1 jun. 2012

Rafael Ithier: " La Salsa está en auge, la crisis es de la economía"



Fuente: Peru21. Por Gonzalo Pajares


El Gran Combo es una de las orquestas salseras más importantes de la historia. Dirigida por el gran Rafael Ithier, llega desde Puerto Rico a celebrar sus 50 años. Hoy estarán en Ica; mañana, en Chiclayo; el 4 de junio, en Huancayo; el 8, en Arequipa, y el fin de fiesta será este 9 de junio en el Estadio Nacional, donde serán secundados por Los Adolescentes y por Maelo Ruiz. A bailar. Entradas: Teleticket.

¿Qué siente cuando escucha la palabra ‘salsa’?
Me siento un ciudadano del mundo. Lo que hoy llamamos salsa siempre ha sido música tropical. Solo se le ha cambiado el nombre, pero la música es la misma. La música, además, es un idioma universal, y la salsa, al ser una de sus manifestaciones, también lo es.

Su instrumento es el piano…
Empecé tocando el contrabajo pero, como era un hombre muy finito y el contrabajo pesaba mucho, cambié de instrumento gracias a una hermana que me compró un piano. La verdad, más que tocarlo, le daba de macetazos (ríe). Aprendí un poquito y, poco a poco, me familiaricé con el instrumento. Soy un autodidacta y hago lo que se me ocurre. Eso sí, al piano yo no lo conozco ni creo que lo sepa tocar (risas). Lo hago solo para llenar el expediente (ríe).

¿Qué tan importante ha sido el piano para la salsa?
Alrededor de 1936-1937, en la orquesta cubana Casino de la Playa, se destacó el gran Miguelito Valdés, quien fue quien introdujo los solos de piano en la música tropical. Estos se pusieron de moda y, así, el piano se integró a la orquesta salsera.

Si no es un buen pianista, reconocerá que sí es un buen director de orquesta…
Soy un buen organizador. Estuve dos años en el Ejército y allí me hice muy disciplinado. Y esto lo he aplicado en mi vida y en la música. Esto caló en mis compañeros, quienes tienen un gran sentido de responsabilidad.

Discúlpeme el prejuicio, pero yo no me imagino a un salsero como el rey de la disciplina…
(Ríe). Ese prejuicio va en contra de todos los músicos, no solo de los salseros. Sucede que nuestro trabajo está vinculado con el placer, por eso damos la impresión de que las cosas no nos importan mucho. Pero no es así, nuestro oficio es como cualquier otro. También es una cuestión de juventud pues cuando uno crece se da cuenta de que hay que ser responsable con uno mismo y con los demás.

La salsa está asociada al baile, a la fiesta, a la diversión, a territorios placenteros…
Seguro. En nuestro ambiente se invitaba a las mujeres para que estas atrajesen a los hombres a los locales donde tocábamos. La música, pues, se presta al placer, pero no es solo la salsa, es la música (ríe).

¿Cuál es el aporte de El Gran Combo a la música?
Nuestro aporte a la música latinoamericana, a la música popular, es nuestra gran organización, nuestra disciplina, nuestra permanencia. Nosotros somos un grupo responsable con su trabajo. No en vano estamos cumpliendo 50 años. Esta carrera ha sido bastante difícil, pero hemos sabido compaginar nuestras afinidades, tanto así que aquí no hay figuras individuales. Aquí, la estrella es la orquesta. Además, para nosotros, vacilarnos es trabajar. Claro, nos tomamos unos traguitos de pisco, pero siempre salimos a tocar… y a tocar muy bien (ríe).

Don Rafael, no negará que han hecho buena música…
(Ríe). Gracias. Muchos dicen que es buena, pero también tenemos nuestros detractores. Somos unos agradecidos pues el premio más grande que hemos recibido es el cariño de la gente. Trabajamos para satisfacer al público, pero nunca fuimos chabacanos, hirientes. Tocamos para divertir a la gente, hablándole de su mundo cotidiano, evitando el panfleto, hablándole a su sensibilidad, no hiriéndola.

¿Ya pasó el mejor momento de la salsa?
Te respondo así: acabamos de hacer una gira por todo EE.UU. Esta semana estaremos en Perú; luego vamos a Colombia, a Ecuador. Más tarde vamos a Puerto Rico y a México. Después estaremos en Australia, Singapur, Corea, Japón, Hong Kong. De regreso pasamos por Madrid, Estocolmo y Estambul. Dime, ¿esto muestra una crisis de la salsa? Lo que está mal es la economía. Hoy no hay promoción, no se graba ni se sacan discos como antes por la piratería. Esto impide que las orquestas nuevas, muchas de ellas fabulosas, tengan el impacto que merecen. Y los malos tiempos no son solo para la salsa… ni Madonna vende como antes. La música está bien, lo que está en crisis es el negocio. Y a nosotros nos va bien, primero, porque somos El Gran Combo; segundo, porque cumplimos 50 años.

¿Cómo ve a la gente y a la música peruanas?
Ustedes tienen un folclor que es una maravilla y unos músicos fabulosos. Si me ponen dos guitarras y a Eva Ayllón cantando, soy feliz y no me muevo del lugar jamás (risas).

AUTOFICHA

- El Gran Combo cumple 50 años. Tiene músicos que están aquí hace 42 años, hace 38, hace 32. Y estamos vigentes porque somos una figura colectiva, no individual.

- Hemos tocado en Trujillo, en Iquitos, en Ica, en Arequipa, en Lima, y hemos comprobado que los peruanos conocen de salsa. Esto nos emociona.

- Tito Puente, Tito Rodríguez, Santos Colón, Miguelito Valdés, Arsenio Rodríguez y la Fania son algunos de los pioneros de la salsa, unos grandes. Por ellos estamos aquí.

Comments (0)