26 ene. 2013

Tremenda celebración la de Lalo Rodríguez




Fuente: El Nuevo Dïa, Puerto Rico. Por: Damaris Hernández

Tal y como ha sido su vida alejado de la opulencia y de las cosas ostentosas, el cantante Lalo Rodríguez llegó ayer a las 6:45 p.m., como cualquier hijo de vecino, a su cita con el público puertorriqueño en el Centro de Bellas Artes (CBA) Luis A. Ferré en Santurce.

Acompañado de dos amigos que cargaban el vestuario del cantante (dos chaquetas), Lalo estacionó el automóvil en el estacionamiento del CBA, junto al resto de los autos de sus fieles seguidores que lo acompañaron anoche en su travesía musical de casi 40 años titulada Lalo Rodríguez mi trayectoria.

Aunque arribó con sencillez a la Sala de Festivales del CBA, lo cierto es que llegó con su conocida artillería pesada: el dominio de la clave y del montuno, sumado a su color de voz y registro vocal único en el género de la salsa. Por eso fue merecedor de que lo catalogaran desde temprana edad como el registro vocal más alto en la salsa.

El apodado “Canario de Carolina” inició a las 9:12 p.m. su velada musical con el tema Nada de ti en una sala casi llena en su totalidad.

El artista apareció en una escalera elevada al centro del escenario que exhibía cinco columnas iluminadas como parte de la escenografía. Acompañado de un cuerpo de baile de 12 bailarines saludó a su público que de inmediato lo ovacionó.

“Buenas noches. Es una noche inolvidable, gracias por regalarme el honor de su presencia”, expresó ataviado con una traje gris y luciendo casi 30 libras menos.

El salsero, que pidió la clave desde el primera canción, hizo una travesía musical desde sus inicios con el músico Eddie Palmieri, cuando apenas tenía 15 años y debutó en su orquesta. De esa primera etapa interpretó Nunca contigo, Deseo salvaje y Oye lo que te conviene. En esos primeros cuatros temas logró con éxito alcanzar las notas agudas reforzándolas con sus acostumbrados fraseos.

El repertorio en total incluyó 22 temas en los que además cantó temas que recordaron su paso con las orquestas de Tommy Olivencia y la Puerto Rico All Stars.

El sonero aprovechó la oportunidad para contar un poco de su historia musical entre cada tema. Asimismo, dedicó su concierto a Dios. “Esta noche es para Papá Dios con todo mi corazón. Si Dios conmigo quién contra mí. Él es mi ayudador, mi protector, mi proveedor...”, mencionó con emoción.

La salsa pesada la interpretó en los temas Vengo del monte y Alianza de generales, en las que la voz se le escuchó firme y clara. Los cortes que ejecutó vocalmente a la perfección fueron Desilusión y La última. Además, contrario a pasadas presentaciones en la Isla, logró que su voz no se quebratará en su esfuerzo por alcanzar las notas altas.

Un público adulto divido entre mujeres y hombres revivió la nostalgia que provocó el salsero con temas de los álbumes discográficos Simplemente Lalo, Lalo Evolución y Nuevamente Lalo, que marcaron a partir de 1980 su trayectoria como solista hasta el presente. Una carrera que además se distinguió por ser uno de los destacados exponentes de la salsa erótica a nivel mundial.

De esa época de solista cantó Máximo Chamorro, Pilón de Machacar, Lo que fuiste para mí, La Promesa de Dios, Pero llegaste tú, Estaré contigo y el éxito más grande de su carrera Ven, devórame otra vez, entre otras.

Sin duda alguna, el cantante demostró anoche que todavía tiene una carrera seria por continuar..



Fuente: Primera Hora, Puerto Rico. Por: Amary Santiago Torres

El cantante Lalo Rodríguez repasó sus años de gloria en el género de la salsa en el espectáculo “Mi trayectoria”, que sirvió, además, para advertirles a sus seguidores que aún le queda voz y sabor rítmico para su regreso a la música.

Seguramente, el público salsero resintió no poder bailar con libertad en la sala de festivales del Centro de Bellas Artes de San Juan, no obstante, por más de tres horas, los que casi llenaron el recinto disfrutaron y cantaron los éxitos de los 70, 80 y 90 del artista.

