7 may. 2014

El 24 de junio sale a la venta el disco de Tangos de Rubén Blades


Esta es la carátula y el contenido (once canciones) del disco de tangos de Rubén Blades, con la dirección de Carlos Franzetti, que saldrá al mercado el próximo 24 de junio. Los temas son:
1) Paula C
2) Ligia Elena
3) Ella
4) Pablo Pueblo
5) Pedro Navaja
6) Vida
7) Juana Mayo
8) Sebastián
9) Parao
10) Adan García
11) Tiempos


Por estos días Rubén está realizando una gira por Chile y Argentina. En "El Mercurio" ofreció unas declaraciones donde nuevamente anunció su retiro de los escenarios para fines del 2016


Fuente: El Mercurio, Chile. Por: David Ponce

No es extraño que el espectáculo que Rubén Blades viene a mostrar al Teatro Caupolicán este miércoles 7 de mayo traiga por título "Cantos y cuentos urbanos" y esté definido por la presencia de sus historias, anécdotas y vivencias entre las canciones del programa. Bastan quince minutos de charla apretada con la prensa local, en el día de su arribo previo al show, para que el artista panameño eche al ruedo dos o tres episodios espontáneos que bien podrían ser parte de su repertorio en vivo, y sobre asuntos tan diversos como su incursión natural en el tango o el disco a dúo que alguna vez propuso hacer a Gabriel García Márquez.

Aunque García Márquez haya respondido que no a la propuesta, como cuenta Blades acá. Con 65 años, a cuatro décadas de su inicio como cantante hacia mediados de los '70, con casi una treintena de discos grabados con diversas formaciones en todo este tiempo, con su trabajo como actor registrado en otras tantas películas, con una carrera política que lo ha llevado hasta la candidatura presidencial en su país y con planes de reincidir en el intento, como va a confirmar aquí, Rubén Blades está capacitado para cantar y contar a gran escala, con una bitácora personal en la que conviven figuras de la salsa como Ray Barreto y Willie Colón, pero también del rock, como Sting o Lou Reed, o del cine y la literatura.

Canciones de diversa data como "Pablo Pueblo", "Decisiones", "Prohibido olvidar", "Plástico", "Caminando", "Desapariciones", "Todos vuelven" y desde luego "Pedro Navaja" son parte de su compilado de éxitos. Y, precedido por sus históricos discos grabados junto a Willie Colón entre 1977 y 1982, por formaciones propias como Seis del Solar y Son del Solar desde los años '80 en adelante y por su trabajo junto a grupos como Editus, Blades llega a Chile esta vez con el respaldo de los doce músicos de la orquesta dirigida por Roberto Delgado, que lo acompaña en "Cantos y cuentos urbanos".

-Aparte de que hay arreglos distintos a los que se habían hecho con Seis del Solar, la manera de la interpretación, las voces y el enfoque de los arreglos le dan una energía y una dirección nueva al asunto. A pesar de que van a reconocer los temas, se agregan cosas. Hay una dinámica distinta -anticipa, acerca del sonido de su actual concierto-. Ya se darán cuenta. Te lo digo porque por ejemplo me gusta mucho la música de (Edvard) Grieg, el compositor noruego. Y si tú tomas los trabajos de piano de Grieg en la interpretación de un pianista polaco, o de uno ruso, o noruego o sueco, es la misma pieza pero hay otra cosa andando. Y eso van a encontrar también en esto.

Adiós a la salsa: "Es un período ya cumplido"

La actualidad encuentra también a Blades concentrado en dos trabajos discográficos: Tangos, en el corto plazo, y Mixturas, un trabajo venidero a partir del cual plantea los futuros rumbos de su carrera.

-Tangos acaba de salir en Argentina -avisa-. El argumento era éste: hacer un disco de tango pero utilizar temas que ya habían sido grabados en el formato salsa. Personalmente tenía la curiosidad de para dónde iban a tomar los números (las canciones) bajo el argumento del tango, porque el tango plantea otra forma de cantar, de interpretar el tema, y en términos de arreglos también. El tango produce una emoción que es imposible de duplicar, porque cada género tiene su magia y su forma de expresión.

Al respecto el cantante tiene una recomendación para los auditores. "Cuando oigan Tangos les sugiero que escuchen 'Pablo Pueblo' en la versión Willie Colón (la original), y después pongan la versión Leopoldo Federico (director de orquesta y bandoneonista argentino), que es la de Tangos. Háganlo y verán la diferencia. La versión de Leopoldo Federico para mí fue una sorpresa porque me emocioné muchísimo. Fue muy difícil para mí cantarla. La versión que van a escuchar fue la inicial. Yo estaba cantando siguiendo la línea para que el grupo me acompañara, y Franzetti (Carlos Franzetti, el productor del disco) pensó que la canción tenía tanta emoción que me dijo que no la hiciera otra vez. Y ésa fue la que quedó".

