20 jul. 2016

Carmencita Otero Martínez y su Pasión Musical


Louis García, Jerry Rivas, Gilberto Santa Rosa, Carmen Otero, Rey Fonseca y Juan Bautista


Fuente: Fundacion Nacional para la Cultura Popular. Por Jaime Torres Torres

De una fan incondicional de Madonna y Michael Jackson, Carmencita Otero se convirtió en DJ Rumbera, según la bautizó el prolífico compositor Johnny Ortiz.

Su afinidad por la salsa es cosa seria.

Sus amistades en Vega Alta la convencieron de que el rock supuestamente no estaba en nada. Y le sugirieron que aprendiera a bailar.

Cocola de la mata de la raíz, que transpira clave, ahora llega a los bailes y se arrima a la tarima para observar los solos de conga y timbal, porque la subyuga la percusión.

En su tiempo libre, la tecnóloga médico de profesión, no sólo ambienta espectáculos, fiestas y bailes, sino que no escatima a la hora de, por ejemplo, viajar a Nueva York para presenciar en primera fila a Gilberto Santa Rosa en su reciente regreso al Carnegie Hall o desembolsar casi $300 para asistir en septiembre a la despedida de Rubén Blades en el Coliseo José Miguel Agrelot.

Eso no es nada si consideramos, de otro lado, que ahora mismo se encuentra concentrada en la producción de un disco de salsa que titulará “Mi pasión” y que reúne una representación de los mejores cantantes, coristas, músicos y arreglistas del género.

Y aún hay más: Carmencita sufraga los costos de producción con sus propios recursos y cuando el disco salga, a mediados de septiembre, lo que recaude por ventas será destinado a dos entidades benéficas. Una es “Hogar Mis Primeros Pasos” en Vega Alta.

“Empecé con Carlitos García. Le dije que quería grabar un disco y le pregunté si se encargaba de la parte musical y me dijo que sí. El fin del proyecto es benéfico. Hay músicos que no me han querido cobrar nada y otros un poquito”, dijo Carmencita al añadir que la producción de una canción cuesta alrededor de $3 mil y el disco incluirá ocho cortes, titulados “Dos palabras”, “Sueños”, “Mala paga”, “Me gusta tu guajira”, “A bailar”, “Mi mambo enciende la fiesta” y “Soy”.

En “Mi pasión”, concepto de salsa para el bailador, Carmencita reunió a cantantes como Michelle Brava, Rico Walker, Mel Martínez, Luisito Carrión y Rafy Andino. Son parte de las voces de un cancionero inédito cuyas composiciones son de Moncho Rivera, Carlos García, Sammy García y de la propia autoría de Carmencita, como la canción homónima de la producción “Mi pasión”.

“Moncho Rivera aportó dos canciones al proyecto. Una es ‘Mala paga’, que tiene que ver con alguien que debe dinero y no quiere pagar. Las letras de Moncho al presente solo las había grabado él y yo tengo la dicha de grabar dos de sus nuevas composiciones”, dijo Carmencita, cuya producción “Mi pasión” presenta un repertorio variado que incluye son, chachachá, guaguancó, guajira, mambo y otros ritmos tradicionales.

Mientras, su faceta como ‘disc jockey’ se remonta a los días de El Criollo, en la Avenida Martínez Nadal en Guaynabo. Época, en las postrimerías de la década de 1980, en que, como toda una cocola, salía a bailar de miércoles a domingo, sin fallar.

De El Criollo pasaba a Shot’s; luego a Pool Palace y después a Oyster Bar, sin olvidar eventos como el Día Nacional de la Salsa. “En El Criollo hubo bailadores que buscaban por todos lados donde estaba la consola. No podían creer que yo fuera la dj. Me motivé a esto porque en mi casa siempre fueron ‘pariseros’. Yo era la que ponía los elepés”, recordó Carmencita, quien ha tocado en la Noche Nacional del Bailador, en el 55 aniversario de la Sonora Ponceña y en el Congreso de la Salsa de Nueva York.

“La gente me comenzó a conocer a partir de septiembre de 2014 cuando el Búho (Néstor Galán) me invitó a tocar en el Día Internacional del Salsero que hizo Z-93. Yo fui la dj. Así comenzó el ‘boom”.

Con una memoria literalmente infinita de almacenaje de salsa tradicional, moderna y contemporánea, con varios archivos en reserva, Carmencita siempre incluye en sus presentaciones la música de Willie Rosario, su orquesta favorita; de Celia Cruz, su salsera predilecta; y de Gilberto Santa Rosa, Rafi Andino y Josué Rosado, los soneros de su simpatía.

Las anécdotas son muchas.

Nunca olvida un incidente ocurrido en la pasada Navidad en un club de Hato Rey, donde un caballero murió bailando. “Tenía puesto el corte “Yembe laroco” de la Sonora Sanjuanera de Víctor García, cuando me solicitaron que bajara el volumen. Él cayó al suelo mientras bailaba y murió”.

Sin embargo, el saldo de sus memorias, cuando pasa revista, es más positivo. Carmencita ha conocido a muchísima gente, especialmente músicos, a quienes les une una bonita amistad.

Solo así se puede comprender que en los créditos de “Mi pasión” aparezca casi medio centenar de nombres muy respetados en el género, como los de Gilberto Santa Rosa, Charlie Rodríguez, Ramón Rodríguez, Richie Bastar, Manolito Rodríguez, Luis Marín, Rafi Torres y otros.

Atrás quedaron los días de “Thriller” de Michael Jackson y “Like a Prayer” de Madonna. Ahora en la vida de Carmencita Otero literalmente hay más salsa que pescao.


“Como dice la canción que compuse, lo que siento es mi pasión. Cada mañana despierto y está ahí, presente. Y a la hora de dormirme, también tengo la música en mi mente. Ritmo, cadencia, armonía… Mi pasión”.

Comments (0)