La velada, que combinó la salsa y el bolero, fue similar a un encuentro entre viejos amigos, pues el vocalista contó anécdotas, recordó sus logros y explicó el origen de los temas. En su viaje musical, Lalo Rodríguez rememoró las épocas en que colaboró con el músico Eddie Palmieri, la orquesta de Tommy Olivencia, la banda Puerto Rico All Stars y su etapa como solista.

El cantante aprovechó también el escenario para celebrar que en estos momentos las drogas son un asunto del pasado y para pedirle perdón a su esposa Wanda Torres, con quien restableció su relación tras enfrentar la justicia por un caso de violencia doméstica.

Desde las 9:00 de la noche, se escuchaba el sonido de la clave en señal de que querían ver al artista justo en la hora pautada del concierto. Pero, 15 minutos después, Lalo Rodríguez apareció en el centro del escenario e inmediatamente recibió un fuerte aplauso de un público que no lo pensó dos veces para levantarse de sus sillas. Fue una calurosa bienvenida.

“Espero que sea una noche inolvidable para todos. Gracias por regalarme el honor de su presencia”, dijo el intérprete, de 54 años, quien estuvo acompañado por una orquesta de 15 músicos, dirigidos por Manuel García.

“Nada de ti” inició el repertorio de 23 canciones que contaron con el talento de un grupo de bailarines.

El espectáculo tuvo un orden cronológico al comenzar con composiciones como “Nunca contigo” de la época en que formó parte de la orquesta de Eddie Palmieri en la década de 1970. “Arranqué con el pie derecho porque nos ganamos un Grammy”, dijo en referencia al éxito del disco “The Sun of Latin Music”.

De los años en que estuvo junto con Tommy Olivencia, el cantante interpretó “Vengo del monte” mientras se paseaba por una escenografía sencilla con cinco columnas y unas luces que simulaban estrellas, que pretendía recordar el ambiente de sitios de baile como el Club Tropicana, como señaló.

Entre las muchas conversaciones con sus fanáticos, Lalo Rodríguez habló sobre sus esfuerzos para lucir bien, después de los altibajos de los últimos años. “Cuántos se alegran de que sea transparente (mostrando una botella de agua). No hay cosas imposibles, sino hombres incapaces”, dijo al señalar que el alcohol y las drogas no forman parte de su vida.

En su recorrido, el artista hizo otra parada en los años 80, cuando decidió probar suerte como solista. Del disco “Simplemente Lalo”, escogió canciones como la salsa “Si no hay material” y el bolero “La última”. En este último se lució con su interpretación.

“Me tienen temblando”, confesó por las veces en que la gente se ponía de pie o le gritaba: “Usted es el caballo” y “Eres el mejor”.

Después de un descanso, en el que  dejó a uno de los bailarines recitando poesía negroide, el cantante retomó el escenario con “Las mujeres” y “Máximo Chamorro”, de los más aplaudidos por el público.

“Hace un par de años estuve envuelto en una disputa con mi esposa y públicamente le pido perdón. Gracias por ser una mujer comprensiva y tolerante en 30 años que llevamos juntos”, comentó mirando a su esposa.

El tema “Ven devórame otra vez”, uno de los más conocidos, lo escogió para cerrar la década de los 80 y luego repasar los 90, cuando tomó una pausa musical. “Mi trayectoria” finalizó con “Jamás olvides”, el último tema que el público escuchó en la radio, según dijo, en el 1997.

Pero lo nombró como el último como parte de un decir, pues se despidió con la promesa de regresar a esa misma tarima con un disco nuevo que podría lanzar este año.

Repertorio:
“Nada sin ti”
“Nunca contigo”
“Deseo salvaje”
“Oye lo que te conviene”
“Vengo del monte”
“Mi ritmó llegó”
“Desilusión”
“Alianza de generales”
“Si no hay material no hay coco”
“La última”
“Las mujeres”
“Máximo Chamorro”
“Pilón de machacar”
“Recuerdo escolar”
“Lo que fuiste para mí”
“La promesa de Dios”
“Ven devórame otra vez”
“Pero llegaste tú”
“De vuelta a la trampa”
“Esta noche dormiré contigo”
“Estaré contigo”
“Aunque lo dudes”
“Jamás olvides”

Comments (0)