22 feb. 2018

Cuba está de fiesta con su tercer Festival de la Salsa



Ayer se inició la tercera edición del Festival de la Salsa 2018, auspiciada por la Empresa de Carnaval y la Dirección de Cultura de La Habana, Artex, la Egrem, y el Instituto Cubano de la Música, entre otros, y que tendrá lugar hasta el día 25 de este mes. El evento, que preside el joven y talentoso músico cubano Maykel Blanco, director de la agrupación Salsa Mayor, tiene como sede al Parque Metropolitano y como subsede al Hotel Comodoro, ambos en la capital del país.

Talleres de música y baile, desfile de comparsas, conciertos y espectáculos variados, así como la presentación de Djs cubanos y de Italia y Fracia, forman parte de las actividades.

Desde hoy vienen presentándose conciertos donde participarán Los Van Van, Will Campa, El Niño y la verdad, Paulo FG y su Élite, Adalberto Álvarez y su Son, Pupi y los que Son Son, Alain Pérez, Haila, y Alexander Abreu y Havana D’ Primera, entre otras. Y por supuesto, Maykel Blanco y su Salsa Mayor.

La última noche habrá un homenaje a la obra de Manolito Simonet y su Trabuco, orquesta que está cumpliendo 25 años de labor, al cual ha sido invitada la cantante Tania Pantoja.

El festival, según Maykel Blanco, además de potenciar la música popular bailable ofrece al público cubano la posibilidad de bailar con las mejores orquestas del género y compartir su alegría con bailadores de otras partes del mundo. “Dada la experiencia adquirida en las ediciones anteriores, dijo, este Festival presenta una mayor organización y contará con más opciones culturales, con la fortaleza de hacer coincidir en un mismo escenario orquestas emblemáticas de la música cubana de alta convocatoria, con otras más jóvenes que defienden el género desde su generación”.

Algo que los organizadores aún no han logrado materializar es la presencia de orquestas de salsa extranjeras que vengan a compartir con los cubanos su música, lo que sigue estando entre las aspiraciones de los organizadores del Festival de Salsa de La Habana, evento que soñó en vida el maestro Juan Formell, quien por mucho tiempo se cuestionó cómo era posible que los grupos cubanos participaran de los festivales de salsa más importantes del mundo, y que nosotros, los padres del son, no tuviéramos un festival internacional que potenciara el género y a sus representantes de casa, con todas las de la ley.

Comments (0)