30 jun. 2009 0 comentarios

Una más sobre Héctor... por Umberto Valverde de Colombia

Colombia es otro país en el que Héctor Lavoe genera verdadera devoción entre los salseros. “El Cantante” tuvo una especial relación con este país, llegando incluso a radicar por unos meses.

Este pasaje en la vida de Lavoe, lo mismo que un comentario sobre la película que sobre su vida realizaron Jennifer López y Marc Anthony, es tocado en el siguiente artículo por el caleño Umberto Valverde, con quien estamos de acuerdo 100% en lo injustas que resultan las “biografías oficiales” de Héctor al no reseñar sus significativas estancias y actuaciones en tierras colombianas y peruanas.

Agradecemos a Eric Gonzalez e Israel Sánchez-Coll del web Herencia Latina por la autorización para publicar la nota


MIS RECUERDOS INTIMOS DE HÉCTOR LAVOE
POR: UMBERTO VALVERDE
Colaborador de Herencia Latina
Cali, Colombia

“Yo soy el cantante que hoy
han venido a escuchar
lo mejor del repertorio a ustedes
voy a brindar
Y canto a la vida de risas y penas
De momentos malos y de cosas buenas”.

Este texto sobre Héctor Lavoe, es una versión final de todo mi testimonio sobre Lavoe, retomando ese capitulo de los seis meses que vive en Cali, Colombia sobre el cual tanto se ha especulado.

La última vez que lo vi, en 1989, en la ciudad de Nueva York, fue el día de la fiesta de los puertorriqueños, en la 116. Íbamos caminando con Humberto Corredor, abriéndonos paso entre el sonido de las orquestas que sonaban en cada esquina, cuando alguien le gritó a Humberto que Héctor Lavoe lo quería saludar. Ya había pasado un año de su accidente cuando se tiró del noveno piso del hotel Regency de San Juan.

“Vinieron a divertirse
Y pagaron en la puerta,
No hay tiempo para tristezas…
Vamos cantante, comienza…”

Ahí estaba, Héctor en muletas, en una oficina oscuro, rodeado por tres personas, con el rostro desfigurado por un lado, con manchas en la piel. El rumor era que tenía sida, no por homosexual, sino por chutero, por inyectarse. Aunque me extendió la suya, no le di la mano, porque desde la mano hasta el cuello se ponían en evidencia los rastros de los cientos de jeringas que había usado en su cuerpo. Eso me produjo asco o miedo y preferí tocarle el hombro. Humberto le dijo: “Seguro que te vas a recuperar”.

“Tu amor es un periódico de ayer,
Que nadie más procura ya leer…”

La primera vez que vino a Cali se presentó en el Evangelista Mora. Yo vivía en Bogotá y Henry Holguín, director de la Revista Antena, me envió a cubrir la presentación.

Vamos a gozar un poco. Fue un sábado y Lavoe tocaba maracas, vestía un vestido verde y chaleco, se apreciaba su enorme anillo que lleva su nombre, vamos a reír un poco, ríe tu carcajada final, Héctor reía, a su lado, José Mangual Jr, bongosero y director musical, Lavoe se quita el chaleco, el sudor le pegaba la camisa a la piel, Lavoe cantaba sin esfuerzo, sobrado, estaba en la plenitud de su vida, tenía 31 años, la gente asistió como pudo, saltaron los controles y entraron a ver a su ídolo, que te pasa, estás llorando, tienes alma de papel, luego, hacha y machete, seguro, firme y decidido, casi todo su elepé, buscando una mejor sonoridad, Willie Colón ya no estaba con él, era su banda, Lavoe se secaba el sudor, tomaba aire, bebía aguardiente, casi no hablaba, sólo sabía cantar, Mentira, la trompeta triste, Salomé no está llorando el martirio de sus penas, mujer falacia, impostora de caricias, la gente gritaba, la muchachita lloraba, el negro bembón sudaba y abrazaba a su negra, el coro entraba, cambiaba de ritmo, llegaba la rumba, y de pronto, cantó Plazos Traicioneros, después del Evangelista Mora se presentó en Las Vallas, en una de sus mejores noches en Cali, Lavoe en persona, los caleños no lo podían creer, no quiso cantar Ausencia, recordó la Murga de Panamá en una improvisación que trajo a la memoria algunos apartes de Alegría Bomba E, ese inolvidable tema de Cortijo, es el final, Lavoe hizo el corte con las maracas, Lavoe por primera vez en Cali en 1977. Yo fui al hotel para hacerle un reportaje, estaba dormido y terminé hablando con Mangual Jr, con quien nos uniría la vida en muchas otras situaciones.

“Yo no soy quien llega tarde
si no que ustedes llegan temprano”.

La segunda o tercera vez que se presentó en Las Vallas, como era habitual en él porque estaba embalado y no quería cantar o se quería ir, llegó y dijo que iba a cantar dos temas, un grupo de amigos habíamos llegado desde temprano para escoger una mesa frente a la tarima, cuando se marchaba Miguel Yusti lo encuelló, y Larry Landa, su empresario, que era alto y grande, se lo quitó cuando ya lo iba a golpear, nos pidió calma y lo convenció de cantar tres temas más, aunque el incidente provocó una interrupción de una hora. Héctor era endeble, flaco, pequeño de estatura.

“Yo soy Héctor Lavoe…
Miren que musculatura
Miren que linda figura
La verdad, que yo me veo bien”

Cuando vino con la Fania en 1980, Larry Landa me invitó a Barranquilla para estar en ese primer concierto. Después, en el hotel Golf, en el amanecer del día siguiente, Héctor entró a la suite de Johnny Pacheco, donde nos encontrábamos la mayor parte de los músicos y amigos, y dijo su célebre frase que recogí en mi libro Celia Cruz: Reina rumba:
-Hay mucha estrella y poco cielo.

Todos festejaron su frase, quizás una de las pocas. Quítate tú pa' ponerme yo.

Yo había ido para conocer a Celia Cruz y Pedro Knight, con el fin de proponerles escribir mi libro, incorporando la biografía de la cantante histórica de la Sonora Matancera. Larry me había dado un consejo:
-Háblale a Celia pero mira fijamente a Pedro porque él es que decide todo.

Así fue, cuando les conté, Celia le preguntó:
-¿Pedro, que tú piensas?
-Me parece bien.
-Umberto, me dijo Celia, empecemos a grabar para que aprovechemos el tiempo.

Años después, Richard Yori, coleccionista de Cali, me facilitó una copia, creo que única, con la grabación del concierto de Fania en Barranquilla: Ahí en tarima está en primer lugar Larry Landa, y a un lado de Puppy Legarreta estoy yo, testigos de ese delirio que pudo terminar en catástrofe, evitada por Celia Cruz, que cantó Bemba Colorá a capela y, luego, por Héctor Lavoe.

La presentación de Fania en Cali fue histórica. Cambiaron el repertorio de acuerdo a los hits de cada cantante. De todas maneras, cuentan que a Lavoe lo tuvieron que meter con la cabeza hacia abajo en una heladera para que pudiera cantar. El remate se llevó a cabo en el hotel Petecuy, donde se unieron el Conjunto Clásico y se armó una descarga con los músicos de la Fania.

Alfredo de la Fe, a quien había conocido en Nueva York, en el verano de 1981, vino a vivir para fundar y dirigir la Charanga de Juan Pachanga, la discoteca en Juanchito de Larry Landa. Alfredo emigró temiendo una acusación por droga y él se encontraba en la plenitud de su arte y de su vida.

Se instaló en Cali y vivió un romance con Doris Salamanca, una caleña con quien tuvo su hija Valentina. Paulina y yo éramos sus amigos, con quienes conoció la ciudad y pasó el primer 24 de diciembre, donde preparó un arroz con pollo, que entre otras cosas, se le quemó.

Héctor Lavoe vino a vivir en el apartamento de Alfredo para pasar una temporada en Cali, en 1983, que duró tres meses. Vivía más de noche que de día, iba a cantar a Juan Pachanga cuando quería. Jairo Sánchez, propietario de Abaracoa, una taberna salsera, quiso llevárselo a Juanchaco, una isla del Pacífico, frente a Buenaventura, pero según Alberto Echeverri, empresario musical, sostiene que por decisión de Larry Landa lo fue a buscar y lo alcanzó en Buenaventura.

Héctor vivió también en casa de Larry Landa en la Autopista con 52, pero también fue protegido por un amigo panameño, a quien llamaban El Pana, quien le alcahueteaba la bohemía. Darío Muñoz, propietario de rumbeaderos legendarios, dice que una que otra noche Héctor Lavoe llegaba a Siboney, donde escuchaba música y tocaba maracas.

Una noche, Alfredo me invitó a comer a su apartamento para celebrar que Héctor se encontraba en Cali. Por coincidencia, María Elvira Bonilla me quiso acompañar. Héctor no quiso comer y después, frente a nuestros ojos, tomó un gramo de perica, lo puso en una cuchara y con el fuego de un encendedor lo convirtió en líquido y se lo metió con una jeringa. María Elvira se asustó y salimos disparados sin esperar el postre.

“Agárrame, que voy sin jockey”.

Acerca de esa convivencia, Alfredo de la Fe ha contado lo siguiente:

“Vivíamos juntos y fue allí que tuve la oportunidad de conocer a quien yo considero uno de los mejores cantantes que ha tenido la salsa. Yo ya había tocado y grabado con él en varias ocasiones y siempre tuvimos una gran afinidad, pero no había tenido la oportunidad de conocerlo tan de cerca.”

Alfredo, quien ahora vive en Nueva York, con el deseo de trasladarse a Bogotá, está escribiendo un libro sobre su vida, donde ese capítulo de Héctor en Cali tiene una connotación especial. Hace dos meses me leyó escenas que como testigo de excepción son únicas y no quiero mencionarlas. Alfredo asegura que Juanito Alimaña y Triste Vacía nacieron en la permanencia de Héctor en su apartamento. Esto le daría más grandeza a la estadía de Héctor en nuestra ciudad.

El otro encuentro especial fue en la discoteca Juan Pachanga, rumbeando por tres días seguidos con Larry y Miguel Yusti. Al salir, el sol nos azotaba, nos despedimos y fui a subirme a la camioneta de Miguel, cuando Héctor le preguntó a Larry:
-¿Dónde me voy?
-Acá, le respondió.

Larry sacó del parqueadero un carro deportivo que tenía solo dos puestos, él andaba con su mujer, a quien se le conocía como La Flaca, atrás había un asientito de reserva, pero como para llevar a un perro, y Larry le repitió:
-Súbete ahí.

Héctor no tuvo otra alternativa. Fue una de las tantas escenas de amor y odio que protagonizaron el cantante y el empresario que finalmente trajo a Cali, por más de una década, las mejores orquestas de la salsa. Una vez, Héctor quiso meterle candela a un carro de Larry.

La salida de Juanchito se repitió en muchas ocasiones, una vez, me recuerda Miguel Yusti, que salimos con Héctor Lavoe y Rodrigo Navia, un abogado que falleció, propietario de una discoteca en Santander de Quilichao, para rematar en ese amanecer. En la plaza central de este pueblo negro, al sur de la ciudad, lanzamos a la alcaldía a Lavoe. Héctor, que apenas hablaba, se reía de todo lo que le hacíamos.

El único evento que participó públicamente fue un concierto con Ismael Rivera y Piper Pimienta. Apenas asistieron como mil personas. Quizás fue Piper, quien propuso cantarle a las Tres Cruces, pero lo hicieron en grupo. Esa grabación la tenía un programa de Telepacífico llamado Soneros.

Héctor vino a Cali porque Larry Landa quería que se rehabilitara, no parece que lo hubiera logrado. Todos coinciden que su permanencia fue de tres meses. Alfredo de la Fe cuenta que él lo convenció para que comprara un tiquete para regresar a Nueva York, aunque Héctor lo que deseaba era matar a Larry Landa.

