: “La música es nuestra vida y recibir el cariño de la gente es el motor que nos ha guiado por estos 55 años. Vamos a ofrecer todos esos éxitos que el público espera”.

Comments (0)