21 jun. 2009

Para mi papá

Si de mamá tengo el recuerdo de haber escuchado por ella la primera canción de Salsa, de mi papá me viene la afición por coleccionar música.

La radiola Imperial de mi casa en los Barrios Altos estaba llena de long-plays y sencillos de 45 RPM que don Eduardo había comprado regularmente desde joven, aunque la Salsa no era su música favorita, ya que entre los discos predominaban la música criolla (Los Morochucos, Avilés, Cavero, Donayre y Eva Ayllón) y las colecciones (creo que completas) de Roberto Carlos y Julio Iglesias.

Fue él quien me llevó a las Galerías Boza (las recordadas Discotiendas de Héctor Roca) donde empecé a comprar mis primeros discos, tras haberle “expropiado” en mi cuarto de San Borja el medio ciento de LPs de Salsa que teníamos en la casa para las fiestas.

Así que entre todas las cosas que tengo que agradecerle a mi papá, una de ellas también es la curiosidad y afán que tiene todo coleccionista de música.

Ahora que además de Hijo también soy Padre, empiezo a descifrar las actitudes y preocupaciones que muchas veces uno no entiende de joven y entiendo también que, aún cuando los años avanzan y su salud no esté al 100%, mi papá nunca dejará de estar pendiente de sus hijos y nietas.

Hoy domingo 21 celebramos en el Perú el Día del Padre. Vaya nuestro saludos a todos los padres que visitan nuestro blog-emisora,.aunque espero que Ustedes entiendan que mi homenaje más especial esta mañana de domingo en Lima sea para don Pablo Eduardo Livia Robles.

¡Te amo Papá, Feliz Día del Padre!
Eduardo

Comments (0)