29 may. 2014 0 comentarios

Cancelan cinco presentaciones de Cano Estremera en Colombia


Haber entonado ante miles de personas durante un concierto en el distrito de Juanchito (Cali, Colombia) el pasado abril rimas despectivas contra las mujeres caleñas, y hacer referencia en sus coros a “las casas de pique” de Buenaventura, le ha costado mucho a Cano Estremera.

Al menos cinco espectáculos que el salsero puertorriqueño tenía programados estos días en esa región de Colombia fueron cancelados, como resultado de una petición que hizo la organización Colectivo de la Salsa a la cancillería de Colombia (Ministerio de Relaciones Exteriores), para que se le prohibiera al artista presentarse en ese país. Esto por considerar las expresiones del salsero una falta de respeto mayúscula.

“Ayer (martes) nos dimos cuenta de que se le notificó al artista (Cano Estremera) que no podría realizar cinco presentaciones en Colombia que tenía pautadas para estos días. A los empresarios que estaban a cargo de esas presentaciones también se les notificó que a Cano Estremera no se le iba a otorgar ya más la visa de trabajo en Colombia. Sabemos esto por varias fuentes. Ahora mismo, estamos buscando el documento oficial de la cancillería que establece todo eso. Lo debemos estar teniendo antes de este viernes (mañana)”, especificó el escritor colombiano Umberto Valverde, miembro del Colectivo de la Salsa, organización que impulsó el veto a Estremera luego del incidente en Juanchito.

El periodista no precisó si la cancelación de la visa de trabajo de Estremera en Colombia es permanente o temporera, “porque no hemos visto el documento todavía”, enfatizó.

El Colectivo de la Salsa, según ilustró el comunicador, “es un cuerpo, integrado por músicos, bailarines, empresarios y periodistas, que se dedica a defender la salsa como género, defender el respeto por el género y el respeto por el artista colombiano en la salsa”.

Luego de haberse enterado de que al solista le cancelaron cinco shows en Colombia, Valverde contó que conversó con el músico que iba a estar a cargo de la coordinación de la orquesta de Estremera para esas presentaciones.

“A él (al músico) se le hizo un adelanto de un dinero y estaba bien molesto porque tenía que devolver esa plata, de manera que, como puedes ver, son hechos reales”, reiteró Valverde en entrevista telefónica con Primera Hora desde Colombia.

El crítico literario mencionó que una vez los conciertos de Estremera fueron anulados, se comenzaron a barajar nombres de otros salseros para que se presentaran durante las fechas separadas que tenía el cantante boricua en distintos establecimientos en Cali.

“Entre los posibles sustitutos estaba Luisito Carrión”, mencionó el autor de Celia Cruz: Reina Rumba, única biografía escrita en vida de la cantante cubana.

Estremera no quiere echarle leña al fuego
El salsero Carlos Enrique Estremera Colón (su verdadero nombre), por su parte, prefirió guardar silencio ante esta controversia. Su esposa y representante, Yamira Arce-Estremera, hizo claro que su cónyuge no hablaría sobre el tema, al menos en este momento.

“Él no va a dar ninguna declaración, lo va a dejar así, que salga por donde tenga que salir. Esto fue una cuestión de un periodista en Colombia, quien es la única persona que está en esa idea. Después que el Consulado y el público siga pidiéndolo (a Cano)… Él no va a hablar porque eso sería echarle más leña al fuego. Por el momento no emitirá declaraciones”, enfatizó al ser abordada por este diario.

Calla el Consulado
En un intento por conocer la postura del Consulado de Colombia en Puerto Rico en torno a este escándalo, Primera Hora se comunicó con el cónsul de Colombia en la Isla, Alejandro Cobo, quien declinó opinar al respecto.

“No estoy autorizado para dar ese tipo opiniones. Solo soy un mediador”, se limitó a expresar Cobo.

Este periódico también llamó a la Cancillería de Colombia y dejó mensaje, pero dicha oficina no respondió las llamadas.
0 comentarios

Rubén Blades en el retorno de la Feria del Hogar



Ya se sabía que la Feria del Hogar volvía este año 2014, desde el 24 de julio al 10 de agosto en un nuevo recinto, el Centro Cultural Deportivo Lima en Chorrillos. Hace instantes han anunciado los artistas que serán parte del Gran Estelar, entre los cuales figura Rubén Blades, quien vuelve a Perú, con la Orquesta de Roberto Delgado, el próximo sábado 9 de agosto.

La lista de artistas que se presentarán en El Gran Estelar es la siguiente:

Julio:
24 – Laura Pausini
25 – Perku-Etniko de Rafael Santa Cruz
26 – Los Mirlos y Los Destellos
27 – Elenco Nacional de Folclore
28 – Grandes del Perú: Cecilia Barraza, Cecilia Bracamonte, Julie Freundt, Lucy Aviles
29 – Libido
30 – por confirmar / por anunciar – internacional
31 – William Luna y Jean Pierre Magnet con Serenata de los Andes

Agosto:
01 – Bareto
02 – Juan Diego Florez
03 – Corazon Serrano
04 – La Ley
05 – James
06 – Carlos Vives
07 – Fonseca
08 – Jose Luis Rodriguez “El Puma”
09 – Ruben Blades con Roberto Delgado y Orquesta
10 – Eva Ayllon

Las entradas para los conciertos internacionales de El Gran Estelar estarán a la venta en los módulos de Teleticket de Wong y Metro desde este sábado 31 de mayo. Los precios para todas las fechas internacionales serán los siguientes:

General – S/. 100 (incluye el ingreso a la feria)
Vip – S/.180 (incluye el ingreso a la feria)

Todos los eventos nacionales serán a entrada libre. Está pendiente anunciar los artistas que estarán en “El auditorio” donde habrán funciones de rock, pop, reggae, baladas, salsa, criollo, del recuerdo, vernacular, magia, teatro y más.

28 may. 2014 0 comentarios

Oscar D'Leon presentó su esperada biografía


Las 382 páginas de la biografía inédita de Oscar D’ León no son suficientes para contar las anécdotas de vida del llamado “Sonero del Mundo”. Por lo tanto el artista venezolano aseguró en la presentación de su libro que habrá una segunda parte o edición con nuevos capítulos, fue también será escrita y editada por el abogado zuliano William Briceño.

Como un evento poco visto en Venezuela en los últimos meses, se desarrolló la conferencia de prensa en el hotel Eurobuilding de Caracas. El salón estuvo repleto de gente relacionada a la radio, los medios impresos, los electrónicos y la televisión. Oscar D’ León tuvo tiempo para saludar a casi todos los presentes y amigos.

Con la simpatía y humildad que le caracteriza a las verdaderas estrellas que buscan trascender más por su talento que por la fama se refirió al libro. “Estas páginas resumen en gran parte la historia de mi vida con experiencias positivas y otras no tanto. Solo por respeto a las damas decidí no hablar de mis varias novias en el libro”, dijo.

Sobre el capítulo dedicado a su padre biológico y su padre de crianza, apuntó: “A todo hay que sacarle el lado positivo y yo me siento orgulloso de ambos padres. Florentino fue mi padre biológico y me queda la satisfacción de haberlo ayudado y le regalé una casa antes de morir. Mi papá de crianza le debo tanto o más que quien me dio el ser”.

Su mánager, Oswaldo Ponte, explicó cómo surgió la idea de la biografía. “Benjamín Rauseo “Er Conde del Guácharo” fue la fuente de inspiración para el libro de Oscar. Resulta que yo leí la biografía de Benjamín y me cambió un poco la percepción que yo tenía sobre su persona. De inmediato nos pusimos en contacto y nos hizo el puente con el abogado William Briceño, quien ha sido el escritor que escogimos.

D’ León vino a Venezuela solo por dos días para el lanzamiento y bautizo de la biografía. Mañana viajará a Nueva York para ofrecer un par de conciertos y regresará a su casa y base de operaciones en Miami. “Me mudé a Estados Unidos por la movilidad de mi orquesta, pero cada vez que puedo vengo a mi país. Me preocupa el tema de los pasajes aéreos porque los costos para viajar a Caracas se nos pone cuesta arriba a los artistas”.

0 comentarios

Ponce rinde homenaje a Héctor Lavoe


La comunidad de Bélgica en Ponce honrará a Héctor Lavoe con una serie de eventos artístico-musicales gratuitos como preámbulo a la develación de su monumento en el Complejo Recreativo y Cultural La Guancha.

El homenaje, que se realizará desde hoy al 30 de mayo de 2014 y está a cargo del Comité Pro-Monumento Héctor Lavoe, recordará la época de gloria del aclamado Cantante de los Cantantes, sus inolvidables anécdotas y sus inmortales canciones.

Héctor Juan Pérez Martínez, verdadero nombre de Lavoe, fue un cantante único en el género de la salsa y el bolero, cuya personalidad y estilo lo llevaron a una exitosa carrera en la música latina durante las décadas de los 70 y 80.

La fama del aclamado cantante ponceño superó el ámbito local y se proyectó internacionalmente a través de sus colaboraciones artísticas con la orquesta New Yorker, Willie Colón, Tito Puente y la Fania All Stars. Asimismo, sus grabaciones y presentaciones destacaron su voz de tenor y su soneo rítmico y ocurrente. Esto lo hizo ser uno de los exponentes más relevantes e influyentes de la música Afrocaribeña.

Disfrute para el pueblo puertorriqueño e internacional

La celebración de la vida de Héctor Lavoe reunirá en un mismo lugar a varios exponentes del género salsero, entre estos Luiggi Texidor y Héctor “Pichie” Pérez.

Aquellos que deseen hospedarse para disfrutar de la actividad, que incluirá la develación de la estatua del cantante hecha por el escultor Severo Romero, podrán optar por las tarifas especiales que ofrecerán los hoteles Gran Meliá, Ramada Ponce, Hotel Bélgica y Ponce Hilton. También habrá sistema de trolleys disponibles, de 8 a.m. a 5:00 p.m, desde el Parque de Bombas hasta La Guancha.