-¿Y qué se puede saber de Mixtura?
-Ése es un disco que estoy trabajando con mi esposa, (la cantante neoyorquina) Luba Mason, donde no solamente vamos a hacer una fusión de distintas posibilidades musicales. A la vez el álbum tampoco va a tener ese contenido determinado por un género. Mixtura lo que plantea es mezcla. Nosotros vamos a hacer mezcla y ya. No tenemos que decir "Vamos a tocar salsa, rock, pop". Es música. El álbum entero es así.

-¿Ya es para el año próximo?
-Sí. Mira, voy a hacer una gira de despedida del género afrocubano, salsa, que empezaría en el 2015, posiblemente en mayo, y se extenderá hasta diciembre del 2016. Después de eso no toco más salsa.

-¿Por qué?
-Porque es un período ya cumplido. Voy a hacer otras cosas, y ya no hago más giras de salsa. Tocaré en Panamá con el grupo, haré una temporada mientras tenga voz, mantendré un mes al año, quizás haré eso, pero me iré en otra dirección, que puede ser Mixtura o también el argumento político que pretendo plantear: un argumento de administración pública en el 2019.

Será la continuación de la carrera política que ya llevó a Blades, al frente del movimiento Papa Egoró, a ser candidato presidencial de Panamá en 1994, año en que obtuvo el tercer lugar y en que resultó elegido Ernesto Pérez-Balladares. "Voy a necesitar tiempo para prepararme", dice ahora. "Y para escribir también. Porque las muertes de mis compañeros me han dejado pensando que es bueno ir dejando las cosas más organizadas. Me ha impactado mucho lo que pasó con Paco, con Cheo, con Gabriel y con Formell. Ha sido bien difícil, pero a la vez lo único que eso hace es reforzar la decisión que tengo de ir organizando mi tiempo de la manera más responsable posible. Porque el tiempo no espera a nadie".

Todos parten: "La muerte es algo que nos acompaña"

Paco, Cheo, Gabriel y Formell son cuatro nombres que también se suman al camino recorrido por Blades, pero que en este caso tienen que ver con una contrapartida de esa historia: la de los compañeros de ruta que han partido. Y estas semanas recientes de lo que va corrido de 2014 han sido en especial duras en ese aspecto.

El guitarrista español Paco de Lucía, el escritor y Premio Nobel colombiano Gabriel García Márquez, el cantante puertorriqueño Cheo Feliciano y el músico cubano Juan Formell, fundador y director de la fundamental orquesta isleña Los Van Van, no son sólo cuatro artistas connotados que han muerto en los últimos días. Además son cuatro creadores a los que Blades estuvo próximo en distintos planos, entre la influencia y el trabajo compartido.

-Es sumamente difícil el aceptar la partida de alguien que uno aprecia y admira -dice-. Especialmente en el caso de Cheo para mí especialmente que soy amigo personal de él, de su esposa y de su familia hace muchísimos años, y es una persona que marcó mi inicio, una persona a la que utilicé como modelo en términos de voz. El saber que ya no está disponible es muy difícil de aceptar.

Con Juan Formell un lazo importante es "Muévete", canción original del músico cubano que Blades grabó en una nueva versión. "Pero Juan también me grabó varios temas, 'Tierra dura', 'Olaya'. Son personas que siempre consideré con afecto y aprecio por su condición humana y por su calidad, personas con las que hemos colaborado. Ahora: sin entrar tampoco en dramatismos excesivos. La muerte es algo que nos acompaña. La muerte es la contraparte. Todos estamos expuestos a eso. Sin embargo cuando ocurre, a pesar de que no nos sorprende la existencia, nos sorprende la ocurrencia. Cuando se produce nunca es un buen momento".

-Lo que ocurre es que ya se nos han ido… Paco de Lucía también -continúa sobre la marcha-. Con Paco estábamos planeando hacer un disco, y ésa es una de las cosas que más me ha dado… porque directamente íbamos a empezar a hacer las maquetas y todo. Nos habíamos reunido en Puerto Rico y pasé un rato muy bueno y largo con él, y no se dio. Y con Gabriel (García Márquez), con el Gabo, que pasó el mismo día que Cheo, el jueves santo. Imagínate, estaba pasando uno y vas llegando a la casa y te dicen que se fue también Gabriel.

