8 dic. 2012

Esa mañana lloramos todos



Recuerdo la mañana del 9. Siempre que el horario de la Universidad me lo permitía oía "Las Mañanas de El Veco". Esa mañana, no recuerdo por qué, había salido con mi viejo a ver un tema del Club de Leones al cual ellos pertenecían.

No puedo olvidar la voz quebrada del periodista uruguayo, a través del radio del VW, cuando la noticia cubría de tristeza al deporte peruano y mundial.

El Fokker con el equipo de Alianza Lima había caido al mar momentos antes del aterrizaje del vuelo de regreso de Pucallpa, la noche del 8 de Diciembre de 1987. 25 años atrás.

En ese accidente se fue buena parte de una generación de futbolistas que debía tomar el relevo de los mundialistas de Argentina 78 y España 82. Bustamante, Escobar, Casanova y compañía, liderados por el recodado 'Caíco' Gonzales Ganoza y con la mano maestra de Marcos Calderón Medrano, el mejor entrenador peruano de todos los tiempos.

No puedo decir que con ellos el fútbol peruano no se habría hundido en esa nefasta época de derrotas y desilusiones que ya por entonces empezaban. Nunca se sabrá. Lo cierto es que eran jóvenes con futuro.

Los días siguientes fueron tristes. Las noticias a través de Ovación de Pocho, ver a los familiares esperando que el mar les regrese los cuerpos de los fallecidos, la impotencia del ser humano ante la desgracia y la pena que nos alcanzó a todos, colores deportivos aparte. Es por eso cada vez que tomo un vuelo procuro hablar con quienes amo. Háganlo, uno nunca sabe.

Veinticinco años después de la tragedia del Fokker va mi recuerdo de esa triste noche del 8 y mañana del 9. La congoja fue de todos. Lo digo como hincha de la U.

Comments (0)