A continuación, el programa artístico:

Miércoles, 28 de mayo
10:00 a.m. – Conferencia de prensa en el Vestíbulo del Teatro La Perla

7:00 p.m. – Actos protocolares, Semana Héctor Lavoe. Comunidad Bélgica

8:00 p.m. – Concierto de salsa y música puertorriqueña por El Conjunto Pop de la Escuela Libre de Música Juan Morel Campos, dirigido por el Prof. Gilberto Méndez

Jueves, 29 de mayo
8:00 p.m. – Retreta Especial de la Banda Municipal

8:30 p.m. – Pedro Juan “Pijuan” Vega le canta a Héctor Lavoe

9:00 p.m. – Lion Steel Band, Luis Vélez y sus hijos

Viernes, 30 de mayo
7:00 p.m. – Proyección de la película El Cantante, protagonizada por Marc Anthony y Jennifer López

9:00 p.m. – Concierto de salsa y música puertorriqueña por la Stage-Band. Instituto de Música Municipal Juan Morel Campos, dirigida por el Prof. Wilfredo Colón, acompañado por las coreografías del Ballet Salsa Sur

Domingo, 1ero de junio
12:00 m.d.
Develación del monumento de Héctor Lavoe, Paseo Tablado La Guancha. Habrá música en vivo.
26 may. 2014 0 comentarios

Le apagaron el sonido a la Ponceña


El sonido pesado que caracteriza a la Sonora Ponceña estremeció este domingo el Coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot, en Hato Rey, donde la orquesta revivió sus éxitos en un espectáculo de celebración por sus 60 años de trayectoria.

Sin embargo, un incidente con la administración del Coliseo fue la nota discordante al final de la velada. Cuando la orquesta se disponía a regresar a tarima luego de su falsa salida, el sonido fue apagado porque, supuestamente, se habían excedido en la hora de uso de las facilidades del recinto.

Segundos después de comenzar a interpretar su éxito Timbalero, el director musical de la orquesta, Enrique “Papo” Lucca se bajó del piano y detuvo la música, porque, según dijo, habían instrumentos que no se escuchaban. Al disculparse con el público, el músico detalló que los técnicos habían suspendido el sonido debido a que la orquesta sobrepasó la hora de uso del Coliseo.

El grupo apenas entonó una corta interpretación instrumental, antes de dar por terminada la velada.

Hasta ese incidente, el evento había transcurrido sin contratiempos.

A pesar de que el conjunto se quedó corto a la hora de llenar la modalidad pequeña del recinto, nada pudo evitar que la legendaria orquesta demostrara que todavía le queda mucha salsa por hacer, que su sonoridad los hace inigualables y que sus temas, dotados de cadencia, provocan que la gente abandone sus asientos para bailar.

De este modo, la agrupación, por más de tres horas, puso a sudar a decenas de personas, que aprovecharon la parte posterior a la sección de arena para sandunguear con sus temas.

El concierto abrió con una proyección de las carátulas de los discos de la Sonora Ponceña y la interpretación de la canción Jubileo 60, compuesta con motivo de sus seis décadas, en las voces de Darvel García, Roberto Ortiz, Edwin Rosas, Daniel Dávila, Manolito Rodríguez y Yolanda Rivera.

Entre los vocalistas y músicos, vestidos con trajes azul claro, el fundador del conjunto, Enrique Lucca Caraballo o Don Quique, como le llaman cariñosamente, y su hijo, “Papo” Lucca, se distinguían por sus vestimentas color rosa guayaba.

Don Quique, quien también lució un sombrero estilo fedora, dirigió el concierto sentado, siempre moviendo sus brazos a la altura de la cintura, y de tanto en tanto, contoneando sus hombros.

Tras un sencillo “gracias”, García entonó la melodías Date cuenta y Fiel trovador, a la que se sumó la voz de Ortiz. El repertorio, compuesto por 24 temas, continuó con Hachero pa' un palo y Yare, interpretadas por Luisito Carrión, y Fea, vocalizada por Monchito Rivera.

Fue en el clásico Boranda, entonada por Dávila, que Papo abandonó el piano y tomó el micrófono para avivar al público con algunas improvisaciones.

“Solamente quiero que me oigan para recordar a unas personas que han sido una escuela para todos nosotros”, manifestó el pianista al son del pegajoso ritmo.

“La tierra de Borinquen”, cantó en el tono de La Borinqueña. “La tierra de Ismael Rivera, la tierra de Tito Puente, de Héctor Lavoe... Cuídense que estoy cantando”, manifestó con humor, mientras era correspondido por los asistentes con fuertes aplausos.

Después de Tumba mabo, el salsero Héctor “Pichie” Pérez, quien a principios del año anunció su salida de la Sonora Ponceña, para iniciar su carrera como solista, subió a la tarima para ejecutar una versión distinta de La pollera colorá.

“Treinta años estuve con ella (la orquesta). Muchas bendiciones y mucha salud”, dijo Pérez a Don Quique, mientras exhortaba al público a bailar.

La jornada musical continuó con Chambaleque y Mayeya. En esta última, los acompañó el renombrado percusionista Roberto Roena.

No obstante, quien se robó los vítores fue Yolanda Rivera, que al hacer alarde de su aguda y peculiar voz en la canción Hasta que se rompa el cuero, se quitó su amplia falda blanca, para quedar en un minivestido con el que pudo ejecutar unos pasos de baile junto a Papo. Asimismo, la vocalista se posó detrás de los timbales y demostró sus habilidades en el instrumento.

El espectáculo bajó de tono con la ejecución del bolero Paño de lágrimas, y el posterior reconocimiento a los miembros de la orquesta que fallecieron.

Durante, el show, el comediante Israel “Shorty” Castro, tuvo dos intervenciones, en las que arrancó carcajadas de los presentes con chistes picantes. Fue después de su segunda interacción en tarima que Luis Guillermo “Luigi” Texidor fue llamado a la tarima para recitar Acere ko y Tiene pimienta, a lo que el público reaccionó emocionado.

El festejo por los 60 años de la Sonora Ponceña, por otro lado, sirvió además para que el Senado leyera una proclama, en nombre del legislador Antonio Faz Alzamora, presidente de la Comisión de Turismo, Cultura, Recreación y Deportes, y Globalización, en reconocimiento por el aniversario y en agradecimiento por la gloria que le ha dado al país al colocar el nombre de Puerto Rico a nivel internacional.

“Se acepta esto con mucha humildad y se lo dedicamos a todos ustedes”, expresó Papo, luego de que se entregara la proclama a Don Quique.

Fue después de vocalizar entre todos el éxito Sola vaya que el grupo simuló su salida y regresó a tarima para cantar Timbalero, la cual no finalizaron, debido al incidente con el sonido.

Minutos después, la orquesta entonó una corta interpretación instrumental, antes de dar por terminada la velada.

“No se preocupen, les compensaremos esto en la próxima”, indicó el cantante Darvel García, mientras el público coreaba Fuego en el 23, otro de sus más populares temas que no llegaron a interpretar.
25 may. 2014 0 comentarios

Así fue la celebración de la Ponceña



La orquesta puertorriqueña de salsa La Sonora Ponceña celebró hoy sus 60 años de trayectoria con un destacado espectáculo en el que revivieron sus temas más populares con los cantantes invitados Luisito Carrión, Moncho Rivera, Yolanda Rivera y Luigi Texidor.

Luciendo trajes de fiesta de graduación color azul claro, la veterana agrupación se subió al escenario para iniciar su presentación, celebrada ante un escaso público de un máximo de 5.000 personas en el Coliseo de Puerto Rico José M. Agrelot, de San Juan, donde festejaron sus 55 años de carrera.

Dirigidos por el pianista Enrique Arsenio "Papo" Lucca, la orquesta arrancó el concierto con "Jubileo 60", su tema de aniversario, seguido de "Date cuenta", interpretado por Darvel García.

Este último, junto al joven cantante y músico Roberto Ortiz se unieron para cantar "Fiel trovador", donde Ortiz también deleitó al público con su violín, el cual también tocaba cuando era miembro de la orquesta San Juan Habana.

El primer invitado de la noche, Luisito Carrión, entró para interpretar "Hachero pa un palo", uno de los temas más emblemáticos de la agrupación, fundada por don Enrique "Quique" Lucca, padre de Papo Lucca.

"Me siento privilegiado y orgulloso de haber pertenecido por dos años a la primera orquesta de Puerto Rico", dijo Carrión después de su interpretación, la que continuó con "Yare".

Tras la participación de Carrión, entró Moncho Rivera, sobrino del legendario artista puertorriqueño Ismael Rivera, para cantar "Fea", poniendo a decenas de parejas a bailar en el área de la arena del coliseo.

Luego de la presentación de un vídeo de cuando la Sonora Ponceña fue fundada por Quique Lucca, García tomó el micrófono para interpretar "Vas por ahí", y después le tocó el turno a Dávila para cantar "La clave", "Remembranzas", "Boranda" y "Tumba mambo".

El espectáculo prosiguió con la entrada de Héctor "Pichie" Pérez, quien estuvo 30 años con la agrupación hasta marzo pasado, para cantar "La pollera colorá".

Después de la interpretación de Pérez, el Senado de Puerto Rico le leyó una proclama de felicitación a la legendaria orquesta por sus seis décadas llevando su música alrededor del mundo.


Pérez retomó el espectáculo para cantar "Chambeleque", mientras que Ortiz siguió con "Mayeya", donde el legendario músico Roberto Roena se unió a la orquesta para tocar los bongós, instrumento con el que se ha destacado durante su gran carrera, incluyendo la orquesta Las Estrellas de la Fania, donde también estuvo Papo Lucca.

Yolanda Rivera entonces le dio el lado femenino al espectáculo con sus temas "La orquesta de mi tierra" y "Hasta que se rompa el cuero", y donde ella se quitó una falda larga y hasta demostró un poco de sus habilidades con el timbal.

El concierto siguió con la presentación especial del virtuoso músico puertorriqueño Furito Ríos, quien tocando el saxofón, Lucca en el piano, Ortiz en el violín y el resto de la orquesta interpretaron el tema de jazz "Caravan 2020".

La orquesta continuó el espectáculo con el bolero "Paño de lágrimas", pero entonces entró el último invitado de la noche, el veterano cantante Luigi Texidor, para interpretar "Acere ko" y "Tiene pimienta".

Pichie Pérez siguió el concierto con "Omele" y después, todos los cantantes se unieron para interpretar "Sola vaya" y "Timbalero", pero el primero culminó la presentación con "Fuego en el 23".

0 comentarios

Hoy comienza la celebracion de los 60 años de la Ponceña


La Sonora Ponceña festejará hoy sus 60 años de historia, en los que se ha consagrado como una de las orquestas de salsa más importantes de todos los tiempos, gracias a la disciplina y entrega de sus músicos, según su director musical, Papo Lucca.

