9 sept. 2009

Se viene la Mario Ortiz All Stars Band


Fuente: Primera Hora, Puerto Rico. Por: Amary Santiago Torres

El fenecido músico Mario Ortiz les abrió las puertas del mundo artístico a figuras como el salsero Gilberto Santa Rosa. Sus aportaciones como director musical, instrumentista y arreglista marcaron las carreras de muchos artistas, quienes no tuvieron reparos en donar su talento para la realización del álbum Mario Ortiz All Star Band, como tributo a sus 45 años de trayectoria.

Mario Ortiz, hijo, convocó a músicos y cantantes que compartieron con su padre en momentos en que la salsa se encontraba en todo su apogeo en las décadas de 1960 y 1970.

El también músico logró reunir en esta producción discográfica a Cheo Feliciano, Tony Vega, Gilberto Santa Rosa, Ismael Miranda, Richie Ray, Bobby Cruz, Roberto Roena, Andy Montañez, Elías Lopés y otros.

“Grabamos un disco tributo, basado en la orquesta de 1963 de mi padre. Todo el mundo me decía que este grupo estaba adelantado a su tiempo. Hace un tiempo, Gilberto me regaló el elepé On the Road (primer disco de la orquesta), y eso me inspiró a hacer el disco. A la primera persona que llamé fue Elías Lopés y me dijo que llamara a todo el mundo y que me sorprendería. Y así fue, porque todo el mundo estuvo dispuesto”, explicó Mario Ortiz, hijo, en conferencia de prensa, a la que asistió una veintena de artistas que recordó las épocas de los años 60 y 70.

El creador del proyecto adelantó que el disco contiene 16 temas y una introducción en la que se plasma la música original de All Star Band, que se convirtió en la primera orquesta puertorriqueña en tocar en El Palladium, en Nueva York, donde actuaban figuras de la talla de Tito Puente, Tito Rodríguez y Frank “Machito” Grillo.

Mencionó que en el último tema del disco, El Cid, “tocó” la trompeta con su papá gracias a los avances tecnológicos.

El director musical Elías Lopés y los cantantes Gilberto Santa Rosa y Cheo Feliciano coincidieron en que esta producción sirvió de pretexto para rememorar anécdotas que vivieron junto con el músico, quien murió el 4 de noviembre de 1999.

“Él ha sido el único artista que he visto haciendo arreglos sin piano y escuchando otra música por otro lado. Tenía la virtud de concentrarse y sacar algo bien adelantado”, dijo, por su parte, Elías Lopés.

“Tuve la dicha de conocer a Mario por un tiempo amplio, porque él y Marito me recogían para ir a la escuela. Siempre he dicho que es mi papá en la música… Me decía que estudiara, porque la música era un hobby, pero cuando se dio cuenta de mi interés, me dio esa primera oportunidad”, comentó El Caballero de la Salsa, al agregar que Mario Ortiz “era un músico fuera de serie y representa el corazón de la carrera de muchos de nosotros”.

Mario Ortiz All Star Band incluye temas como Chinita, con Gilberto Santa Rosa; Se acabó el bembé, con Ismael Miranda; Rumberito, con Bobby Cruz y Roberto Roena, y otros.






Fuente: Primera Hora, Puerto Rico. Por Jaime Torres Torres

A los 64 años el trompetista Mario Ortiz era un hombre rebosante de salud y vida. La muerte lo sorprendió el 4 de noviembre de 1999.

Así descendió el telón de una de las trayectorias más brillantes en la salsa y el jazz puertorriqueño.

A su velorio asistieron prácticamente todos los músicos del País para despedirse del virtuoso trompetista, consumado arreglista y experimentado director orquestal.

Su hijo Mario Jr. heredó parte de sus arreglos porque el maestro era tan generoso que regalaba su música a sus amigos y colegas. Para rescatar su memoria en el décimo aniversario de su fallecimiento, Mario Jr. celebra la contribución de su padre a la salsa y el jazz latino con la histórica grabación “Tribute”.

“Me dio con transcribir los arreglos que no tenía y así confirmé lo que decían los músicos en el velorio en términos de que su música estaba adelantada a su tiempo. Con la ayuda de Lenny Prieto, Ernesto Sánchez y Tito Rivera pude descifrar lo que papi hizo en términos armónicos y rítmicos”, dijo Mario Jr.

En “Tribute” Mario Jr. grabó sin alteraciones las orquestaciones y arreglos de “A quitarse”, “Yaré yaré”, “Chinita”, “Move”, “Se acabó el bembé”, “Mambo infierno”, “Güiro y pandereta”, “El soplo”, “Rumberito”, “Que bonito es Puerto Rico”, “Maina” y otras.

“Lo que hice para que sonaran más actualizadas armónicamente fue extender la duración con más participación de los cantantes y con solos y moñas adicionales”, explicó.

Acuñando el nombre “All Star Band”, como se conoció la agrupación de su padre durante la década del 60, Mario Jr. reunió a un núcleo de los soneros e instrumentistas más respetados de la salsa.

En “Tribute”, con toda posibilidad el disco de música afroantillana del año, unieron sus talentos Cheo Feliciano, Andy Montañez, Gilberto Santa Rosa, Ismael Miranda, Adalberto Santiago, Tony Vega, Chico Rivera, Pedro Brull, Tito Allen, Primi Cruz, Anthony Cruz, Ismaelito Rivera y Bobby Cruz.

Y, representando a los músicos, reclutó como solistas a Papo Lucca, Bobby Valentín, Richie Ray, Elías Lopés, Roberto Roena y otros.

Ninguno de los artistas cobró, por su respeto a la memoria de Mario y en reciprocidad a su amistad.

“Es increíble. A Elías fue el primero que le dije que hiciéramos esto. Estaba tan contento que me sugirió que llamara a todos los que conocieron a Mario. Y Gilbertito rápido me dijo que sí porque su primera grabación fue con papi”.

La presentación de “Tribute”, en honor del cuadragésimo quinto aniversario de la fundación del All Stars Band, se celebró ayer en el Restaurante Alquimia Bistro en el Condado.

El álbum, una producción de Zamora Music Group, será distribuido por Sony Music. El primer sencillo se titula “Chinita” y lo interpreta Gilberto Santa Rosa.

“Sony se interesa en mi proyecto porque Gilbertito intercedió a mi favor. El deseaba sacarlo con su sello Camínalo, pero pensó que tendría más posibilidades con una multinacional”.

Comments (0)