Alfredo no soportó más tanta droga y se instaló en Bogotá para hacer un programa de televisión, donde las perspectivas económicas le mejoraron. Posteriormente se fue a Medellín para vivir una relación con una nueva mujer que lo sacó de la cocaína. Lamentablemente, Doris no salió. Se le apareció en Medellín a buscarlo y terminó tirándose de un tercer piso.

Yo había estado dos días antes con ella en Convergencia, nos amanecimos en Los Compadres y concluimos la rumba en mi apartamento. Ella me insistía en que le consiguiera un gramo. Ya era el otro día, hasta que le dije que se fuera. Fue una historia de amor loco, como decía Breton, con el desencanto de la separación, que nunca fue aceptada por Doris.

“Yo soy el cantante porque lo mío es cantar
Yo soy el cantante y mi negocio es cantar
Hoy te dedico mis mejores pregones….”

El martes 29 de junio de 1993, se dio la noticia de la muerte de Héctor Juan Pérez, a quien se le llamó La Voz, el rey de la puntualidad, el hombre que cantaba debajo del agua, contemporáneo de un grupo de cantantes inolvidables como Ismael Miranda, Pete “El Conde” Rodríguez, Adalberto Santiago, Bobby Cruz, Cheo Feliciano, sólo por hablar de sus compañeros de la Fania All Stars.

Viniendo de Barranquilla, donde el concierto fue interrumpido por el público que no deseaba escuchar discos nuevos, pertenecientes al nuevo elepé, Celia Cruz me dijo:
-Héctor no sabe todo lo que vale y es. El no sabe quien es él.

Quizás lo supo, pero siempre quiso más, por eso su relación intensa con la droga, porque en ella se encontraba bien, tratando de entender la ausencia de su madre, la muerte de su hermano y todas las tragedias que le sucedieron, hasta que intentó suicidarse, y después quedó solo, sin Puchi y sin nadie.

“Y nadie se pregunta si sufro,
Si lloro, si tengo una pena que hiere
Muy hondo”

Esa tarde, en la 116, cuando el sol se introducía en esa noche de sábado de Manhattan, Lavoe no soportó la soledad de estar metido en esa oficina, con sus amigos, y salió a una de las tarimas, apenas musitó yo soy el cantante, y la gente, su gente, coreaba la canción y lloraba viéndolo con sus muletas.

Ahí está su historia, desde que estudió en la escuela Libre de música Juan Campos Morell, con Paco Lucca y José Febles, y es Johnny Pacheco quien lo presenta a un trombonista muy joven llamado Willie Colón. Alcanzó muy joven la fama, casi como un moderno Daniel Santos, quien en 1951, contado por Nelson Pinedo, ganaba tanta plata para beber ocho días seguidos y cerrar una casa de citas para él solo.

El día de su muerte, no de su suerte, ya no hay tiempo para reír, ni siquiera un poco, esa sonrisa tan amplia y llena de simpatía que irradiaba en la tarima, seduciendo a tres generaciones. Juanito Alimaña sigue sonando en el barrio y los caballos de la muerte se soltaron definitivamente, sin boleto de regreso. Héctor intentó regresar, hemos visto el video hasta el cansancio, fue la explotación de su fama, aprovechando su dolor, llorando la muerte de su hijo.

“Al mediodía ya noticia confirmada
Y en la tarde materia olvidada…”

Héctor se había ido hace tiempo. La desesperación estaba en su voz, en las noches que no le alcanzaron, en los amaneceres metido en un baño, en los desafueros que exigía su deseo de vivir, de traspasar los límites, en la búsqueda de “diez noches sin nostalgia de faros ni de puertos”.

El cantante ya no canta. Que cante su gente.

La gente fue con él al cementerio Saint Raymond del Bronx y después sus cenizas fueron trasladadas al cementerio Municipal de Ponce, al lado de de Nilda Georgina Román, Puchi, y su hijo Tito.

“Ha terminado otro capítulo en mi vida
La mujer que amaba
Hoy se me fue
Esperando noche y día
Y no se decide a volver
Pero yo sé que volverá,
Y si no de penas moriré
¿Qué yo he hecho?
¿Qué te hizo partir?”

En el 2003, ABB Producciones, bajo la orientación de Andrea Buenaventura me solicitó trabajar en un espectáculo musical llamado “Héctor Lavoe: el cantante de los cantantes”, que se realizó en las instalaciones de la Licorera del Valle. Era la primera vez, en nuestra ciudad, que se intentaba unir un show de modelos, bailarines y orquesta. Sabía que Domingo Quiñónez protagonizó en Nueva York el musical ¿Quién mató a Héctor Lavoe?

Recomendé a Alfredo de la Fe, por la relación que había tenido con Lavoe en Cali, y él hizo venir a Ray Sepúlveda como cantante y al pequeño Jhonny Rivero, legendario percusionista de la Sonora Ponceña. El resto de músicos eran de Cali, encabezados por Wilson Viveros. El grupo de baile lo lideraba Luis Eduardo Hernández, el Mulato, de la escuela Swing Latino, y Sandra Hurtado, con la participación de Rucafé.

Se hizo un openning con El Rey de la Puntualidad, proseguimos con Ghana E y Panameña, después con El día de mi suerte, Vamos a reír un poco y Soy vagabundo; más adelante con Calle luna, calle sol, Juanito Alimaña, Triste y vacía, Periódico de ayer y una improvisación de Alfredo de la Fe. La segunda parte, con el show de modelos se incluyeron los temas Que lío, Escarcha, Ausencia, Hacha y machete, Siento, el retrato de mamá, El cantante, La Fama, Songoro Cosongo, Déjala que siga, La Vida es bonita y Mi gente.


MONÓLOGO DEL HOMENAJE

Para el tributo a Héctor Lavoe escribí un texto especial pensado para que Alfredo de la Fe lo interpretara y lo acompañara de su violín.

Héctor, ven aquí, el público te espera para oírte y aplaudirte
Héctito no está ahí, al otro lado de la ventana, es una ilusión.
Es tu amor el que lo ve.
Te acuerdas cuando le decías que él sería un Casonova como tú.
No importa la fama, importa tu vida.
Los que amaban tu fama no están contigo. Se fueron y te dejaron solo.
No lo hagas, Héctor, todavía hay tiempo para ver el sol,
Caminar las calles de Nueva York y estar frente a un micrófono.
Alguna vez dijiste en Barranquilla,
Reunidos con los cantantes de la Fania:
“Hay mucha estrella y poco cielo”.
No hay tantas como creías. Tú eres una gran estrella.
Tú no eres un periódico de ayer.
Lavoe no es una mentira, es la Voz.
No ha sido una buena noche, Héctor.
Querías cantar y no te dejaron.
No lo hagas, la vida tiene sorpresas, como decía Rubén.
Ven, vamos a reír un poco, vamos a gozar,
Salta sobre la tarima,
No saltes al vacío,
El vacío es la nada.
Aquí están, vinieron todos para oírte guarachear.
Es la gente, tu gente, mi gente.
La vida siempre es dura para los que nacimos en la calle.
El mundo te admira.
Todos esperan tus mejores pregones.
No importa que llegues tarde.
Tú público te espera,
No lo dejes solo como te dejaron a ti.
Yo lo sé, Héctor, nadie pregunta si uno sufre, si llora,
Si se tiene una pena que hiere muy hondo,
Vamos, cantante, comienza.

“¡Oye Héctor, tú estás hecho,
siempre con hembras y en fiestas!”

La Puchi no era como Jennifer López. La vi algunas veces en Cali.

He escuchado por más de quince veces la nueva producción de Marc Anthony y he visto la película dirigida por León Ichazo.

El problema de la película es Jennifer López. El relato tiene once cortes realizados por el personaje que narra en primera persona, Puchi, la esposa de Héctor Lavoe. Además que todo el protagonismo se hace en relación a ella y no cuenta los últimos cuatro o cinco años cuando Lavoe queda solo, abandonado por todos, y posteriormente lo recogen para llevarlo al hospital.

Además, la hermosa actriz (a quien considero una de las mujeres más lindas y sensuales de las dos últimas dos décadas) hace girar la vida de su esposo en torno de ella. Debo reconocer de entrada la calidad de la fotografía, la recuperación de la salsa como banda sonora y los méritos del trabajo de Mar Anthony como cantante.

Hay quienes consideran que las canciones debieron ser las originales, como me lo afirmó Hermán Olivera, el gran cantante de Palmieri, en su visita a Cali. Al respecto, anoto que el filme sobre el Beny Moré, reconocido por su banda sonora, tampoco recogió la voz original e incorporó como intérprete a un cantante popular actual cubano, que al parecer nunca había grabado.

La película ha hecho polémica. Todos han opinado: la familia de Héctor Lavoe, los músicos amigos del cantante, los fans, en fin, dicen que el filme no incluye sus actitudes de buen padre, que es repetida en cuanto a la droga, etc. Ya lo dije antes: No importaría la exactitud, sino la verosimilitud. Parece exagerado que Jennifer exprese tanto glamour cuando Puchi no lo tenía. En ciertos momentos, o en muchos, uno cree estar viendo a la pareja cantante de salsa famosa y la actriz famosa, es decir, a Marc y Jennifer, y no a Héctor y Puchi.

Aléjate bandolera
Pau pau pau

Por último, me parece injusto que Cali no aparezca nombrada en la vida de Héctor Lavoe. Después de San Juan y Nueva York, Cali es la ciudad de más referencia para este cantante, a la cual estuvo ligado por más de dos décadas a través de su empresario y amigo, Larry Landa. Una joya más: un caleño, Humberto Corredor tiene la primera grabación de Héctor, con la New Yorker, una versión de La China se botó, composición de Arsenio Rodríguez, grupo dirigido por Russel Cohen.

No importa tu ausencia
Te sigo esperando.
Oye, veinte años no es nada,
Si te gusta romper un coco.
Cosa buena, por mi madre, yo te juro,
Que yo me voy a volver loco.

Después de su primera visita a Cali, cuando no lo entrevisté porque estaba durmiendo y me volví íntimo de José Mangual Jr., no traté de hacerlo nunca más, asistía a sus conciertos, lo tenía siempre cerca, rumbeaba con él, nos saludábamos, escuchaba sus bromas, porque a él le gustaba ser divertido, sabía que era un elegido, un privilegiado para cantar, pero era mi contemporáneo y creía que había tiempo para otros encuentros.

Cuando murió lo sentí profundamente y ahora, con el paso del tiempo, que lo veo convertido en una leyenda, pienso: Héctor, tú estás hecho. Sin embargo, cómo sufrió todo el tiempo.

“Esperando que la vida he de pasar
Este martirio no podré aguantar
Y me pregunto hasta cuando durará…
Estoy cansado de tanto esperar
Y estoy seguro que mi suerte cambiará.
¡Pero cuándo será!”

Derechos Reservados de Autor
Herencia Latina
29 jun. 2009 0 comentarios

El Perú quiere a Héctor Lavoe


Alguna vez hablando de Héctor Lavoe, un buen amigo me dijo que su imagen no era tan recordada en New York o Puerto Rico como en otros países.

Tal vez eso no sea tan exacto, pero no hay duda que en varios lugares de América del Sur su recuerdo permanece siempre constante.

Uno de estos lugares es sin duda el Perú, donde una gran cantidad de salseros tiene a Héctor como su ídolo máximo.
Su recuerdo en nuestro país genera homenajes, tributos, manifestaciones diversas de admiración. Ayer un seguidor de nuestro blog nos envió un texto en homenaje al “Jíbaro de Ponce”, el cual transcribimos. El autor es Juan Jurado.