"Cuando el viejo comenzó con esto, dijo que era como un pasatiempo", relató en una entrevista con Efe el veterano pianista sobre los inicios de una agrupación que lideró en sus comienzos su progenitor, Enrique "Quique" Lucca, quien, a sus 101 años de edad, aún se sube al entarimado a acompañar a la orquesta y tirar sus pasitos de salsa.

Su hijo, Enrique Arsenio Lucca, aunque se le conoce como Papo, describe como "un privilegio" el hecho de que la Sonora Ponceña haya llegado a las seis décadas de trayectoria y haya podido consagrarse como una de las agrupaciones de referencia en el ámbito de la salsa y del conjunto de la música latina.

El respaldo del público durante todos estos años llevando el sabor de su música a todos los rincones y "la insistencia de mi papá en la responsabilidad de la calidad que debemos tener" han sido, según Lucca, "la clave para mantenerse vigente por tanto tiempo".

"Seguimos celebrando con nuestro público estos sesenta años con la orquesta, celebrando que seguimos grabando discos, viajando para presentaciones fuera de Puerto Rico y aquí también", contó Lucca, quien en 1976 también se integró como miembro de las Estrellas de la Fania, por recomendación del legendario músico Roberto Roena.

Lucca recuerda que su padre arrancó la Sonora Ponceña con tan sólo cuatro músicos llevando serenatas. Luego se amplió a un sexteto, más tarde se agregaron trompetistas y así hasta que se formó la orquesta y comenzó la historia de una de las bandas más importantes de la historia de la salsa.

Uno de los miembros de la Sonora Ponceña que recuerda muy bien esos primeros años es uno de sus cantantes, Edwin Rosas, quien lleva con la orquesta cuarenta años.

"Soy un fan de la Sonora desde pequeño", admite Rosas en otra entrevista con Efe luego de compartir un almuerzo con algunos de sus compañeros en un restaurante de San Juan.

Este miembro de una familia de nueve hermanos entró a la legendaria orquesta luego de que dos intérpretes en aquel entonces faltaran a una presentación en las fiestas patronales en Barranquitas, ciudad al centro de Puerto Rico, y los Lucca lo llamaron para que se uniera a ellos.



Daniel Dávila es otro de los cantantes con mayor trayectoria con la Sonora. Lleva veintinueve años con la orquesta y, cuando era joven y veía las presentaciones de la orquesta, siempre soñó con formar parte algún día de ella.

"Como fanático, yo veía y decía: caramba, algún día estaré en una orquesta así? Y sucedió", narra a Efe el propio Dávila, que finalmente entró a la agrupación tras el fallecimiento de Toñito Ledée.

Rosas y Dávila están acompañados en las presentaciones de Darvel García, quien lleva cantando con la Sonora Ponceña tan solo cinco años, después de haber pasado por la orquesta de Jerry Rivera.

"La Sonora siempre ha estado en un sitial de preferencia. Para el público, siempre la gente nos ha tomado un cariño bien grande, igual que El Gran Combo de Puerto Rico, Cheo Feliciano y Tito Rodríguez", resalta García a Efe.

Asegura que ser miembro de la Sonora Ponceña es "una experiencia bonita" porque a todo cantante "le gusta estar en un grupo en el que te sientes a gusto y este es uno de ellos". García se crió escuchando temas de la orquesta como "Tumba la caña jibarito" y "Paño de lágrimas", según recuerda ahora.

El concierto que todos ellos darán hoy para celebrar su aniversario tendrá de invitados a varios cantantes, entre ellos, Yolanda Rivera, quien estuvo en la banda por siete años.

"¡Ay sí! ¡Qué chévere, verdad? Yo fui parte de eso. Bien contenta de haber estado en la mejor orquesta de Puerto Rico", destacó la veterana cantante en declaraciones a Efe. Según explicó, en la noche del espectáculo interpretará los temas "La orquesta de mi tierra" y "Hasta que se rompa el cuero".

Entre los grandes éxitos de La Sonora están también "La montaña del oso", "La fiesta no es para feos", "Bomba carambomba", "El pío pío", "Boranda", "Hasta que se rompa el cuero", "Canto al amor", "Moreno soy", "Mi lindo Yambú", "Remembranza" y "Pensándolo bien".

En la orquesta también estuvo el fallecido líder independentista Filiberto Ojeda Ríos, quien llegó al grupo en el 1963 y participó durante un año.

24 may. 2014 0 comentarios

La vida artística de Cheo Feliciano

Gocen de este documental sobre la carrera del querido Cheo Feliciano, narrada por el mismo a William Nazaret y Richie Viera...

23 may. 2014 0 comentarios

Estrellas del Bolero: Conexión Lima-La Habana


Está por salir a la venta en el mercado peruano una muy interesante recopilación de boleros, que reúne a intérpretes peruanos y cubanos, la misma que llevará por título Estrellas del Bolero (Conexión LIMA – LA HABANA).

Este trabajo incluirá una reseña acerca de la relación del Perú con este género musical, a cargo del periodista y escritor Agustín Pérez Aldave.

Repasemos las voces de Cuba y Perú que estarán reunidos en esta recopilación, disco doble, que se viene pronto:

LADO A CUBA
Benny Moré, José Antonio Méndez, Tito Gómez (acompañamiento Orquesta Enrique Jorrín), Vicentico Valdéz y su Orquesta,  Rolando Laserie (acompañamiento Orquesta de Bebo Valdés), Daniel Santos ( acompañamiento Sonora Matancera), Celeste Mendoza, Bola de Nieve, Omara Portuondo, Orquesta Aragón, Elena Burke/ Acompañamiento Trio Los Hidalgos, Olga Guillot, Chucho Valdés.
LADO B PERÚ
Los Morunos, Pedro Otiniano, Ramón Avilés, Iván Cruz, Guiller, Iván Cruz, Lucho Barrios, Bárbara Romero, Susana Baca, Lucha Reyes, Eva Ayllón, Tania Libertad.

¡Muy recomendable!
7 may. 2014 0 comentarios

El 24 de junio sale a la venta el disco de Tangos de Rubén Blades


Esta es la carátula y el contenido (once canciones) del disco de tangos de Rubén Blades, con la dirección de Carlos Franzetti, que saldrá al mercado el próximo 24 de junio. Los temas son:
1) Paula C
2) Ligia Elena
3) Ella
4) Pablo Pueblo
5) Pedro Navaja
6) Vida
7) Juana Mayo
8) Sebastián
9) Parao
10) Adan García
11) Tiempos


Por estos días Rubén está realizando una gira por Chile y Argentina. En "El Mercurio" ofreció unas declaraciones donde nuevamente anunció su retiro de los escenarios para fines del 2016


Fuente: El Mercurio, Chile. Por: David Ponce

No es extraño que el espectáculo que Rubén Blades viene a mostrar al Teatro Caupolicán este miércoles 7 de mayo traiga por título "Cantos y cuentos urbanos" y esté definido por la presencia de sus historias, anécdotas y vivencias entre las canciones del programa. Bastan quince minutos de charla apretada con la prensa local, en el día de su arribo previo al show, para que el artista panameño eche al ruedo dos o tres episodios espontáneos que bien podrían ser parte de su repertorio en vivo, y sobre asuntos tan diversos como su incursión natural en el tango o el disco a dúo que alguna vez propuso hacer a Gabriel García Márquez.

Aunque García Márquez haya respondido que no a la propuesta, como cuenta Blades acá. Con 65 años, a cuatro décadas de su inicio como cantante hacia mediados de los '70, con casi una treintena de discos grabados con diversas formaciones en todo este tiempo, con su trabajo como actor registrado en otras tantas películas, con una carrera política que lo ha llevado hasta la candidatura presidencial en su país y con planes de reincidir en el intento, como va a confirmar aquí, Rubén Blades está capacitado para cantar y contar a gran escala, con una bitácora personal en la que conviven figuras de la salsa como Ray Barreto y Willie Colón, pero también del rock, como Sting o Lou Reed, o del cine y la literatura.

Canciones de diversa data como "Pablo Pueblo", "Decisiones", "Prohibido olvidar", "Plástico", "Caminando", "Desapariciones", "Todos vuelven" y desde luego "Pedro Navaja" son parte de su compilado de éxitos. Y, precedido por sus históricos discos grabados junto a Willie Colón entre 1977 y 1982, por formaciones propias como Seis del Solar y Son del Solar desde los años '80 en adelante y por su trabajo junto a grupos como Editus, Blades llega a Chile esta vez con el respaldo de los doce músicos de la orquesta dirigida por Roberto Delgado, que lo acompaña en "Cantos y cuentos urbanos".

-Aparte de que hay arreglos distintos a los que se habían hecho con Seis del Solar, la manera de la interpretación, las voces y el enfoque de los arreglos le dan una energía y una dirección nueva al asunto. A pesar de que van a reconocer los temas, se agregan cosas. Hay una dinámica distinta -anticipa, acerca del sonido de su actual concierto-. Ya se darán cuenta. Te lo digo porque por ejemplo me gusta mucho la música de (Edvard) Grieg, el compositor noruego. Y si tú tomas los trabajos de piano de Grieg en la interpretación de un pianista polaco, o de uno ruso, o noruego o sueco, es la misma pieza pero hay otra cosa andando. Y eso van a encontrar también en esto.

Adiós a la salsa: "Es un período ya cumplido"

La actualidad encuentra también a Blades concentrado en dos trabajos discográficos: Tangos, en el corto plazo, y Mixturas, un trabajo venidero a partir del cual plantea los futuros rumbos de su carrera.

-Tangos acaba de salir en Argentina -avisa-. El argumento era éste: hacer un disco de tango pero utilizar temas que ya habían sido grabados en el formato salsa. Personalmente tenía la curiosidad de para dónde iban a tomar los números (las canciones) bajo el argumento del tango, porque el tango plantea otra forma de cantar, de interpretar el tema, y en términos de arreglos también. El tango produce una emoción que es imposible de duplicar, porque cada género tiene su magia y su forma de expresión.

Al respecto el cantante tiene una recomendación para los auditores. "Cuando oigan Tangos les sugiero que escuchen 'Pablo Pueblo' en la versión Willie Colón (la original), y después pongan la versión Leopoldo Federico (director de orquesta y bandoneonista argentino), que es la de Tangos. Háganlo y verán la diferencia. La versión de Leopoldo Federico para mí fue una sorpresa porque me emocioné muchísimo. Fue muy difícil para mí cantarla. La versión que van a escuchar fue la inicial. Yo estaba cantando siguiendo la línea para que el grupo me acompañara, y Franzetti (Carlos Franzetti, el productor del disco) pensó que la canción tenía tanta emoción que me dijo que no la hiciera otra vez. Y ésa fue la que quedó".

