6 jun. 2011

El día siguiente


Ha terminado una de las campañas políticas más enconadas que recuerde. Las ambiciones personales y la falta de unión de un sector de nuestros “líderes”, o de los que se proponían serlo, nos llevaron a una segunda vuelta donde predominaron el miedo, la intolerancia, el racismo… Si no pensabas como yo, o eras un “corrupto” o un “ignorante”.

Tenemos un nuevo Presidente y a todos nos debe convenir que lo haga bien, que no cometa estupideces, que mantenga lo bueno que hay que mantener y que corrija lo mucho que deba corregirse.

La mayoría decidió. Respetemos esa decisión. El Perú no termina hoy. Lo que ha terminado es este tiempo de encono entre compatriotas. Reconciliémonos con el que pensó diferente y seamos vigilantes para defender lo obtenido hasta hoy

Comments (0)