Sin explicaciones I
(Recordando a...Héctor Lavoe)
-Un diálogo entre nuestro Cantante y el Todopoderoso del por qué de alguno de sus infortunios en la vida seguido de un Consejo de Oro a su Gente

La Fama
y sus Plazos traicioneros
Soñando despierto te envolvieron
y a tu alma
Triste y vacía
Tanto como ayer dejaron.

El sabio,Todopoderoso
en la Calle luna,calle sol lo escuchó:

¿Por qué no puedo ser feliz?
La verdad... Yo ta'cansá.

Loco y con Cancer...
Cómo no voy a llorar.

Pero Seguiré mi viaje
y Felices horas llegarán
Tus ojos el Día de mi suerte
alumbrarán
y al Paraíso de dulzura
mi Amor soñado me conducirá.

A Mi gente
un Consejo de oro
quiero brindar.
No me llores más
ante mi Ausencia
Sigue feliz
Todo tiene su final.

La vida es bonita,
Déjala que siga,
Vamos a reir un poco
y (pronto) gozaremos
como en Tiempos pasados
de la Noche de farra
y el Songorocosongo.

Aléjate de la Piraña
que con su Mentira
y su Cáncer
Te están buscando...

Si la ves...tu Hacha y machete
¡ De ti depende! (1463)


Sin Explicaciones II
Anécdota de un salsero lleno de gran simpatía por la persona de Héctor Lavoe que a pesar del tiempo transcurrido desde su partida comprueba que éste (Héctor) sigue manteniéndose vigente tanto y más como ayer seguido además del ya conocido Consejo de Oro pero ahora dirigido hacia la juventud salsera

En el Taxi voy viajando
rumbo a una Noche de farra
-Juanito Alimaña voy escuchando- y me digo:
" A pesar de los Tiempos pasados
El Son de Héctor aun sigue sonando".

¡ Y es que El Cantante no quedó
en el Periódico de Ayer !

A la Calle Luna,Calle Sol llegué
donde se formó el Rompe saraguey
y al escuchar La Murga me pude convencer:
" A Héctor se le escucha Tanto como ayer ".

¡ La Verdad... aun en Ausencia
brinda Felices Horas !

¿ De qué tamaño es La Fama de Héctor ?
me pregunté, Me pasé la noche fumando y
Sin Explicaciones dormido me quedé !

" ¡¡¡ Mi gente no puede soportar
la Ausencia de este Loco...
y con Mucho Amor así
Cómo no voy a llorar !!! "

¡ Pero Vamos a reir un poco
que La Vida es bonita !

¡ Juventud ! Qué bien te ves !
No viva Soñando Despierto
y Vive tu vida contento !

" Aléjate de la Piraña
que Triste y Vacía
con su Mentira y Escarcha
sigue engañando...
Te están buscando!!!,
sólo Tus Ojos reconocerán
que son Sombras nada más "

Si la ves ... tu Hacha y Machete.
¡ De ti depende !
0 comentarios

Héctor Lavoe sigue presente


No hay personaje salsero sobre quien se haya escrito más que Héctor Lavoe. Pareciera que todo está dicho y escrito sobre el sonero boricua, considerado por muchos como el mejor cantante que ha dado la Salsa.

Yo mismo en mi primera incursión en medios escritos (en la sección Juventud de El Comercio de Lima en Diciembre de 1993) me ocupé de él recordando algunas de las figuras que nos habían dejado en aquel año (los otros personajes mencionados en esa nota fueron Louie Ramírez y Mario Bauzá).

Sin embargo creo que nadie mejor que Willie Colon para recordar a su socio y compañero musical por varios años, ya sea en su “Homenaje a Héctor Lavoe” de su disco Tras la Tormenta (1995), como en los dos medleys que ha grabado, el primero en su disco Especial Número 5 – Contrabando (1986) y el más reciente en El Malo Vol.2 – Prisioneros del Mambo (2008).

Cuando Héctor murió el 29 de junio de 1993, Willie se encontraba en Madrid, España. Desde ahí escribió una sentida carta de despedida que hoy, 16 años después, recordamos.


El jibarito de Machuelito, cerca de la cantera de Ponce, el espíritu de Borinquen y de los barrios pobres de toda América.

El "aguacate" de noventa libras que llego a los nuevayores para fajarse con los bravos, aquel muchacho que aplico los cantos de Gardel, Felipe Pirela, Ramito, Odilio, con los rosarios de la cruz, agregándoles la malicia de Cheo y Maelo, dándole una voz a ese vacío desolado, enajenado, que los de la banda’cá no podíamos cruzar .

Héctor Juan Pérez fue ese puente entre el pasado y el futuro de nuestra cultura popular.

Héctor Juan Pérez se transformo en una persona llamada Héctor Lavoe para poder cumplir una misión que poco a poco se convirtió de un crucero de placer a un desafío contra mar y marea.

Graduado en la universidad del refraneo con altos honores, miembro del Gran Círculo de los Soneros de los Soneros, poeta de la calle, maleante honorario, héroe, mártir de las guerras "cuchifriteras" donde batalló valientemente durante muchísimos años.

Los capitanes de la "mandinga" lo respetaban, por eso lo bautizaron "el cantante de los cantantes".

Los "beginners" le temían. Cuando se trataba de labia, Héctor Lavoe era un bravo. En cuestiones de negocio, amor y amistad, no lo era. El pueblo fue cómplice en esta tragedia. Héctor le podía mentar la madre a todo el mundo y el público se reía. Lo malcriaron.

La historia de Héctor Lavoe está llena de traiciones y desengaños. El jibarito “good lookin” que volvía a todas las mamises locas quería también ser un malote de barrio.

Con el tiempo los “regalitos” de sus “amigos” de traqueteo se convirtieron en gruesas y pesadas cadenas. Este fallo repercutió en una serie fatal que al final nos llevó a ese muchacho que le cantó al Todopoderoso con todo su corazón.

La traición fue el pago que muchos dieron a Héctor, la comunidad latina que nunca le ayudo en sus tragedias cuando reclamamos de su ayuda para defenderlo contra la explotación, los empresarios que vendieron y revendieron su música sin pagar regalías.

También fue traicionado por el mundo del negocio; disqueros que siguen viviendo como jeques sauditas, vendiendo sus discos y revendiéndolos en CD sin pagar derechos de difusión, mientras Lavoe quedó lánguido en su pobreza; promotores que le ofrecían migajas para poder vender boletos a sus espectáculos donde exhibían a ‘El Cantante de los Cantantes’ en su agonía; impostores tratando de reclamar la carrera y la memoria de Héctor Lavoe como propiedad personal; la comunidad legal latina también le dio la espalda cuando reclamamos de su ayuda para defenderlo contra la explotación; y yo, que también lo traicionó al no tener el valor de verlo en esa condición.

La vida valía más que el dolor para Héctor y, al descubrir esto, se le acercaron los tiburones de agua sucia como si estuviera sangrando. Dios sabe que aquellos que se han ganado la vida devorando a otros y viviendo solamente por el billete tendrán pocos que les lloren y menos que los recuerden en sus rezos

Héroe, pionero, maestro, compañero, hoy América Latina llora por ti, héroe de la gente pobre, víctima de las amenazas que están acabando con nuestro pueblo, mártir de la salsa, el monstruo que ayudaste a crear

PERDÓNANOS HÉCTOR !

WILLIE COLON.
Madrid, 30 de junio de 1993
28 jun. 2009 1 comentarios

Bryan Lynch

Este fin de semana largo en el que estamos recordando a Héctor Lavoe, nos viene a la mente su única visita al Perú en Agosto 1986.

Como no recordar la orquesta que lo acompañó, cuya formación recitábamos de memoria: Bryan Lynch y Tony Cofresí en las trompetas, Víctor Pérez en los timbales, Milton Cardona en la conga, John Torres y Lewis Khan en los trombones, Pablo “Chino” Núñez en el bongó, Johnny Torres en el bajo y el “Profesor” Joe Torres en el piano (siguiendo el orden de la foto)



Justamente, presentamos a continuación una completa biografía musical de una de las trompetas en aquellas seis noches de invierno del 86, Bryan Lynch, que aunque su nombre está muy asociado al jazz tuvo su “lado latino” en los 80s, justamente con Angel Canales y con “El Rey de la Puntualidad” y luego con el gran Eddie Palmieri.

La nota es de José Isidro Frías para Listín Diario de República Dominicana y es con motivo de las próximas actuaciones, la semana que viene, del trompetista ganador del Grammy por su disco Simpático.


Bryan Lynch y su verano musical en el trópico de Quisqueya

Santo Domingo.- Jon Faddis, Dizzy Gillespie, Don Cherry, Jimmy Owens; la lista de trompetistas que han estado en el país ocupan un sitio de preferencia entre los jazzistas dominicanos. Varios de ellos los hemos apreciado en persona gracias a las gestiones que el hoy ‘Centro Franklin’, nos han brindado esa suerte musical con la que nuevamente nos regocija al ofrecernos la presentación de Bryan Lynch en el país.

Brian Hollister Lynch reclamó a gritos su trompeta al nacer el día 12 de septiembre del año 1956 en Urbana, Illinois. Luego se trasladó a Milwaukee a estudiar música donde se inició a los diez años de edad. Más tarde pasó al Conservatorio de Música de Wisconsin por seis años.

Antes de mudarse a California estuvo en el night club ‘The main vent’ con el organista Melvin Rhine. También estudió composición con Jim MacNeely a finales de los años noventa. Y luego se graduó en la Universidad de New York. Pero durante todo ese proceso de aprendizaje, Lynch supo combinar esa etapa con las experiencias de trabajo con grupos de músicos de importancia, como lo fue su paso con el quinteto del pianista Horace Silver y la legendaria ‘escuela’ más conocida en el jazz, ‘The jazz messenger’, organización que dirigió por años el percusionista Art Blakey.

Fue así como acumulo conocimientos dedicados de manera especial a la música latina. Sus pasos como enamorado de la salsa están vinculados a Ángel Canales y Héctor Lavoe. Lynch es un músico cuyo nombre leímos por vez primera en el disco de nuestro Michel Camilo ‘One more once’ del año 1994.

Luego lo encontramos en las producciones que se adquieren en el lobby para la venta de la parafernalia del legendario club de jazz de New York, el ‘Blue Note’; -- plaza donde precisamente fueron grabados-; los discos con Conrad Herwig los adquirimos por dos razones.


La primera por que está presente nuestro gran saxofonista Mario Rivera; la segunda por la temática musical que abarcan, a saber: ‘Que viva Coltrane’, también está ‘Another kind of blue’ y del mismo autor del anterior ‘Sketches of Sapin’. Estos tres discos están enfocados con los arreglos de fuerte acento de la música latina como objetivo principal, o como ellos le bautizaron ‘el lado latino de Miles Davis’, los dos últimos y el primero de John Coltrane.

La próxima ocasión donde nos encontraríamos con su nombre fue en discos de la interesante cantante Kelley Johnson –quien también nos visitó hace poco mas de un año por mediación al ‘Centro Franklin’-; el nombre de los mismos son: ‘Music is here’ y ‘Make someone happy’, los cuales sonaron en nuestra radio a raíz de sus presentaciones en Santo Domingo.

Luego llegaron las referencias bibliográficas de este trompetista. De todas las lecturas existe una mención especial que deseamos destacar. Se trata de Stuart Nicholson en su texto ‘JAZZ : The 1980´s resurgence’. El autor le cita como “un estudioso que se mudó a New York para aprender todo sobre música”; lo destaca como un explorador de diferentes corrientes vinculadas al jazz. De igual modo resalta la amistad con otro colega suyo “Tom Harrel, quien le recomendó para formar parte del quinteto del gran pianista Horace Silver” (pag.235 y sgts.).

