30 sept. 2011

Hermano Héctor



Héctor es ese hermano mayor que no tuve. Por la edad bien puede tratarse de un tío, pero prefiero pensarlo como un hermano. Ese que uno imita y sigue por admiración, porque "respira debajo del agua".

Lavoe es el que tiene "tres razas" (jíbaro, taíno, niche), el de "cinco ocho" de estatura, el que le dijo a Hugo Abele: "Perú, me inyectaste", durante esas noches inolvidables de la Feria del Hogar del 86 que confirmaron mi afición por la Salsa para siempre.

Mi Hermano Héctor personificó a la Salsa como pocos. Esa dualidad "alegría-tristeza" que marcó su vida es estremecedora, cautivante, tierna y chocante a la vez. "Nadie sabe mi dolor, es que me conocen poco" cantaba. No era el mejor pero era "El Cantante de los Cantantes".

A Héctor "lo conocí", quinceañero yo, en la tarima del Gran Estelar, en medio de esa muchedumbre, Su Gente, que en multitud fue a verlo y a ovacionarlo, a cantar con él. Es ahí donde "lo adopté" como mi "Hermano/Sonero Mayor".

Luego pude conocerlo un poco más, leyendo, escuchando las grabaciones en vivo que llegaban de El Corso o el Red Parrot y, años despues, conversando con mis dos grandes amigos Eddie Montalvo y Gilberto "Pulpo" Colón, su conguero y su pianista por muchísimos años.

Hoy día Héctor Juan Pérez Martínez cumple 65 años. Si todo fuera diferente me lo imagino viniendo seguido al Perú, invitado a grabar por Calle 13 o Tego y re-unido con Willie Colon. Pero como no es así, lo mejor que podemos hacer es escuchar su música, poner sus discos y disfrutar su "canto con pantalones".

Me van a disculpar que cierre la nota, volviendo a poner el video del año pasado. Es que ese "Plato de Segunda Mesa" es uno de mis temas favoritos de toda la vida, el último hit de Lavoe, escrito por otro genio de la Cultura Popular de América Latina: Catalino Tite Curet Alonso.

Vean la cámara única siguiendo a toda la orquesta, la actitud de un Héctor ya disminuido físicamente, empezando la recta final de su vida, pero cantando con ese estilo de siempre, cigarro en mano. Sólo la Salsa y Lavoe pueden generar esa alegría y feeling simultáneos ("Doy placer y en reverso yo no pido nada"). Notable.




Gracias Hermano y Feliz Día.....

Comments (0)