-¿Y qué se puede saber de Mixtura?
-Ése es un disco que estoy trabajando con mi esposa, (la cantante neoyorquina) Luba Mason, donde no solamente vamos a hacer una fusión de distintas posibilidades musicales. A la vez el álbum tampoco va a tener ese contenido determinado por un género. Mixtura lo que plantea es mezcla. Nosotros vamos a hacer mezcla y ya. No tenemos que decir "Vamos a tocar salsa, rock, pop". Es música. El álbum entero es así.

-¿Ya es para el año próximo?
-Sí. Mira, voy a hacer una gira de despedida del género afrocubano, salsa, que empezaría en el 2015, posiblemente en mayo, y se extenderá hasta diciembre del 2016. Después de eso no toco más salsa.

-¿Por qué?
-Porque es un período ya cumplido. Voy a hacer otras cosas, y ya no hago más giras de salsa. Tocaré en Panamá con el grupo, haré una temporada mientras tenga voz, mantendré un mes al año, quizás haré eso, pero me iré en otra dirección, que puede ser Mixtura o también el argumento político que pretendo plantear: un argumento de administración pública en el 2019.

Será la continuación de la carrera política que ya llevó a Blades, al frente del movimiento Papa Egoró, a ser candidato presidencial de Panamá en 1994, año en que obtuvo el tercer lugar y en que resultó elegido Ernesto Pérez-Balladares. "Voy a necesitar tiempo para prepararme", dice ahora. "Y para escribir también. Porque las muertes de mis compañeros me han dejado pensando que es bueno ir dejando las cosas más organizadas. Me ha impactado mucho lo que pasó con Paco, con Cheo, con Gabriel y con Formell. Ha sido bien difícil, pero a la vez lo único que eso hace es reforzar la decisión que tengo de ir organizando mi tiempo de la manera más responsable posible. Porque el tiempo no espera a nadie".

Todos parten: "La muerte es algo que nos acompaña"

Paco, Cheo, Gabriel y Formell son cuatro nombres que también se suman al camino recorrido por Blades, pero que en este caso tienen que ver con una contrapartida de esa historia: la de los compañeros de ruta que han partido. Y estas semanas recientes de lo que va corrido de 2014 han sido en especial duras en ese aspecto.

El guitarrista español Paco de Lucía, el escritor y Premio Nobel colombiano Gabriel García Márquez, el cantante puertorriqueño Cheo Feliciano y el músico cubano Juan Formell, fundador y director de la fundamental orquesta isleña Los Van Van, no son sólo cuatro artistas connotados que han muerto en los últimos días. Además son cuatro creadores a los que Blades estuvo próximo en distintos planos, entre la influencia y el trabajo compartido.

-Es sumamente difícil el aceptar la partida de alguien que uno aprecia y admira -dice-. Especialmente en el caso de Cheo para mí especialmente que soy amigo personal de él, de su esposa y de su familia hace muchísimos años, y es una persona que marcó mi inicio, una persona a la que utilicé como modelo en términos de voz. El saber que ya no está disponible es muy difícil de aceptar.

Con Juan Formell un lazo importante es "Muévete", canción original del músico cubano que Blades grabó en una nueva versión. "Pero Juan también me grabó varios temas, 'Tierra dura', 'Olaya'. Son personas que siempre consideré con afecto y aprecio por su condición humana y por su calidad, personas con las que hemos colaborado. Ahora: sin entrar tampoco en dramatismos excesivos. La muerte es algo que nos acompaña. La muerte es la contraparte. Todos estamos expuestos a eso. Sin embargo cuando ocurre, a pesar de que no nos sorprende la existencia, nos sorprende la ocurrencia. Cuando se produce nunca es un buen momento".

-Lo que ocurre es que ya se nos han ido… Paco de Lucía también -continúa sobre la marcha-. Con Paco estábamos planeando hacer un disco, y ésa es una de las cosas que más me ha dado… porque directamente íbamos a empezar a hacer las maquetas y todo. Nos habíamos reunido en Puerto Rico y pasé un rato muy bueno y largo con él, y no se dio. Y con Gabriel (García Márquez), con el Gabo, que pasó el mismo día que Cheo, el jueves santo. Imagínate, estaba pasando uno y vas llegando a la casa y te dicen que se fue también Gabriel.

-¿Con Paco de Lucía no alcanzaron a empezar a grabar siquiera?
-No, porque la última reunión que tuvimos fue en Puerto Rico, él estaba allá tocando en un festival con su grupo, con su esposa y sus hijos, estaban haciendo un documental, me acuerdo. Y fui al show, estuve con él y después del show me fui para su casa, estuvimos hablando y hablando, y lo que quedamos es que íbamos a hacer el disco con (el grupo) Editus, ahora, en abril, este mes que pasó. Y bueno, pasó esto. Y me sacó el aire así.

En el caso de Formell, "Muévete" se aproxima a un homenaje en estos días, pero la canción ha estado presente por años en el repertorio, dice Blades. "Siempre. Yo conocí a Juan y a los Van Van en una gira en España. Recuerdo que el promotor español me preguntó si yo tendría algún inconveniente en que la gira fuese compartida con un grupo cubano. Esto es en 1984, '83, una cosa así. Y le pregunté por qué iba a tener inconvenientes. Y me dijo que había ciertas personas o grupos que no querían aparecer con otros por cuestiones políticas. Yo no tengo ningún problema en participar con un grupo cubano, ellos no vienen aquí a hacer política, vienen a hacer música. Si nos mantenemos en la música no hay ningún problema. Entonces empezamos a trabajar con los Van Van, y la primera vez que los escuché me di cuenta de la extraordinaria calidad que tenían. Yo ya sabía quién era Formell, porque estaba familiarizado con su trabajo como arreglista. Pero no estaba preparado para la calidad de grupo que tenía. Era extraordinario. Nos hicimos amigos inmediatamente con todo el grupo y participamos de una extensa gira en España.

-Uno de los números que escuché que tocaban era "Muévete" -agrega-, y le hablé a Juan en un momento si me permitiría hacer una letra para reflejar la lucha que en ese momento se había concentrado en eliminar el apoyo al gobierno de Sudáfrica por la política del apartheid racista. Juan me dijo "Sí, dale". Dejamos la melodía e hice la letra nueva. Por eso siempre decimos que "Muévete" es una canción de Juan Formell con una versión de la letra de Rubén Blades".

-Con Gabriel García Márquez también tienes un disco en común, Agua de luna (1987), que está inspirado en sus relatos. ¿Cómo fue la relación con él en ese disco?
-Gabriel siempre apoyó nuestro trabajo. Le encantaba la música también. Ya Gabriel sabía quién yo era en términos de la música, y yo sabía quién era Gabriel en términos de sus cuentos. De pronto él adquiere gran notoriedad a raíz de "Cien años de soledad" (publicada en 1967), pero él estaba escribiendo mucho antes que eso. Y yo estaba trabajando y grabando desde el ’75: o sea, cuando Gabriel está escribiendo "Cuando era feliz e indocumentado" (publicada en 1973) y anda por Europa yo ya estoy en Nueva York.

"Así que cuando finalmente hicimos el contacto, lo hizo un tercero, que nos puso a hablar por teléfono. Y nos reímos mucho los dos, porque yo no estaba seguro de que el que estaba hablando al otro lado era Gabriel, y Gabriel no estaba seguro si el que estaba hablando del otro lado era yo. Pero después de eso ya nos conectamos mucho más, de yo ir a su casa y él ir a mi casa. Conversamos de todo, de música, de literatura, de política, y un día le propuse hacer un disco de sus cuentos cortos. 'A ti te gusta mucho la música: por qué no escribimos un disco', le dije. Y él dijo que no. 'Porque si tú y yo empezamos a hacer esto no vamos a terminar nunca. Entonces hazlo tú', me respondió. Y Gabriel me dio el permiso. Entonces hice el disco.

-Y al disco le fue muy mal. Al disco no le fue bien -dice a renglón seguido, a pesar de que "Ojos de perro azul" es una de las canciones recordadas de ese trabajo-. Yo creo que ese disco no tuvo éxitos. Yo dificulto… la gente estaba muy molesta conmigo porque creían que era un disco no sólo arrogante sino presuntuoso, pero lo que traté de darle fue un argumento de poesía ya más abierto a la letra. Y eso fue lo que le interesó a Gabriel. Le dije que quería hacer una interpretación de sus cuentos, no hacer adaptaciones. "Ojos de perro azul" no tiene que ver necesariamente con una adaptación de su cuento. Es la impresión que a mí me da la lectura. Y él me dijo "Bueno: eso a mí me interesa. Eso es lo que a mí me importa". Cuando otro graba algo tuyo agrega cosas, y uno aprende cosas de un trabajo que uno creía que conocía. Y ésas son las cosas que extraño mucho no poder continuar"
6 may. 2014 0 comentarios

Adalberto Alvarez en USA: "Repeto pa'los Mayores"


Fuente: Timbera de pura cepa

Siempre da gusto conversar con Adalberto Álvarez, el Caballero del Son, como generalmente se le conoce. Un caballero también en la vida, pues derrocha respeto, amabilidad y jovialidad.

Respeto pa' los mayores, la reciente producción del maestro y su orquesta acaba de ser nominada al Premio Cubadisco 2014 y próximamente será presentada en escenarios de Estados Unidos. Sobre estos y otros proyectos.

Respeto pa' los mayores está nominado al Premio Cubadisco en la categoría de música popular bailable. ¿Contento con la nominación?

A mí me alegra mucho estar nominado. Para un músico es un motivo de alegría, independientemente de lo que pueda pasar después. Ya, hecho de encontrarse entre los candidatos, significa que todo el trabajo realizado hasta ahora ha sido reconocido por un jurado, personas con criterio que te consideran potencial merecedor del premio.

¿Cuál, según su criterio, es la fortaleza que tiene este disco con respecto a otros trabajos suyos nominados en ediciones anteriores?

