6 nov. 2009

Mañana Lalo Rodríguez en Puerto Rico (y también en La Radio de El Salsero)


Mañana sábado 7 el gran Lalo Rodríguez realizará un concierto en Puerto Rico. Con tal motivo, Lalo será uno de los invitados en los fines de semana de La Radio de El Salsero.

Por el momento, reproducimos una nota del diario Primera Hora, con motivo del referido show a realizarse en el Anfiteatro Tito Puente.


Fuente: Primera Hora, Puerto Rico. Por: Frances Tirado

Ante la celebración de sus 35 años de trayectoria musical, el veterano salsero Lalo Rodríguez se siente en un renacer salpicado de “ansiedad y preocupación” debido a la preparación de su primer concierto masivo como artista.

Es irónico, pero nunca antes, el también compositor, había tenido la oportunidad de presentarse solito en tarima ante sus fieles seguidores, como lo concretará con su espectáculo 35 su música, 35 su historia, el sábado, 7 de noviembre, en el anfiteatro Tito Puente, a partir de las 6:00 de la tarde.

No había realizado antes un evento como el que ofrecerá este mes porque “en verdad no había ese ímpetu de hacer las cosas. Sólo he hecho las actividades de bailes normales, pero ahora lo que tenía dormido lo desperté otra vez, lo saqué pa’ fuera”.

“Me siento a veces sorprendido, y no es que esté negativo, sino que ha llegado bien rápido (las buenas oportunidades como su concierto y el poder cuidar de su salud)”, confiesa en entrevista con Primera Hora una de las voces más poderosas del género salsero.

Tanto así que el renombrado sonero lleva una dieta balanceada para que la calidad de sus cuerdas vocales no se afecte, logrando, dice, obtener “un dominio vocal que estoy ready para cantar ahora mismo (y ofrecer) el concierto”.

Más allá de su nerviosismo por su evento, Lalo Rodríguez además se siente más joven que nunca en sus cinco décadas de vida y en control total de su voz y su música.

“Me siento en pleno dominio de mis cuerdas vocales, porque en épocas pasadas me he sentido despojado (de mi talento) y ahora estoy en pleno dominio porque antes no me cuidaba y ahora lo hago con suplementos de vitaminas”, acota el solista que despuntó su carrera musical en 1974 en la orquesta de Eddie Palmieri al grabar el disco The Sun of Latin Music, que le mereció un Grammy.

El artista, quien reside hace 15 años en Orlando, Florida, y quien popularizara en los 80 el tema, Ven, devórame otra vez, de su álbum Un nuevo despertar, asegura que sus seguidores podrán disfrutar de un espectáculo completo que contará con un repertorio de 28 canciones.

Bajo la producción de Jesús Arce, el intérprete deleitará a su fanaticada salsera con líricas como Semillita de cultura, Se empeñan, Tristeza encantada, Perico Díaz, Virgencita de la mar y Francisco andante, entre otros. Además, tendrá como invitados a varios de sus colegas, como Luisito Carrión, Andy Montañez y Paquito Guzmán.

Con simpatía cuenta que antes pesaba 206 libras, por lo que está evitando volver a ese peso y lo que hace es que “he estado bregando y aguantando la boca con suplementos vitamínicos”.

Además, ha dejado el café porque padece de reflujo y acidez y reconoce que “eso es veneno para la garganta”.

Agradecido de “Ven, devórame otra vez”

Lalo Rodríguez se siente “contento” porque todavía “estoy alimentando a mis hijos y sobreviviendo” con el tema Ven, devórame otra vez que popularizara a finales de los 80.

“Dondequiera que voy, hay veces que lo tengo que cantar dos y tres veces. Y es el número más difícil de cantar de ese elepé (Un nuevo despertar)”.

Cuenta que con esa producción musical ganó tres premios Lo Nuestro y logró récord al estar 67 semanas consecutivas entre los primeros 10 temas de la radio y cuatro meses y medio número uno.

Le enorgullece, asimismo, que esta canción la hayan grabado varios artistas internacionales y de diferentes géneros musicales como el dúo español Azúcar Moreno.

Nunca olvidará el día que estuvo de invitado en el programa de la conductora española Concha Velasco en el que vocalizó Ven, devórame otra vez como parte del show.

Para su sorpresa, la gente tenía una rosa roja en la mano y fue acercándose hasta al frente de la tarima “ y era mucha gente y me tiraban la flor en los pies en la tarima. De momento, se hizo una alfombra de flores y yo y los coristas teníamos miedo de movernos para no pisarlas y no creyeran que le estábamos faltando el respeto, por lo que parecíamos tres soldaditos de plomo”.

Lo especial también de esa ocasión, agrega, es que su padre José Rodríguez, quien está vivo, lo acompañó a esa presentación en España.

Fácil vivir de la música

Para el sonero, es relativo si se vive o no de la música, máxime cuando la industria pasa por una transición ante el boom de la venta de música digital y la competencia en la red cibernética.

“Irónicamente, es la época en la que más discos se están vendiendo y la clave es la distribución, y si la distribución es mucho más amplia, hay mucho más volumen de venta, es lógico”, dice.

Agrega que “hoy por hoy se venden discos por Internet, en las botánicas, en las farmacias y hasta en los supermercados. Antes la distribución estaba más limitada y hoy por hoy está en todas partes y es una conexión mundial”.

Libre de drogas

Oriundo de Río Piedras, reitera que se encuentra “hace mucho tiempo” limpio de su adicción a las drogas y goza de buena salud luego de varias recaídas en su vida que casi lo destruyen.

Ubaldo Rodríguez Santos, su nombre de pila, asegura que se encuentra enfocado en su familia e hijos y su carrera, luego que se le hizo difícil salir de la esclavitud de las sustancias controladas.

Para el cantante, “el error más grande que ha tenido la sociedad al juzgar a la gente es que no han tomado (el problema de las drogas) como una enfermedad, como la diabetes o nervios. Al principio, a mí se me hizo difícil, no te lo voy a negar, y tuve mis recaídas”.

“Te puedo confesar que nunca, en los tiempos que tuve recaída o reincidencia, nunca fue ni parecido remotamente a como estuve en un momento determinado, que toqué fondo para morirme, para perder la mente...”, revela.

Por eso, a sus 51 años de vida se siente más joven, con su aura especial y con una paz increíble que describe como un regalo de Dios.

“Creo que Dios me está premiando todos los sinsabores y todas las amarguras que he pasado en todos estos años. Esa paz me hace sentir como que nada ha pasado conmigo nunca y siento que me están borrando el vídeo ese o como que me hicieron un delete (de su adicción)”, acota el salsero que de mil en cien, dice, se da su cervecita.

Además, asegura que superó su sentimiento de culpa y rescató su autoestima, lo que lo ayudó a recuperarse completamente de su adicción.

Comments (0)