2 abr. 2011

Gilberto Santa Rosa, bolerista de corazón

Fuente: Primera Hora, Puerto Rico. Por: Frances Tirado

El primer contacto con la música que tuvo en su niñez el sonero Gilberto Santa Rosa fue con el bolero bailable que tocaban las orquestas, siendo su principal figura musical El Gran Combo de Puerto Rico.

“Yo estaba en la escuela elemental, en mi casa había música de Latinoamérica y en la televisión en los años 60, Puerto Rico era una meca musical. Pellín Rodríguez y Andy Montañez que tenían la virtud de interpretar boleros magistralmente y El Gran Combo interpretaban boleros que eran éxitos”, cuenta a Primera Hora.

Curiosamente su primera experiencia como cantante no fue en la salsa sino entonando boleros en las actividades de su escuela junto con Cheíto Cruz, quien tocaba guitarra y hacía segunda voz, ya que su influencia como músico aficionado eran las voces en los tríos.

“Cheíto Cruz era mi segunda voz y él es la primera voz de trío y no sabía que él tenía esa voz tan bonita hasta adolescentes que nos encontramos”, narra.

“El Caballero de la Salsa”, narra con emoción que “me llamaban para los programitas y cantábamos boleros de despecho de Felipe Rodríguez, y la maestra nos regañaba por estar cantando canciones de barras. Y ahí me fui enamorando de los boleros y para el año 1970 cuando Tito Rodríguez hizo su programa en la televisión me enamoré de los boleros”, indica.

Durante su crianza, dice, el bolero gozaba de éxito y se escuchaba en la radio. Además, muchas de las orquestas salseras y los cantantes solistas tenían grandes éxitos en bolero en el hit parade para los 70. Un ejemplo de eso fue Ray Barreto, quien pegó el tema Alma con alma; y Cheo Feliciano, a quien describe como “otro fenómeno que se pegó como solista con boleros” .

Para la voz de Un amor para la historia y Que alguien me diga, “la balada romántica tiene corazón de bolero según mi criterio, no soy experto. El bolero es como fuente de todo lo que llegó después. Lo reintegré a mi repertorio, aunque en las últimas versiones son boleros con traje de baladas”.

Recalca no considerarse baladista sino que “canto boleros. Si es una buena canción va a llegar al corazón de la gente en cualquier estilo. Todo aquel que se ha ido por esa senda ha tenido éxito porque la música buena va a tener éxito como un buen reguetón, una buena canción, un buen rock o un buen bolero”.

En cuanto a su admiración por la música de Tito Rodríguez, indica que “él representa mi música, y al estudiar su música descubrí que el bolero lo ayudó a internacionalizarse”.

Comments (0)