21 may. 2011

Ismael Miranda en Panamá

Panama Digital

Ismael Miranda, “El Niño Bonito de la Salsa”, regresó a Panamá luego de dos años de ausencia para presentarse hoy en la discoteca Habana Panamá.

Conversamos con el sonero, quien aseguró que desde hace seis años está en la iglesia , pero no por eso ha dejado de hacer la única cosa buen que hacía en su pasado: la salsa.

También habló de la segunda producción cristiana que está realizando, la misma lo traerá de vuelta en noviembre, ya que tendrá un concierto en la iglesia Casa de Oración.

Miranda no quiere dejar de hacerle honor a su apodo, por eso reveló que se hizo “unos detallitos” (cirugías) en la barbilla y en la bolsa de los ojos.

A pesar de ser llamado “El Niño Bonito de la Salsa”, en la vida de Ismael Miranda no todo fue lindo.

Hace seis años la vida de este salsero era muy parecida a la de muchos cantantes, envuelta en alcohol y cosas de la calle, como el mismo las llamó.

Hoy asegura que es un hombre distinto, feliz en los caminos de Dios y que en agradecimiento con el padre viaja de país en país para testificar lo que ha hecho en su vida.

Como parte de su vida cristiana la ex estrella de la Fania regresará a Panamá en noviembre, para ofrecer un concierto en el templo Casa de Oración Cristiana. No quiso dar más detalle, ya que eso lo hablará su pastor en Panamá, Hermes Espino.

En dicha presentación no interpretará “María Luisa” sino los éxitos cristianos que ha grabado, está por producir su segundo disco.

Sigue siendo el “Niño Bonito”
El artista que este domingo cumple 18 años de casado con su segunda esposa nos reveló que en su aspecto de niño no todo es natural, se hizo “algunos detallitos en la barbilla y en la bolsa de los ojos”.

Miranda se presenta hoy en la discoteca Habana Panamá, junto a la orquesta panameña La K-shamba. Los boletos están en 80 dólares por persona y 100 la pareja.

Día a Día:
El intérprete de "María Luisa", Ismael Miranda, quien se presentará hoy en la discoteca Habana Panamá, nos confesó que se hizo pequeñas cirugías en la cara.

No es cuento, a "El Niño Bonito de la Salsa" le dieron una manito para poder seguir manteniendo su apodo; dice que le hicieron pequeños detalles en la barbilla y en la bolsa de los ojos. Mientras que a su cutis, le pone mucho cuidado, por eso su alimentación es muy balanceada.

Por otro lado, confesó que desde hace seis años está en los caminos de Dios, y que por eso regresará en el mes de noviembre para dar un concierto en el templo Casa de Oración Cristiana.

Y para los que se preguntan si dejará de cantar sus grandes éxitos dijo que eso es una de las pocas cosas de su pasado que sigue haciendo, y que cuando el Señor así lo disponga dejará la música secular del todo.

También manifestó que viaja de país en país testificando lo que Dios ha hecho en su vida; recalcó que su cambio fue total.

Comments (0)