5 dic. 2015

Fiesta por los 46 años de Los Van Van


El tren musical de la música cubana, la orquesta Juan Formell y Los Van Van, festejan este sábado en La Habana con un gran concierto sus 46 años como banda sonora de los bailadores de esta isla.

La celebración será en la noche en el Salón Rosado Benny Moré de la Tropical, el llamado Palacio de los Bailadores, plaza que los vio nacer y crecer, según anunciaron los organizadores.

Clásicas y populares, los temas de la agrupación han sido por más de 40 años la música de fondo en el día a día de muchos cubanos y una conexión entre veteranos y noveles amantes de la salsa y el casino.

Algunos dicen que para entender la timba cubana hay que bailar con Los Van Van, tratar de seguir sus «tumbaos» acelerados y sus canciones interminables que sofocan a las parejas y las dejan felices hasta el cansancio.

Pero la orquesta no solo puso a mover los pies y las caderas, se convirtió en cronista social y narradora de los más disímiles sucesos con sus estampas costumbristas, personajes y frases pegajosas.

Desde su fundación, el 4 de diciembre de 1969, Juan Formell (1942-2014) se propuso hacer algo diferente y tomó de las más diversas fuentes: el formato de charanga y aires de funk, filin y balada.

Con 27 años, lo apostó todo a su grupo para revolucionar el escenario bailable cubano con un nuevo proyecto que mezclaba ritmos tradicionales con sonoridades del pop, el beat, el rythm and blues y hasta un poco de rock.

De su dueto con José Luis Quintana (Changuito) nació el songo, fiel a los recursos expresivos del son, y luego junto a César «Puppy» Pedroso publicó piezas icónicas como Seis semanas.

Habanero hasta la médula, Formell nació un 2 de agosto de 1942 en su ciudad querida y también murió en ella a los 71 años, el 1 de mayo de 2014, con una veintena de discos propios, merecedor del Premio Nacional de Música 2003, dos Grammy y varios Cubadiscos.

Aquí queda Samuel, «el hijo de él», dispuesto a continuar lo que empezó su padre cuando a finales de 1969 formó Los Van Van, pues en los últimos años se le reconoce como una agrupación insignia de Cuba y su música, la más longeva en el gusto del bailador y todo un referente mundial.

Comments (0)