Yo creo que este disco se trabajó con bastante tiempo, lamentablemente no con todo el que hubiésemos querido, pues los estudios de grabación tienen períodos establecidos para las grabaciones, la orquesta tiene otros compromisos y así. Pienso que se trabajó reposadamente. Hubo mayor participación de los integrantes de la orquesta, me tomé el trabajo de acercarme a cada uno y preguntarle: ‘¿Estás contento con el trabajo que hiciste? Sino fue así lo volvemos a hacer’. Para mí es muy importante que cada integrante del grupo esté satisfecho con su desempeño en el disco y eso se nota a la hora de disfrutarlo.

A veces pasa que hacemos un disco y, luego, cuando lo escuchamos, decimos: Esto pudimos hacerlo mejor. Respeto pa' los mayores lo escuchamos y valoramos varias veces y tiene la aprobación de todos. Creo que también fue muy bueno tener valoraciones de otras personas fuera de la orquesta que escucharon el disco antes de que saliera. Agradeceré infinitamente siempre las palabras de mi amigo y compañero Juan Formell. Para mí es muy importante tener las palabras de un musicazo como él respaldando el trabajo, le da un valor muy grande al disco.

¿Cómo han funcionado los temas en el público? ¿Tiene alguna anécdota o elemento que ilustre el impacto de ellos en la audiencia?

Lo más importante para un músico, luego de concluir un trabajo discográfico es el criterio soberano del público. Se han presentado varios temas y han funcionado muy bien, así que parece que será un buen producto. Empezamos a trabajar los temas con el público, incluso antes de grabarlos, para decidir si se incluían o no en el disco. El primero de ellos fue “La lengua”, y enseguida comenzó a generar reacciones en la gente. Nos lo pedían para ponérselo al vecino, o a los que consideraban que les pegaba el tema.

Después se le hizo un videoclip, en el cual jugó un papel importante nuestro cantante Manteca'o, como le decimos cariñosamente. Es un tipo muy simpático, eso también hizo que se pegara la canción. Tuvimos la oportunidad también de probar Respeto pa' los mayores, cuya temática fue extendida un poco más allá de la religión. Es una canción que el público ha hecho suya a partir de la premisa del respeto, sobre todo en la actualidad, donde tenemos carencia en la sociedad de esa actitud. Este es otro de los temas que se ha enlazado con el quehacer diario de la gente.

No hemos trabajado mucho el resto de los temas, excepto "Piedras en el río" que interpreta Jennifer, que en Perú a la gente le encanta, se lo piden mucho cuando estamos por allá. Los otros los estamos sacando poco a poco, y creo que hay otros que van a resultar muy bien como "La cuenta y la rueda", un tema bien simpático de Jorge Díaz. Todavía hay muchos por explotar.

¿Dicen que el son cubano tomará Estados Unidos de la mano de Adalberto Álvarez y su orquesta?

Pues sí, estamos saliendo a realizar unos 20 conciertos en varias ciudades de los Estados Unidos. Es una gira muy importante, ya que vamos a presentarnos tanto en la costa Este como en la Oeste de ese país. Vamos a estar en Miami, California, San Francisco, Las Vegas, luego haremos la región central, estaremos en Chicago y otras ciudades y finalmente actuaremos en Puerto Rico. La tierra boricua tiene para mí una connotación especial, a partir de que es donde más músicos han montado y defendido mi música. Sé que habrán encuentros bien emotivos con artistas a los que quiero y respeto como Andy Montañez, Gilberto Santa Rosa, Roberto Roena, Juan José Hernández y otros que han hecho que mi música se conozca. A mí me honra mucho eso.

Sé que en ese concierto, que será el 6 de junio, van a pasar cosas bien lindas, que no están programadas o escritas aún, pero estoy seguro de que se va a subir gente a la tarima, y ahí ya veremos qué va a pasar. Hace rato Gilberto Santa Rosa y yo estamos coqueteando con la idea de hacer algún tema juntos, me encantaría tenerlo de invitado en algún concierto, así como a Andy Montañez. Se está preparando algo, aunque no tengo todos los detalles. Por eso recomiendo, especialmente al público boricua, no perderse ese concierto.

¿Cuál es la máxima aspiración que tiene Adalberto Álvarez con esta gira por territorio norteño?

Primero pretendemos dejar una visión de qué se está tocando en Cuba actualmente. Quisiera llevarle a ese público el son contemporáneo, pues hay muchos que no lo conocen. Sí, es cierto que existe un público conocedor de la orquesta, que incluso tiene en mente los temas que van a pedir en los conciertos. Así nos lo han manifestado por las redes sociales. Pero el público nativo se quedó con una imagen de la música cubana de los años 50, y les hablas de son y piensan en el original, del que todos aprendimos, pero no es el que hacemos en este momento. Independientemente de ello, también rendiremos tributo a Arsenio Rodríguez y otros indispensables del género.

Queremos que la gente disfrute de cómo suena nuestra orquesta hoy en día, que tengan la posibilidad de disfrutar del disco Respeto pa' los mayores, el cual considero un resumen muy bien hecho de la sonoridad actual de la agrupación. Aspiro a sembrar en ese público el amor por una música cubana que no conocen. Deseo además que esta gira deje las puertas abiertas tanto para nosotros como para otros músicos que puedan venir después.

A su regreso de Estados Unidos, Adalberto adelantó que dedicará tiempo a preparar el Festival del Son que preside cada año, y que en esta ocasión dedica sus actividades a celebrar los 120 años del natalicio de Miguel Matamoros.

Como Adalberto, también deseamos que el público norteamericano pruebe el sabor del son cubano, ese que se ha ido nutriendo de nuevas sonoridades y que en la actualidad es preferido por muchos, tanto dentro como fuera de las fronteras cubanas.

5 may. 2014 0 comentarios

Mayito Rivera: "Mi tristeza es infinita, aún me resisto a creerlo"


Mi tristeza es infinita, aún me resisto a creerlo. Para mí vive cada día, no tengo la menor duda que Juan Formell anda siempre por nuestros caminos. Nos dejó valiosas enseñanzas y una obra musical llena de vida e incalculable valor cultural, generaciones de hoy y del futuro deberán estudiar y aprender todo el hermoso patrimonio cultural que siempre estará presente en cada cubano.

Gracias Juan Formell por haberme brindado tanta confianza y la oportunidad de pertenecer a tu mundo musical: un paraíso, un reino lleno de historia y de honor.

Sobre todo Gracias te doy siempre porque hace dos años me brindaste la oportunidad de andar por mí mismo. Tú sabias que lo necesitaba y sé que tú querías que lo hiciera. Jamás olvidaré tantos buenos momentos vividos a tu lado y cuánto aprendimos todos de tu maestría artística.

Lamento no haber estado presente cuando todos te daban el último adiós, pero sabes, como mil veces sucedió antes, que la tarima y el concierto no pueden parar, y la mejor forma de honrarte fue cantando tus canciones al mismo tiempo aquí en Europa donde miles de personas te aplaudían y también te lloraban y junto a mí, al tiempo que coreaban tus canciones.

Tus canciones, las mejores canciones del mundo. Las que escribiste tú, las que tú nos regalaste también, al mismo tiempo dándonos la dicha. Con tu obra, nos pusiste el mundo a los pies y nos convertimos en la voz de tu alma. Hermosas creaciones que salieron de ti, hermosas canciones que llevaré y defenderé en mi voz hasta mi misma muerte, porque no dejaré de cantar tu obra. Todo lo que escribiste hoy forma parte del patrimonio universal de la humanidad y hoy resuenan como campanas que se escuchan lejos y llegan a todos los rincones del mundo.

¡Gracias mil veces Juan Formell! Sabes cuánto te admiro, cuánto te respeto y cuánto te quiero.

Por último, decirte que aquella tarde del 12 diciembre de 2013 me devolviste la fe. Aquel abrazo tan sincero fue mi medalla verdadera, me hizo sentir haber ganado el más grande premio que existe. El cariño de un padre para su propio hijo.

Ese abrazo lo dice todo, lo comparto con ustedes para que no quepa margen a la duda: ...

Hoy está crecido el mar
No es que la marea suba por un hecho natural
Es que llora Yemayá
Llora por Juan Formell
Que hoy en el cielo está
A colona oh yaree
El abrazo del maestro
El abrazo del padre
El abrazo sincero y noble
El abrazo de Juan Formell
Gracias por todo
Que Dios te guarde en su reino
0 comentarios

Santa Rosa y Víctor Manuelle: "Dos Soneros cantan a Cheo Feliciano"

Fuente: Primera Hora, Puerto Rico

Gilberto Santa Rosa y Víctor Manuelle unirán sus voces para celebrar y honrar la vida de Cheo Feliciano en el concierto Dos soneros cantan a Cheo Feliciano”  que se presentará el sábado 21 de junio en el Coliseo de Puerto Rico.  

Amada Mía, El Ratón, Anacaona, Mi Triste Problema, entre muchos otros grandes éxitos, serán los protagonistas del espectáculo donde el propio Cheo participó de la selección de temas en la etapa de preproducción, según se especificó en un comunicado de prensa. Así mismo, quedó plasmado el rostro del señor Familia en una sesión de fotos y video.
El concierto Dos Soneros Cantan a Cheo Feliciano contará con el acompañamiento de la Orquesta Sentimiento 25, bajo la dirección del maestro Louis García.

“Cuando se conceptualizó el concierto Dos Soneros Cantan a Cheo Feliciano en febrero de este año, jamás imaginamos que sería para exaltar la memoria de Cheo Feliciano. Todo lo contrario, queríamos celebrar su vida, su aportación a la música, su legado y su entereza como persona; pero sobre todo verlo sonreír ante un Coliseo de Puerto Rico rendido a sus pies. Sin embargo, el destino lo había escrito de otra manera, nosotros lo dudamos, pues la única sonrisa que contaba era la de Cheo. Pero la lealtad, el amor, la fuerza y las palabras de su inseparable Cocó fueron las sabias: ‘Sigan adelante con el proyecto, el estaba feliz y ese es el mejor homenaje que le pueden hacer’. Así que aquí estamos, con toda la seguridad de que sonreirá desde el cielo”, puntualizó Rafo Muñiz, productor del concierto en el parte de prensa.

La venta de boletos para el evento comienza mañana, martes, a través de www.ticketpop.com y 787.294.0001.
3 may. 2014 0 comentarios

El cierre de Salomé Pagana


A César Pagano lo conocimos hace pocas semanas atrás cuando estuvo de visita en Lima. Lo entrevistamos y ahí anunció que su mítico local, el Salomé Pagana, cerraba dentro de poco. El momento llegó. A continuación la nota del diario El Tiempo de Colombia y la entrevista que le hicimos a Don César...


