6 oct. 2011

Ismael Miranda cocina otra Salsa


Fuente: El Nuevo Día, Puerto Rico. Por Patricia Vargas Casiano

El cantante Ismael Miranda conoce muy bien lo que es ser un adicto a las drogas. Lo vivió en carne propia en su juventud y no quisiera ver a otros pasar por ese martirio.

Con ese precedente en mente, el salsero eligió como primer corte de promoción el tema “Francotirador”, incluido su más reciente producción “Aferrado a ti”.

Una letra fuerte, con un mensaje que busca llegue directo al corazón tanto del adicto como del que lo rechaza.

“Me gustaría que el mensaje llegara a miles, pero con que un solo adicto busque ayuda para dejar la droga al escuchar la canción, me sentiré que habrá valido la pena mi labor”, confesó el cantante.

El artista asegura que aunque el tema le choca, por lo fuerte de su contenido, busca que el mensaje llegue a la juventud.

El tema de Harold Acevedo narra la historia cruel de un joven adicto que no logra vencer el vicio. “Le recomiendo a alguna persona que tenga un hermano, un hijo adicto y que lo tenga medio abandonado que vaya y lo busque. Todo el mundo tiene el deseo de crecer, lo que pasa con estas personas es que han sido marginadas, al igual que han hecho con los que tienen sida. Hay que decirles ‘yo te amo, te quiero’, porque esa gente lo que tiene es una enfermedad y la metadona lo que hace es matarlos”.

Ismael Miranda, quien hace seis años se convirtió en cristiano, ahora piensa qué hubiera sido de él si no es por una persona que le tendió una mano para sacarlo del vicio. “Cuando escucho la canción siempre se me sale una lágrima porque fui tocado por eso (la droga) y sé lo que es eso, nadie tiene techo de cristal. Me duró unos cuantos años y un amigo me ayudó a salir, me puso en un lugar en su casa durante doce días para romper el vicio. No es difícil si uno tiene en su corazón la firmeza de querer dejarlo. Ahora veo que en la vida Dios tiene un propósito para todos. Yo caí equivocadamente en las garras de la droga por seguir lo que hacían algunos amigos. En aquellos tiempos mis padres me dejaban solo mucho tiempo porque se fueron a Nueva York a trabajar, a buscar una mejor vida, pero el Señor me ha dado la oportunidad de ayudar a otros”, indicó.

El llamado “El niño bonito de la salsa” estuvo 13 años trabajando con los hogares CREA y en los próximos días los va a acompañar en una cruzada que llegará al Capitolio de Puerto Rico.

“No me gusta hablar de las cosas que hago, pero he ayudado a muchos compañeros a salir del problema. He logrado bastante, antes iba a Isla Vírgenes y a todas partes de la Isla. Como soy artista, los muchachos se identifican con uno”.

“Aferrado a ti”, es un disco de corte cristiano y social que marca un antes y un después en la carrera de Ismael Miranda al convertirse en el primer producto de su casa discográfica, IM Records. Un material bien cuidado, escrito por colegas suyos como Domingo Quiñones, Víctor Manuele, y con Gilberto Santa Rosa en los coros. Colaboran además, René González, Manuel García y Juan José Hernández. Este último escribió el tema “Padre, hijo” dedicado a la familia, ya que Miranda está tan aferrado a su esposa y a sus hijos como a Dios, según dijo el artista que tiene en su haber 46 años de carrera y 87 discos.

Confeso Ismael que tiene nuevos bríos porque ha aprendido a vivir diferente con la fe puesta en Dios. Vive en el campo con su esposa y ya cuatro de sus cinco hijos están casados. “Ahora se me casa el más chiquito, Israel, el 12 de noviembre. En los últimos tiempos he aprendido muchas cosas que me hubieran servido en mi juventud, pero todo viene en su momento. El aprender a esperar, pacientemente, es un don de Dios”.

Encaminado Domingo

“El ojo del huracán” es la aportación de Domingo Quiñones al álbum de Ismael Miranda.

“Le salió una celulitis y lo operaron, ya está en su casa y ahora se va de viaje con su esposa para Florida donde va a estar por un tiempo. Sigue trabajando, hay pastores que lo están visitando, salió de sus problemas y está trabajando en su próxima producción. Así que ya está encaminado, está bien y puedo dar fe de eso, lo amo y amo a su familia. Domingo es un talentazo como pocos, una dulzura y un trabajador incansable.

Comments (0)