29 oct. 2010

Solidaridad con José Alejandro Godoy


El Salsero se solidariza con el blogger José Alejandro Godoy (Desde el Tercer Piso) y lamenta la decisión del Poder Judicial y su injusta sentencia a Godoy de tres años de cárcel, 300 mil soles de multa y 120 días de labor social.



29.10.10

La batalla Godoy

En Perú vas a la cárcel por linkear.

Eso es lo que pretende la jueza Flor La Rosa La Rosa del 33º Juzgado Penal de Lima, quien ha sentenciado al bloguero José Alejandro Godoy, autor de "Desde El Tercer Piso" a 3 años de cárcel suspendida y pagar 350 mil soles que son aproximadamente 125 mil dólares. ¿El delito? Incluir links que cuestionaban actividades del ex-ministro Jorge Mufarech en un post del año pasado.

De no tener éxito la apelación que ha realizado la defensa de Godoy, el fallo sentará un pésimo precedente para la libertad de expresión, creando una jurisprudencia sumamente restrictiva y asfxiante.

Atención. Esta es una batalla que nos concierne. Para los peruanos es una parte provinciana pero espacialmente inmediata de un peculiar y contemporáneo conflicto. Me refiero a una suerte de no declarada "Guerra Mundial" entre las nuevas herramientas que provee Internet al individuo y las plutocracias, los oligopolios informativos y los autoritarismos de todo espectro ideológico.Simultáneamente a la injusta sentencia contra un bloguero peruano, en todas partes del mundo el statu quo lanza ofensivas contra la inminente realidad del individuo empoderado. Toma la forma de la ley HADOPI, del ACTA, de los proyectos contra la neutralidad de la Red, de las murallas de información ya no solo en países como China, ¡sino en democracias como Australia! o del acoso al incómodo Wikileaks. Muchas veces no conforman una reacción organizada, pero sí poderosos coletazos de un viejo lagarto cuyo siglo ya pasó.

Los blogs, los tuits, los wikileaks y etcéteras 2.0 no bastan para cambiar lo injusto y reformar lo torcido, pero constituyen una válvula antes inexistente de intercambio de información y de hacer sentir incómodos a quienes anteriormente se sentían invulnerables. Y no podemos dejar que nos la quiten. Desde pequeñas batallas como las que suceden en nuestro país tenemos que recordar lo que se juega. No es solo el infortunio inmerecido y judicialmente avalado de un bloguero. Son libertades elementales incluídas en herramientas nuevas que la población poco a poco está comenzando a utilizar.

¿Exagero? El IPYS ya se pronunció.

A iniciativa de Pamela Costa, enlaces acogidos en unas palabras de aliento para José Alejandro:

fuerzagodoy fuerzagodoy fuerzagodoy

La batalla recién comienza. FTW!

Comments (0)