27 dic. 2014

Charlie Aponte tras dejar El Gran Combo: "Mi familia lloró"


Fuente: El Comercio, Perú. Por: Antonio Alvarez

Hace unos días, el escenario salsero se vio sacudido por un inesperado anuncio: Charlie Aponte, uno de los grandes soneros de la actualidad, anunciaba su retiro de El Gran Combo de Puerto Rico (EGC) tras 41 años de carrera artística.

Fue en junio de 1973 que Charlie ingresó a la denominada ‘Universidad de la Salsa’ en reemplazo de ‘Pellín’ Rodríguez. Llegaba para acompañar en la delantera de la agrupación a Andy Montañez, a quien admiraba desde niño. Con éxitos como “No hay cama pa’ tanta gente”, “El aguacero”, Aponte ha puesto al mundo a bailar durante años.

- ¿Cuánto tiempo le tardó decidir su salida de EGC?
- Te soy sincero que fueron varios años, hasta que llegó un día en que me puse a conversar conmigo mismo, a recordar tantos cumpleaños y aniversarios en los que estuve ausente. Ahí fue que dije ya no puedo seguir así, es hora de brindarle más tiempo a mi familia, complacerme a mí mismo. Los artistas usualmente cumplen 30 años de carrera y se retiran, yo me pasé. Hubo llanto en la familia. Me empezaron a llover llamadas de todos lados.

- Cuando ‘Pellín’ y Andy dejaron el Gran Combo, muchos pensaban que la orquesta podría venirse abajo. ¿Cómo lo tomaron ustedes?
- Fue un espacio muy difícil de cubrir. ‘Pellín’, a quien me tocó reemplazar, no solo era un gran cantante, sino que era un personaje que dominaba la tarima de una manera increíble. Hablaba con la gente, hacía chistes.

- ¿Qué cree usted que diferencia a EGC de otras agrupaciones?
- El Gran Combo siempre tuvo un norte, y fue llevarle alegría al público. Eso se refleja desde cada uno de nuestros temas hasta las rutinas de baile. Ahora, a esto hay que sumarle la amistad que existe entre los miembros del grupo.

- ¿Qué le aportó EGC a la salsa?
- Consistencia. Hemos seguido pegando temas en todas las épocas en las que hemos tocado. Además, se aportó una disciplina, compromiso. En eso también tiene mucho que ver el sistema que usa Rafael Ithier, donde todos cobramos lo mismo, salvo él que es el director, claro está.

- Si le pregunto por algún espectáculo, ¿cuál se le viene a la mente?
- Hubo uno, si mal no recuerdo fue en la Feria del Hogar o el Festival del Callao. Los organizadores habían colocado una tarima con pasarela que llegaba bien adentro hacia la zona del público. Yo le decía a Rafael [Ithier]: ¡Ven para que veas esto! Yo estaba nervioso porque había gente efusiva por todos lados, me sorprendí tanto.

- Usted ha visitado muchísimas veces el Perú...
- Recuerdo que durante el terremoto del 2007 yo estaba comprando unos zapatos en el Centro de Lima y de repente todo empezó a moverse. Uy, salimos a la calle a correr, fue una cosa que nunca había pasado. Aunque yo prefiero recordar a Perú no por el temblor sino por la gente y más por la Feria del Hogar y el Festival del Callao, que se metía unas 40 mil personas, era una cosa muy especial.

- Es fanático de la música criolla.
- Me hablas de eso y me acuerdo de Eva Ayllón, una gran amiga. A mi esposa también le encanta; es más, una vez la llevé a Perú para que vea al ‘Zambo’ Cavero. Yo me considero un admirador de esa música y en especial del cajón peruano.

- Hay una pregunta que muchos salseros se hacen y quizás nos pueda despejar esa duda. ¿La canción “Arroz con habichuelas” está dedicada a la Sonora Ponceña?
- No hay forma. Nunca hubo rivalidad, aquí solo hay cariño entre ambas orquestas. La Ponceña tiene más años que nosotros y te puedo decir que el concepto que tengo de ella es la misma que tengo de EGC. Son dos instituciones que nos hemos dado a conocer por nuestra verticalidad y cosas positivas por la música.

- ¿Ya sabe quién será su sucesor?
- No sé quién será mi sucesor, pero hay un muchachito que canta muy bien y tiene los atributos para ocupar el puesto, pero yo ya no estoy en el grupo, así que eso les corresponde a ellos. Quien ingrese que haga lo que tiene que hacer, no más.

- Me imagino que al pensar en su reemplazo, tendrá muchos sentimientos encontrados.
- Así es. Yo soy fanático de EGC desde que era adolescente. Perdía el bus que me llevaba a clases porque me quedaba a ver por tele los shows en vivo que daba la agrupación. Todos los miembros del grupo seguimos siendo una familia, no voy a estar físicamente con el grupo pero seguiré espiritualmente apoyándolos.

- ¿Qué toca de hoy en adelante?
- Me voy de vacaciones del 4 al 18 de enero. Luego me sentaré a compartir con unos amigos. Iremos en bote de pesca a hacer lo que no puedo hacer hace mucho tiempo. Cuando regrese pensaré qué hacer. Eso sí, amigos de Perú, no es que me vaya a retirar de la música, pienso seguir cantando. Muy pronto sabrán de mí.

Comments (0)