A las personas que son mencionadas en este libro, se les otorga un peso específico en cuanto a lograr contribuir con el resurgimiento del jazz en el escenario musical de los años ochenta, y Lynch está entre ellos como una figura de importancia, citado en varias ocasiones por su participación con otros jazzistas de esos días.

De todos sus discos hemos apreciado como la crítica internacional le ha otorgado en el peor de los casos, un mínimo de ‘tres estrellas’ en sus calificaciones; las cuales son apreciadas como de una producción conjunta de especial valor. La variedad de estilos con los que Lynch se pasea en sus discos es formidable.

Consideramos que sus participaciones en cerca de un centenar de discos como acompañante, que van desde el cantante pop/rock & soul como lo es Prince, hasta la directora de orquesta más conocida en la historia del jazz Toshico Akiyoshi; le proporcionan una base de conocimientos que contribuyen de manera significativa a su aquilatada formación académica, tal vez hasta de forma inevitable, pero de frutos positivos.

“Peer preassure” es el nombre de su primera producción puesta de venta al público. Este trae como fecha de grabación diciembre del año 1986. Desde esta primera entrega sus tonos agudos, la fuerza de su sonido logró perfilar un trompetista de calidad. Siempre supo compartir los espacios de los solos de sus compañeros, sin dejar de destacarse en su condición de líder de grupo. A los audiófilos les interesará saber que fue grabado por un legendario ingeniero de sonido Rudy Van Gelder, lo cual nos causó una grata impresión que justificaba la alta calidad sonora del mismo.

Luego aparece en el año de 1990 con ‘Back Room Blues’. Este quinteto interpreta cinco de sus temas al estilo de los que aún eran considerados influenciados por la magia del BeBop y de su ‘hijo’ el HardBop. En una serie de mezclas de tradicionales se escucha a un joven Lynch con ansias incontrolables de soplar cuantas notas pudiera el colocar con cierto orden de calidad, para luego compartir con algunos de los miembros de su grupo. Es el segundo de sus discos y luce como un veterano en la dirección de grupos y se acredita el merito de interpretar casi la totalidad del disco de su propia música.

En el tercero de sus discos grabados : ‘In process’, su registro sonoro data del año 1990 y febrero del 1991. Se inicia con una extensa pieza en la cual los solos que inicia Lynch, como líder de grupo que es, sus tonalidades se escuchan más bien altas pero controladas, como quien sabe que no esta solo y debe darle el turno a sus compañeros, por lo que apura su participación. Lynch posee cuatro de las composiciones de su autoría, el resto son hasta de autores desconocidos por nosotros. La producción tiene un fuerte acento de uno de sus grupos de procedencia e influencia musical sana, nos referimos al espíritu musical de la Jazz Messenger. Incluye también un blues de participación colectiva donde se aprecian muy bien acoplados todos ellos. Nuestra pieza preferida es de Cole Porter y su proceso de latinización es simple pero muy adecuado.

En su cuarta producción ‘At main event’, de diciembre del año 1991, cuatro de los temas son de su autoría, las demás de sus antiguos compañeros H. Silver y Melvin Rhine. Este es el único disco que incluye en el grupo un guitarrista y además, esta su viejo mecenas Rhine con su órgano en el Milwaukee que le escucho dando sus primeros pasos, ó mejor expresado, dibujando su música con sus soplos con la ayuda de su trompeta.

En algunas composiciones fue seleccionado José Alexis Díaz para que tocara las congas, lo cual resalta las notas latinas. El organista Rhyne hace su contribución en cada pieza, lo cual produce una sensación de control a pesar de los efectos que como travesura musical, colocan en alguna que otra esquina de las composiciones el resto del grupo. También incluyeron el conocido tema ‘Cry me a river’ con una destacada participación de Rhine con su órgano en una especie de call and response con Lynch; ambos en este blues logran la excelencia del disco.

En el año 1995 aparece su cuarteto en el mercado con su primer volumen bautizado como: ‘Keep your circle small vol. I’. Se inicia este primera entrega del conocido ‘Im getting sentimental over you’, con un arreglo que le acelera los tiempos y le acerca más al estilo de la influencia ‘a lo Jazz Messengers’. La pausa del líder del grupo es aprovechada por varios de sus miembros para presentar sus credenciales musicales, de manera especial el señor que está en las baterías, el veterano Louis Hayes.

En la entrega del ‘Bolero de Sata’, coloca su sordina y la suena como si quisiera invitar a los oyentes a bailar con la imaginación, un breve espacio en las agitadas mentes de los jazzistas, recordarnos cuan importante es la necesidad de disipar con buena música. El efecto bolero cambia sutilmente al jazz hasta finalizar suavemente. Además de tres temas de su autoría, incluye temas del conocido saxofonista John Coltrane ‘Straight Street’ , de su colega Freddie Hubbard ‘Blues for Duane’, y el estándar ‘My old flame’. Otra producción de muy buena calidad de la trompeta de Lynch.

En el año 1997 publica su ‘Spheres of influence’. Para muchos es su disco emblemático en esa década. La crítica ha considerado este disco de innegable influencia del estilo de la era del BeBop pero más moderno, donde Lynch logra fraseos de una duración estimable con frecuentes cambios hacia el jazz latino, pero siempre retorna a sus raíces de un clásico ‘cuatro por cuatro’.

En las notas del disco hay unas confesiones de Lynch donde muestra gratitud hacia Eddie Palmieri y Art Blakey, a quienes llama ‘su alfa y omega’. A Palmieri le dedica la pieza ‘Palmieri’s mood’ bajo la clara influencia de un son montuno, como el mismo señala y así lo declaran los percusionistas con sus sonidos que marcan el ritmo. En todas las intervenciones se le puede apreciar con una nitidez cada vez más difícil de escuchar en los trompetistas contemporáneos, salvo alguna que otra excepción.

Un tributo a sus maestros “Tribute to the masters vol. II”, es el segundo volumen de su cuarteto del año 2000. En esta producción se le dedican composiciones a los trompetistas de su especial admiración, estos son: Woody Shaw, Kenny Dorham, Tom Harrell, Blue Mitchell, Booker Litle y Charles Tolliver. Casi todas las composiciones son del propio Lynch y las que no, de la autoría de otros tres trompetistas Freddie Hubbard, Thad Jones y Lee Morgan.

Creemos que la manera que ha escogido este trompetista para manifestar gratitud hacia los que el considera sus maestros es bastante peculiar: interpretar su propia música señalándoles nominalmente uno por uno. Procura en cada pieza obsequiarle con su sonido algo del estilo del compositor pero con el acento del alumno aventajado. Como gesto nos parece encomiable y con una interesante calidad en cada una de las piezas; sobre todo si logramos ubicarnos en el contexto musical de los compositores por separado.

Más tarde, en el año 2002, publica su “24/7”. Este es quizás su producción que contiene una mayor variedad de los compositores de los llamados ‘clásicos’ del jazz, como son desde Jerome Kern, Duke Ellington, Joe ‘King’ Oliver, hasta música del grupo de pop-soul ‘Isley Brothers’ y, por supuesto, del propio Lynch y dos de sus músicos; el pianista Germanson y el percusionista Glawisching. La cantidad de composiciones llega al límite del espacio físico del disco compacto, son once y todas de una considerable duración.

En el inicio del disco el speed/velocidad es su principal aliado, con el sonido propio de los clásicos cuartetos y quintetos de los años sesenta. Para algunos de los más entendidos, este disco tiene un sonido que les parece propio de las escenas de la ciudad donde se ha establecido Lynch para grabar sus discos, New York. ( ¿ vive en la big apple?). Cuando las notas se reinventan leyendo a los autores de conocidos estándares, entonces el ímpetu es colocado en sitio para descansar, coloca su sordina y nos transporta a lugares donde se le puede escuchar de manera tan cercana a uno que suena casi familiar.

Esa misma formación de cuarteto será la utilizada en el año 2003 para el disco ‘Fucsia/red’. Aquí salvo una composición de Björk, son de Lynch. Para nosotros este disco posee una clara influencia de las fusiones de jazz con rock, tal y como sucedió durante los años setenta, pero con sonoridades mucho más depuradas. El sonido logrado por Lynch con su trompeta, declara con una nitidez desconocida en aquellos años de fusión interminable.

Pero este es el año que publica su producción ‘Bryan Lynch meets Bill Charlap’, quien se convertiría en su socio musical para otros proyectos. Varios de sus interpretaciones han abarcado hasta la música brasileña como lo es la ejecución del tema ‘Atrás da porta’ del conocido escritor y compositor Chico Buarque. Un estándar del inmortal del jazz, el saxofonista Charlie Parker de nombre ‘Cheryl’.

El conocido éxito ’Come rain or come shine’ de Arlen y Mercer; y de las composiciones más grabadas en los últimos años ‘On green Dolphin street’, entre otras composiciones del propio Lynch. A nosotros nos cautivó con el sonido de su sordina y el conjunto de notas que producen que la melodía suene como incansable. La impresión que nos causo este interesante encuentro, es el de una inspiración común, en la que cada músico conoce el lugar de ubicación de cada nota, su sonido y la tonalidad propia de su instrumento sin provocar algún movimiento que luzca desafinado. En los momentos de mayor velocidad, fue con la composición de Parker y Lynch, sonó a lo Dizzy Gillespie, lo cual le enaltece pues él, Dizzy, es uno de los trompetistas mas significativos de la era del Bebop y compañero inseparable de Parker.

Por último, permítanme resaltar ‘Atrás da Porta’, donde el grupo logra una especie de mezcla interesante de bossanova-balada con el extenso solo que le imprime un efecto tranquilizador agradable por demás, acompañado por un Charlap que acaricia el teclado con una gracia casi sensual; es Buarque redimido.

En este período Brin Lynch participó al lado de Conrad Herwig como habíamos comentado anteriormente. Experimentó exitosamente con la música de dos de los más grandes pilares del jazz de todos los tiempos; se trata de John Coltrane y Miles Davis.

Ellos sometieron a un intenso proceso de ‘afrocaribezación’ -¿?- la música mas conocida del jazz: ‘Kind of blue’ de Miles Davis así como su ‘Sketches of Spain’ . Para el ‘Que viva Coltrane’, escogieron varios temas no todos de los más conocidos, entre otros ‘Central park west’, ‘Countdown’, ‘Miles Mode’; pero el resultado es simplemente interesante. Escuchar estándares del jazz llevados al ritmo familiar de nuestros vecinos, del barrio musical que todos hemos construido en nuestros imaginarios, de lo mas simple, nos regalan música de una calidad impresionante. No son propiamente producciones de la discografía personal de Lynch, pero es un artista convidado y coproductor de los mismos, que es otra razón más para acreditarle en su haber musical votos a su favor, al margen de sus fabulosas intervenciones.

‘Con Clave’ es el novedoso título como bautiza Lynch su producción en el año 2005. Pero si novedoso fue el nombre del disco, algunas de sus composiciones no son menos impactantes: ‘La Sitiera’ y ‘La mulata rumbera’. Por primera vez repite viejos títulos suyos y los músicos forman su ‘Latin Jazz Sextet’, compuesto por Roberto Quintero(percusión), Ernesto Simpson(batería), Luis Perdomo(piano), Ruben Rodríguez (bajo). Todos logran un apasionado ritmo adecuado cuando se trata de baladas tropicales y acoplados de forma impecable en los cortes de mayor velocidad. Al tenor de nuestras predilecciones con influencias latinas, este disco es merecedor de varias estrellas.

Pero todavía estamos en el año 2006 y esta pendiente la publicación de las sesiones de grabación con uno de los pocos músicos activos con un nombre arraigado en la era del Bebop. Se trata del respetado y respetable saxofonista Phil Woods quien formó un quinteto con Lynch en la trompeta y el amigo de éste, el pianista Bill Charlap con quien recién grabó un disco ya mencionado. Forma parte de ese grupo el percusionista Bill Goodwin, quien estuvo aquí hace unos años con su grupo en el Instituto Cultural Dominico Americano, también como una gestión del ‘Centro Franklin’.

