25 may. 2012

Nueva edición del Congreso de la Salsa en Los Angeles



Fuente: Prensa Asociada

La salsa resurgirá en Los Ángeles este fin de semana, cuando El Gran Combo, Luis Enrique y Oscar D'León toquen en el Conga Room mientras decenas de bailarines de los cinco continentes participan en un concurso mundial en honor al género musical.

La ocasión será el 14o Congreso de la Salsa en Los Angeles, parte de una competencia global que el promotor de ascendencia puertorriqueña Albert Torres creó en 1998 en esta ciudad. Torres planea realizar este año decenas de concursos en 42 ciudades de los cinco continentes. El ganador de cada competencia pasará a la justa mundial que se realizará a mediados de diciembre en Miami.

En el concurso, que arranca el viernes, participarán bailarines de Australia, China, Dubai, Italia, India, Israel y Japón. Otros vienen de Puerto Rico, República Dominicana, Cuba, México, Estados Unidos y Venezuela.

La competencia incluirá coreografías modernas, cuyo estilo no es muy bien visto por D'León, quien dijo el jueves que "han desvirtuado bastante lo que es el baile de la salsa".

"Lo que hace falta son bailadores de aquellos ... Hoy es más piruetas, tipo circo, que las figuras bailables clásicas, que todavía se mantienen en Puerto Rico, pero en otros países se ha desvirtuado bastante lo que es el baile de la salsa", dijo el músico en conferencia de prensa. "No hay eso que se disfrutaba antes. Ahora hay que buscarlos con lupa. A ver si este comentario puede llamar a conciencia, para que entren en riel (piensen) y bailen como es la salsa".

El congreso de tres días también incluirá talleres de baile y un puesto de ventas de discos de Fania Records. El concurso se realizará en más de 6.000 metros cuadrados del hotel Bonaventure, en el centro de la ciudad, a unas calles de donde se presentarán los conciertos.

Torres había usado antes el famoso hotel pero no en una extensión tan grande. También había traído a rumberos prominentes, como Cachao, Los Van Van, La Orchestra Aragón, Eddie Palmieri, Larry Harlow y Cheo Feliciano, pero nunca tres luminarias a la vez.

Su deseo de convertir el congreso en prácticamente un festival deriva de su amor por el género de la salsa y Los Angeles, su hogar desde hace más de 30 años. De todas los congresos o concursos de salsa, el de Los Angeles es su favorito.

"En Los Angeles hice mi primer concurso de salsa. Es mi 'baby''', explicó Torres en una entrevista telefónica desde Holanda, donde realizaba su segundo concurso del mes. "También he sido bailarín y sé lo que se siente cuando no hay oportunidades ni respetan tu arte. Eramos los últimos en ser pagados y comer. Cuando terminé de bailar decidí crear un espacio para bailarines y quizás realizar mi sueño y el sueño de ellos y darles oportunidades".

Torres, quien dice llevar 26 años sobrio y haber estado al borde de la muerte en varias ocasiones por el consumo de drogas, agregó que también realiza los concursos como una forma de agradecimiento a la vida.

"El baile me salvó. Cada día que me levanto, me encanta vivir. Es un privilegio estar vivo", dijo el promotor de 55 años. "Ahora que he ganado un poquito de dinero, quiero hacer realidad mi sueño de subir a la tarima y anunciar a Oscar D'León, El Gran Combo, Luis Enrique y que toquen tres horas, pagarles y pagar por la exclusividad de tenerlos. Será un honor poder hacerlo".

Comments (0)