Fuente: El Tiempo, Colombia. Por: Juan Martín Fierro

El famoso local fundado por César Pagano hace 26 años cierra sus puertas.

“El cierre de Salomé es triste y casi trágico. Muere una época”, me dijo el periodista Enrique Santos Calderón al saber la noticia.

No es para menos. El fin de Salomé en Bogotá es como imaginar la muerte de La Troja en Barranquilla, o de Zaperoco en Cali. No se trata de un simple bailadero de salsa, que también lo ha sido y muy bueno por cierto, sino más bien de un verdadero espacio cultural, un patrimonio de los bogotanos. Desde sus inicios, marcó una clara diferencia respecto a los locales tradicionales y ofreció una nueva alternativa a quienes buscaban fiesta con cultura. La rumba en esta ciudad no será la misma de hoy en adelante.

En Salomé gozaron por igual ministros y bailarines anónimos, todos unidos alrededor de una causa y una figura: la música con criterio programada noche a noche por su propietario, el investigador, escritor, gestor y periodista César Villegas, más conocido como César Pagano. ¿Por qué se cierra Salomé? ¿Cómo pudo pasar esto?, son las primeras preguntas que le lanzo.

“La zona rosa de Bogotá ha entrado en decadencia, lo mismo que el concepto de rumba que pregonan las nuevas generaciones. Los muchachos han traído una moda de beber en la calle, con todas las consecuencias de aglomeración, que impide la libre circulación; la basura, el vómito, la discusión y la pelea, con policías presentes. Esta inseguridad, desaseo y peligro espanta a la gente tranquila y gozona de la vida, que es mi clientela. El negocio no venía bien y, para rematar, perdimos un pleito que nos obliga a devolver el inmueble; ese fue el puntillazo”, comenta César, que ha dedicado 40 de sus 72 años al negocio de la rumba.

Los inicios de Salomé se remontan a 1978, cuando Pagano se instaló en Bogotá después de probar suerte en su natal Medellín con El Goce Pagano, una marca que con los años haría historia en la noche bogotana gracias al legendario local de la carrera 13 con calle 23, y a otros que se abrieron posteriormente en La Macarena y en la avenida Caracas con calle 74, en el norte de la capital.

“Con El Goce, que fue la antesala de Salomé, podemos afirmar que César Pagano generó a su alrededor un movimiento social que incluyó la literatura, el cine, el video, la fotografía y la promoción de nuevas agrupaciones musicales de salsa. El hecho más importante que provocó fue la participación definitiva de la mujer en la rumba. Se abrieron puertas a un nuevo público de la noche: las mujeres. Mujeres solas, en combo, bailando, poniendo música, bebiendo, proponiendo, seduciendo... Se ganó un nuevo espacio para la expresión de todas las mujeres de los diferentes sectores sociales”, afirma Bertha Quintero, percusionista, creadora de orquestas femeninas y subdirectora de Artes del Instituto Distrital de Artes de Bogotá (Idartes).

En marzo de 1988, cuando Salomé Pagana se instaló definitivamente en el local de la carrera 14 con calle 82, se convirtió en el bailadero preferido de artistas, intelectuales, políticos y estudiantes de todos los estratos y todas las edades.
Bruno Díaz, Juan Manuel Roca, Fernando Quiroz, Gloria Triana, William Ospina, Vicky Hernández, Stella Villamizar, Ramón Jimeno, Antonio Caballero, Mauricio Silva, Jorge Alí Triana, Fanny Mikey y Antonio Morales eran infaltables.
“César incorporó a la rumba salsera, bastante escasa e incipiente en la Bogotá de los 70, ingredientes adicionales al mero disfrute musical en medio de copas, valiéndose de análisis estilísticos, referencias históricas, publicaciones y conferencias. Muchos descubrieron la salsa gracias a César, quien halló en ella su propia razón de ser”, recuerda el actor, cantante y exconcejal Bruno Díaz.

Interminable es la lista de artistas colombianos y extranjeros que pasaron por Salomé. Su programación, en la que había días para la música de nuestras costas Caribe y del Pacífico, para el bolero en los ‘Martes de amarte’ y para disfrutar, a capricho de César, de toda clase de géneros, pasando por la música del Brasil, el tango, el flamenco, la música clásica y el jazz.

Entre los artistas y agrupaciones que brillaron en el escenario o como ilustres visitantes, se cuentan la Orquesta Aragón, Elíades Ochoa, Celina y Reutilio, La Orquesta Original de Manzanillo, Polo Montañez, Chucho Valdés, Diego el ‘Cigala’, Javier Colina, Omara Portuondo, Gonzalo Rubalcaba, Tata Güines y César Portillo de la Luz.

Juan Formell, ese coloso de la música cubana fallecido el pasado jueves, fue invitado de honor con su orquesta Los Van Van a descubrir un mural dedicado a ellos en el segundo piso del local. Por Colombia estuvieron Totó La Momposina, Sofronín Martínez, Teresita Gómez, Francisco Zumaqué, el Grupo Bahía de Hugo Candelario, la Banda La República, liderada por Juan Diego Valencia, La 33 y Yuri Buenaventura.

“César tendió la mano a músicos desconocidos de aquí y de afuera, aportando calidad y novedad a la oferta cultural de la ciudad. Salomé fue prácticamente un consulado de Cuba en Colombia, y cuando se radicalizó el bloqueo a la isla, en los 90, más se empeñó en divulgar géneros como la timba, el son y el bolero”, dice la editora Mabel Pachón.
“Salomé es una prolongación de la casa de César, donde no hay espacio para el mal gusto ni para las modas musicales”, complementa el médico paisa Jorge Arango.
Para el empresario y melómano Alfredo Escobar, “el gran aporte de Salomé fue enseñarnos que la rumba y el buen gusto musical sí pueden ir de la mano. César ha sido más un promotor y un difusor que un simple coleccionista. Desde los micrófonos de Salomé siempre dio crédito a los compositores”.

El Stalin de la salsa

Entre las incontables anécdotas que dejan las noches en Salomé, vale recordar que fueron muchísimos los clientes que se acercaron a la consola de sonido a pedirle una canción a César, para luego regresarse a su mesa (o a su casa) con el ego musical herido.
El asunto llegó a tal punto que Enrique Santos le endilgó a Pagano los remoquetes de el ‘Stalin de la salsa’ y el ‘Enver Hoxha de la salsa’, en alusión a su excesivo purismo musical. La frase de Santos, “pida lo que quiera, que él pone lo que le da la gana”, pronto fue de boca en boca.

Famoso también fue el llamado Comité de Salvación Pública del Oído, que con el respaldo de amigos como Jeannette Riveros, Gerardo Reyes, Orlando Bohórquez, Enrique Santos, Alfredo Escobar, Óscar Orjuela y Bertha Quintero, lideró en los 90 la creación del Fram (Frente Antimerengue), cuya consigna era desterrar el lado más comercial de este ritmo dominicano. Más recientemente, a través del Franreg (Frente Antirreguetón Idiotón), Pagano lideró la última de sus cruzadas musicales.

¿Qué hará Pagano después de Salomé? “Debo cambiar de actividad o hacer énfasis en otras tareas para poder subsistir, pues no tengo pensión de ninguna clase. De momento, seguiré con mi programa radial en Javeriana Estéreo y tendré más tiempo para escribir, investigar y dar conferencias. También quisiera que mis entrevistas a tantos músicos cumplieran una función social en los conservatorios, bibliotecas y facultades de música, complementando la formación de los estudiantes”.

¿Hay manera de que Salomé vuelva más adelante?, pregunto. “No lo descarto, pero no quiero cargar todo el peso solo. Quisiera ser más un director artístico y que otros se ocupen del manejo del negocio como tal. Hay algunas propuestas, pero de momento nada se ha concretado. Ya veremos qué pasa”.

Esta noche, cuando termine una época de oro en la rumba bogotana, Pagano soltará en público sus últimas arengas, rendirá homenaje especial a Juan Formell y a Cheo Feliciano, tocará la campana para incitar al baile, saludará uno a uno a sus amigos y presentará a Son de Millo, el conjunto de folclor Caribe liderado por Carlos Ramírez, y al cuarteto de saxofones de Rogelio Castro. Así se despide Salomé, un bailadero auténtico y sabroso donde todos dejamos un trozo de nuestra propia historia.

2 may. 2014 0 comentarios

Más sobre Juan Formell


LOS ULTIMOS DIAS DE JUANITO
Juan Formell desde hace una semana estaba internado en el CIMEQ -Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas- al oeste de La Habana, a causa de unas dolencias. En el día de ayer sufrió dos paros cardiacos .
Su cuerpo ya fue incinerado y sus cenizas vienen siendo expuestas en el lobby del Teatro Nacional de Cuba hoy Viernes, 2 de Mayo de 2014 a la 1:00 pm hasta las 7:00 pm para que Cuba le rinda su merecido homenaje y darle su respeto a su familia y sus músicos.

El Sábado 3 de mayo en el parque Trillo de La Habana se realizará una Cantata por Formell protagonizada por artistas y músicos de todos los géneros musicales de toda Cuba.

Hablan los amigos:

ADALBERTO ALVAREZ:
Hoy es un día triste para la música y los músicos cubanos, se nos fue un gigante que durante 45 años hizo bailar, reir y gozar a todo nuestro pueblo y a otros pueblos del mundo. Se nos fue nuestro Juan Formell, nuestro Juanito, en lo personal se me fue un amigo y hermano al que siempre respeté y admiré profundamente, dejando un gran dolor por su partida inesperada. Adiós mi hermano querido, te recordaremos cada día a través de tu obra que es y será inmortal.

CHUCHO VALDES:
Estamos de luto, la música cubana ha perdido a unos de sus más grandes creadores, es una pérdida irreparable, el más grande de los cronistas de la música cubana. Nos ha dicho adiós, pero nos ha dejado el legado de su obra que estará eternamente en el corazón de todos los cubanos

JUAN DE MARCO GONZALES:
Formell fue, probablemente, el creador mas importante de la historia de la música bailable cubana de los últimos 50 años. Este año han muerto muchas figuras importantes de la cultura latina. Mal año para las artes. Pero el universo continua su ciclo, inequívoco. El sábado voy al aire en una radio colombiana. Ya he solicitado al conductor que toque mi tema favorito del hombre: La Habana no aguanta mas!!!



