26 may. 2012

Lo último sobre Andy Montañez



Fuente: Inter News Service. Por: Edgar Torres

El salsero Tito Rojas visitó hoy, viernes, a su entrañable amigo y colega, Andy Montañez, en el Hospital Pavía, en Santurce.

“El Gallo Salsero” embromó, pero también lloró, al enterarse que “El Niño de Trastalleres” al fin ya -a principios de la próxima semana- podrá marcharse para su hogar luego de haber sido operado ayer, jueves, en el empeine del pie derecho.

Rojas se emocionó al confirmar que Andy se encuentra más animado y recuperado.

El intérprete de "Julia" tuvo que ser intervenido quirúrgicamente otra vez, porque el tejido sintético que le habían colocado era muy delgado y podría traer riesgos, según narró su esposa Xiomara Acuña a la agencia Inter News Service (INS).

Andy Montañez sufrió un accidente en Colombia el pasado 30 de abril.




Fuente: Primera Hora, Puerto Rico. Por: Frances Tirado

Andy Montañez, quien será dado de alta la semana próxima del Hospital Pavía, en Santurce, tiene hambre de trabajar y también de deleitarse con una chuleta can-cán.

“¡Tengo un bajón de colesterol!”, confiesa en entrevista con Primera Hora el salsero puertorriqueño, quien lleva 18 días recluido luego de haber sufrido hace varias semanas un accidente automovilístico en Colombia.

El intérprete tiene pautado el concierto de celebración de sus 50 años en la música para el próximo sábado, 14 de julio, en el Coliseo de Puerto Rico, en Hato Rey.

Andy está motivado tras la cuarta operación que se le realizó el jueves en el empeine de su pie derecho, donde se le puso tejido de su muslo para que la cicatrización en esa área sea más efectiva y no tenga complicaciones. Es que, con el injerto de piel de intestino de cerdo que se le había puesto hace varios días, corría el riesgo de que se creara una fisura.

“¡Tengo unos deseos de comer colesterol a millón! ¡Estoy loco por comerme una (chuleta) can-cán! Mi madre (Celina Rodríguez) dice que cuando salga me hará un bacalao (que es el plato favorito que le hace su procreadora)”, el artista, quien está tan animado que se afeitó y acicaló la barba sin asistencia.

En cuanto a su estado anímico, asegura mantenerse optimista. “Me siento superbién. El cambio ha sido drástico, muy fuerte, pero ya me siento mucho mejor”, describe.

Agrega que el buen trato de las enfermeras y doctores ha hecho que su estadía sea menos difícil en el sanatorio, al que llegó el lunes, 7 de este mes, procedente de Colombia, donde sufrió el accidente de tránsito la madrugada del 30 de abril.

Andy Montañez brindó el jueves junto con su esposa Xiomara Acuña, porque todo salió bien con su cirugía del pie derecho.

Acuña, con copa de vino en mano –mientras que su esposo tomaba jugo de arándano–, comenta a Primera Hora que les sobra el ánimo.

“Comimos ensalada con pollo y brindamos porque ya estamos viendo la luz al final del túnel. Estamos felices”, expresa Xiomara Acuña.

Pese al entusiasmo, Andy Montañez confesó a este diario que cuando los cirujanos Gabriel García Talavera y Sandy González le comunicaron que había una cuarta operación, se cuestionó “por qué, si lo otro funcionaba muy bien”.

Narra que la explicación que le dieron los médicos es que “esa piel era más frágil y, al estar expuesta al zapato, la piel de uno mismo es más resistente”.

“Eso me convenció”, afirmó.

Menos dolor
Respecto al dolor, dice que es minímo, por lo que se encuentra “positivo a millón y con unos deseos de volver a mi trabajo, a los proyectos que tengo, que son bastantes”.

Además, está deseoso de iniciar los ensayos para su concierto Los 50 años de Andy Montañez en la salsa.

Tan pronto salga del hospital tendrá que reposar dos semanas en su residencia, donde será sometido a ejercicios y terapias para poder continuar con su vida normal.

“Camino con un andador mientras la cicatriz cure y no duela tanto. Después me imagino que estaré con un bastón para poder caminar con los zapatos”, explica el vocalista con el carisma que lo caracteriza.

¿Quiénes de la música lo han visitado?
Tanto fanáticos y desconocidos como colegas se han dado cita en el hospital para demostrarle su cariño y admiración, así no lo puedan ver por estar restringidas las visitas.

Los cantantes Gilberto Santa Rosa, Jerry Rivas –vocalista de El Gran Combo de Puerto Rico– y el trompetista Humberto Ramírez sacaron de su tiempo para expresarle su apoyo en este momento de prueba del “Niño de Trastalleres”.

El director Luis Perico Ortiz no ha podido visitarlo, por lo que lo llamó por teléfono.

Los hijos del artista, en tanto, también lo han visitado, así como varios de los músicos de su orquesta, entre ellos el saxofonista Rubén Ríos, el trompetista Julio Avarado y su director musical y pianista, Pedro de Jesús.

Comments (0)