El segundo volumen de esta serie de grabaciones de estándares norteamericanos vio la luz pública en el 2007, aunque fueron grabados con varios años de diferencia, la sintonía del grupo se mantuvo por todo lo alto, lograron un acoplamiento que arrojo resultados impresionantes. Las plumas de los autores más conocidos en la escena musical americana Arlen, Porter, Rodgers-Hart, Burke-Van Hausen y Gershwin; son interpretados con una maestría impresionante y Bryan Lynch en todo momento hizo de las suyas conforme a su rol de solista convidado y arreglista acreditado.

En esta apretada síntesis de los textos musicales de Lynch, hemos respetado el orden cronológico de sus producciones por lo que debemos de concluir con ‘Simpático’, el disco premiado en el año 2007, con un merecido Grammy. Para nosotros Eddie Palmieri es un conocido de años. Específicamente desde mediados de los años setenta cuando sonaban en nuestra radio: ‘Puerto Rico’ y ‘Adoración’, temas realmente impresionantes en el mundo de la salsa. Precisamente este disco ‘Simpático’ se inicia con la composición ‘The Palmieri effect’ la cual esta inspirada en los acordes de ‘Adoración’, como un homenaje al pianista invitado especial de esta producción , el propio Palmieri.

Se debe resaltar la participación como intérprete del saxo barítono, el dominicano Mario Rivera; quizás haya sido su última grabación antes de fallecer. De ese grupo de músicos que participan están los que le acompañarán en su presentación en nuestro país, además de viejos compañeros como lo son Phil Woods, Conrad Herwig y Dafnis Prieto, el más conocido por los seguidores de Michel Camilo ya que ha estado presente en algunos de sus discos.

Tiene baladas cantadas por la encantadora Lila Downs, ellas son: ‘Que sería la vida’ y ‘Páginas de mujer’ Esta producción contiene un tema dedicado a su esposa Marissa González, a quien le tiene presente en otras entregas. Esta producción fue dirigida y la música arreglada cuando no escrita por el propio Lynch, con la participación de una veintena de músicos que sonaron sus instrumentos en este disco.

El sonido obtenido con los solistas que fueron seleccionados con la experiencia que un Bryan Lynch ya maduro, en su condición de Director supo conceder sus turnos. Lleno de ideas y con todas las fuerzas del intérprete ávido de complacer a sus escuchas, Lynch se pasea con Palmieri dentro de las variaciones con el sincretismo que logran con su banda. Jazz--baladas-guajira-, es una muestra palpable de la especial calidad de su maravilloso proyecto de jazz latino.

Durante el proceso de descripción de la música escrita e interpretada por este trompetista que desde hace algún tiempo descansa en nuestro poder, hemos querido resaltar sus composiciones y sus arreglos, debido a que ese es uno de los aspectos que ha ponderado la crítica especializada, la abundancia de piezas de su autoría en cada uno de sus discos, además de su calidad como ejecutante de la trompeta y el ocasional uso de la sordina con un sonido que parece ecualizado por su dueño. De técnica depurada, solos bien definidos y sin tropiezos en las entonaciones de las notas más agudas, Lynch nos brinda una intensidad emocional capaz de remover al más indiferente de los oyentes.

El grupo que acompaña a Lynch para sus actuaciones en nuestro país esta compuesto por : Zacaii Curtis en el piano, Pedro Martínez en las congas, Obed Calvaire en la batería y Luques Curtis en el bajo.

Aclamado en todos sus tours internacionales y en sus giras nacionales, como un músico que entrega lo mejor de sí mismo en sus presentaciones en vivo, Bryan Lynch estará entre los dominicanos esta semana, primero en Santiago el jueves 2 de julio y luego el sábado 4, como parte de las actividades de los conciertos de jazz que celebra exitosamente desde hace diez años ‘Casa de Teatro’. Los amantes del jazz latino así como de aquellos que deseen formar parte de la historia de las presentaciones especiales que en múltiples ocasiones nos ha brindado el ‘Centro Franklyn’ , deberán hacer acto de presencia para poder disfrutar de un concierto desde ya inolvidable en este verano musical en el trópico de Quisqueya.
0 comentarios

En Julio nuevo disco de la serie Rhythms del Mundo


Uno de los discos más interesantes del 2006 fue el Rhythms del Mundo: Cuba, no solo por la fusión entre intérpretes de distintos géneros con músicos y ritmos cubanos, sino también por los fines benéficos que su comercialización tuvieron.

El año pasado apareció el Rhythms del Mundo: Cubano-Alemán y en esta misma línea se anuncia para el próximo mes de julio la aparición de un nuevo disco de esta serie: Rhythms del Mundo: Classics. Acá el detalle de Maylín Vidal de Prensa Latina



La Habana (PL) Figuras de la música cubana, algunas participantes en el proyecto Buena Vista Social Club, se unieron a estrellas como Mick Jagger y Amy Winehouse en un disco benéfico, a la venta desde el próximo 13 de julio.

Bajo el título de Rhythms del mundo: Classics, el prestigioso productor norteamericano Kenny Young agrupa a veteranos y noveles en esta segunda propuesta que comenzó en 2006 con un primer CD, cuyos fondos se destinaron a la organización Artists Project Earth, que ayuda a combatir el cambio climático.

Young eligió 20 temas clásicos del repertorio internacional popularizados por The Queen, Michael Jackson o The drifters, con un sonido cubano en las voces de John Mayer, The kooks, Jack Johnson o la superbanda estadounidense The Killers.

En declaraciones exclusivas a Prensa Latina, el trombonista y director musical Demetrio Muñiz, explicó que el 95 por ciento de la música la aportaron destacadas figuras de la isla como los pianistas Harold López Nussa y Pucho López, los percusionistas Amado Valdés y Tomás Ramos (Panga), y el bajista Frank Rubio.

Jorge Chicoy y el joven Elmer Ferrer, contribuyeron con sus guitarras, Pancho Amat con el Tres, y Tommy Loubry con la trompeta.

El cantante Augusto Enriquez pone voz a Bohemian rhapsody, compuesta por Freddie Mercury en 1975 y popularizada por The Queen, mientras Idania Valdés canta a dúo con Aquila Rose Big yellow taxi, de Joni Mitchell.

Enriquez participa también en la versión de Under the boardwalk, junto a los cantantes que integran el proyecto del sello Universal Music.

Grabamos el pasado año en los estudios Abdala y en Madrid, dijo Muñiz, quien colaboró en el anterior álbum junto a Omara Portuondo, Barbarito Torres y el fallecido Ibrahim Ferrer, entre otros.

Rhythms del mundo: Classics cuenta también con otras celebridades como la escocesa KT Tunstall, el italiano Eros Ramazzoti, y la banda indie Kaiser Chiefs.

Muñiz adelantó que para promoverlo el próximo 26 de julio se realizará en Milán, Italia, un gran concierto en el que estarán presentes algunos de sus protagonistas.
0 comentarios

El "Diferente" Angel Canales


Puede que cantara mal o que sonara desafinado, pero sin duda Angel Luis Canales en su música siempre llevó e hizo honor al título de uno de sus discos: SABOR.

Para ello, “la voz sensual de New York” siempre se rodeó de excelentes instrumentistas, músicos y arreglistas que dieron el marco adecuado para su estilo tan peculiar de cantar.

No en vano se hacía llamar “El Diferente” y aunque su discografía no ha sido muy extensa, es un gran compendio de Salsa de la buena.

Es por eso que este fin de semana, celebramos el cumpleaños 59 de Angel Canales, quien estuviera en Perú en 1992, ofreciendo una buena muestra de su música y su estilo particular y llamativo.

Y aunque su situación actual es un misterio (alguna vez se especuló que había muerto o que padecía del mal de Alzheimer o de Parkinson), Canales es y será uno de los favoritos en La Radio de El Salsero. “Sacude Zapato Viejo”….

DISCOGRAFIA DE ANGEL CANALES:
Brujería (1970) con Markolino Dimond
Sabor (1975)
El San Juan (1977)
Live at Roseland (1978)
El Sentimiento del Latino en New York (1979)
El Diferente (1980)
Canales en el Poliedro de Caracas (1981)
Different Shades of Thought (1982)
It’s time - Ya es tiempo (1985)
Greatest Hits Live! (1991)
27 jun. 2009 0 comentarios

Programación del fin de semana largo


Fin de semana largo en La Radio de El Salsero en el que estamos recordando parte de la discografía de tres figuras del canto del Caribe.

Hoy sábado ya estamos escuchando 100 canciones con la "voz de terciopelo" de Vicentico Valdés, el recordado vocalista de Tito Puente y la Matancera, entre otros grupos, quien falleciera el 26 de junio de 1995.
Vicentico también tuvo una carrera como solista, destacando como uno de los mejores boleristas que ha dado Cuba.

El fin de semana continuará mañana y el lunes cuando escucharemos una buena parte de la discografia de Angel Canales (nació un 29 de junio) y Héctor Lavoe (murió un 29 de junio)

Como siempre, están invitados
26 jun. 2009 0 comentarios

Michael Jackson (1958-2009)


Controvertido, excéntrico y discutido como ser humano, nadie puede dudar del legado musical que con su partida deja Michael Jackson, quien falleció ayer sorpresivamente en su domicilio en Los Angeles.

En estos momentos nos vienen a la mente dos “asociaciones” de su música en el género afro-caribeño. La primera es del disco Mudanza y Acarreo (1985) del dominicano Juan Luis Guerra, que trae el tema “Dame” con letra de la 440 pero basado en la música del clásico “Don't Stop 'Til You Get Enough” del disco Off The Wall (1979), compuesto por Jackson y Quincy Jones.

La otra se refiere al tema “I Just Cant Stop Loving You” del disco Bad de 1987. Este tema tuvo una versión en español, que me parece fue el único tema que Jackson grabó en nuestro idioma bajo el título de “Todo Mi Amor Eres Tú”. Lo interesante del tema es que la adaptación en español y la dirección vocal del mismo estuvo a cargo nada menos que de Rubén Blades

Al respecto, vean como el propio Blades, en su Show de Rubén Blades 6 (año 2007) recuerda este episodio (prestar atención entre los minutos 4:48 al 6:05)




Esta misma canción también fue adaptada por Bobby Valentin en su disco de 1998, con el título de “Yo No Te Dejo de Amar”, vocalizada por Rafu Warner. No era la primera vezs que Valentin adaptaba un tema pop a la salsa, pues dos años atrás había grabado una versión del “Part Time Lover” de Stevie Wonder, cantada también por Warner.

Conocido como “El Rey del Pop”, Jackson fue un personaje estelar de la cultura popular del siglo XX y aunque el tema de este blog es diferente, no podemos dejar de referirnos a este icono musical en este momento de su partida
Tomado de El Tiempo de Colombia
Muere "El Rey del Pop"
"Un ser humano no puede resistir el nivel de estrés prolongado que sufrió Michael Jackson en los últimos años", dijo su publicista Michael Levine. Su autopsia sería el viernes.

"No estoy soprendido por las trágicas noticias de hoy. Michael ha estado en una situación dificilísima y con frecuencia autodestructiva durante años. Su talento fue incuestionable, pero de igual manera era conocida su incomodidad con las normas del mundo", señaló Levine.

Un portavoz del instituto de medicina forense del condado de Los Angeles dijo que el ícono del pop murió tras sufrir un paro cardiaco.

Brian Oxman, amigo personal de Michael Jackson y abogado de la familia del cantante, insinuó que el rey del pop pudo haber abusado de medicamentos de prescripción.

