5 dic. 2015

Olga Tañon conquista Santiago de Cuba


Fuente: Prensa Latina, Cuba. Por Martha Cabrales Arias
Fotos: Benjamín Morales, El Nuevo Día, Puerto Rico

Un canto de amor fue el concierto ofrecido hoy aquí por la cantante Olga Tañón, en la Plaza de la Revolución Antonio Maceo, ante una multitud de personas que le correspondieron bajo sol y lluvia.

Durante unas dos horas vibraron juntos la artista y el público, en una interacción continua que solo pudo interrumpir el aguacero, bendito por demás tras temperaturas que rebasaban los 32 grados a los que se sumó el calor humano desbordado por la simpatía de la boricua.

El mundo necesita paz, una canción escrita por Tañón, fue una de las primeras interpretadas tras explicar que tuvo esa inspiración después de participar en La Habana, en el 2009, en el concierto Paz sin fronteras, y sentirse motivada por sus sentimientos hacia los hijos y la familia.

Baladas muy conocidas en su voz y piezas más movidas, como Yo necesito un babalao y Bandolero, integraron el repertorio, que compartió con músicos puertorriqueños y santiagueros, así como los populares cubanos Descemer Bueno y el grupo Qwa Libre en uno de los números.

Bajo la dirección artística y con los arreglos del maestro Joaquín Betancourt, la artista hizo gala de sus condiciones vocales y de la sensualidad y energía escénicas que le han valido el nombre de Mujer de fuego.

De principio a fin, el espectáculo estuvo matizado por la comunicación con los músicos, bailarines de las coreografías y personas del público, con las cuales se mezcló en algún momento e interpretó fragmentos de canciones.

El presidente del gobierno municipal, Raúl Fornés, le entregó en nombre de los santiagueros la distinción de Visitante Distinguida, un gesto al que ella respondió con palabras agradecidas y de identificación de la idiosincrasia de los cubanos y santiagueros en particular con los puertorriqueños.


Un popurrit integrado por emblemáticas melodías cubanas popularizadas por Benny Moré, junto a Lágrimas Negras y La Guantanamera, puso fin a la velada, devenida preámbulo del segundo concierto, que tendrá lugar en La Habana el sábado próximo como parte del cumplimiento de la promesa hecha en el 2009.

Comments (0)