10 ene. 2019

Jerry Rivas sigue guapeando



Fuente: El Nuevo Día, Puerto Rico. Por: Raymond Pérez

Tras 41 años en la tarima, y con su voz básicamente como punta de lanza, recorriendo el mundo salsero con El Gran Combo de Puerto Rico, Jerry Rivas sigue batallando de tú a tú con los veteranos y noveles soneros del género. Ni da, ni pide tregua.

Su voz, que se vio afectada a principios de año debido a que tuvieron que removerle varios pólipos en su garganta, ya está recuperada. “Gracias a Dios que todavía sigo guapeando, como dice uno”, expresó Rivas, de 63 años.

“A inicios de este año me hicieron una operación en la garganta para removerme unos pólipos, pero gracias a Dios sigo bien, cuidándome. Tratando de dar lo mejor de uno, echando pa’lante”, dijo el veterano cantante, quien debutó en 1977 con El Gran Combo al sustituir a Andy Montañez cuando este salió del grupo.

En agosto de 2017, Rivas fue homenajeado por la Administración Municipal de Bayamón y su alcalde Ramón Luis Rivera hijo, al nombrar una calle en la Urbanización Santa Mónica con su nombre.

Nacido en Tampa, Florida, en Estados Unidos, Rivas se crió desde los cinco años en Santa Mónica, en Bayamón, y hoy en día es uno de los hijos predilectos de ese municipio.

Fue Rivas, de hecho, quien recomendó al más reciente cantante de El Gran Combo, Anthony García, quien hace cuatro años sustituyó a Charlie Aponte en la afamada agrupación.


Más que un mentor

“Es una bendición poder estar aquí con El Gran Combo. Ha sido tremendo aprendizaje de la mano de Jerry y de Rafael Ithier”, sostuvo García, quien suena hoy día en la radio con el tema “Ella lo que quiere es combo”.

A su vez, Rivas recordó haber visto cantar a Anthony desde muy joven y fue testigo de su desarrollo y de la afinación de su talento.

“Él estudiaba con un sobrino mío en la Escuela Libre de Música Ernesto Ramos Antonini y ellos allí hicieron varios grupos. En dicha escuela estudiaron mis hijos, aunque son mayores que Anthony”, dijo Rivas.

El veterano salsero recordó que su llegada a El Gran Combo no fue igual que cuando lo hizo Anthony.

“Ya él traía un estilo, una formación en la salsa. Venía de cantar con el grupo de Julito Alvarado, Del Sur al Norte. Así que yo conozco a Anthony desde joven y reconozco su talento, como su habilidad para cantar. Mucha gente piensa que esto es decir ‘mamita te quiero mucho’, pero que va. En mi caso, yo tenía 21 años cuando entré al grupo, Anthony tenía 29 y traía su manera de cantar. Eso fue importante”.

Rivas recordó que en su adolescencia fue un rockero y no un salsero de formación. Fue escuchando a Cheo Feliciano que su gusto por la salsa se dio.

“En mi juventud fui un rockero y no tenía ese desarrollo musical de la salsa, no sabía bien eso de la salsa. Claro, mi ídolo fue Cheo Feliciano, y uno se acerca a Cheo con esa manera de cantar. Pero, a diferencia de Anthony en esa etapa, yo tuve que hacer mi asignación desde muy joven. Anthony tenía esa base que yo reconozco y tiene mucho talento. La gente siempre comienza a comparar (al que entra con el que sale), pero nosiempre sabe de esto, no saben lo que están hablando. Muchos hablan por capricho, otros por hacer daño, que esos no faltan. Pero para nosotros, una de las mejores cosas de Anthony es su personalidad. Él como ser humano, y con todo ese talento que tiene, tu vez que siempre está listo para escuchar al que lo quiera aconsejar”, agregó Rivas.

Comments (0)