Oxman, en declaraciones a la cadena 'CNN', explicó que Jackson, mientras se preparaba para el concierto que tenía previsto dar el 13 de julio en Londres, tomaba medicamentos para tratar una vértebra y una pierna que se había roto en una caída en el escenario.

El previsto regreso al escenario tras años de ausencia resultaba "muy estresante" para un artista tan perfeccionista como Jackson, opinó por su parte un ex representante del ídolo al enterarse del deceso.

"Prepararse para un show de esa envergadura (en Londres) resultaba muy estresante", dijo a la agencia Afp el productor Jay Coleman, que representó al artista en los años 80, especialmente para los spots publicitarios realizados para Pepsi.

Jackson tenía previsto iniciar una serie de conciertos en Londres entre el 13 de julio y marzo del 2010. Las entradas se agotaron en pocas horas cuando salieron a la venta en marzo de este año.

El cantante falleció a los 50 años de edad. Fue internado fue internado pasado el mediodía en una clínica de Los Ángeles.

Una llamada producida a las 12.26 hora local de California (19.26 GMT) alertó a los servicios médicos de la necesidad de una ambulancia en la cada del cantante en Holmby Hills, en Los Ángeles.

Al parecer Jackson no estaba respirando cuando llegaron los paramédicos del cuerpo de bomberos. Éstos le dieron reanimación cardiorrespiratoria antes de trasladarlo al hospital de la Universidad de California (UCLA).

El padre del cantante de "Thriller", Joe Jackson, había afirmado anteriormente a la web de entretenimiento TMZ.com que Michael "no estaba bien".


Conmoción en internet

La muerte de Jackson se apoderó de internet. Tan pronto el portal TMZ.com anunció a las 5 de la tarde la muerte del cantante, coronándose con la gran chiva del año por encima de los más importantes medios de comunicación del mundo, los usuarios de
Facebook comenzaron a escribir miles de mensajes entre sí, estupefactos y conmocionados por la magnitud de la noticia.

"Nunca habrá otro como él", comentaba un usuario de la popular red social cuando aún medios tradicionales como 'CNN', 'The New York Times' o 'Los Angeles Times', no confirmaban la noticia. Pero eso no detuvo a la enorme masa de Facebook de crear centenares de grupos rindiéndole un último homenaje al 'rey del pop'.

Blogs políticos estadounidenses, como el Huffington Post, que son poco dados a publicar noticias del entretenimiento, tampoco fueron ajenos a la noticia. Más de 1.100 asiduos a esa página ya habían dejado un comentario apenas una hora después de la muerte del cantante. "Espero que Michael encuentre la paz que merece", señaló uno.

En el canal de video de Youtube, donde se habilitó un espacio con los vídeos de Michael Jackson, también se enloqueció el tráfico de usuarios. Algunos videos registraban más de 15 millones de visitas, otros más de 30 millones. Asimismo, en la página brotaron centenares de vídeos hechos por los usuarios del portal dándole su último adiós al Jackson.

Twitter, el portal de mensajes de texto cortos, tampoco se quedó atrás. Más de 5.000 personas estaban opinando cada 10 segundos sobre el 'rey del pop', inclusive antes de que se hiciera oficial el deceso del cantante. La noticia opacó totalmente los temas que horas antes encabezaban el interés de los usuarios, la revuelta en Irán y la muerte de la actriz estadounidense Farrah Fawcett.

No sobraron, sin embargo, mensajes críticos con el cantante recriminándole su supuesta pedofilia.


Una vida turbulenta

Jackson, quien comenzó su carrera musical hace más de cuatro décadas cuando era niño en la banda 'The Jackson 5', había vivido virtualmente recluido desde que fue exonerado en el 2005 de cargos de abuso a menores.

En los últimos años, había preocupaciones acerca de la salud de Jackson, pero los organizadores de los espectáculos en Londres, AEG Live, dijeron en marzo que el cantante había pasado un examen médico de cuatro horas y media realizado por doctores independientes.


Récord en ventas y escándalos públicos

Las ventas de discos de Jackson a lo largo de toda su carrera fueron de alrededor de 750 millones. El artista ganó 13 premios Grammy, por lo que se convirtió en uno de los cantantes más exitosos de todos los tiempos.

Jackson nació el 29 de agosto de 1958 en Gary, Indiana, el séptimo en una familia de nueve niños.

Los hermanos Jackson -Jackie, Tito, Jermaine, Marlon y Michael- actuaron por primera vez juntos en un programa de talentos cuando Michael tenía seis años.

Ellos ganaron el premio y con el tiempo se convirtieron en una banda que logró grandes ventas bajo el nombre de Jackson Five y luego fueron conocidos como The Jackson 5.
Jackson sacó su primer disco solista en 1972 y publicó 'Thriller' en 1982, que se convirtió en un éxito instantáneo que tuvo siete canciones entre las 10 más escuchadas.

El álbum vendió 21 millones de copias en Estados Unidos y al menos 27 millones en todo el mundo.

Al año siguiente develó su movimiento de baile característico 'moonwalk', mientras interpretaba 'Billie Jean' durante un especial del canal de televisión NBC.

En 1994 Jackson se casó con la hija de Elvis Presley, Lisa Marie, pero la unión terminó en divorcio en 1996. Ese mismo año Jackson se casó con Debbie Rowe, con quien tuvo dos hijos antes de que la pareja, que jamás vivió bajo el mismo techo, se separara en 1999.

Jackson tuvo tres niños llamados Prince Michael I, Paris Michael y Prince Michael II, el cual se hizo conocido cuando durante su primera aparición pública su padre lo sostuvo sobre el enrejado del balcón de un hotel, causando amplias críticas.

LOS ÁNGELES
AFP y Reuters
Michael Jackson murió en Los Ángeles
El niño prodigio caído en desgracia que no se pudo levantar
La polémica vida de Michael Jackson
Cronología del rey del Pop año a año
Vea cómo se sigue la muerte de Michael Jackson en el canal de Twitter de eltiempo.com
Reacciones de celebridades y allegados en Estados Unidos
'Michael Jackson fue un músico excepcional' , Andrés Cabas
Hechos clave en la vida de Michael Jackson
Muere el rey pop, ahora nace la leyenda
A sus 50 años, Michael Jackson alistaba su regreso a los escenarios
En Facebook lloran la muerte del 'rey del pop', un grupo de padres la celebra
Así es el reporte de varios medios de comunicación frente a la muerte de Michael Jackson
Publique sus fotos y videos de los recuerdos, bailes e imitaciones de Michael Jackson
Discografía y canciones números uno con las que el rey del pop hizo historia
Quincy Jones, productor de 'Thriller' está 'devastado' por la muerte de Jackson
Foro: ¿Qué es lo que más recuerda de la carrera artística de Michael Jackson?
25 jun. 2009 0 comentarios

Notas en Clave Salsera

DO: Gran expectativa ha causado la presentación que esta noche tendrá en el estadio Tahuichi Aguilera de Santa Cruz, Bolivia, Marc Anthony. Se menciona que incluso habrán peruanos, chilenos y argentinos que han llegado a Bolivia para estar presentes lo mismo que bolivianos de muchas otras zonas del país.

RE: El Grupo Niche ya está de gira en Perú presentando sus nuevos cantantes. Ayer estuvo en el sureño puerto de Ilo y se anuncian una serie de presentaciones hasta los primeros días de Julio.

MI: Este domingo 28 se realizará el II Festival Internacional San Pedro 2009 en el Complejo Yahuar Huaca en el Callao. Las estrellas internacionales de la Salsa que estarán en la tarima serán el Cano Estremera, Grupo Niche, Roberto Blades y Ray Sepúlveda.

FA: Marlon está lanzando su tercer disco titulado Estoy en Pie, con la producción de Efraín “Junito” Dávila para la Universal. Lo más reciente del vocalista boricua fue su homenaje a Juan Luis Guerra que le ha abierto puertas en el mercado de América Latina

SOL: El 30 de junio se inaugura en el Museo Nacional de la Música de La Habana, Cuba, un ciclo dedicado a analizar la relación de Alejo Carpentier y la música cubana, en el que participarán Graziella Pogolotti, los compositores Roberto Valera y Juan Piñera, el ensayista y musicólogo Leonardo Acosta, el editor y también musicólogo Radamés Giro, la cantautora y escritora Marta Valdés, la investigadora Zoila Lapique y Jesús Gómez Cairo.
Desde muy joven Carpentier fue testigo del triunfo del son, el danzón y otros géneros de la Isla en Europa, al punto que sus crónicas resultan insustituibles para entender la internacionalización de figuras como Moisés Simmons, Rita Montaner y los hermanos Grenet. Para un hombre que afirmó que "todo suena en las Antillas", también "la única fuerza sonora que ha podido equipararse con la del jazz, en el siglo XX, es la de la música cubana".

LA: Caribe será la nueva colaboración entre el cineasta Fernando Trueba y el pianista dominicano Michel Camilo, que aparecerá en setiembre próximo tras el recordado documental «Calle 54», en el que Camilo participó junto a astros del latin-jazz como Chano Domínguez, Chucho y Bebo Valdés o Paquito D´Rivera. EL DVD se basa en un concierto que en 1994 dieron Camilo y su All Star New York Big Band en Altos de Chavón (República Dominicana).

SI: Este fin de semana la orquesta Sonido Latino y el vocalista nacional Pacho Hurtado recordarán a Héctor Lavoe, quien falleció un 29 de junio de hace 16 años. Los shows serán mañana viernes 26 en el Jazz Zone de Miraflores, el sábado 27 en La Discoteca La Ley del Callao y el domingo 28 en el Maracaná de Jesús María.
24 jun. 2009 0 comentarios

Pastorita tiene Guararey - Entrevista

Fuente: Juventud Rebelde Cuba

Pastorita tiene guararey conmigo / Yo no sé por qué será / Yo nunca le he hecho nada / Ella es mi amiga del alma/ La llevo con el corazón...

Probablemente a ningún cubano de cualquier época se le dificulte tararear este estribillo que en la década de 1970 del pasado siglo, Los Van Van de Juan Formel popularizaran entre los bailadores de Cuba y de los escenarios del mundo donde se presentaba la orquesta.

Al canturrear aquella tonada, puede que, pese a lo dicho y escrito más de una vez, muchos aquí y acullá, continúen acreditándole su autoría al maestro Formel, como, indistintamente, algunos sellos discográficos y medios de comunicación se la adjudicaran a este o a un prestigioso músico guantanamero llamado Pedro Speck, ya fallecido.

Incluso, no es de dudar que para algunos la mujer que inspiró esta pegajosa tonada sea obra del imaginario musical de la isla que ha convertido a muchas damas en leyenda como la mujer de Antonio, Chencha la Gambá, Rita la Caimana, La Mateodora...

Sin embargo, la pieza musical devenida himno allá por los 70, carga consigo una historia costumbrista cuya protagonista vive hasta nuestros días para contarnos cómo y en qué circunstancias, se convirtió en la musa inspiradora de ese tema, compuesto por el changüisero guantanamero Roberto Baute Sagarra, por desgracia, muerto ya.

Pastora Yuani Sayús se llama aquella mujer que hace más de 30 años recorrió el mundo en una canción, y quedó como la Longina, de Corona o la Yolanda, de Pablito, prendida en la memoria de la música popular cubana.

Hasta su casa, en la comunidad de Uveral, distante a 15 kilómetros de la ciudad de Guantánamo, fuimos al encuentro de Pastorita. Campechana, sonriente, de hablar pausado y claro, la morena anciana vive todavía con la nostalgia de cuando era una gran bailadora, y da por sentado en cada palabra su apego al tradicional ritmo campesino guantanamero, una de las variantes primarias del son.

—¿Cómo se siente, Pastorita?