-¿Con Paco de Lucía no alcanzaron a empezar a grabar siquiera?
-No, porque la última reunión que tuvimos fue en Puerto Rico, él estaba allá tocando en un festival con su grupo, con su esposa y sus hijos, estaban haciendo un documental, me acuerdo. Y fui al show, estuve con él y después del show me fui para su casa, estuvimos hablando y hablando, y lo que quedamos es que íbamos a hacer el disco con (el grupo) Editus, ahora, en abril, este mes que pasó. Y bueno, pasó esto. Y me sacó el aire así.

En el caso de Formell, "Muévete" se aproxima a un homenaje en estos días, pero la canción ha estado presente por años en el repertorio, dice Blades. "Siempre. Yo conocí a Juan y a los Van Van en una gira en España. Recuerdo que el promotor español me preguntó si yo tendría algún inconveniente en que la gira fuese compartida con un grupo cubano. Esto es en 1984, '83, una cosa así. Y le pregunté por qué iba a tener inconvenientes. Y me dijo que había ciertas personas o grupos que no querían aparecer con otros por cuestiones políticas. Yo no tengo ningún problema en participar con un grupo cubano, ellos no vienen aquí a hacer política, vienen a hacer música. Si nos mantenemos en la música no hay ningún problema. Entonces empezamos a trabajar con los Van Van, y la primera vez que los escuché me di cuenta de la extraordinaria calidad que tenían. Yo ya sabía quién era Formell, porque estaba familiarizado con su trabajo como arreglista. Pero no estaba preparado para la calidad de grupo que tenía. Era extraordinario. Nos hicimos amigos inmediatamente con todo el grupo y participamos de una extensa gira en España.

-Uno de los números que escuché que tocaban era "Muévete" -agrega-, y le hablé a Juan en un momento si me permitiría hacer una letra para reflejar la lucha que en ese momento se había concentrado en eliminar el apoyo al gobierno de Sudáfrica por la política del apartheid racista. Juan me dijo "Sí, dale". Dejamos la melodía e hice la letra nueva. Por eso siempre decimos que "Muévete" es una canción de Juan Formell con una versión de la letra de Rubén Blades".

-Con Gabriel García Márquez también tienes un disco en común, Agua de luna (1987), que está inspirado en sus relatos. ¿Cómo fue la relación con él en ese disco?
-Gabriel siempre apoyó nuestro trabajo. Le encantaba la música también. Ya Gabriel sabía quién yo era en términos de la música, y yo sabía quién era Gabriel en términos de sus cuentos. De pronto él adquiere gran notoriedad a raíz de "Cien años de soledad" (publicada en 1967), pero él estaba escribiendo mucho antes que eso. Y yo estaba trabajando y grabando desde el ’75: o sea, cuando Gabriel está escribiendo "Cuando era feliz e indocumentado" (publicada en 1973) y anda por Europa yo ya estoy en Nueva York.

"Así que cuando finalmente hicimos el contacto, lo hizo un tercero, que nos puso a hablar por teléfono. Y nos reímos mucho los dos, porque yo no estaba seguro de que el que estaba hablando al otro lado era Gabriel, y Gabriel no estaba seguro si el que estaba hablando del otro lado era yo. Pero después de eso ya nos conectamos mucho más, de yo ir a su casa y él ir a mi casa. Conversamos de todo, de música, de literatura, de política, y un día le propuse hacer un disco de sus cuentos cortos. 'A ti te gusta mucho la música: por qué no escribimos un disco', le dije. Y él dijo que no. 'Porque si tú y yo empezamos a hacer esto no vamos a terminar nunca. Entonces hazlo tú', me respondió. Y Gabriel me dio el permiso. Entonces hice el disco.

-Y al disco le fue muy mal. Al disco no le fue bien -dice a renglón seguido, a pesar de que "Ojos de perro azul" es una de las canciones recordadas de ese trabajo-. Yo creo que ese disco no tuvo éxitos. Yo dificulto… la gente estaba muy molesta conmigo porque creían que era un disco no sólo arrogante sino presuntuoso, pero lo que traté de darle fue un argumento de poesía ya más abierto a la letra. Y eso fue lo que le interesó a Gabriel. Le dije que quería hacer una interpretación de sus cuentos, no hacer adaptaciones. "Ojos de perro azul" no tiene que ver necesariamente con una adaptación de su cuento. Es la impresión que a mí me da la lectura. Y él me dijo "Bueno: eso a mí me interesa. Eso es lo que a mí me importa". Cuando otro graba algo tuyo agrega cosas, y uno aprende cosas de un trabajo que uno creía que conocía. Y ésas son las cosas que extraño mucho no poder continuar"

Comments (0)