UN PERFIL DE EL PAIS DE ESPAÑA
Por: DIego Manrique

Los Van Van: el as en la manga de la música cubana
Juan Formell, que ha muerto a los 71 años, puso banda sonora a la vida de la isla caribeña a partir de 1969. Desarrolló el songo, una sabrosa variante de la salsa

A finales del siglo pasado, con la implantación del Período Especial, una Cuba reticente abrió sus puertas al turismo. A los visitantes, les esperaban muchas sorpresas. Y entre las más agradables estaban Los Van Van. Una orquesta que había crecido paralela al esplendor de la salsa neoyorquina pero con un sonido genuinamente cubano: uno reconocía los trombones y el piano desenfrenado, aunque todo estaba personalizado por los violines y la flauta de la charanga.

Los Van Van daban conciertos masivos para el público cubano pero también trabajaban el circuito del dólar, ofreciendo siempre sesiones embriagadoras que desembocaban en verdaderas fiestas, caracterizadas por sus piezas elásticas, la multiplicidad de voces, los estribillos adhesivos. Aparte, sus canciones sonaban en todos los rincones de la Isla Grande. Eran el as en la manga: la demostración de que, fuera de los focos internacionales, la música cubana había seguido creciendo y representando el sentir del pueblo llano.

En el corazón de Los Van Van latían las inquietudes de Juan Formell. Se decía que su baza secreta era el conocimiento del catálogo de los Beatles; de hecho, durante buena parte de su carrera, Formell tocaba un bajo eléctrico con forma de violín, el Höfner popularizado por Paul McCartney. En realidad, sus referencias eran mucho más eclécticas: aprovechando la cercanía de Cuba a Florida —las famosas 90 millas— estaba al tanto de lo que triunfaba en Estados Unidos, del pop a la disco music, lo que le permitía rejuvenecer constantemente su oferta.

Generacionalmente, Formell era una criatura de la Revolución: había nacido en La Habana (2 de agosto de 1942) y vivió sus primeros ardores. Ya era profesional antes de alcanzar la mayoría de edad. En 1959, asumió el puesto de contrabajista de la Banda de la Policía Nacional Revolucionaria, una formación cuyas obligaciones protocolarias obligaban al dominio de las formas musicales autóctonas. Fue un conocimiento que le sirvió para integrarse sin problemas en las orquestas de Peruchín, Rubalcaba, Faxas y el cabaret Caribe.

Estaba en la banda de Elio Revé cuando tuvo la oportunidad para crear algo fresco. Revé, percusionista guantanamero, le había nombrado director musical, con la misión de renovar el ritmo changüí, variante oriental del son, y Formell se convirtió en favorito de los bailadores. En 1969, dio un golpe de mano y se llevó a buena parte de la orquesta (algo, dicho sea de paso, bastante habitual en el competitivo mundo de la música popular cubana).

Los Van Van nacieron en 1969, en tiempos de entusiasmo revolucionario: el propio nombre derivaba de un eslogan de la malhadada zafra de los diez millones (de toneladas de azúcar), con los que Fidel Castro esperaba resolver el déficit del comercio exterior. Fracasó pero quedaron Los Van Van.

Los Van Van no eran una banda doctrinaria, aunque Formell tenía suficiente mano izquierda para meter referencias a “La Habana socialista” o traducir preocupaciones gubernamentales en canciones irresistibles, como La Habana no aguanta más, en referencia a la migración interior que puso a la infraestructura de la capital al borde del colapso. En general, sus grandes éxitos tenían contenido apolítico: hablaban de sexo, comida o una combinación de ambas obsesiones. Podían entenderse en todo el Caribe hispanoparlante: El baile del buey cansao, Que le den candela, Por encima del nivel (alias Sandunguera), ¡Ay Dios, ampárame! o Anda ven y muévete, retomada hábilmente por Rubén Blades.

Formell denominó songo a su música, que supo modernizar regularmente dando juego a la guitarra eléctrica, la batería, el sintetizador y, ocasionalmente, los ritmos programados. Permitió libertad creativa a músicos talentosos como el percusionista Changuito, el sonero Pedro Calvo, el pianista —y prolífico compositor— Pupy Pedroso o el flautista José Luis Cortés, luego fundador de la explosiva NG La Banda.

Con la apertura de Cuba al mundo, Los Van Van viajaron regularmente fuera de la isla; desafiando los anatemas del exilio, también tocaron incluso en Miami. El sello Atlantic intentó lanzarlos con Llegó…Van Van, que ganó un Grammy en 2000. Sin embargo, nunca llegaron a establecerse como atracción estelar en el circuito de la world music. Económicamente, costaba rentabilizar los desplazamientos de una tropa tan numerosa. Musicalmente, había que estar predispuesto a dejarse llevar por aquella máquina incandescente. Y las letras, importantes pero repletas de cubanismos, difícilmente eran entendidas por el público internacional.

Tampoco Formell daba el tipo de cubano dicharachero. En ocasiones, evitaba las entrevistas, escudándose en su mala salud: mejor no meterse en los líos que amargaron la existencia a algunos de sus alumnos. La Habana rebosaba de rumores sobre sus hábitos y los supuestos pactos secretos con el castrismo. La vida se le complicó por la vía familiar. Su hijo, el cantautor Juan Carlos Formell, se instaló en Estados Unidos en 1993, llegando a testimoniar en el Senado contra el régimen cubano. La dirección de Los Van Van fue heredada por otro descendiente problemático, Samuel, en una decisión muy discutida en los ambientes musicales. Pero siguieron pasmando a los oídos atentos: hasta Paco de Lucía habló, en su último viaje a Cuba, de una posible colaboración.

Juan Formell se retiró de los directos por una dolencia hepática. Ingresado de urgencia en un hospital habanero, falleció el jueves 1 de mayo. La Isla Grande le despide con todos los honores, organizando mañana [3 de mayo] una Cantata por Formell que presentará interpretaciones de sus temas en diferentes espacios.



NOTAS DESDE CUBA:
Autor: Pedro de la Hoz | pedro@granma.cu

¿Juan Formell Doctor en Arte? ¡Sí señor, cómo no! Más que honrar al músico, se honra la academia con esa decisión. El Instituto Superior de Arte, al enaltecer la jerarquía del titulado honorífico, consagró al gestor de uno de los aportes culturales más significativos del último medio siglo cubano, y saldó una deuda con quienes, desde un entrañable vínculo con la sensibilidad y la psicología social de nuestro pueblo, han proyectado universalmente su identidad.

La música para bailar tiene un antes y después de Formell. Con Los Van Van, en 1969, se inició un nuevo capítulo en una de las zonas de mayor tradición y riqueza de nuestra cultura musical. Es necesario enfatizar el dato, puesto que la memoria suele ser frágil. Habrá alguna vez que repasar ciertos hitos acontecidos ese año para valorar cómo la creación sonora de la isla cambió para siempre a partir de entonces.

Eran los días en que Chucho Valdés, ya establecido como pianista de la Orquesta Cubana de Música Moderna, está en su mejor época bajo la batuta del inolvidable Armando Romeu, comenzaba a darle vueltas en su cabeza a Misa negra, la obra con la que unos meses después en el Jazz Jamboree, de Polonia, sorprendería al mundo con los anticipos de la nueva ruta del jazz latino.

La vanguardia de la nueva trova, que había mostrado credenciales con Pablo, Silvio y Noel en los conciertos de Casa de las Américas, se nucleaba en el Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC, fundado por Alfredo Guevara y Leo Brouwer.

El propio Leo pone fin a la revisión de una partitura trascendental para orquesta sinfónica: La tradición se rompe pero cuesta trabajo. Roberto Valera compone una de las piezas más emblemáticas del repertorio coral en la isla, Iré a Santiago.

Formell había decidido emprender un camino propio con Los Van Van, nombre surgido al calor de la quijotesca hazaña en la que estaba envuelto todo el pueblo, la realización de una zafra azucarera descomunal. Se decía entonces: Los Diez Millones van. El bajista y compositor acababa de aportarle sangre fresca a la orquesta Revé.

Quizás para algunos lo innovador pasaba por el ropaje externo de la agrupación: la guitarra y el bajo eléctricos, los violines alternados con los metales, la flauta de sistema en primer plano, como después se haría notar la introducción de los trombones y la primacía de la batería sobre los timbales.

Pero el cambio era mucho más radical. Apuntaba a la mismísima esencia del son, enriqueciendo su ritmática, sus acentos, su timbre y su contenido. Asimilaba los hallazgos más cuajados del rock y el pop en un proceso de acriollamiento sin concesiones. Satisfacía las nuevas demandas del bailador con estímulos coreográficos a su vez novedosos. Ese fue el punto de partida de Los Van Van y ha sido el eje constante de su ulterior desarrollo.

A estas alturas, en que Arrasando, el más reciente fruto de la cosecha discográfica de Juan Formell y Los Van Van se nos presenta como una nueva vuelta en la espiral ascendente de sus trayectorias, aquel episodio que originó el tema No soy de la gran escena ha quedado como el patético ejemplo de una descalificación irresponsable. A propósito del Doctorado en Arte para Juan, sirva para alertar cómo todavía por ahí asoman pretensiones de confundir lo kitsch con lo popular, lo almibarado con lo culto, lo transitorio con lo medular.

Una visión abarcadora, desprejuiciada e integral de nuestros procesos culturales se abre paso. El caso de Juan Formell y Los Van Van es un símbolo.


GRANMA DE CUBA:

Ha llegado la triste noticia de la muerte del Premio Nacional de  Música Juan Formell, una de las figuras más importantes de la cultura musical cubana del siglo XX y XXI. Lleva consigo el más amplio arcoíris de nuestros géneros en un estilo fundacional que creció desde la Orquesta Revé hasta su “casa”, la afamada Orquesta Los Van Van, agrupación que creó y desde donde nacieron los grandes éxitos que recorriera por todo el mundo, y que este año celebran sus 45 años. Lleva consigo también, una nación, un continente, un mundo que amó y enseñó a amar  con su especial manera de hacernos pensar y bailar.

Formell nació en La Habana el 2 de agosto  de 1942. Bajista, arreglista, compositor, cantante y productor discográfico, comenzó su actividad profesional en 1957, a los 15 años de edad, como músico de orquestas de cabaret, radio y televisión. En 1959, tras el triunfo de la Revolución Cubana, trabajó como bajista de la banda de música de la Policía Nacional Revolucionaria.