—Si es de salud muy bien, aunque ya no veo, pero siempre con ganas de bailar changüí.

—¿Y en Uveral no tocan changüí?

—¡Que va, mijo!, por aquí no se oye eso, porque los jóvenes no están para esas cosas, no les interesa. Desde que vivo aquí yo nunca he oído una rumba.

—Cuando era joven, ¿cómo eran las fiestas de changüí?

—¡Lo más grande!, duraban días, se tocaba sin parar. En el tiempo de antes, el changüí sí era changüí, no como ahora que los rumbones son más módicos.

—Cuentan que fue una gran bailadora...

—¡Ay, la Pastorita de aquellos tiempos! Dondequiera que había una rumba ya fuera en El Sigual, Beltrán, Boquerón... en cualquier rincón de esas lomas de Yateras, donde nací y me crié, para allá iba; eso lo llevo en la sangre: mi madre, Leonor Sayús, era muy changüisera, aprendí a bailar con ella.

«Yo bailaba sin parar, cuando había fiesta ni comía ni dormía. Era una locura, mientras más bailaba, más ganas me daban de seguir. El hombre que bailaba conmigo no me soltaba.

—¿Por eso Roberto Baute Sagarra le dedicó la canción?

—él y yo teníamos una buena amistad. Nosotros íbamos a El Sigual, donde él vivía, y nos conocimos en las fiestas de changüí que se hacían allí, con el tiempo él se enamoró de mi hija Petronila, con la que tuvo dos niñas.

«En un inicio no estuve de acuerdo, porque él era casado y además le llevaba 20 años. Un día me fui a recoger café a Monte Verde, Yateras, y cuando regresé ya estaban de novios, no pude decirles nada, ambos eran adultos, pero eso me incomodó mucho, pues entonces, no estaba de acuerdo con su relación; pero eso fue al principio, después lo acepté.

«él compuso la canción para hacerme sentir bien, y con el tiempo me gustó tanto que la bailé muchísimo».


Pastora conserva una lucidez impresionante.

—Cuando en los años 70 la canción El Guararey de Pastora fue popularizada por Los Van Van, ¿qué pensó? ¿Cómo la acogió?

—Imagínate fue un asombro, porque aunque nadie me conocía, sabía que era yo. Bailé mucho con la canción desde que me la compuso Roberto Baute Sagarra.

—En la sentencia 336, del 14 de junio de 1976, del Tribunal provincial de Guantánamo, acerca de la autoría de El Guararey de Pastora, se alude a su testimonio, ¿qué usted dijo?

—Bastaron mis sinceras palabras: Si la escribió para mí, soy Pastorita, la del Guararey, cual otra puede ser la historia. Estoy convencida de que la canción es de Baute.

—¿Cómo recuerda a su yerno Baute?

—él era un negro alto, muy elegante, que halaba una guitarra endemoniada y con su pico de oro era capaz de seducir a cualquier mujer.

—¿Cómo ha recibido el homenaje durante el Festival? (de Changüí, recientemente finalizado)

—Estoy contenta y agradecida por este homenaje. Es bueno que se haga una fiesta de changüí como esta, y voy a disfrutarla como en mis mejores tiempos».

El mérito y las aclaraciones

El haber sacado del anonimato a esta guajira guantanamera afable, musa inspiradora del changüí más conocido en el mundo, se le debe al pretigioso periodista Pablo Soroa Fernández, hoy reportero de la AIN, quien mediante indagación propia, llegó hasta Pastora en 2003 y reveló su historia.

En cuanto al litigio al que se hizo referencia, no sería justo arrojar sombra sobre Pedro Speck, porque el fallo no lo favoreciera, como ha escrito el propio Soroa Fernández. «Resulta habitual entre profesionales de la música, obsequiarse composiciones. Por ejemplo, Barbarito Diez se enteró de que había compuesto el danzón Una noche tan linda, el día que Antonio María Romeu, hijo, le informó que la había inscrito a su nombre en el Registro de Autores.

El mexicano Carlos León puso letra a una partitura de José Antonio Méndez, y el cantante chileno Lucho Gatica la llevó al acetato con el título de Sufre más y con un tema diametralmente opuesto al que había concebido para ella El Ronco Prodigioso.

Speck y Roberto Baute eran buenos amigos, y en relación con El Guararey de Pastora pudo suceder entre ambos algo parecido», acota el reportero.

Respecto a Juan Formell, vale aclarar que en declaraciones que alguna vez hizo a la prensa, a las que estos reporteros accedimos, el insigne músico reconoció que en su trayectoria musical tuvo el privilegio de aprender a tocar changüí dentro de la orquesta del extinto maestro Elio Revé... luego «por los años 70, en una presentación, alternábamos con un grupo de Guantánamo y escuché las letras de aquella canción... me gustó mucho tanto el tema que anoté su letra y la traje en la memoria... Hice la orquestación y desde entonces está en el repertorio de Van Van en cada escenario de Cuba y el mundo».
23 jun. 2009 0 comentarios

A fin de mes Blades deja cargo ministerial pero seguirá promoviendo a Panamá

Fuente: EFE

El cantautor y ministro panameño de Turismo, Rubén Blades, dijo hoy que una vez que deje esta cartera, el próximo 1 de julio, retomará su carrera artística, aunque seguirá prestando su imagen para la promoción turística de Panamá.

Blades señaló a RPC Radio que continuará participando en la promoción del país y que ya ha filmado varios espacios de propaganda para que la nueva administración de la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP) los utilice.

El autor de "Pedro Navaja" indicó que ha realizado varios anuncios de promoción en distintos idiomas, como italiano, inglés, francés, español y alemán.

"Y eso se lo estoy dejando al siguiente administrador (ministro)" de la entidad, apuntó Blades, jefe de la cartera de Turismo desde 2004 en el Gobierno de Martín Torrijos, que finaliza su mandato al final de este mes.

También prometió su apoyo en las campañas para promover la industria turística panameña en América y Europa a Salomón Shamah, quien le sucederá el 1 de julio en la ATP,

Al margen de esto, el cantautor panameño dijo que cuando sale de Panamá, en cualquier condición que sea, siempre está representando a su país.

"Hablo bien de mi país, de mi pueblo, de mi gente y de nuestra capacidad, así que no necesito tampoco estar solamente como ministro para apoyar la imagen nuestra", dijo.

Igualmente, Blades afirmó que deja una entidad "organizada, con una meta y una visión clara, y con el tipo de instrumento que va a permitir que se desarrolle la actividad de una forma sostenible".

En septiembre de 2008, Rubén Blades lanzó la campaña "Panamá se queda en ti" para promover el turismo en el próximo quinquenio, con una inversión de 40 millones de dólares.

En estas cuñas publicitarias aparece Blades, el estelar lanzador de los Yanquis de Nueva York Mariano Rivera, el ex campeón mundial de boxeo Roberto Durán, el jinete retirado Laffit Pincay, el campeón mundial de salto largo Irving Saladino y la ex Miss Universo Justine Pasek.

Al asumir como ministro de Turismo, en 2004, Blades interrumpió su carrera en la música y el cine, y ahora retomará los proyectos que dejó pendiente hace cinco años, según expresó.

Explicó que una vez que deje el cargo, continuará trabajando en dos álbumes musicales, uno de ellos con canciones nuevas y originales que inició en 2003, en el que toca todos los instrumentos y que, según dijo, tiene que editar, pulir y presentar.

Además, tiene otro disco que sacará con el salsero puertorriqueño Cheo Feliciano, en el que este ya terminó su parte y solo queda por terminar la de Blades, que igualmente, reveló, ha recibido varias propuestas para series de televisión y cine.

Entre estas últimas figura un proyecto que dirigirá el panameño Luis Franco, titulado "El suspiro de la fea", en el que Rubén Blades figurará como productor y eventualmente como actor.

También tiene programada una gira con la agrupación "Seis del solar", a partir de agosto próximo, para celebrar los 25 años del álbum "Buscando América".

En julio pasado, la ATP organizó una gira por España, Italia y Holanda para promocionar a Panamá como sitio turístico, que incluyó varias presentaciones artísticas de Blades.
22 jun. 2009 0 comentarios

Se cerró Festival de Boleros en Santiago de Cuba... y el de Changüí en Guantánamo

Fuente: AIN Cuba

Con un gran concierto de la popular cantante cubana Omara Portuondo concluyó en la ciudad de Santiago de Cubael festival Boleros en Santiago, una cita que acogió a cultores del género de Cuba y de otras partes del mundo.

El Cine Cuba, ubicado en pleno corazón de la urbe, devino escenario para eternizar la vida del Bolero y recordar varios de sus exponentes como Benny Moré, Barbarito Diez, Ibrahím Ferrer, Vicentico Valdez y María Teresa Vera.

Portuondo acompañada de otros boleristas, interpretó lo mejor de su repertorio musical y puso a latir más fuerte los corazones de personas que se dieron cita allí, para despedir esta edición dedicada a la intérprete santiaguera Guadalupe Yolí Raymond, artísticamente conocida como La Lupe.

En el concierto participaron los cantantes cubanos Vania Sánchez, Yaima Sáez, Reynaldo Creach, José Armando Garzón y su ronda lírica, Alejando Almenares con la guitarra, y el joven trovador Raúl Verdecia entre otros.

Durante la actividad de cierre la cantante Gina León, recibió la Placa conmemorativa José María Heredia como justo reconocimiento a su destacada labor artística y otros fueron homenajeados por cumplir años de vida artística.

Este encuentro, que reunió a boleristas de Perú, Colombia, España, Venezuela, Cuba y de otras naciones, se extendió a comunidades y plazas santiagueras y devino espacio para la presentación de documentales y obras de teatro que inmortalizaron el bolero y la figura de José (Pepe) Sánchez.

En el festival se realizó un evento teórico que incluyó conferencias, paneles y charlas sobre la tradición y arraigo del Bolero y sus más genuinos intérpretes, en la actualidad paradigma para las nuevas generaciones que le cantan al cantan al amor y los sentimientos más puros. (AIN)


Diva del Buena Vista Social Club cerró en Santiago de Cuba XXI Festival Internacional de Boleros
Escrito por M.Sc. Miguel A. Gainza Chacón - Fuente: Sierra Maestra

Santiago de Cuba, junio 22.- El céntrico cine Cuba, en la calle Enramadas de esta ciudad, resultó pequeño nuevamente, para la velada que cerró ayer domingo el XXI Festival Internacional Boleros en Santiago.

La Diva del “Buena Vista Social Club”, Omara Portuondo, fue la protagonista de la jornada resumen del festival, durante la cual la famosa vocalista recibió una obra de arte del artista de la plástica Lincoln Camué.

Junto con la Portuondo estuvo un grupo de invitados que también cantaron boleros: María Julia, José Armando Garzón, Nancy Maura y otra estrella a la par del “Buena Vista Social Club” y la “Vieja Trova Santiaguera”: Reynaldo Creach, quien con sus 92 años mostró culaidades vocales inimaginables.

Organizado por la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) de Santiago de Cuba y las direcciones de Cultura y del Centro de la Música, en esta ciudad, el Festival Boleros en Santiago constituyó una reafirmación del género en el entorno donde nació a mediados del siglo XIX.

Desde el pasado 18 de junio y hasta ayer domingo, se sucedieron numerosas jornadas artísticas no solo con la participación de cantantes y músicos, sino de artistas de la plástica y el teatro, y estudiosos del bolero.

Precisamente, con mucho éxito finalizó el evento teórico sobre el género, que dirigido por José Julián Padilla, nieto del maestro Pepe Sánchez, creador en esta ciudad durante el siglo XIX del primero bolero cubano, se desarrolló en la sala Titón de la UNEAC.

