9 abr. 2010

El Gran Combo firma autógrafos


Fuente: Primera Hora, Puerto Rico. Por: Héctor Aponte Alequín

Convertir cada disco en un clásico y cada encuentro en un recuerdo inolvidable es una de las características distintivas de El Gran Combo de Puerto Rico, según expresaron a Primera Hora decenas de fanáticos ayer jueves.

A las 6:00 de la tarde, se contaban más de 70 en una fila ubicada frente al primer nivel de JC Penney, en Plaza Las Américas, en Hato Rey, donde varios músicos miembros del grupo firmaron autógrafos en pósters y ejemplares de su nuevo disco, Sin salsa no hay paraíso.

La ausencia del director, Rafael Ithier, fue lamentable para muchos de sus seguidores, como Tito Matos Sánchez. “Ése es el maestro de maestros. Están sonando muy bien con (el pianista) Willie Sotelo, pero la preocupación de nosotros, los salseros, es que Ithier se nos vaya”, estableció Matos.

“Don Rafa”, como se le conoce de cariño al director, sufrió de un bajón de azúcar recientemente durante la presentación oficial del álbum.

Matos, de Vega Baja, entiende que Sin salsa no hay paraíso es “una excelente producción” y, al igual que cinco presentes más, señaló como un “futuro clásico” la canción Es la mujer, precisamente una composición de Sotelo.

“El jefe (Rafael Ithier) está bien, pero sus médicos le recomendaron descanso y no ha podido venir estos días a las actividades de promoción, pero pronto estará con nosotros. No hay duda de eso”, aseguró Willie a este diario.

El tecladista indicó que se están negociando otros in-stores en diferentes partes de Puerto Rico este fin de semana y que la agrupación tendrá una gira de cinco días la semana entrante en Estados Unidos.

Sobre las alabanzas a Es la mujer, destacó sentirse complacido. “Es un tema contra la violencia doméstica. Se me ocurrió que nosotros podíamos ser vehículo de un mensaje tan importante. Se la presenté como cualquier otro compositor a Don Rafa y él dijo que sí”, relató Sotelo.

“Pueden cambiar distintas piezas dentro del grupo, pero Ithier es Ithier, su constancia es inigualable”, opinó Miguel Velázquez acompañado de sus pequeños hijos, Ian y Amanda.

A las 6:50 de la tarde, más personas seguían llegando a la tienda mientras los empleados de establecimientos contiguos bailaban al ritmo de la salsa gorda del Combo.

Comments (0)