En 1968 se integra a la orquesta  de Elio Revé, y a fines de 1969,  formó su propia orquesta, Los Van Van, que dirigió desde entonces y que se reconoce como “El tren de la música cubana”. La orquesta les ha regalado a los bailadores de la Isla más de 25 discos multipremiados en certámenes nacionales e internacionales. Gracias a su destreza como compositor, en la memoria musical de los cubanos quedan temas emblemáticos, pues nadie como él supo plasmar la sabiduría popular en  nuestra música bailable contemporánea.

Por su larga y exitosa carrera artística y por sus reconocidos aportes a nuestra cultura, recibió innumerables condecoraciones, entre las que se encuentra el Premio Nacional de Música y la Orden Félix Varela que otorgan el Instituto Cubano de la Música y el Ministerio de Cultura respectivamente.

Sus cenizas estarán expuestas en el lobby del Teatro Nacional de Cuba este viernes 2 de Mayo entre la 1.00 y las 7.00 pm, donde todo nuestro pueblo puede pasar a rendirle merecido homenaje.

El próximo sábado 3 una Cantata por Formell será protagonizada por músicos de todos los géneros, en los espacios más emblemáticos de todo el país. En La Habana nos encontraremos en la Tribuna Antimperialista José Martí para honrar al gran hombre y artista que fue Juan Formell.

PÉRDIDA DE LA CULTURA NACIONAL

La cultura nacional se enlutece con la muerte del inigualable artista, querido y apreciado por el pueblo, Premio Nacional de Música 2003 y autor de una gran cantidad de canciones que recrean de manera única la vida del pueblo cubano.

Formell, de 71 años de edad, ha sido uno de las figuras más reconocidas de la música popular cubana en el mundo en los últimos años y sus creaciones han marcado a distintas generaciones de cubanos.

Los Van Van, orquesta que fundó y dirigió hasta el momento de su deceso, se convirtió en escuela para los músicos del país y por la calidad de sus temas ha gozado, desde sus inicios, de gran popularidad y prestigio.

Gloria y orgullo de la cultura cubana, Formell recientemente recibió el Grammy Latino a la Excelencia, premio en reconocimiento a sus contribuciones al panorama musical del continente.

El maestro, bajista, arreglista, compositor, cantante y productor discográfico, creó Los Van Van en 1969, orquesta con la que popularizó temas como Te traigo, Chirrín chirrán, Llegué, llegué, Que no, que no, El baile del buey cansao, Por encima del nivel, La Habana no aguanta más, Anda ven y muévete, Artesanos del espacio, La titimanía, El negro no tiene ná, entre muchas otras. Sus creaciones y resultados artísticos han devenido modelos para otras agrupaciones musicales en Cuba y el extranjero. Grabó numerosos discos con la EGREM y otras discográficas, así como obtuvo en 1999 el Premio Grammy con su CD Llegó… Van Van.

Fue embajador de la música cubana y maestro de varias generaciones de artistas. Con su muerte Cuba pierde a uno de sus más grandes y prolíficos hijos.

La pérdida de Formell es sin duda un duro golpe para la cultura cubana. Llegue hasta sus amigos y familiares las más sentidas condolencias y el agradecimiento de un pueblo para el cual trabajó con dedicación, y que ha colocado su nombre entre lo más preciado de las raíces de la cubanía misma.

Ante tan triste noticia, comenzaron a llegar a Granma los primeros mensajes de condolencias del pueblo ante la irreparable pérdida.
1 may. 2014 2 comentarios

Cuando Formell recibió el Grammy Latino



Fue la mañana del 20 de Noviembre del 2013. Juan Formell, el creador de Los Van Van de Cuba que ha fallecido esta tarde, recibió el Grammy Latino a la Excelencia Musical. A continuación el momento en que Formell recibió la distinción

0 comentarios

Ha muerto el "revolucionario cubano" Juan Formell, creador de Los Van Van


Fuente Cubasi

Los cubanos recibieron hoy la triste noticia del fallecimiento de Juan Formell, director de los Van Van e icono de la música popular bailable.

Los Van Van fue bautizada como el tren de la música cubana por permanecer por más de cuarenta años  en la preferencia de bailadores y amantes de la salsa,

En el 2013 Juan Formell recibió el Premio a la Excelencia Musical en la víspera de la entrega de los Grammy Latino, que ofrece la Academia Latina de la Grabación.

Cubasi reproduce la última entrevista que nuestro sitio le realizara en el pasado año.


La música de Formell está en el ADN de los cubanos
Por: Elizabeth López Corzo / Cubasí

Así lo aseguran grandes músicos cubanos cuando se refieren al padre de los Van Van, la orquesta emblemática de esta isla, cuyo público se ha multiplicado y mantenido fiel por 44 años.
Juan Formell es en la música cubana algo así como «el genio de la lámpara», un mago que convierte en oro lo que toca. Ustedes saben de qué estoy hablando.

Probablemente ninguna otra agrupación había estado por tantos años en la cima de la popularidad. Otros directores de agrupaciones lo ven como su maestro, como el ser que les enseñó casi todo lo que ellos han logrado con el paso de los años.

Formell supo cómo preservar la esencia de nuestros ritmos y al mismo tiempo, transformar esa matriz cuando fue necesario. Los Van Van estuvieron en la preferencia de los bailadores desde el principio, fueron ellos los precursores de lo que conocemos hoy como música cubana. Se hicieron dueños de un estilo. Donde quiera que suenen, la gente sabe que son Van Van.

2013 ha sido un año de reconocimientos internacionales para Formell y los Van Van. WOMEX, una de las más reconocidas en el mundo de la música internacional, les concedió el Premio al Artista 2013. Y aún más recientemente ganaron el Latin Grammy honorífico por la excelencia artística.

Muy emocionado, Formell aseguró que ese premio no es solo para él, sino para los Van Van que estuvieron desde los inicios, los que están hoy y los que vendrán algún día a la orquesta.

La máxima de esta banda ha sido siempre estar en el gusto del bailador. «El público ha hecho suyo el espíritu de Van Van, lo que recibimos hoy es resultado del trabajo que siempre hemos hecho para los demás», comentó Formell.

El bajista anunció que el Centro de Arte de París tiene una propuesta de grabar un concierto especial por los 45 años de Van Van en 2014. «Eso es una buena idea porque ellos tendrían la posibilidad de difundir eso a nivel mundial», comentó, y al mismo tiempo dijo que le gustaría hacer ese concierto aquí en Cuba, para poder invitar a otros músicos que han sido parte de la historia de Van Van y a artistas como Rubén Blades o Gilberto Santa Rosa.

—Cuando se refirió a la Plaza de la Revolución para un gran concierto por el 45 aniversario, ¿este sería como el de 2006 en el Karl Marx, cuando grabaron el DVD?
—Sí, es una idea que pudiera manejarse. Eso está en los planes, pero si se hace en París, no se puede hacer otro similar en La Habana.

—¿Cuáles son los planes de la banda en materia discográfica?
—Estamos preparando un disco, La fantasía, y se trata de sueños, es como abrir la ventana en la Habana Vieja y ver la torre Eiffel o las cataratas del Niágara. Eso es fantasía, se puede soñar con eso, aunque lo que se vea sea un bache y no una cascada. Claro, todos estos temas llevados a lo bailable.
Será un disco de varios compositores, habrá cosas mías, un número de Samuel que ya esta radiándose, otro del pianista de la banda, y un tema fantástico de Mandy, el nuevo cantante.
Este disco no es para obtener premios, es cierto que hay que estar en el hit parade, ganarse un Lucas, en fin, pero eso es secundario, no es la esencia del producto.

—Van Van siempre ha sido un cronista de la vida en Cuba. Cuando usted habla de fantasías y sueños, ¿se refiere a los sueños de los cubanos, a los cambios que están ocurriendo en el país?
—Puede ser. A mí no me gusta meterme en nada político, esta música que estamos haciendo sí puede verse como un hecho social, como la necesidad de luchar por los sueños, perseguirlos, pelear por lo que queremos lograr en la vida. Pero no se trata de política, prefiero decir social, un ejemplo han sido canciones como La Habana no aguanta más y otras. Son historias que al final tienen que ser bailables, no puede ser un teque, nunca he hecho eso de teque, aunque, claro, las cosas que están pasando en Cuba deben ser reflejadas en el arte.

—¿Seguiría este disco la idea que planteó Van Van en La maquinaria, de retomar temas que fueron éxitos de la orquesta?
—Sí. En este vamos a hacer un número de los años 70 que se titula algo así como Échalo en un cartucho. También haremos otro con Mandy, un bolero que reza «...háblame de ti…», y que cantaba Israel Sardiñas, con nuevos arreglos.
Yo estoy haciendo un número precioso de mi padre, aún no tiene título. Es la historia de un joven estudiante que comete fraude. Tendrá mucha orquesta, estarán la Sinfónica Nacional y el coro de Digna Guerra, sin que se pierda la esencia de Van Van.

—¿Estará listo para el 45 aniversario?
—Sí, eso espero.

—Usted dice que la banda está en su mejor momento, aunque usted ya no está al frente, después de haberlos dirigido por décadas…
—Yo la sigo dirigiendo de forma general.

—O sea, no sale un número sin que Formell le dé el visto bueno.
—Claro. Yo me siento diariamente con mi hijo Samuel y tenemos una comunicación permanente, y a la hora de grabar, el que le da balance al disco soy yo, yo decido si el número viene bien en el álbum, en fin...
Durante las actuaciones de la banda yo presto atención, y si escucho algo que no funciona, se lo digo a Samuel, lo alerto.


—Entonces el éxito de Van Van sigue siendo de Juan Formell.
—Sigue siendo gracias al apoyo de la familia. Por ejemplo, cuando estábamos haciendo la música del Buey cansao, yo lo toqué en casa y mi hija Vanessa comenzó a bailar como un buey y me decía «a mí me suena a un buey cansado». Y de ahí salió la canción.
Mi hija Paloma estudió piano y no quiere tocar música en estos momentos, pero me da muchas opiniones, y no se equivoca, tiene el oído educado.

—Dentro de poco Formell será papá nuevamente.
—Sí, ha sido una sorpresa porque ella es más joven que yo, tiene 36 años y ya estaba en la edad de ser mamá, era ahora o nunca. Será un varón y estoy contento.