Boleristas de Ecuador, Colombia, España, México y Cuba unieron sus talentos en este Festival y cumplieron un programa que incluyó presentaciones en cuatro barrios de la ciudad, centros de la Educación Superior como el Instituto Superior de Ciencias Médicas, poblados circundantes como El Cobre y El Cristo, y escenarios muy concurridos como los del cine Cuba, la Sala de Conciertos Dolores y el Teatro Martí.

En la calle San Miguel, en el centro en el reparto Portuondo, los vecinos acogieron a los boleristas Gladis Puente, Elsita Moreno, Noemí Rodríguez, Froilán Álvarez, Enrique Molina, Joel Leyva, el Dúo Melodía Cubana, Silvina Ortega y Marilis González, y al guitarrista Hermes Martínez.

En otros puntos de la ciudad honraron al bolero y al público santiaguero las actuaciones de María del Carmen González, Joel Leyva, Gladis Puente, Luis Magarola, Noemí Rodríguez y Froilán, de Cienfuegos; y el carismático José Alberto Tamayo, El Ruiseñor de la vecina ciudad de Bayamo. Encada velada un momento para recordar la memoria del bolerista santiaguero Santi Garay, recientemente fallecido de un accidente cerebrovascular.

El evento teórico en la Sala Titón de la UNEAC, estuvo dedicado a la memoria de Guadalupe Yoli, La Lupe, una carismátrica intérprete cubana, nacida en esta urbe, en el barrio de San Pedrito, quien aunque residía fuera de Cuba en el momento de su muerte, dejó huellas en su país natal, por la manera singular de cantar.

La Dra. Deysi Cué, la musicóloga Maritza Puig, Alicia Valdés, Noemí Rodríguez, Roberto García, de Puerto Rico; Gerardo Houdayer, Reynaldo Cedeño y el maestro José Julián Padilla intervinieron con ponencias y apreciaciones sobre el género y la intérprete La Lupe.

DE NUEVO LA LEÓN

La popular cantante Vania Borges monopolizó la simpatía del público en la Sala Dolores, primero, y luego junto con niños santiagueros quienes la acompañaron sobre el escenario del cine Cuba, de una forma especial: cantando boleros. Y lo hicieron magistralmente.

Y como novedad especial, la popularísima intérprete Gina León retomó su carrera profesional en Cuba, y lo hizo en esta edición del Festival de Boleros con un minirecital muy aplaudido en la Sala Dolores.

Otros vocalistas completaron los programas del Festival en la ciudad cuna del género: Anaís Abreu, Alejandro Almenares, el Dúo Cohíba, Chelli Romero, Zulema Iglesias, Marilis González, Altica Sánchez, Gricel Gómez, Miguel A. Jústiz, Liliam Prolong, Félix Limonta, Enrique Molina, Eva Griñán y Gabino Jardines, Las Divas, Yaíma Sáez, Camilo Mederos, Sixto Llorente y Lisbeth Castillo, además de Luis Heredia Payares, de Ecuador; Goyo Tabio, de Islas Canarias; Mario Bustillo, de Colombia; y otros artistas de Colombia y Perú.

“El Festival Boleros en Santiago en su edición 21 fue un éxito indiscutible y una muestra de hasta donde podemos llegar con nuestro bolero”, dijo el compositor de música popular Rodulfo Vaillant, presidente de la UNEAC en Santiago de Cuba.



Actualizando:

Concierto de Changüí se extendió durante 14 horas

Un concierto de Changüí, de 14 horas de duración, cerró con broche de oro el IV Festival Nacional de ese género musical nacido en el siglo XIX en las serranías de Guantánamo, extremo oriental de Cuba.

Una veintena de agrupaciones cultoras del ritmo, intervinieron en la descarga, que arrancó una hora antes de la media noche de este domingo y concluyó a la una de la tarde de hoy.

Las ocasionales lluvias de esta tarde impidieron que la sui géneris interpretación colectiva rebasara el récord del 25 de diciembre de 2005 -antepasada edición-, cuando similar número de conjuntos musicales tocaron el changüí más largo del mundo, durante 16 horas ininterrumpidas.

No obstante, en esta ocasión los músicos hicieron gala de sus habilidades con el tres, bongó y marímbula, instrumentos con que se ejecuta esa expresión músico bailable, preferida por el campesinado de la provincia, en especial el de los municipios de Yateras, El Salvador y Manuel Tames.

En la descarga sobresalieron, entre otros, los conjuntos guantanameros Celso y su Changüí, Ariel y su Mezclan, Morenos del Changüí, Joyas del Caribe, Nengón de Imías y el Changüí de Santiago de Cuba.

La doctora María Teresa Linares, afamada musicóloga cubana, Invitada de Honor al Festival, elogió la organización e importancia de la cita, y expresó que se despide esta vez de Guantánamo con la satisfacción de ver cómo ha crecido su música y cultura, y corroborar el clímax de calidad que experimenta el changüí.

Alabó la forma en que se baila en las peñas o descargas en Guantánamo y cómo se ejecuta y disfruta esta música, espontánea y saludable.

La especialista sugirió y brindó su apoyo para la preparación de un disco compacto y multimedia que represente a los cultores del género en la próxima Feria Internacional Cubadisco 2010, dedicada a la música campesina. (AIN)
21 jun. 2009 0 comentarios

Cheo Feliciano y don Prudencio

Fuente: El Nuevo Dia - Por: Jaime Torres Torres

En cada encuentro lo asalta la memoria de su padre caminando con su caja de herramientas desde su pequeña casa en la Calle Guadalupe hasta la Playa de Ponce.

Con lo poco que ganaba el carpintero Prudencio Feliciano, Cheo y su hermano Julito asistieron a la escuela.

A su esposa Chenchita tampoco le faltó nada, a pesar de la pobreza que, a mediados de la década del 50, estremecía a Puerto Rico.

“Era tan precaria la situación, que el viejo no tenía ni para pagar una guagua ni para ahorrar y tener el pedacito de pan en la mesa, que nunca nos faltó”, reveló Cheo sin reprimir el sentimiento.

Como un regalo de padres que jamás olvidará, Cheo lo visitó junto a esposa Cocó y sus nietos, biznietos y tataranietos.

Prudencio, de 100 años, reside en el barrio Cupey Alto de Río Piedras, atendido por las amas de llaves Natty y Raquel que lo alimentan y cuidan muy bien.

Sentado en su sillón de ruedas, con la pierna izquierda amputada a la altura de la rodilla, frágil y añejo, el semblante de don Prudencio se ilumina de alegría las veces que escucha la voz de Cheo.

Si hoy le canta a la vida, si sabe de música y le inspira al amor con tanto sentimiento es gracias a los valores que Prudencio forjó en su ser.

“Es un hombre que entregó su vida para educar a dos; a Julito y a mí, a fuerza de martillo, serrucho y mandarria bajo el sol de Puerto Rico; y a fuerza de cargar la caja de herramientas que pesaba más que él”, recordó Cheo.

A Prudencio, de la cría de su amigo Millito Navarro, “lo pusieron lindo” para la sorpresa reservada por su familia.

Nuevamente extrañó a su adorada esposa Chenchita. No entiende por qué ya no lo acompaña y se pregunta si, después de 69 años de unión, ya no lo quiere.

Cheo lo consoló recordándole que está enfermita y que, tarde o temprano, sus corazones se reencontrarán en el camino del amor que se juraron para toda la vida.

Aunque siempre ha disfrutado contando chistes subiditos de tono, esta vez Prudencio optó por observar y escuchar a sus seres queridos, con una sonrisa a flor de labios.

Sólo se quejó de que no le han recortado los pelos de las orejas y rápidamente Natty, a petición de Cheo, dijo que lo complacería.

Durante la década del 50, cuando residía en el Barrio Latino de Nueva York, Prudencio le dijo a Cocó que se aguzara con Cheo porque era “muy enamorado”.

La conquistó con el bolero “Como ríen” que Cheo compuso y grabó con Joe Cuba. Y en un amor para la historia, unieron sus vidas en 1958.

Frutos de su unión matrimonial son Michelle, Cheíto, Chegüito y Richie. Núcleo de vástagos ampliado con Alberto, jovencito que, el destino le reservó a Cheo.

El intérprete de “Amada mía” lo presentó como su hijo.

Hoy tiene 15 años y Cocó lo quiere. “En la vida Dios todo lo tiene programado. Sabía que en algún momento esto iba a pasar y que yo me enteraría. Cuando sucedió ya yo estaba en los caminos del Señor y pude bregar. De lo contrario, no porque yo era una mujer muy fuerte. Tuve un carácter volátil. Pero al mes le dije a Cheo: ‘lo debes traer para que conozca sus hermanos’”.

Cheo lo matriculó en unas clases de piano que Alberto no quiso continuar. Actualmente el chico practica el baloncesto. Y es parte de la familia Feliciano que, honrando su apellido, puede afirmar que es feliz.

Cocó lo atribuye a una bendición de Dios, que transforma corazones. Cheo la acompaña a la iglesia Sendero de la Cruz que pastorean Mauricio y Elizabeth Guidini.

“Cheo va conmigo, pero nunca se ha metido de lleno como yo, que llegué a discipular en casa”, dijo Cocó.

Julito, el hermano de Cheo, observaba sin articular palabras, como si grabara profundo en su ser cada segundo de la visita a don Prudencio.

La alegría fluía a raudales.

Cheo no reprimía las lágrimas de gozo por el milagro de un hogar unido. El tiempo, que no se detiene, es el peor antagonista de la familia. En 1953, según recordó, leyó el libro “1984” y aprendió una lección: vivir cada minuto a plenitud.

“Es importante celebrar cada segundo lo que es la familia porque el tiempo pasa muy rápido. En ese momento yo veía tan lejos el 1984 y aquí estamos en el 2009 y parece que fue ayer. Aprovechen cada segundo de sus hijos; los hijos de sus padres y los nietos de sus abuelos, con ese abrazo que es para siempre, que es esencia y se acaba pronto”.

José “Cheo” Feliciano se acercó a Prudencio y, recordando la composición “Juan Albañil” de Tite Curet Alonso, le susurró la letra que mejor describe al humilde y abnegado carpintero ponceño que, desde el andamio de la vida, construyó la casa de la felicidad.
0 comentarios

Para mi papá

Si de mamá tengo el recuerdo de haber escuchado por ella la primera canción de Salsa, de mi papá me viene la afición por coleccionar música.

La radiola Imperial de mi casa en los Barrios Altos estaba llena de long-plays y sencillos de 45 RPM que don Eduardo había comprado regularmente desde joven, aunque la Salsa no era su música favorita, ya que entre los discos predominaban la música criolla (Los Morochucos, Avilés, Cavero, Donayre y Eva Ayllón) y las colecciones (creo que completas) de Roberto Carlos y Julio Iglesias.

Fue él quien me llevó a las Galerías Boza (las recordadas Discotiendas de Héctor Roca) donde empecé a comprar mis primeros discos, tras haberle “expropiado” en mi cuarto de San Borja el medio ciento de LPs de Salsa que teníamos en la casa para las fiestas.

Así que entre todas las cosas que tengo que agradecerle a mi papá, una de ellas también es la curiosidad y afán que tiene todo coleccionista de música.

Ahora que además de Hijo también soy Padre, empiezo a descifrar las actitudes y preocupaciones que muchas veces uno no entiende de joven y entiendo también que, aún cuando los años avanzan y su salud no esté al 100%, mi papá nunca dejará de estar pendiente de sus hijos y nietas.

Hoy domingo 21 celebramos en el Perú el Día del Padre. Vaya nuestro saludos a todos los padres que visitan nuestro blog-emisora,.aunque espero que Ustedes entiendan que mi homenaje más especial esta mañana de domingo en Lima sea para don Pablo Eduardo Livia Robles.

¡Te amo Papá, Feliz Día del Padre!
Eduardo